Historia del método científico moderno

    1. Resumen
    2. Introducción
    3. Método y ciencia
    4. El método científico en la antigüedad
    5. Renacimiento y modernidad
    6. La formalización del método
    7. El método científico de las ciencias naturales y sociales
    8. El método hipotético deductivo
    9. Las funciones del método científico
    10. Tensiones en el método de la ciencia
    11. El método de la investigación científica
    12. Conclusiones
    13. Bibliografía

    RESUMEN

    La ciencia tiene un método el cual se asocia a la investigación, pues esta última es una forma ordenada y sistémica de producir conocimientos. Ha ocurrido que en los últimos tiempos en la práctica investigativa, se ha confundido el método de investigación científica con las técnicas del método y el presente trabajo busca identificar los fundamentos del método científico e identificar en qué consiste la reducción propuesta.

    1. INTRODUCCIÓN
    2. Desde los albores de la humanidad, el ser humano deseo tener la seguridad de que sus formas de pensar podía llevarlo a conceptos verdaderos. El conocimiento humano, en el inicio de la historia de la civilización, tuvo un sustento divino; posteriormente entró en crisis este criterio, para basarse en un nuevo paradigma, la razón, cuyo principal fruto es la ciencia moderna. Actualmente la humanidad duda de la razón como fuente de bienestar y de verdad. En este proceso de renovación, no sólo cambian los paradigmas sociales, sino también los actores que los sustentan, los productos y el sentido de la historia. Por ello, el análisis de la historia de la ciencia es un recorte de la realidad que nos permitiría comprender la misma historia de la humanidad.

      La ciencia tiene como elemento distintivo a su método, el cual expresa una cosmovisión humana, así como sintetiza los sustentos y tensiones en su dinámica. Muchos científicos pragmáticos asumen que el método de la ciencia es único, que está dado y que su aplicación rigurosa garantiza un conocimiento verdadero. Lo anterior implica entonces que se ha independizado de la voluntad humana, uno de sus productos, el método científico, el cual sería además neutro axiológicamente. El presente estudio tiene como objetivo describir y analizar el proceso de constitución del método de la ciencia moderna, para denotar sus determinantes y dinámica, así como las tensiones actuales, que nos sugieren el posible que habría tenido actualmente.

      Para analizar el método en primer tiene que definirlo; pero esta definición tiene que ser planteada en los términos en que actualmente se llama el método de la ciencia moderna. Simultáneamente tenemos la necesidad de establecer su relación con la ciencia. La ciencia moderna tiene como una de sus características sustantivas a su método; pero a su vez, el método es el que produce o permite el conocimiento científico. Es esta última relación la que asumimos en el presente trabajo, pues históricamente, las primeras adquisiciones de conocimiento científico fueron posibles por ciertas actitudes de filósofos y científicos, que fueron los inicios incipientes del método científico.

      El método científico en general puede definirse como una procedimiento racional y objetivo para producir conocimientos sobre la realidad. Otros componentes del método son su carácter empírico y lógico. El tipo de objetividad que aspira es empírica, todo lo cual se conoce como el carácter de verificalidad en el método científico. Esquematicemos también un concepto de ciencia, que nos permitirá dar el marco para el sentido de método. Así, ciencia se puede definir por los siguientes elementos: Forma del conocimiento explicativo, Sobre aspectos de la realidad o el mundo, Contiene conceptos, teorías (a veces leyes) e hipótesis explicativas, Método racional, objetivo, Tiene forma sistémica, Es dinámico, Tiene consenso en la comunidad científica

      Las definiciones anteriores nos dicen qué es método, pero es necesario además definir su forma, siendo actualmente reconocido como el hipotético deductivo. Esto significa que el método de producir conocimiento científico es mediante la propuesta de hipótesis sobre problemas de la ciencia o de la realidad, para luego deducir y buscar las evidencias que probarían las hipótesis, o que la falsearían, como se verá más adelante. La ciencia tiene otros diversos métodos, todos ellos generales y básicos como son la inducción, la comparación, el análisis, la síntesis, entre otros; pero todos ellos tienen en común la condición de racionalidad objetiva.

