Camote: producción y exportación

    1. Introducción
    2. Descripción
    3. Variedades de camote exportables liberadas por el INIEA
    4. Producción del camote
    5. Exportación del camote
    6. Recomendaciones generales, para la siembra de camote para el mercado interno y exportación
    7. Conclusiones

    INTRODUCCIÓN

    El camote es un cultivo asociado con la agricultura de subsistencia: no tiene altos costos por insumos, es apropiado para pequeñas extensiones, soporta condiciones marginales y, en términos generales, su rendimiento es aceptable. El Perú tiene la productividad más alta de la región: 16 toneladas por hectárea; sin embargo, no somos el primer productor en América Latina: nos anteceden Brasil y Argentina.

    En el país se producen anualmente más de 230 mil toneladas de camote en casi 15,000 hectáreas. Lima (donde se cultivan las variedades amarillo y morado) es el principal productor: representa el 70% de la producción y el 40% de la superficie, destacando los valles de Cañete y Huaral.

    1. DESCRIPCIÓN

    El Perú posee la mayor diversidad de variedades de camote del mundo, y crece en nuestro país desde hace 10 mil años, al igual que en Centroamérica. El agricultor peruano puede cultivarlo casi todos los días del año y crece en toda la a Costa, aunque la mayor zona productora de camote en el país se concentra en Lima, siendo Huaraz y Cañete las más representativas, aportando al mercado unas 120 mil toneladas métricas anuales.

    Son productores también los valles del norte chico como Huacho, Barranca y Pativilca, quienes tienen una menor superficie de siembra con 1,000 hectáreas, lo cual significa alrededor de 12 mil toneladas para los de Lima.

    En los valles costeros de Ancash se cultiva aproximadamente 1,500 hectáreas que aportan al mercado 24 mil toneladas anuales; los valles de Lambayeque y La Libertad registran 2,300 hectáreas, con un aporte de 25 mil toneladas para el mercado regional del norte. En el sur, los departamentos de Ica y Arequipa producen un total 1000 hectáreas, que significa una producción de 16 mil toneladas métricas.

    El camote tiene bajos costos de producción. Un agricultor invierte alrededor de los S/. 0,12 por kilo producido, y el costo de la mano de obra (S/. 15,00 por jornal), montos que convierten al cultivo en altamente competitivo frente a los costos de producción de los Estados Unidos (que en algunos casos llega a superar 10 veces más de nuestros costos). Ello convierte a nuestro camote en un producto altamente competitivo para la exportación.

    El Perú produce anualmente 12 mil 250 toneladas camote, destinado para el mercado interno; también es destinado para actividades de transformación como harina, almidón y fritura.

    En el mercado de las exportaciones los países nórdicos de Europa y Canadá importan anualmente 30 mil toneladas, de Israel, África, UEA y otros países.

    Actualmente, el camote peruano tiene como sus principales al Reino Unido, Bélgica y Holanda, y llega gracias a la privada (ATOS S.A. y American Exporters); sin embargo solo el 15% las raíces tuberosas, en las cosechas de la variedad INA 100-INIA posee calidad exportable; limitando los volúmenes de exportables. No obstante, el INIEA estudia el desarrollo de una nueva variedad de camote de alta calidad exportable, lo cual toma de tres a cuatro años aproximadamente.

    Las exportaciones de camote en el Perú también generan un alto uso de mano de obra sobre todo femenina, y sólo para llenar un contenedor se requiere de 180 jornales, desde la siembra hasta el empaque.

    La cadena productiva del camote involucra a más de 10 mil unidades agrícolas, conformadas por pequeños agricultores parceleros, que generan un millón 440 mil jornales de los cuales 504 mil corresponde a mano de obra femenina.

    A comer camote

    Es un producto altamente nutritivo, de bajo costo y una alternativa para la alimentación por su valioso contenido de carbohidratos (de 113 a 123 calorías por cada 100 grs. de camote), proteínas (de 1,3 a 1,8 grs. por cada 100 grs. de camote) y caroteno (de 0,048 a 0,084 mg de Beta Caroteno por cada 100 grs. de camote), necesarios para el normal desarrollo de los niños, especialmente, sería para los menores de 5 años, cuyo índice de desnutrición crónica supera el 26% y uno de cada dos de ellos sufre de anemia.

    Además tiene un contenido importante de vitamina C (17 mg/100g.), potasio (200 a 300 mg/100g.), hierro (0,7 mg/100g) y calcio (32 mg/100g).

