Cultura Organizacional: Nueva tendencia de la gerencia de recursos humanos hacia la competitividad

    1. Introducción
    2. Cultura Organizacional
    3. La Cultura y el impacto de la tecnología en la gestión de Recursos Humanos
    4. Algunas consideraciones sobre el tema en la Oficina Nacional de Administración Tributaria de Villa Clara
    5. Conclusiones
    6. Recomendaciones
    7. Bibliografía
    8. Anexos

    Introducción

    En la mediada que avanza el siglo XXI, varias tendencias económicas y demográficas están causando un gran impacto en la cultura organizacional. Estas nuevas tendencias y los cambios dinámicos hacen que las organizaciones y las instituciones tanto públicas, como privadas se debatan en la urgente necesidad de orientarse hacia los avances tecnológicos. Los hechos han dejado de tener sólo relevancia local y han pasado a tener como referencia el mundo. Los países y las regiones colapsan cuando los esquemas de referencia se tornan obsoletos y pierden validez ante las nuevas realidades.

    Desde la perspectiva más general, la globalización, la apertura económica, la competitividad son fenómenos nuevos a los que se tienen que enfrentar las organizaciones. En la medida que la competitividad sea un elemento fundamental en el éxito de toda organización, los gerentes o líderes harán más esfuerzos para alcanzar altos niveles de productividad y eficiencia.

    Ciertamente, la cultura organizacional sirve de marco de referencia a los miembros de la organización y da las pautas acerca de cómo las personas deben conducirse en ésta. En muchas ocasiones la cultura es tan evidente que se puede ver que la conducta de la gente cambia en el momento en que traspasa las puertas de la .

    Desde un punto de vista general, podría decirse que las organizaciones comprometidas con el éxito están abiertas a un constante aprendizaje. Esto implica generar condiciones para mantener en un aprendizaje continuo y enmarcarlas como el activo fundamental de la organización.

    Hoy en día es necesario que las organizaciones diseñen estructuras más flexibles al cambio y que este cambio se produzca como consecuencia del aprendizaje de sus miembros. Esto implica generar condiciones para promover equipos de alto desempeño, entendiendo que el aprendizaje en equipo implica generar valor al trabajo y más adaptabilidad al cambio con una amplia visión hacia la innovación.

    Si bien es cierto, que han sido muchos los esfuerzos de transformación que han fracasado en las instituciones tanto públicas como privadas, no es menos cierto, que la falta de planificación y liderazgo en esas organizaciones ha generado el deterioro en sus funciones.

    Mediante los procesos de transformación organizacional, algunos gerentes han eludido aspectos coyunturales como la cultura organizacional, se ha interpretado muy superficialmente el rol del líder dentro de un proceso de cambio, se ha ignorado lo importante y estratégico que constituye el hecho que: si no hay una visión compartida, nunca se generará la suficiente energía y significado que movilice a la organización y a su recurso humano en el proceso de cambio.

    Los objetivos de esta revisión documental son los siguientes:

    Objetivo General

    • Identificar la cultura organizacional como ventaja competitiva de la gestión de recursos humanos.

    Objetivos Específicos

    • Destacar la importancia de la cultura organizacional en la gestión de de la organización.

    • Señalar la importancia de la cultura organizacional en las instituciones que estén dispuestas a cambiar.

    • Enfocar la gestión de como apoyo al cambio estratégico.

    • Realizar algunas consideraciones sobre el tema en la ONAT provincial de Villa Clara.

    Cultura Organizacional

    Las organizaciones tienen una finalidad, objetivos de supervivencia; pasan por ciclos de vida y enfrentan problemas de crecimiento. Tienen una personalidad, una necesidad, un carácter y se les considera como micro sociedades que tienen sus procesos de socialización, sus normas y su propia historia. Todo esto está relacionado con la cultura.

    El concepto de cultura es nuevo en cuanto a su aplicación a la gestión empresarial. Es una nueva óptica que permite a la gerencia comprender y mejorar las organizaciones.

    Al revisar todo lo concerniente a la cultura, se encontró que la mayoría de los autores consultados coinciden cuando relacionan la cultura organizacional, tanto con las ciencias sociales como con las ciencias de la conducta.

    Por otra parte, se encontró que las definiciones de cultura están identificadas con los sistemas dinámicos de la organización, ya que los valores pueden ser modificados, como efecto del aprendizaje continuo de los individuos; además le dan importancia a los procesos de sensibilización al cambio como parte puntual de la cultura organizacional.




    A través del conjunto de creencias y valores compartidos por los miembros de la organización, la cultura existe a un alto nivel de abstracción y se caracteriza porque condicionan el comportamiento de la organización, haciendo racional muchas actitudes que unen a la gente, condicionando su modo de pensar, sentir y actuar.

    Desde un punto de vista más general, la cultura se fundamenta en los valores, las creencias y los principios que constituyen los cimientos del sistema gerencial de una organización, así como también al conjunto de procedimientos y conductas gerenciales que sirven de ejemplo y refuerzan esos principios básicos.