    3. MÉTODO Y CIENCIA

      Los inicios de la ciencia moderna se identifican en la antigua Grecia, desde el siglo VII a. C. Aristóteles reconoció que fue Tales de Mileto (585 a. C.) quien se propuso explicar las causas de los fenómenos, y buscó explicar la existencia del cambio continuo en las apariencias, frente a la preservación de la naturaleza, para ello pensó que el mundo estaba formado por un sustrato invariable, el agua, la cual adoptaba diferentes formas. Anaxímenes propuso que era el aire y Anaximandro que era el apearon o éter. Platón pensaba que eran entes universales o ideales, perfectos, con existencia verdadera, de las que los hechos u objetos reales y materiales del mundo, no son sino ejemplos o copias imperfectas; aprender para Platón implicaba develar el mundo ideal, no se trata de conocimientos incorporados por los sentidos, que son engañosos, sino mediante el intelecto. Platón propone que el conocimiento de las ideas es realmente un reconocimiento, en vista de que ya las conocíamos en alguna encarnación anterior, o sea propone la existencia de ideas o conocimientos a priori. Platón veía con cierto desprecio el estudio de la realidad, de los fenómenos de la naturaleza y propone que el filósofo debía intentar llegar al mundo de las ideas, en donde todo es perfección absoluta.

      Por otro lado, Aristóteles, quien aportó una lógica de gran alcance, propone que los mismos principios generales de razonamiento rigen en todas las ciencias. Pensaba que una función importante del filósofo era la búsqueda de definiciones correctas de las cosas, o sea conceptos universales. Lo anterior implicaba la determinación de su género y de su especie, porque de ellos dependen las cualidades necesarios y suficientes para que algo sea una cosa del tipo o clase a la que pertenece, o sea que de ello depende su esencia. Sugiere una posible estructura del método científico aristotélico, al establecer la esencia de los fenómenos, se establecen sus propiedades.

      Pero el mismo Aristóteles encontró que esta definición lógica de la esencia no era suficiente para conocer los objetos, lo que requería examinarlas directamente. Este examen implicaba tomar un grupo de cosas semejantes y por comparación definir qué es lo que tienen en común; luego proceder igual con grupos diferentes; de la misma especie; pero diferentes al primer grupo; se comparan las características comunes hasta obtener una sola expresión, que es la definición requerida. Esto último es una formulación de los inicios de la inducción: Percepciones sensoriales en la recolección de datos, reconocimiento y aislamiento de semejanzas entre objetos diferentes, en base a las semejanzas se construye clases distintas, como géneros y especies.

      Pero Aristóteles también propuso otras rutas para el conocimiento válido, uno de ellos es el que podemos definir como apriorístico deductivo, que se expresa en los "Últimos Analíticos", así dice: "Llamo tesis de un principio sologístico inmediato a la proposición que no puede ser demostrada, y cuyo principio no es indispensable para saber algo; y por el contrario a aquella que se debe necesariamente conocer para conocer la cosa, cualquiera que ella sea, la llamo axioma... la tesis que toma una de las dos partes de la enunciación, es decir, que afirma o que niega la existencia del objeto, recibe el nombre de hipótesis. La tesis, que carece de estas condiciones, es una definición". En otra parte del mismo texto dice: "Llamo principios en cada género a aquellos términos cuya existencia no puede demostrarse. Se admite, pues, sin demostración el sentido de las palabras que expresan los primitivos y la conclusión que de ellos se deriva.." Aristóteles dio el mayor valor a la observación de la misma naturaleza, a desentrañar el conocimiento, partiendo de las percepciones reales.

