Frutos y semillas

    1. Introducción
    2. Fruto
    3. Clasificación de los Frutos
    4. Semilla
    5. Clasificación de la Semilla
    6. Condiciones para germinación de la Semilla
    7. Bibliografía

    Introducción

    Cuando la fecundación ha tenido lugar, generalmente desaparecen las piezas florales externas: cáliz, corola e incluso los estambres por desecación. El ovario adquiere mayor desarrollo, transformándose en el fruto y los óvulos, con el embrión en su interior, se transforman en semillas. Así el fruto es el ovario transformado y maduro, y la semilla el óvulo fecundado y maduro.

    En algunas familias, el cáliz se mantiene alrededor del fruto formando una envuelta protectora. Si crece poco se denomina marcescente, y si se desarrolla mucho, acrescente.

    En algunos casos persiste el estilo y el estigma, o bien se desarrolla el receceptáculo floral como ocurre en las fresas.

    Fruto

    Es el ovario fecundado de las plantas con flor. La pared del ovario engorda al transformarse en la pared del fruto y se denomina pericarpio, cuya función es proteger a la semilla. En las plantas gimnospermas y plantas sin flores no hay verdaderos frutos, aunque a estructuras reproductivas como los conos de los pinos, comúnmente se les tome por frutos.

    Muchas plantas se cultivan porque dan ciertos frutos comestibles y a menudo fragantes, sabrosos y jugosos llamados frutas. El fruto es otra de las adaptaciones, conjuntamente con las flores, que ha contribuido al éxito evolutivo de las angiospermas. Así como las flores atraen insectos para que transporten polen, también muchos frutos tratan de atraer para que dispersen sus semillas. Si un animal come un fruto, muchas de las semillas que éste contiene recorren el tracto digestivo del animal sin sufrir daño, para después caer -con suerte-- en un lugar idóneo para su germinación. Sin embargo, no todos los frutos dependen de su comestibilidad para dispersarse. Otros, como los abrojos, se dispersan aferrándose al pelaje de los . Algunos forman estructuras aladas para poder dispersarse con el viento, como los arces. La variedad de tipos de frutos ha que han desarrollado las angiospermas a través de su evolución les ha permitido invadir y conquistar todos los hábitats terestres posibles.1

    Partes Del Fruto:

    La cubierta del fruto recibe el nombre de Pericarpio. Suele estar formado por 3 capas Epicarpio (capa más externa y forma la piel del fruto, se originan a partir de la epidermis externa del ovario), Mesocarpio (capa media, formada a partir del parénquima del ovario) y Endocarpio (es la capa más interna, que proviene de la epidermis interna del ovario).

    Tipos De Frutos

    El objetivo fundamental de esta práctica es saber identificar los tipos de frutos así como sus partes. Para ello, se observarán distintos tipos de frutos, y se tratarán de definir según sus características: Secos o carnosos, dehiscentes o indehiscentes, monospermos o polispermos, y por último se le asignará a cada uno el nombre particular con que se le denomina: aquenio, baya, drupa, hesperidio etc.

    Clasificación de los Frutos

    • Dehiscentes: en la madurez se abren para dejar en libertad las semillas

    • Indehiscentes: no se abren en la madurez.

    • Secos: el pericarpio se seca y se hace delgado y leñoso o coriáceo

    • Carnosos: el pericarpio es grueso y jugoso.

    • Monospermos: poseen una sola semilla.

    • Polispermos: poseen varias semillas

    • Frutos simples:

    a) Secos indehiscentes

    - Aquenio : fruto simple, seco, indehiscente y monospermo

    - Cipsela: aquenio derivado de un ovario unilocular ínfero (lám. Asteraceae)

    - Cariópside: aquenios con pericarpo soldado íntimamente a la semilla. Procede de un ovario unilocular súpero (Poaceae)

    - Nuez: Generalmente unilocular y monospermo. Ej.: Corylus avellana (Avellano)

    - Sámara: Aquenio con alas. Ej.: Ulmus (olmo), Fraxinus (fresno) Si tiene dos semillas se denomina Disámara (d). Ej.: Acer (arce)

    b) Secos dehiscentes

    - Cápsula (h): Son frutos dehiscentes y polispermos derivados de un ovario de 2 ó mas carpelos y con dehiscencia variable. Ej.: Papaver (amapolas)

    - Folículo (f): Fruto monocarpelar polispermo que se abre por la sutura ventral. Ej.: Delphinium, Paeonia.