    La cultura vive en la organización. Además demuestra que la cultura funciona como un sistema o proceso. Es por ello, que la cultura no sólo incluye valores, actitudes y comportamiento, sino también, las consecuencias dirigidas hacia esa actividad, tales como la visión, las estrategias y las acciones, que en conjunto funcionan como sistema dinámico.

    Importancia de la Cultura Organizacional.

    La cultura organizacional es la médula de la organización que está presente en todas las funciones y acciones que realizan todos sus miembros. La cultura nace en la sociedad, se administra mediante los recursos que la sociedad le proporciona y representa un activo factor que fomenta el desenvolvimiento de esa sociedad.

    La cultura determina la forma como funciona una , ésta se refleja en las estrategias, estructuras y sistemas. Es la fuente invisible donde la visión adquieren su guía de acción. El éxito de los proyectos de transformación depende del talento y de la aptitud de la gerencia para cambiar la cultura de la organización de acuerdo a las exigencias del entorno.

    Dentro del marco conceptual, la cultura organizacional tiene la particularidad de manifestarse a través de conductas significativas de los miembros de una organización, las cuales facilitan el comportamiento en la misma y, se identifican básicamente a través de un conjunto de practicas gerenciales y supervisarías, como elementos de la dinámica organizacional.

    En los diferentes enfoques sobre cultura organizacional se ha podido observar que hay autores interesados en ver la cultura como una visión general para comprender el comportamiento de las organizaciones, otros se han inclinado a conocer con profundidad el liderazgo, los roles, el poder de los gerentes como transmisores de la cultura de las organizaciones.

    Al cultivarse una cultura en la organización sustentada por sus valores, se persigue que todos los integrantes desarrollen una identificación con los propósitos estratégicos de la organización y desplieguen conductas direccionadas a ser autocontroladas. Es decir, una cultura es el modo particular de hacer las cosas en un entorno específico.

    Características de la Cultura.

    Las organizaciones poseen su propia historia, comportamiento, proceso de comunicación, relaciones interpersonales, sistema de recompensa, toma de decisiones, filosofía y mitos que, en su totalidad, constituyen la cultura.

    Tanto en sus dimensiones generales como en sus horizontes más específicos, la cultura encarna una manifestación social e histórica. Además, la cultura se expresa en un determinado espacio y en un determinado lugar de los cuales recibe influencias

    La diferencia entre las distintas filosofías organizacionales, hace que se considere la cultura única y exclusiva para cada y permite un alto grado de cohesión entre sus miembros, siempre y cuando sea compartida por la mayoría.

    Los planteamientos anteriormente señalados, se mantienen, porque a partir de sus raíces toda organización construye su propia personalidad y su propio lenguaje. Los cuales están representados por el modelaje ( tácticas o estrategias) de cada uno de sus miembros.

    En virtud a lo señalado sobre el tema, se puede afirmar que la cultura es el reflejo de factores profundos de la personalidad, como los valores y las actitudes que evolucionan muy lentamente y, a menudo son inconscientes. En consecuencia, la cultura organizacional es entendida como el conjunto de creencias y prácticas ampliamente compartidas en la organización y, por tanto, tiene una influencia directa sobre el proceso de decisión y sobre el comportamiento de la organización. En última instancia, ofrecen incluso ideas, directrices o, como mínimo, interpretaciones de las ideas concernientes a lo que es, y a lo que debería ser el desempeño real de la organización.

    La cultura cumple varias funciones en el seno de una organización. En primer lugar, cumple la función de definir los límites; es decir, los comportamientos difieren unos de otros. Segundo, trasmite un sentido de identidad a sus miembros. Tercero, facilita la creación de un compromiso personal con algo más amplio que los intereses egoístas del individuo. Cuarto, incrementa la estabilidad del sistema social. La cultura es el vínculo social que ayuda a mantener unida a la organización al proporcionar normas adecuadas de los que deben hacer y decir los empleados.

    Estos planteamientos enfocan la cultura organizacional como una variable importante que está interrelacionada con el comportamiento organizacional y se concibe como la configuración de la conducta aprendida y de los resultados de dicha conducta, cuyos elementos se comparten y transmiten a los miembros de una sociedad, por otra parte, permite que los micro motivos de los actores (necesidades, creencias, valores, reglas, símbolos) entre otros, formen un macro-comportamiento organizacional.

    Por otra parte, la gerencia con un claro conocimiento de la misión y la visión de la fomentan la participación del colectivo organizacional en el logro de los objetivos.

    La misión puede verse como el nivel de percepción que tenga una personalidad acerca de las respuestas satisfactorias que se le de acerca del objetivo principal, ético y trascendente de la existencia de la organización. Es decir, que equivale a la respuesta del para qué existe la organización.

    La misión es la razón de ser de cualquier organización, pero no, es menos cierto, que la misión proporciona sentido y propósito, definiendo una función social y metas externas para una institución y definiendo funciones individuales con respecto a la función organizacional.