    4. EL MÉTODO CIENTÍFICO EN LA ANTIGÜEDAD




    1. RENACIMIENTO Y MODERNIDAD
    1. NUEVA MORAL HACIA EL CONOCIMIENTO EN LA EDAD MEDIA

    La tensión más importante que permite la nueva era es el cuestionamiento del paradigma sagrado como fuente de explicación, verdad y legitimidad; el cual es cambiado por el de la razón humana, inaugurando así la era de la modernidad. Esto implicó un gran costo moral y social, pues el ser humano se puso como centro o finalidad de la sociedad y la historia. El ser humano se asume como "la medida de las cosas" y ello lo lleva a buscar conocerse, conocer el mundo; pero con los recursos propiamente humanos. Cuando se anuncia el renacimiento en Europa, las cosas cambian totalmente a favor de una visión del mundo dominado por la razón. Dos opciones empezaron a prevalecer y constituyeron la base de una nueva ideología dominante:

    • La aceptación de que visión mítica y razonamiento se oponen y que aquella va a ser superada por el razonamiento. Esto significa que el mundo tenía que ser visto como un reino amoral, sujeto a leyes naturales y no como impulso de Dios y de fuerzas misteriosas.
    • El desarrollo del positivismo, que afirma el razonamiento, basado en hechos y datos obtenidos en observaciones y experimentos, puede sostener el conocimiento.

    En el Renacimiento, la visión que tiene el ser humano sobre sí mismo se simplifica cada vez más y las ciencias naturales comienzan a desarrollarse fuertemente, lo que posibilita aclarar el mundo fuera de él. El positivismo permitió que sólo los hechos sean considerados la única verdad e incluso negar la posibilidad de las ciencias sociales, a no ser que se plantearan en términos naturales.

    1. EL inductivismo de francis bacon
    2. Aunque el inductivismo es casi un instinto en la experiencia humana y fue explicado ya por Aristóteles, fue Francis Bacon quien en la ciencia moderna lo introdujo para distinguir entre ciencia empírica y seudociencia o supertición. Las reglas fundamentales del inductivismo son: a) Partir de las observaciones, no de especulaciones, no dejar interferir ideas parciales para no perjudicar observaciones empíricas, b) Después de recolectar una gran serie de observaciones particulares, inducir su causa o ley general.

      David Hume critica el inductivismo, el afirma que siempre hay un momento de suposición. Las observaciones pueden haberse hecho en forma imparcial, pero en la formulación de causas o teorías subyacentes, entra una suposición. Las suposiciones son una buena guía para llegar a las causas. Las observaciones se pueden ver, las causas no; la universalidad de una ley no se puede observar, pero si las instancias particulares de una ley universal. Excluir en la formulación de leyes universales o causas subyacentes, su cosmovisión, sus ideas, sus imaginaciones, la influencia ambiental; es sumamente difícil.

    3. EL METODO DE RENE DESCARTES

    René Descartes (1596 - 1650) es uno de los científicos y filósofos que, contra el empirismo, promovió la preeminencia de la razón, como fundamento del conocimiento de la verdad. Las reglas fundamentales de su método fueron: "no recibir nunca cosa alguna como verdadera que yo no conociese evidentemente como tal, es decir, evitar cuidadosamente la precipitación y la previsión…; dividir cada una de las dificultades que examinará en tantas porciones como fuera posible y como se requiera para resolverlas mejor…, conducir con orden mis pensamientos, comenzando con los objetos más simples y más fáciles de conocer, para ascender poco a poco… hacer en todo enumeraciones tan complejas y revisiones tan generales, que estuviera seguro de no omitir nada".

    Descartes es considerado el fundador de la filosofía de la ciencia moderna, comparte el movimiento cultural moderno con Galileo y Newton, entre muchos otros. Concebía a la ciencia como una pirámide cuya cúspide estaba ocupada por los principios o leyes más generales de la realidad; pero mientras Bacon llegaba a esa cúspide mediante las inducciones progresivas, basadas en series de observaciones empíricas, Descartes propuso que el conocimiento científico se iniciaba en la cumbre y de ahí procede hacia abajo, siguiendo el camino de la deducción, hasta llegar a la naturaleza real; esto implica que la certeza en el conocimiento puede alcanzarse a priori (de ahí su verdad "pienso, luego existo"), la cual se constituye en el principio inicial de su filosofía. El siguiente paso fue examinar porqué este principio es tan evidente y la respuesta fue porque lo concebimos en forma clara y precisa, se presenta de inmediato a la mente, es sin condiciones evidente. Luego Descartes procede a demostrar la existencia de Dios, a través de la idea de la perfección, donde él acepta que es imperfecto; pero que para percibirlo debe poseer también la idea de lo perfecto; tal idea no hubiera aparecido en su mente si no existiera un ser perfecto que la originara.