    - Legumbre (g): derivado de un ovario unicarpelar y con dos líneas de dehiscencia que corresponden a la sutura carpelar y al nervio central del carpelo. Polispermo. (Fabaceae). Ej.: Cytisus scoparius (escoba), Ulex europaeus (tojo), Genista, etc..

    - Silícua (i): derivado de 2 ó mas carpelos con dehiscencia doble y por lo general más de 3 veces más largo que ancho. (Brassicaceae). Ej.: Erysimum, Nasturtium, Cardamine, Brassica, etc.

    - Silícula: Silícua de longitud poco mayor que la anchura (Brassicaceae). Ej.: Lepidium, Capsella bursa-pastoris

    c) Esquizocárpicos : derivados de un ovario simple, bi- o plurilocular, en los que los lóculos se separan en la madurez semejando cada uno a un fruto procedente de un ovario simple unilocular. (Apiaceae, Lamiaceae)

    d) Carnosos

    - Baya (j): fruto carnoso con pericarpo suculento y polispermo. (Vitis vinifera, Lycopersicum sculentum)

    - Hesperidio: baya pluricarpelar. Cada gajo corresponde a una hoja carpelar. La "carne" del fruto está formada por pelos gigantes y suculentos procedentes de la epidermis interna de los carpelos Ej.: Citrus sp. (cítricos)

    - Pepónide: baya procedente de un ovario ínfero pluricarpelar. Ej.: Cucurbita pepo (calabaza), Cucumis melo (melón), Cucumis sativa (pepino), Citrullus vulgaris (sandía)

    - Drupa (k): fruto con núcleo (endocarpo duro). Monospermo. (Prunus avium (cerezo), Prunus amygdalus (almendro), Olea europaea (olivo), Juglans regia (nogal), etc.)

    • Frutos múltiples:

    Grupo de frutos separados desarrollados a partir de los carpelos de una sóla flor: eterio (Actaea), polidrupa (Rubus), polifolículo (Caltha), regma (Erodium)

    • Frutos complejos:

    Frutos con un eje común procedente de la coalescencia de varios ovarios procedentes de varias flores.

    - Bibaya: baya doble formada por concrescencia de los frutos. Ej.: Lonicera sp.(madreselvas),

    - Sicono: fruto compuesto de la higuera, se compone de un receptáculo en cuyo interior se encuentran los frutos (aquenios). Ej.: Ficus carica (higuera)

    - Sorosis: fruto procedente de una inflorescencia (piña). Ananas (piña).

    • Frutos accesorios:

    Frutos derivados de un ovario simple compuesto, así como de tejidos no ováricos y del hipanto.

    -Cinorrodon: agregación de aquenios incluidos en una cavidad formada por el cáliz y el receptáculo floral. Ej.: Rosa sp. (rosas).

    - Glande: aquenio protegido por una cápsula leñosa (Bellota). Ej.: Quercus sp. (robles, encinas, quejigos, coscojas)

    - Pomo: Indehiscente y polispermo. Fruto con "pepitas" (semillas) encerradas en el endocarpio cartilaginoso. Ej.: Malus (manzana), Pyrus (pera)

    - Pseudocarpo: agregados de aquenios incluidos en un receptáculo carnoso. Ej.: Fragaria vesca (fresa).