    El sentido de la misión requiere que las organizaciones se proyecten a futuro. Esta manera de pensar tiene un impacto sobre la conducta y permite que una organización configure su actual comportamiento contemplando un estado futuro deseado.

    Hablar del futuro de una organización, es hablar de la visión de la misma, ésta puede ser vista a partir de las necesidades o requerimientos futuros de la organización, que puedan ser utilizados para propiciar una percepción compartida de la necesidad del cambio y una descripción de la organización futura deseada.

    Una visión exitosa generalmente está constituida por grupos de individuos comprometidos con la organización y que están dispuestos a proporcionar todo su potencial para el logro de los objetivos propuestos. Es decir, las culturas corporativas surgen de visiones personales y está arraigada en el conjunto de valores, intereses y aspiraciones de un individuo.

    Uno de los más grandes desafíos que tendrá que afrontar la gerencia consiste en traducir la visión en acciones y actividades de apoyo. Es importante identificar y delinear la forma como se va a realizar este paso de la teoría a la práctica o de la visión a la acción que implica un equilibrio entre la mejora del ambiente actual y futuro.

    Valores Organizacionales.

    Los valores representan la base de evaluación que los miembros de una organización emplean para juzgar situaciones, actos, objetos y personas. Estos reflejan las metas reales, así como, las creencias y conceptos básicos de una organización y, como tales, forman la médula de la cultura organizacional.

    Los valores son los cimientos de cualquier cultura organizacional, definen el éxito en términos concretos para los empleados y establecen normas para la organización. Como esencia de la filosofía que la empresa tenga para alcanzar el éxito, los valores proporcionan un sentido de dirección común para todos los empleados y establecen directrices para su compromiso diario.

    Los valores inspiran la razón de ser de cada Institución, las normas vienen a ser los manuales de instrucciones para el comportamiento de la empresa y de las personas.

    Por lo tanto, toda organización con aspiraciones de excelencia debería tener comprendidos y sistematizados los valores y las ideas que constituyen el comportamiento motor de la empresa.

    Los valores están explícitos en las actas de constitución y en la formalización de la misión y visión de las organizaciones. El rasgo constitutivo de valor no es sólo la creencia o la convicción, sino también su traducción en patrones de comportamiento que la organización tiene derecho de exigir a sus miembros. Los valores se generan de la cultura de la organización, por lo tanto, son acordados por la alta dirección.

    Importancia de los valores

    La importancia del valor radica en que se convierte en un elemento motivador de las acciones y del comportamiento humano, define el carácter fundamental y definitivo de la organización, crea un sentido de identidad del personal con la organización.

    Por lo tanto, los valores son formulados, enseñados y asumidos dentro de una realidad concreta y no como entes absolutos en un contexto social, representando una opción con bases ideológicas con las bases sociales y culturales.

    Los valores deben ser claros, iguales compartidos y aceptados por todos los miembros y niveles de la organización, para que exista un criterio unificado que compacte y fortalezca los intereses de todos los miembros con la organización.

    Sistema de valores.

    Aunque los valores sean abstractos, su utilidad organizacional se basa en su capacidad para generar y dirigir conductas concretas o en la factibilidad de su conversión en pautas, lineamientos y criterios para acciones y conductas, lo que determina que siempre sean formulados, enseñados y asumidos dentro de una realidad concreta de actuación, convirtiéndose en atributos de dignidad o perfección que debe tener cada elemento de lo real o de lo que se hace en el puesto o función.

    Valores compartidos

    En términos de valores, es importante comunicar a todos los miembros de la organización cual es exactamente el sistema de valores de la empresa, especialmente en períodos de cambio. Además, producir el cambio en la cultura de la organización, otro mecanismo importante es el entrenamiento gerencial que está explícitamente orientado a modificar la conducta en apoyo de los nuevos valores corporativos

    La internalización de los valores organizacionales, implica que el individuo se identifica con la empresa y es compromiso de la gerencia mantener informado al colectivo organizacional del quehacer diario, lo que la organización propone como beneficioso, correcto o deseable.

    Los valores representan pautas o referencia para la producción de la conducta deseada, conforman la toma de decisiones de la organización, mientras que la pro activación por su parte, conforma la capacidad real de ejecución de esos resultados a través de las acciones concretas de los integrantes de la organización

    Por lo anteriormente señalado, se pude discernir que para desarrollar una verdadera cultura organizacional, es necesario que la alta gerencia desarrolle una filosofía global que guíe la actuación de cada uno de los miembros de la organización.

    Al estudiar cada uno de los enfoques de cultura organizacional, se ha podido observar que los autores consultados, han enfatizado sobre el comportamiento de las organizaciones y de las modificaciones permanentes y vertiginosas de las condiciones competitivas a que están sujetas las organizaciones.

    Por tanto, las organizaciones exitosas serán aquéllas que sean capaces de reconocer y desarrollar sus propios valores basados en su capacidad de crear valor a través de la creación del conocimiento y su expresión.