    Después de establecer su propia existencia como un ser pensante, las propiedades de las cosas ciertas y la existencia de Dios, dirige su atención al mundo de la realidad y distingue entre cualidades primarias y secundarias, las primeras son las que las cosas deben poseer para ser cosas (extensión, flexibilidad y movilidad) mientras que las secundarias son las percibidas por los sentidos (calor, sabor, sonido, olor y otras) y dependen de la existencia del sujeto. Las cualidades primarias son intuidas por la mente, que de esa manera resulta ser más confiable que los sentidos. Pensaba que los fenómenos macroscópicos podían explicarse a partir de interacciones microscópicas, analizadas en forma cuantitativa, restringió el contenido de la ciencia a aquellas cualidades que pueden expresarse matemáticamente y compararse en forma de relaciones. Descartes fue dualista igual que Platón, con la postulación de dos mundos paralelos pero independientes e incapaces de interactuar entre si: el cuerpo y la mente. La filosofía cartesiana es rígidamente determinista, de modo que tanto la materia inerte como los organismos vivos obedecen las leyes de la física.

    1. LA FORMALIZACIÓN DEL MÉTODO
    2. El surgimiento, casi desbordante en algunas ciencias, de los nuevos aportes científicos, producen que se establezcan algunas formalizaciones o normatizaciones, ya por su éxito o por un proceso de legitimización entre la comunidad científica. Así por ejemplo, en Medicina, el advenimiento del laboratorio transformó de modo radical la identidad de las enfermedades infecciosas y de la acción de la Medicina. El más importante cambio es que las enfermedades empezaron a ser definidas sustancialmente por el laboratorio, la única causa de las mismas se identificó con algo material observado en el laboratorio, así muchas enfermedades dejaron de ser tales y otras surgieron como entidades comunes. El germen nos explica cómo se inicia y cómo se produce la secuencia de cambios corporales internos que constituyen la enfermedad.

      Roberto Koch (1843 – 1910), llega a proponer un procedimiento, hasta ahora vigente, que implica la garantía para el estudio de una enfermedad infecciosa: el microorganismo debe estar presente de modo constante en los casos de enfermedad, debe encontrarse ausente en otras enfermedades, debe ser posible inducir experimentalmente la enfermedad en un animal sano susceptible empleando únicamente el microorganismo y debe verificarse que el microorganismo se ha multiplicado en este animal que ha enfermado. Progresivamente en cada ciencia se han establecido procedimientos consensuales para incrementar su bagaje de conocimientos, lo cual ha establecido incluso aspectos formales como es la publicación o sustentación en determinados espacios de disfusión.

      Clásicamente se dividen las ciencias por el carácter de su objeto de estudio, en un caso son objetos reales y en el otro son formas sin contenido. Las ciencias naturales se caracterizan por sus teorías sustentadas en hechos de la realidad, por el positivismo, por confirmar o rechazar las teorías a través de experimentos adecuados. Su investigación utiliza la exactitud, la exclusividad y la repetibilidad. Fueron Galileo y Newton quienes contribuyeron al florecimiento de las ciencias naturales. La afirmación de que la tierra rotaba alrededor del sol y no al revés, estremeció al mundo. Toda la visión de que la tierra era el centro del universo, fue desmentida, y la tierra fue reducida a uno más de los planetas existentes. La teología de aquel tiempo no tenía una respuesta intelectual a este hallazgo. El hecho de que algo sea demostrable o no, determina si es competencia o no de las ciencias naturales. La experiencia tiene que demostrar si la teoría es correcta o no, y este empirismo tiene su base en las cualidades sensoriales humanas.