    Lamentablemente, su consumo cápita no supera los 7 kilos por año, ello porque existe un desconocimiento de la existencia de como el camote con altos contenidos nutricionales y de bajo costo económico que refuerzan la alimentación diaria familiar.

    Sus hojas y follajes, además, son un elemento importante para la alimentación del ganado vacuno lechero, pues su alto contenido de proteínas (16%) similar a la alfalfa hace que sea un alimento que estimula la producción de leche.

    De otro lado, el follaje del camote, por su bajo costo y por estimular la producción de leche, es utilizado con éxito en la alimentación animal; sólo en el valle de Cañete hay una población de más de 25 mil cabezas de ganado vacuno (según censo de vacunación del SENASA), que se alimenta con este follaje.




    Alternativa para la protección ambiental

    Consumiendo camote se puede combatir no sólo la desnutrición sino también la pobreza. Este producto no se limita a ser una planta alimenticia sino que también juega un rol importante en la industria, como en la producción de almidón, harina, caramelos y alcohol.

    Es interesante destacar el trabajo que realiza con el camote la japonesa Toyota utilizándolo como materia prima para la producción de plásticos biodegradables, en sustitución de plásticos de petróleo no degradables, y en la fabricación de autopartes de automóviles, estimándose que se requerirán 20 millones de toneladas de este producto al año.

    Y es que los desechos de material plástico no se degradan ni en mil años y anualmente estos desechos causan la muerte de peces, aves y mamíferos marinos, las mismas que se descomponen, más no el plástico que les causa a muerte.

    2. VARIEDADES DE CAMOTE EXPORTABLES LIBERADAS POR EL INIEA

    Imperial-INIA: Camote no dulce, liberado oficialmente por el INIA en el año 1997 en el valle de Cañete. Esta variedad se caracteriza por su color crema tanto en piel y pulpa, tiene un alto contenido de materia seca (28%) y de almidón (19%), con un rendimiento mayor a 30 t/ha. Es utilizado para la producción de almidón.

    INIA 100- INIA: Esta variedad es la más difundida en los valles de la costa central y norte. Es un camote amarillo de color de piel y pulpa naranja intenso. 100 gramos de este camote fresco contiene 3 mil 880 microgramos de beta caroteno, constituyendo un aporte importante de vitamina A. Cuenta actualmente con una superficie cultivada de más de 5 mil hectáreas. Esta variedad es potencialmente exportable para consumo directo, sin embargo debido a sus características, fue aceptada desde el año 2002, para el mercado de las exportaciones. La demanda de los países europeos es de 12,000 toneladas anuales todo el año; y con el propósito de incrementar el consumo interno de estas variedades ricas en betacaroteno y las exportaciones, se requieren variedades de alta calidad exportable, y tolerancia a factores bióticos.

    En la Región norte esta variedad, tiene un buen comportamiento, por el nivel bajo de plagas y enfermedades y clima adecuado, con la cosecha de solo 1.5 ha, es posible completar 20 toneladas de camote exportable (siendo una alternativa para reducir áreas arroceras y evitar la sobreproducción); en cambio en la costa central la época cálida se logra completar 20 toneladas de camote exportable (un contenedor) con la cosecha de 6 ha de este cultivo.

    INIA 306-HUAMBACHERO: Variedad de camote generado por el INIA, procedente de una colección de genotipos nativos y colectados en 1995; el color de piel es morado oscuro y el color de pulpa es naranja clara, tiene un alto potencial de rendimiento, llegando a rendir hasta 35 t/ha, de alta calidad comercial y culinaria. Actualmente la superficie cultivada es de 3 mil 500 has., está dirigida tanto para el consumo directo como para su procesamiento para la industria del almidón.

    3. PRODUCCIÓN DEL CAMOTE

    El Perú posee la mayor diversidad de variedades de camote del mundo, y crece en nuestro país desde hace 10 mil años, al igual que en Centroamérica. El agricultor peruano puede cultivarlo casi todos los días del año. En el Perú, el camote se siembra en la costa, selva y valles interandinos ubicados entre 20 y 2000 metros sobre el nivel del mar. En estos últimos años, el área sembrada con este cultivo oscila entre 12, 000 a 14,000 hectáreas (10 mil unidades agrícolas), con un volumen de producción de 190 mil a 224 mil toneladas (0.3% del valor bruto de producción agrícola) y un rendimiento promedio de 16 t/ha.