    La Cultura y el impacto de la tecnología en la gestión de Recursos Humanos

    En cuanto a la actividad específica de recursos humanos también se observan cambios fundamentales en el nuevo enfoque que se le ha dado a esta función. Se trata ahora de un enfoque global que permite vincular las actividades que le son propias, con todas las funciones motoras de la organización, permitiendo así una visión más integral y una mayor contribución a la efectividad de la empresa.

    Los cambios están conformando un nuevo tipo de cultura organizacional, caracterizada por una nueva manera de pensar y de visualizar la organización, por una nueva manera de desarrollar las actividades, y una actitud abierta hacia la innovación y la creatividad. Todo esto repercute en la efectividad general de la organización.

    Esto significa que la función de debe desarrollar habilidades y actividades para reforzar y mantener en todo el personal, incluyendo los estratos gerenciales, un alto espíritu de compromiso con la organización, lo cual requiere del diseño de estrategias o formas de acción que día a día refuercen la cultura del cambio hacia la excelencia.

    La búsqueda de cambios permanentes en las personas y en las organizaciones es una de las preocupaciones actuales del mundo empresarial, el cual ha probado variados esfuerzos para lograrlo.

    Hoy en día resulta evidente que las organizaciones son el resultado directo de la acción de la gente que allí trabaja; de aquí la importancia del recurso humano. La realidad indica que esa importancia no se traduce en el desarrollo de sistemas y políticas para garantizar la confiabilidad, la motivación y la flexibilidad de tales recursos.

    Estos contrastes son parte de la realidad que viven la mayoría de las organizaciones en el país. A pesar de los altibajos que se pueden presentar en las mismas, se debe considerar invertir en la capacitación y entrenamiento de la gente. Definitivamente lo que más ayuda a la organización a alcanzar el éxito en sus procesos, es contar con gente altamente preparada e identificada con la organización.

    La unidad de debe asumir un liderazgo claro- explicar las razones y los procesos del cambio, y propiciar la capacitación y comunicación permanente y sistemática. La unidad de debe convertirse en socio del negocio y contribuir en la eficiencia y eficacia organizacional. Para ello es necesario que se convierta en asesora, que propicie y haga comprensible el proceso de cambio a los gerentes y trabajadores.

    La efectividad es una función de las políticas y los procedimientos utilizados por una organización. Los procedimientos específicos, especialmente cuando pertenecen a la gerencia de y al ambiente interno de una empresa, influyen en el rendimiento y la efectividad. Cierta forma de resolver conflictos, de planear una estrategia, diseñar un trabajo o tomar decisiones dan como resultado mejor rendimiento a largo y corto plazos

    El aumento de calidad requiere que una organización realice cambios importantes en su filosofía, en sus mecanismos de funcionamiento y en su programa de Recursos Humanos. Las técnicas que recalcan los factores de motivación para los empleados, cambios en la cultura corporativa, y el entrenamiento de los empleados, han recibido gran aceptación por el colectivo organizacional.

    Competitividad y Tecnología

    Uno de los aspectos más relevantes de la gestión de , es el desarrollo de las habilidades, tan necesaria para las organizaciones en la construcción de las capacidades del individuo. La ampliación de los conocimientos al colectivo organizacional, le permite a la empresa contar con una fuerza adiestrada y motivada, lo cual contribuye a reducir la rotación de personal, a aumentar la flexibilidad y generar valor, todo lo cual potencia su competitividad.

    Cuando se logre que las personas perciban valor en aquellos bienes y servicios que les proveemos, se puede obtener de ellas los recursos, el reconocimiento o la aceptación que se requiere para existir

    Recursos humanos tiene la misión de generar la capacidad de cambio y la formación de líderes y, para ello, debe estar auto educándose permanentemente para aprender y para ayudar a aprender, y el aprendizaje es cambio y su punto de partida es: educación.

    De acuerdo a lo anterior, hay que creen firmemente que el conocimiento es la clave para ser competitivos. Consideran que si ponen mayor atención en desarrollar las capacidades del recurso humano, la calidad y productividad mejorarán en forma natural. En otras palabras, consideran que el desarrollo de los es la estrategia más prometedora para revertir el deslizamiento de la productividad.

    Las funciones genéricas de la Gerencia de Recursos Humanos son: diseñar, establecer y controlar las políticas, normas y procedimientos en materia de personal, facilitando las siguientes funciones: selección, entrenamiento, clasificación, remuneración, promoción, desarrollo, seguridad, relaciones y comunicaciones. A continuación se describen cada una de ellas:

    Selección: Proceso que permite recabar información relevante mediante instrumentos especialmente diseñados o seleccionados para que, una vez que se analice y pondere la información, se pueda decidir sobre la contratación o no de un candidato. La información obtenida también debe servir para apoyar a la organización y al individuo en la planificación de un proceso más fluido de adaptación a la organización .

    Entrenamiento y desarrollo: Tiene como propósito ampliar, desarrollar y perfeccionar al individuo para el mejoramiento de sus capacidades y crecimiento profesional en determinada carrera de la administración de la empresa.