      Las ciencias sociales se caracterizan por su carácter contemplativo; a pesar que también utilizan varios métodos de las ciencias naturales, existe una gran diferencia por el uso de la reflexión, no existiendo exclusividad ni exactitud. Las realidades sociales son muy dinámicas y contingenciales, por ello es inadecuado intentar establecer leyes estables y universales o más aún, hacer modelos de su dinámica, con el riesgo de hacer del hombre un objeto o solamente tomar en cuenta sus "estructuras constantes" como actualmente se intenta con las investigaciones del ADN, donde se quiere encontrar en un determinado gen, la explicación para la conducta humana. En las realidades sociales, el investigador es parte del objeto del conocimiento, tiene historia y sentido.

      Como todo lo anterior es subjetividad, se ha dicho que no es posible hacer ciencia de lo social o que ellas son ciencias incipientes. En el inicio de las ciencias sociales (siglo XIX) estas pretendieron seguir el método de las ciencias naturales para ganar legitimidad, dado su gran reconocimiento y auge; pero lo que consiguieron fue deformar y reducir esta nueva realidad, donde el ser humano se estudia a si mismo, incluso se propone la existencia de un nivel subconsciente, de la voluntad de poder y saber, de las ideologías expresadas como marcos teóricos en las ciencias.

    3. EL MÉTODO CIENTÍFICO DE LAS CIENCIAS NATURALES Y SOCIALES

      Muchos científicos creen que la ciencia natural se caracteriza por el método inductivo, es decir por un método que parte de largas series de observaciones y experimentos y se basa en ellos. Creen que sólo el método inductivo puede suministrar un criterio de demarcación entre ciencia y especulación metafísica o seudociencia, y que este método permite establecer o verificar como seguras, o casi seguras o muy probables, las teorías. Si analizamos cuidadosamente los casos aparentes de inducción no son sino el método de ensayo y error, de conjeturas y refutaciones, es decir el método hipotético-deductivo. Una hipótesis no es generada por los datos sino inventada o imaginada por los científicos para dar cuenta de las observaciones que forman parte del problema que la hipótesis trata de resolver. Una vez obtenida evidencias pertinentes y supongamos que a favor de la hipótesis, no se induce su probabilidad, sino que se evalúa o juzga la hipótesis a la luz de la evidencia y de argumentos críticos que ayudan a decidir sobre su aceptabilidad. Eso simula la inducción, pues se salta de las observaciones (particulares) a la hipótesis (general), en dirección inductiva, pero no hay razonamiento o inferencia sino estimación y decisión en dicho paso.

      Popper propuso para la aproximación a la verdad de una hipótesis por el método hipotético-deductivo, sólo la lógica deductiva es el órgano crítico. De una hipótesis a contrastar, en conjunción con las condiciones iniciales del estudio, se deducen lógicamente una o varias predicciones; luego éstas se confrontan con la experiencia de los estudios emprendidos para contrastar la hipótesis. Si las predicciones concuerdan con los resultados del estudio, se decide que quedan verificadas y la hipótesis queda provisionalmente corroborada; pero si la decisión es negativa, la teoría de la que se han deducido queda deductivamente falsada, aunque también provisionalmente. Aunque ambas son provisionales, falsación y corroboración no son lógicamente equivalentes, la primera es más fuerte que la segunda.

      Es decir, hay una asimetría del razonamiento lógico (deductivo): un conjunto finito de observaciones, si son verdaderas (no sesgadas), puede falsar una hipótesis universal; pero bajo ninguna condición (incluso si observaciones repetidamente verdaderas) podría verificarla (no podemos escudriñar todos los lugares y tiempos para ver si aparece un contraejemplo). Si una teoría concuerda con los hechos la teoría puede todavía ser falsa (sus predicciones puede ser explicadas por otras hipótesis alternativas), lo más que podemos esperar es su plausibilidad provisional; si, por el contrario, no hay acuerdo, la teoría es necesariamente falsa (salvo que lo falso sean las condiciones iniciales). Por ello, las hipótesis científicas, de una manera válida, sólo pueden ser refutadas, falsadas, nunca se confirman; con lo que únicamente quedan provisionalmente preferidas aquellas que resisten repetidamente fuertes intentos de refutación (pruebas empíricas).