    Según registro de estadísticas, la mayor zona de producción de camote en el país es el departamento de Lima, en donde se concentra el 70% de la superficie cultivada; siendo las provincias de Huaral (800 ha) y Cañete (3,500 ha), las principales zonas productoras de camote; las cuales ofertan al mercado capitalino 120 mil toneladas métricas anuales. Los valles del norte chico Huacho, Barrranca y Pativilca, poseen menor superficie de siembra (700 ha) y aportan alrededor 12 mil TM para los de Lima.

    Los valles costeros de Ancash, cultivan aproximadamente 1,500 hectáreas que aportan al mercado capitalino 24 mil TM. Anuales. En cambio, los valles costeros de los departamentos de Lambayeque y la Libertad registran una superficie de siembra de 2,300 ha, las cuales aportan 25 mil TM al mercado regional del norte. En los valles de Ica y Arequipa cultivan 1000 ha, las cuales producen 16 mil TM.

    Zonas productoras de Camote

    PRODUCCIÓN ANUAL DE CAMOTE PERUANO

    FUENTE: Instituto Nacional de Estadística e Informática

    En el Perú no se le ha dado la importancia que se merece el camote, hasta no hace mucho su uso era destinado mayormente para comida de . Pero se inicio una campaña en los programas periodísticos donde se explicaba sus propiedades alimenticias en cuanto a nutrición, además de su bajo costo. El consumo per cápita anual es de 4.363Kg.

    Cultivo de camote y costos de producción.

    El periodo vegetativo del camote es de 120 a 125 días, este necesita francos o suelos sueltos para su buen crecimiento a condiciones de 18 a 22 grados centígrados, su costo de producción total esta entre 600 a 700 $/Hectárea, entre los fertilizantes necesarios tenemos 60kg de nitrógeno, 40kg de fósforo, 40kg de potasio por hectárea. Para su riego se necesita entre 7000 a 8000 m3/hectárea.

    El camote tiene bajos costos de producción. Un agricultor invierte alrededor de los S/. 0,12 por kilo producido, y el costo de la mano de obra (S/. 15,00 por jornal), montos que convierten al cultivo en altamente competitivo frente a los costos de producción de los Estados Unidos (que en algunos casos llega a superar 10 veces más de nuestros costos). Ello convierte a nuestro camote en un producto altamente competitivo para la exportación.

    4. EXPORTACIÓN DEL CAMOTE

    La exportación de camote fresco, en pequeños volúmenes de la variedad INA 100-INIA a Inglaterra y Francia. Del año 2002 a mayo 2003 se exportaron 400 t de camote a través de la ATHOS S.A. y American Exporters EIRL. Esta actividad tiene aún restricciones por la falta de variedades con características que el mercado externo requiere. Canadá y los países nórdicos de Europa, tienen una demanda potencial de 125,000 toneladas anuales e importan entre 30 mil y 40 mil toneladas anuales, de los Estados Unidos, Israel, España y África. El Perú posee ventajas comparativas frente a los países vecinos, ya que puede producir camote durante todo el año y a bajo costo. En la actualidad, nuestra capacidad de abastecimiento para el mercado de exportación es de 333 toneladas mensuales (4,000 toneladas anuales), que representan el 10% de la demanda internacional. El mercado externo requiere variedades de color de piel rojo claro y naranja y pulpa color naranja y amarillo. El mercado interno demanda variedades de piel y pulpa color naranja, y variedades de piel morada con pulpa naranja o amarilla.

    El rendimiento promedio nacional aún se considera bajo sí se compara con el promedio de otros países como Estados Unidos y Japón que alcanzan 24 t/ha. Esta menor productividad es consecuencia principalmente de la incidencia de enfermedades virales (por el inadecuado uso de los "esquejes-semilla"), del ataque del nematodo de nódulo de la raíz, de insectos aradores y del gorgojo de la raíz. Estos problemas ocasionan la pérdida de la productividad de las variedades y como consecuencia, la reducción de los rendimientos hasta en 60%, con pérdida de la calidad comercial del producto. La falta de cultivares con resistencia genética a los factores bióticos, y con calidad para procesamiento y exportación, limitan significativamente la producción y rentabilidad de esta especie.

    Las exportaciones de camote en el Perú también generan un alto uso de mano de obra sobre todo femenina, y sólo para llenar un contenedor se requiere de 180 jornales, desde la siembra hasta el empaque.