    Clasificación: Se refiere al agrupamiento de los cargos en clases. Trata de facilitar no sólo la administración salarial, sino que también permite cada clase de cargos tenga un tratamiento genérico en términos de beneficios sociales, regalías, etc.

    Evaluación: En el proceso de evaluación hay que incluir la capacidad de cooperación, el conocimiento del trabajador, los aportes realizados tanto al mejoramiento del proceso como al incremento de la calidad y desarrollo de iniciativas propias. Es decir, tiene el propósito de ayudar a promover el desarrollo de las habilidades para el puesto que ya ocupa el individuo.

    Remuneración: A fin de asegurar que los pagos estén acordes con los índices salariales del mercado de trabajo y que se estructuren sobre la base de compartir los beneficios del proceso de mejora, estimular la permanencia como condición de acumulación de la capacidad desarrollada.

    Seguridad: Es el conjunto de medidas técnicas, educacionales, médicas y psicológicas empleadas para prevenir accidentes, tendientes a eliminar las condiciones inseguras del ambiente, y a instruir o convencer a las personas acerca de la necesidad de implantación de prácticas preventivas.

    Relaciones y comunicaciones: Se debe estimular la participación de los trabajadores tanto en el diseño de sus puestos como en la búsqueda e implantación de mejoras, y lograr una relación de cooperación con el sindicato.

    Estas funciones deben estar interrelacionadas con todos los procesos de la organización y orientadas hacia un objetivo único para asegurar que la empresa cuente con personal capacitado, motivado, con disposición a cambiar y dispuesto a adaptarse a las nuevas situaciones que requiera la organización.

    En consecuencia, es importante señalar que la gerencia de es la piedra angular en el desarrollo de las organizaciones y para lograr el éxito de su gestión tendrán que estar alerta en cuanto a la cultura organizacional, la cual debe ser evaluada constantemente a través de prácticas gerenciales adecuadas de acuerdo a la estrategia. Esto no es sólo válido cuando se quiere introducir cambios en la organización, sino que hay que invertir para su desarrollo, y llevar a cabo un seguimiento sobre las conductas organizacionales a fin de modificar aquéllas que se alejen de los valores y cultura de la organización.

    Existen siete elementos estrechamente relacionados con el éxito de la gestión de en cuanto al manejo de la cultura organizacional. Tales elementos son:

    Influencia: El personal de la organización debe sentir que tiene influencia para cambiar las cosas que lo rodean. La resistencia al cambio es mayor entre la gente que tiene un bajo sentido de la influencia, porque no tiene nada propio dentro del proceso, ni confianza en sí misma para hacer los cambios. Esa baja sensación de influencia no se limita a los niveles inferiores del organigrama. Algunos altos gerentes y muchos intermedios con frecuencia piensan que deberían tener influencia, dada su relativa posición en el organigrama de la compañía. A veces la gente resiste el cambio sólo para ejercer la influencia que tienen.

    Innovación: Las personas deben estar dispuestas a cuestionar el status quo, indicar nuevas formas de resolver, y hacer lo que se debe hacer. El nivel de innovación de una empresa tiene un impacto sobre la gente de la organización y el nivel de influencia que creen tener. La gente que no se siente poderosa no piensa que sus ideas se estimulan o se toman y serio y, por tanto, no se ofrecen su contribución para mejorar las cosas.

    Trabajo en equipo: La capacidad de un grupo para trabajar conjuntamente en armonía, a fin de alcanzar objetivos comunes. Significa que la gente tiene mutua confianza y se siente cómoda en los equipos, pero antes debe sentirse cómoda en sus funciones individuales. Donde hay trabajo en equipo, el grupo participa en la toma de decisiones y, al hacerlo, los miembros del grupo se solidarizan con las necesidades y los sentimientos que se expresan libremente. El clima estimula continuamente la franqueza. Se comparte el crédito por las realizaciones y los estilos predominantes de influencia son aquéllos que se basan en una visión de futuro (común para todos) y en una continua participación y creación de confianza.

    Satisfacción: La gente necesita estar satisfecha con su trabajo. Deben satisfacerse sus necesidades físicas y emocionales. Entre las necesidades psicológicas que se deben satisfacer en un clima corporativo están: las necesidades de realizar y ser reconocido por esa realización; identificarse con un grupo social y tener un sentido de pertenencia. La satisfacción de éstas necesidades ayuda a: proporcionar la motivación necesaria para que los empleados permitan mejorar lo que está a su alrededor, aunque no se les haya pedido expresamente hacerlo.

    Deseo de cambio: Para realizar el cambio es necesario que haya un sano nivel de insatisfacción con lo que existe, un deseo de cambiar y hacer mejor las cosas. Si la gente está completamente satisfecha con todo lo que le rodea, el impulso hacia el cambio y la mejora es limitado. Igualmente, si persiste el deseo de cambiar las cosas sin obtener respuesta durante mucho tiempo se puede pasar de un nivel de descontento a la frustración.