    Semilla

    Es cada uno de los cuerpos que forman parte del fruto que da origen a una nueva planta, es la estructura mediante la que realizan la propagación las plantas que por ello se llaman espermatófitas (plantas con semilla). La semilla se produce por la maduración de un óvulo de una gimnosperma o de una angiosperma. Una semilla contiene un embrión del que puede desarrollarse una nueva planta bajo condiciones apropiadas. Pero también contiene una fuente de alimento almacenado y está envuelto en una cubierta protectora.

    Partes de la Semilla:

    En la semilla se diferencian tres partes:

    Embrión (puede considerarse una planta diminuta),

    Albumen o Endospermo (rodea al embrión en mayor o menor medida dependiendo del tamaño del embrión) y

    Tegumentos que son dos, uno externo denominado testa y otro interno denominado cubierta seminal interna.

    Clasificación de la Semilla

    Semilla polinizada

    La mayoría de las variedades de los catálogos son de tipo "convencional" o "estándar". No se ha realizado ninguna hibridación especial, por lo que generalmente es la más económica. Recuerde, que las nuevas variedades son más caras que las viejas.

    Semilla híbrida F1

    Variedad producida por un cruzamiento de dos progenitores de raza pura. Sus características principales son su mayor vigor y uniformidad en su altura, forma, etc. y por ello un híbrido F1 es, a menudo, una buena compra a pesar de su elevado precio. Presenta un inconveniente: todas las plantas tienden a madurar al mismo tiempo, lo cual es bueno para el profesional pero no para el aficionado.

     Semilla capsulada

    Semilla recubierta con arcilla u otro material para facilitar su manipulación. Es útil para semillas muy pequeñas ya que se pueden sembrar bastante espaciadas y disminuir así, o eliminar, la necesidad de aclareos. A menudo los resultados son decepcionantes ya que al suelo que rodea las semillas debe mantenérselo uniformemente húmedo (si se mantiene demasiado seco o demasiado húmedo, la germinación será escasa).

     Semilla desinfectada

    Semilla cubierta con un fungicida o con un fungicida - insecticida antes de que el horticultor lo empaquete.

    Semilla empaquetada al vacio

    Semilla envasada en bolsas al vacío. Estas semillas se conservan viables más tiempo que las empaquetadas según el método corriente. 

    Semilla germinada

    Semilla germinada por el cultivador y enviada en bolsas impermeabilizadas. Esta semilla debe plantarse inmediatamente. 

    Semilla aprovechable

    A menudo sobran algunas semillas después de la siembra. Casi todas las variedades pueden aprovecharse para el año siguiente. 

    Semilla de cosecha

    Es una tentación aprovechar las semillas de las hortalizas que han formado vainas pero en la mayoría de los casos no es aconsejable. Los híbridos F1 producirán plantas menos vigorosas y pudiera ser que las coles sean el resultado de un cruzamiento y produzcan plantas sin ningún valor. Los guisantes, las judías y las cebollas son excepciones (muchos cultivadores de cebollas campeonas insisten en emplear sus propias semillas).

    Condiciones para germinación de la Semilla

    Para que la semilla pueda germinar se requieren unas condiciones mínimas tanto en lo  que se refiere a la parte interna de la  misma (condiciones intrínsecas), como de condiciones ambientales (condiciones extrínsecas), presentes en el  vivero o campo de cultivo.

    La semilla, para iniciar la germinación requiere haber alcanzado su madurez, es decir tener completamente desarrollado el embrión y materiales de reserva (cotiledones o endospermo); que conserve su vitalidad interna, que no esté atacada por insectos u hongos patógenos y sobretodo, no sufrir transformaciones químicas (oxidaciones), principalmente de las     sustancias que alimentarán el embrión recién emergido.

    Las condiciones del ambiente tales como la humedad, la temperatura, la luz y el oxígeno, en proporciones adecuadas, facilitan e inducen  cambios físicos y  fisiológicos de la semilla; transformando la vida latente del embrión en una nueva planta, con todos sus procesos vitales de asimilación, transporte y transformación de , respiración, crecimiento y reproducción que caracterizan la vida.