    La cadena productiva del camote involucra a más de 10 mil unidades agrícolas, conformadas por pequeños agricultores parceleros, que generan un millón 440 mil jornales de los cuales 504 mil corresponde a mano de obra femenina.

    Actualmente, el camote peruano tiene como sus principales al Reino Unido, Bélgica y Holanda, y llega gracias a la privada (ATOS S.A. y American Exporters); sin embargo solo el 15% las raíces tuberosas, en las cosechas de la variedad INA 100-INIA posee calidad exportable; limitando los volúmenes de exportables. No obstante, el INIEA estudia el desarrollo de una nueva variedad de camote de alta calidad exportable, lo cual toma de tres a cuatro años aproximadamente.

    Precio en el mercado peruano.

    Si comparamos el precio del camote al consumidor con respecto a los anteriores años, se ha incrementado notablemente, pero gracias al proyecto camote, se podrá mejorar no solo la calidad del producto, sino también su rendimiento en el cultivo.

    FUENTE: Ministerio de Agricultura

    El Camote como bien sustituto

    Entre las raíces y tubérculos más importantes en el Perú tenemos a la yuca, papa, camote, pero el camote posee mejores beneficios en cuanto a vitaminas y proteínas, sin desacreditar su precio, pues frente a los demás es mas bajo.

    5. RECOMENDACIONES GENERALES, PARA LA SIEMBRA DE CAMOTE

    PARA EL MERCADO INTERNO Y EXPORTACIÓN

    INFORMACIÓN GENERAL:

    Variedades de camote

    Cultivar : INA 100-INIA.

    Tipo : Amarillo

    Color piel y pulpa : Naranja intenso.

    Propagación : Vegetativa.

    Tipo de Riego : Tradicional

    Período vegetativo : 3.5 a 4.5 meses

    Clima : Desde 18 a 30°C.

    Destino : Consumo interno y exportación.

    Cultivar : Beauregard.

    Tipo : Amarillo

    Color piel y pulpa : Rojo claro y Naranja.

    Propagación : Vegetativa.

    Tipo de Riego : Tradicional

    Período vegetativo : 4a 4.5 meses

    Clima : Desde 18 a 30°C.

    Destino : Consumo interno y exportación

    INIA 306 HUAMBACHERO

    Variedad tipo morado, liberado en el valle de Cañete el año 2001, desplazo a las variedades tradicionales moradas como Morado Milagroso, Morado Limeño, Mariangola, Oreja de Galgo Ampliamente sembrado en los valles de la costa central y norte chico. Variedad de color de piel morado oscuro y pulpa naranja, raíces tuberosas de forma elíptica, superficie de la piel uniforme que le da calidad comercial, su rendimiento promedio es de 35 t/ha, por su alto contenido de materia seca es comercializado en los departamentos de la sierra y países vecinos.

    CONCLUSIONES

    El Camote contribuye a la seguridad alimentaria de los pequeños agricultores y demás habitantes, su flexibilidad en sistemas agrícolas mixtos y sus usos finales hacen de ellos un componente importante de una estrategia para mejorar el bienestar de los pobres rurales y vincular a los pequeños productores con los .

    El camote encara problemas principalmente por el lado de la demanda. En este caso, los menores costos, la mejor calidad, apropiada disponibilidad del material fresco y más eficiencia en las pequeñas agrarias pueden ayudar a los productores a explotar la demanda latente de este cultivo para forraje y productos alimenticios procesados.

    Se necesitan políticas apropiadas para asegurar que la producción ambientalmente sana de un rango diversificado de productos de raíces y tubérculos para comida, forraje e industria de alta calidad y competitividad ayuden a erradicar la pobreza, aseguren el acceso a alimentación adecuada y mejoren los ingresos. Quienes tienen poder de decisión política pueden ayudar en estos esfuerzos mediante, por ejemplo, la eliminación de las tasas de cambio sobrevaluadas, de los subsidios a los sustitutos importados y de las distorsiones políticas que promueven el uso inapropiado de pesticidas y fertilizantes en las raíces y tubérculos.

     

     

     

    Autor:

    Carla Katherine Delgado Garayar

    kattyamor12[arroba]hotmail.com

    País: Perú

    Ciudad: Lima

    Centro de Estudios: Universidad de San Martín de Porres

    Facultad: Ciencias Administrativas y RR.HH.

    Profesor: Jorge Cordova

    Curso: Microeconomia



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Camote: producción y exportación

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    14 + 1 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.