    Responsabilidad: La gente debe estar dispuesta a asumir responsabilidad para hacer cambios. La responsabilidad significa estar dispuesto a querer realizar las tareas desde la primera vez y procurar el mejoramiento continuo por siempre. El nivel de responsabilidad está íntimamente relacionado con el hecho de que el sistema gerencial esté fomentando responsabilidad y confiabilidad. Además, los niveles superiores de responsabilidad deben correlacionarse intuitivamente con los altos niveles de innovación, un deseo de cambiar y trabajar en equipo. Cuando una persona se siente bien asumiendo responsabilidades, debe sentirse bien trabajando con otros para aumentar la responsabilidad del grupo.

    Sentido de visión común: La gente de una organización debe saber hacia dónde se dirige la empresa y la ruta que debe seguir. Debe existir una visión, creada por la persona del cargo más alto que represente una imagen del futuro, apremiante y entusiasta, alrededor de la cual puedan reagruparse los empleados de todos los niveles. Esta visión debe ser consistente y presentada de tal manera que resulte más importante para todos en cada nivel de la escala organizacional. En cualquier actividad de cambio, el compromiso de dedicación visible de la alta gerencia transmite una señal importante a la organización, recordando siempre que la cultura organizacional debe ser vista como ventaja competitiva de la gerencia de recursos humanos.

    Por lo antes planteado, se pretende señalar un nuevo enfoque que exige que el trabajador asuma mayor responsabilidad por su propio desarrollo, que se convierta en actor de su proceso de aprendizaje y que se esfuerce en definir sus propias necesidades en función de los requerimientos del trabajo mismo.

    Algunas consideraciones sobre el tema en la Oficina Nacional de Administración Tributaria de Villa Clara

    A continuación desarrollamos algunos aspectos importantes sobre el tema vinculado a las actividades realizadas en la ONAT Provincial de Villa Clara para el logro de una cultura organizacional particularizando en la actividad de la gestión de los recursos humanos.

    La organización tiene definida su misión y visión:

    Misión "Garantizamos el cumplimiento de las responsabilidades Tributarias y de tesorería con un servicio de calidad en beneficio de la sociedad".

    Visión: "Somos una administración que presta servicios tributarios y de tesorería con eficacia, empleamos técnicas y tecnologías novedosas y contamos con recursos humanos íntegros, motivados y profesionales"

    y son los siguientes:

    PT RH 01 Planificación de los Recursos Humanos ( 2004)

    PT RH 02 Elaboración y Actualización de Perfiles de puestos de trabajo (2004)

    PT RH 03 Reclutamiento Selección y Empleo (2005)

    PT RH 4 Elaboración Actualización y Control del expediente Laboral (2005)

    PT RH 06 Promoción de los Recursos Humanos (2004)

    PT RH 07 Atención al Hombre (2004)

    De manera general en la organización se han dado pasos para el logro de una cultura organizacional y el desarrollo de la competitividad no obstante se observa que en los procedimientos antes mencionados no se cumplen totalmente con los requisitos establecidos para la seguridad vista como el conjunto de medidas técnicas, educacionales, medicas y sicológicas empleadas para prevenir accidentes, tendientes a eliminar las condiciones inseguras del ambiente y a instruir o convencer a las personas acerca de la necesidad de practicas preventivas lo mismo sucede con lo relativo a relaciones y comunicaciones analizada como la participación de los trabajadores en el diseño de sus puestos como en la búsqueda e implantación de mejoras y lograr una relación de cooperación con el sindicato.

    Por otra parte la organización ha sufrido cambios de estructura sin que la totalidad de los procedimientos hayan sido actualizados de acuerdo a la misma.

    En la misión se declara que se prestaran servicios de calidad en beneficio de la sociedad sin embargo se han paralizado las acciones para la implementación de un sistema de gestión de la calidad el cual posibilitaría entrenar a los directivos y trabajadores respecto a las necesidades del cambio y a la adopción de medidas preventivas y de mejoras y no solamente correctivas, lo cual se facilita y se hace posible durante el proceso de preparación e implantación de dicho sistema.

    Como ejemplo de lo anteriormente expuesto y como evidencia de que aun los trabajadores no tienen un enfoque y motivación adecuados para asumir mayor responsabilidad por su propio desarrollo y por definir sus propias necesidades en función de los requerimientos del trabajo mismo, lo que resulta imprescindible para el logro de una cultura organizacional propia se muestra en los resultados del procesamiento del cuestionario para medir la satisfacción de los empleados del segundo semestre del año 2008 que aparecen en los anexos A y B.

    Resulta interesante que fijemos nuestra atención en los por cientos que representan el NO y el MAS O MENOS en preguntas tales como:

    No. Pregunta

    %

    2

    66

    4

    46

    6

    18

    7

    28

    8

    16

    13

    26

    14

    0

    Conclusiones

    • 1. La búsqueda de cambios permanentes en las personas y en las organizaciones debe ser una de las preocupaciones fundamentales de la gerencia para lograr competitividad, eficiencia y calidad.