    La semilla para germinar requiere necesariamente de las siguientes condiciones:

    • Humedad suficiente y continua: el riego debe ser adecuado para mantener el sustrato húmedo pero sin encharcamientos y regarse todos los días incluso festivos y dominicales. Cuando la semilla inicia el proceso de imbibición, es decir que comienza a hincharse por la absorción de agua, si se suspende el riego por un solo día, (ejemplo el día domingo o festivo), la semilla se deshidrata, muere y por lo tanto no germina así se le aplique agua abundantemente, al día siguiente.

    • Temperatura adecuada: Todas las semillas tienen rangos de temperaturas de germinación diferentes de acuerdo al piso térmico y a las condiciones ecológicas de donde proviene  (clima cálido, medio o frío). Sin embargo a bajas temperaturas los procesos germinativos son mas lentos, propios de las especies alto andinas (páramos y subpáramos), un poco mas rápidos a temperaturas medias en las zonas andinas y subandinas y mucho mas acelerado en el piso tropical. Sin embargo la mayoría de las semillas, con algunas excepciones germinan bien a un rango de temperatura entre 20 a 30ºC, con un óptimo cercano entre 24 y 26ºC.

    • Períodos de luz – oscuridad. La necesidad de luz para  cada especie en su germinación está de acuerdo a sus requerimientos  para su desarrollo en estado natural, ya sea la especie pionera o del bosque maduro o crezca en el bosque bajo tropical,   en el bosque andino o en el páramo: Las especies del piso bajo tropical generalmente son  heliófitas o semiheliofitas, tienen altas demandas de luz, mientras que para  la mayoría de las especies de la zona alta andina o bosques nublados, las necesidades de luz son más bajas (esciofitas). La polisombra o umbráculo a utilizar debe tratar de reducir la entrada de luz entre un 50 a 75 %, tratando de asimilar a las condiciones naturales de la especie ,con el fin de reducir la evaporación del agua del germinador, aminorar  el impacto de las lluvias y evitar sobrecalentamiento del sustrato al recibir los rayos directos del sol.

    • Oxígeno. La semilla como todo ser vivo, necesita respirar y tiene alto consumo de oxígeno durante los procesos germinativos. En consecuencia si se, siembra la semilla muy profunda o se encharca el germinador con un riego muy abundante, se priva a la semilla del oxígeno necesario para sobrevivir, lo que probablemente cause la pudrición o muerte de la misma por ahogamiento. No siempre es aconsejable sembrar la semilla con profundidad de dos veces su tamaño como indican algunos documentos.

    • Sustrato. La semilla para germinar solo utiliza los nutrientes contenidos en sus tejidos de reserva (cotiledones y endospermo). Por lo tanto, el sustrato durante el proceso germinativo, únicamente requiere tener capacidad de mantener la humedad adecuada, permitir la entrada de oxígeno y luz a la semilla y evitar que los rayos del sol incidan directamente sobre ella.

    Cuando la plántula desarrolla las hojas verdaderas, comienza a realizar  el proceso fotosintético y las raíces están en capacidad de absorber nutrientes, en ese momento el sustrato debe contener materia orgánica y/o los elementos mayores y menores en cantidades adecuadas para una normal nutrición y desarrollo  del material vegetal.

    Monografias.com

    Monografias.com

    Monografias.comMonografias.com

    Monografias.comMonografias.com

    Bibliografía

    es.wikipedia.org/wiki/Fruto

    www.biologia.edu.ar/botanica/.../6_3clas-dehis.htm

     

     

     

     

     

     

    Autor:

    Nohelys Vásquez

    nohelys12[arroba]hotmail.com

    Ing. Agrónoma

    República Bolivariana de Venezuela

    Ministerio de Poder Popular Para La Defensa

    Universidad Nacional Experimental Politécnica De La Fuerza Armada

    Núcleo Portuguesa Extensión Páez

    Acarigua, Julio 2009



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Frutos y semillas

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    4 + 12 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.