      Si se trata de una hipótesis probabilista, desde un punto de vista lógico no es verificable (por ser universal) ni tampoco estrictamente falsable (pues por improbables que sean las desviaciones considerables de los datos respecto a lo predicho por la hipótesis en una muestra grande, una hipótesis no excluye lógicamente dichas desviaciones). Pero sí son falsables con arreglo a reglas metodológicas. Y la asimetría lógica anterior se mantiene. Una hipótesis no puede ser deducida con fuerza lógica de los datos a su favor, ningún conjunto finito de datos puede confirmar una hipótesis (una hipótesis universal afirma una relación válida, en principio, en todo espacio y tiempo). También su solución positiva para el apoyo de una hipótesis por medio de medidas de corroboración que no son probabilidades, como alternativas a la probabilidad inductiva, ha sido desafiada. El método científico es un conjunto sistemático de reglas metodológicas y no lógicas, metodológicas porque frente a las hipótesis, las somete a tests severos de contrastación con la experiencia.

    4. EL MÉTODO HIPOTÉTICO DEDUCTIVO

      Operativamente las funciones de la ciencia son la observación, la experimentación y la explicación. Cada una implica diferentes procedimientos y productos; pero los tres deberían ser realmente sólo "la función" de la ciencia, porque el plantearlos como tres funciones ha generado que algunos hablen de investigaciones observacionales o descriptivas y otras investigaciones serían experimentales, incluso las investigaciones explicativas serían las que encuentran la causa. En nuestra opinión es una sola la función de la ciencia: "observación-experimentación-explicación". La ciencia primero observa hechos de la realidad, luego ingresa a experimentar de alguna forma y finalmente tiene que decir el porqué de los hechos u observaciones.

      Los hechos o datos de la realidad, incluso los obtenidos con los más sofisticados experimentos, no son conocimiento científico, ninguna ciencia tiene datos, la ciencia sólo contiene conceptos o proposiciones, teorías (a veces leyes) e hipótesis explicativas; luego en todo proceso de conocimiento, se debe llegar al momento explicativo, de lo contrario aún el conocimiento no tiene la forma científica. Incluso Aristóteles en sus "Últimos Analíticos" dice "... puesto que saber el porqué de las cosas es el más alto grado de la ciencia.

    5. LAS FUNCIONES DEL MÉTODO CIENTÍFICO
      1. EL POSITIVISMO
      2. Este enfoque filosófico ha influido mucho en las ciencias. Se basa en la experiencia y el conocimiento empírico de los fenómenos naturales, El término positivismo fue utilizado por primera vez por el filósofo y matemático francés del siglo XIX Auguste Comte, pero algunos de los conceptos positivistas se remontan al filósofo británico David Hume, al filósofo francés Saint-Simon, y al filósofo alemán Immanuel Kant. Comte decía que "Desde Bacon, todos los espíritus serios afirman que no hay más conocimiento real que aquel que se basa en los hechos observados... el carácter fundamental de la filosofía positiva consiste en considerar todos los fenómenos como sujetos a leyes naturales invariables, cuyo descubrimiento preciso y la posterior reducción al menor número posible constituyen la finalidad de nuestros esfuerzos".

        Comte eligió la palabra positivismo sobre la base de que señalaba la realidad y tendencia constructiva que él reclamó para el aspecto teórico de la doctrina. En general, se interesó por la reorganización de la vida social para el bien de la humanidad a través del conocimiento científico, y por esta vía, del control de las fuerzas naturales.

        A principios del siglo XX un grupo de filósofos interesados en la evolución de la ciencia moderna, rechazaron las ideas positivistas tradicionales que creían en la experiencia personal como base del verdadero conocimiento y resaltaron la importancia de la comprobación científica. Este grupo fue conocido como los positivistas lógicos entre los que se encontraban Ludwig Wittgenstein y los filósofos Bertrand Russell y George Edward Moore. El Tractatus logico-philosoficus (1921) resultó tener una influencia decisiva en el rechazo de las doctrinas metafísicas por su carencia de sentido y la aceptación del empirismo como una materia de exigencia lógica. El positivismo intentó reducir la realidad social, a los principios de la realidad natural; así como otros han intentado reducir las ciencias fácticas a la matemática, la cual asumen como el paradigma de la ciencia por su exactitud, su formalización y axiomatización o posibilidades de establecer leyes objetivas. Los positivistas hoy en día, prefieren denominarse a sí mismos empiristas lógicos para disociarse de la importancia que dieron los primeros pensadores a la comprobación científica.