    • 2. La función de recursos humanos debe desarrollar habilidades y actividades para reforzar y mantener tanto en los trabajadores como en la dirección un alto espíritu de compromiso con la organización para reforzar la cultura del cambio hacia la excelencia

    • 3. La ONAT tiene definida su misión, visión, objetivos y cuenta con la documentación básica fundamental para el desempeño de sus funciones pero existen dificultades en su implementación y actualización de la documentación.

    • 4. La oficina no tiene implementado un sistema de gestión de la calidad que responda a las tendencias internacionales.

    Recomendaciones

    La organización debe tomar las acciones necesarias para lograr el cumplimiento pleno de la misión y la visión previstas.

    Bibliografía

    Antonorsi M. (1991). Guía Básica para reorganizar. CLAD, Caracas.

    Armstrong, Michael (1991) Gerencia de Recursos Humanos. Editorial Legis, Santafè de Bogotá.

    Audirac, Estavillo y otros.(1994). ABC del Desarrollo Organizacional. Trillas, México.

    Bennis, W.(1984). Transformative Power and Leaderships. Unveversity of Illinois Press. USA.

    Burke, Warner (1988). Desarrollo Organizacional. Addison-Wesley Iberoamericana, México.

    Carrillo (1997). La Gerencia de la Gente. Revista Calidad Empresarial, No2, Caracas.

    Cascio, Wayne (1993). Productividad del Recurso Humano. Legis, Bogotá, Colombia.

    Cordeiro, José (1996). Rendijas hacia la Globalización. Revista Calidad Empresarial, No 1, Caracas.

    Corpoven (1997). Antes del Cambio. Revista Calidad Empresarial No 3, Caracas.

    Dávalos, Lorenzo (1994) Cultura y Filantropía empresarial. Ediciones l E S A, Caracas.

    Davis, Keith (1993) Comportamiento Humano en el Trabajo. Editorial Mc Graw Hill, México.

    Deal, T.A., y Kennedy, A.(1985). Cultura Corporativa. Fondo Educativo Interamericano, México.

    Delgado, C. E. (1990). La influencia de la Cultura en la Conducta del Consumidor. Informe. U.S.B., Caracas.

    Denison, Daniel (1991) Cultura Corporativa. Editorial Legis, Santafè de Bogotá.

    Dereve, Marc (1990). El Futuro de la Gerencia. Legis, Bogotá, Colombia.

    Dessler Gary (1997). Administración de Personal. Prentice-Hall Hispanoamericana, México.

    Drucker, P.(1996). La innovación y el empresariado innovador. Norma, Bogotá, Colombia.

    González y Bellino (1995). Modelo de Gestión de Recursos Humanos. Tesis de Maestría, Universidad Metropolitana, Caracas.

    Granell y Parra (1994). Proyecto Venezuela Competitiva. Ediciones IESA, Caracas

    Guaraway (1991). El reto de las Organizaciones. Revista Calidad y Productividad, No 4, Caracas.

    Guédez, Víctor (1996) Gerencia, Cultura y Educación. Tropykos/CLACDEC, Caracas.

    Guiot, Jean (1992). Diseño de la Organizaciòn. Editorial Legis, Santafè de Bogotá.

    Harrison y Pratt (1994). Una Metodología para la Reingeniería de las Empresas. Revista Calidad y Productividad No 6, Caracas.

    Jackson, Terence (1992). Evaluación del Desempeño. Legis, Santafé de Bogotá.

    Katz y Kahn (1995) Psicología Social de las Organizaciones. Editorial Trillas, México.

    Landaeta y Amoeiro (1996). En Búsqueda de un Cambio Permanente. Revista Calidad Empresarial, No 15, Caracas.

    Linares (1996). Gestión de Recursos Humanos. Revista Calidad Empresarial, Caracas.

    M. Jean (1992) Diseño de la Organizaciòn. Editorial Legis, Santafè de Bogotá.

    Maraven (1997). En Venezuela hay una Revolución de Telecomunicaciones. Revista TOPICOS, Caracas.

    Milano, Herrera (1997). La Ciudad de los Sistemas. Revista, Calidad Empresarial, No. 3, Caracas.

    Monsalve (1989). La Cultura y los Ciclos Vitales de la Organización. Monte Avila, Caracas.

    Morales (1993), La Macro Gerencia Empresarial. Legis, Bogotá Colombia.

    (1996). El Pensamiento Empresarial. Legislación Económica C.A, Caracas.

    Naím, Moisés (1989). Las Empresas Venezolanas: Su Gerencia. Ediciones IESA, Caracas.

    Newstrom John (1993) Comportamiento Humano en el Trabajo. Mc Graw Hill, México.

    Ouchi, W. (1981) Teoría Z. Editorial Addison-Wesley, México.

    Paéz T. (1993). Calidad y Productividad en el Sistema Educativo. Revista Calidad y Productividad, Caracas.

    Robbins, Stephen (1991) Comportamiento Organizacional. Editorial Prentice-Hall, México.

    Rosales, Linares (1996). Estrategias gerenciales para la pequeña y mediana empresa. Ediciones IESA, Caracas.

    Salazar. José M (1988) Psicología Social. Editorial Trillas, México

    Sánchez, Arias (1995). Reingeniería del Pensamiento. Revista Calidad y Productividad, No 10, Caracas.

    Schein, E (1991). Psicología de la Organizaciòn. Editorial Prentice-Hall, México.

    (1988) La Cultura Empresarial y Liderazgo, Editorial Plaza & Janes, Barcelona España.

    Senge, Piter (1992) La Quinta Disciplina. Ediciones Granica, Barcelona España

    Serna, Humberto (1992) La Gestión Empresarial. Editorial Legis, Santafè de Bogotá.

    Sherman y Bonhlander (1994). Administración de Recursos Humanos. Editorial Iberoamerica, México.

    Siliceo, Alfonso (1995) Capacitación y Desarrollo de Personal. Editorial Limusa, México.

    Smith (1996). En Venezuela hay una Revolución de Telecumunicaciones. Revista Calidad Empresarial, No 17, Caracas.

    Stacey (1992) Gerencia Dinámica. Editorial Legis , Santafè de Bogotá.

    Stewart, Jim (1992) Gerencia para el Cambio. Editorial Legis, Santafè de Bogotá.

    Tovar, Nuñez (1990). Calidad Total y Cultura Organizacional. Revista, Calidad y Productividad No 7, Caracas.

    Ventocilla, Eleodoro (1996). La Cultura de la Agregación de Valor. Primer Congreso de Recursos Humanos USR, Caracas.

    Vergara (1989). La Cultura Organizacional en una Institución de Educación Superior . Tesis Doctoral , USB, Caracas.

    Villalba, Juan (1996). El arte de la Guerra Competitiva. Ediciones IESA, Caracas.

    Anexos

     

    Si

    No

    Más o Menos

     

     

     

     

    Total

    1

    216

    1

    1

    218

    2

    75

    35

    108

    218

    3

    162

    3

    53

    218

    4

    119

    11

    88

    218

    5

    215

    1

    2

    218

    6

    179

    8

    31

    218

    7

    158

    0

    60

    218

    8

    184

    4

    30

    218

    9

    217

    0

    1

    218

    10

    198

    1

    19

    218

    11

    195

    2

    21

    218

    12

    186

    0

    32

    218

    13

    166

    1

    51

    218

    14

    0

    0

    0

    0

    15

    158

    4

    56

    218

    ANEXO A Resultado del procesamiento del cuestionario de satisfacción de los empleados

    ANEXO B

    DIRECCIÓN DE GESTIÓN DE LOS RECURSOS HUMANOS.

    CUESTIONARIO PARA MEDIR LA SATISFACCIÓN LABORAL DE LOS EMPLEADOS

    Monografias.com . Monografias.com . Monografias.com

    • 1. Sé lo que se espera de mí en el trabajo. -------- -------- -----

    (Conocimiento de lo que se espera de mí como trabajador y como

    ser humano, previa negociación con el jefe).

    2. Tengo los materiales y equipos necesarios para hacer mi trabajo bien. -------- -------- -------

    3. En el trabajo, tengo oportunidad de realizarme profesionalmente -------- -------- ------

    4. He recibido reconocimiento o elogio cuando hago un buen trabajo. -------- -------- -------

    5. Mi jefe se preocupa por mí como persona. -------- -------- -----

    6. En la Organización se estimula mi desarrollo. -------- -------- -----

    7. En mi trabajo, mis opiniones son tomadas en cuenta. -------- -------- -----

    8. La misión y visión de mi Organización me hacen sentir que mi trabajo -------- -------- ------- es importante.

    9. En mi área nos sentimos comprometidos a realizar un trabajo de calidad. -------- -------- -------

    10. Mis compañeros de trabajo se preocupan por mí como persona. -------- -------- -----

    11. En este periodo he tenido oportunidades en el trabajo de aprender y -------- -------- ------

    crecer.

    12. En mi colectivo las relaciones interpersonales son buenas. -------- -------- ------

    13. La Comunicación en mi Organización es eficaz. -------- -------- ------

    14. Mencione otros aspectos que no ha recogido la encuesta y que usted considera afectan su satisfacción laboral:

    15. Tomando en cuenta lo anterior me siento satisfecho -------- -------- -------

     

     

     

     

     

     

    Autor:

    Lic. Ivonne Pérez Pérez

    Ing. Leydi E Pérez Clausell

    Lic. Jorge A. Bocanegra Rodríguez

    Enviado por:

    MsC. Elisabet Sanabria Santos

    eliza10013[arroba]vcl.jovenclub.cu



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Cultura Organizacional: Nueva tendencia de la gerencia de recursos humanos hacia la competitividad

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    4 + 1 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.