        El Racionalismo es un sistema de pensamiento que acentúa el papel de la razón en la adquisición del conocimiento, en contraste con el empirismo, que resalta el papel de la experiencia, sobre todo el sentido de la percepción. La razón es el fundamento del método científico; pero este ha sido profundamente cuestionado, especialmente desde las posiciones postmodernas. Incluso J. C. Mariátegui dijo en su Alma Matinal (1925) "la experiencia racionalista ha tenido esta pedagógica eficacia de conducir a la humanidad a la desconsolada convicción de que la Razón no puede darle ningún camino. El racionalismo no ha servido sino para desacreditar a la Razón... El hombre occidental ha colocado, durante algún tiempo, en el retablo de los dioses muertos, a la Razón y a la Ciencia... ni la Razón ni la ciencia puede satisfacer toda la necesidad de infinito que hay en el hombre. La propia razón se ha encargado de demostrar a los hombres que ella no les basta."

        El racionalismo ha aparecido de distintas formas desde las primeras etapas de la filosofía occidental, pero se identifica ante todo con la tradición que proviene de René Descartes, el cual creía que la geometría representaba el ideal de todas las ciencias y también de la filosofía. Sostenía que sólo por medio de la razón se podían descubrir ciertos universales, verdades evidentes en sí, de las que es posible deducir el resto de contenidos de la filosofía y de las ciencias. Manifestaba que estas verdades evidentes en sí eran innatas, no derivadas de la experiencia. Este tipo de racionalismo fue desarrollado por Baruch Spinoza y Gottfried Wilhelm Leibniz. Se opusieron a ella los empiristas John Locke y David Hume, que creían que todas las ideas procedían de los sentidos.

      3. EL racionaliSMO

        Causalidad designa la relación entre una causa y su efecto. Aristóteles enumeró cuatro tipos de causas diferentes: la material, la formal, la eficiente y la final. La causa material es aquella de la que está hecha cualquier cosa, por ejemplo, el cobre o el mármol es la causa material de una estatua. La causa formal es la forma, el tipo o modelo según el cual algo está hecho; así, el estilo de la arquitectura será la causa formal de una casa. La causa eficiente es el poder inmediato activo para producir el trabajo, por ejemplo la energía manual de los trabajadores. La causa final es el objeto o el motivo por el cual el trabajo se hace, es decir, el placer del propietario. Los principios que Aristóteles perfiló forman la base del concepto científico moderno de que estímulos específicos producen resultados modélicos y generalizados bajo condiciones sometidas a control. Descartes y sus discípulos pensaron que una causa puede contener las cualidades del efecto o el poder para producir el efecto.

        Los científicos físicos de los siglos XVII y XVIII tuvieron a menudo una idea mecanicista de la causalidad, reduciendo la causa a una acción o cambio seguido por otro movimiento o cambio, con una paridad matemática entre medidas del movimiento. David Hume llevó a una conclusión lógica el juicio de Sixto Empírico según el cual la causalidad no es una relación real, sino una ficción de la mente o, desde una perspectiva más general, de los sentidos. Kant situó la causa como una categoría fundamental del entendimiento, sostenía que el único mundo objetivo cognoscible es el producto de una actividad sintética del entendimiento, de la razón; que la causalidad es uno de los principios de coherencia que se obtiene en el mundo de los fenómenos, y que está presente en un orden universal porque el pensamiento es un elemento del mundo de los fenómenos y sitúa a la causalidad como parte de él. John Stuart Mill justificó la creencia en la causalidad universal sobre principios empiristas; una proposición es significativa cuando describe aquello que puede ser objeto de la experiencia.

        Actualmente se asume que la causa de cualquier efecto es consecuencia de un precedente sin el cual el efecto en cuestión nunca se hubiera producido. Esta es una idea mecanicista de la causalidad. Todos los acontecimientos previos completarían la causa completa. Henri Bergson afirmaba que la realidad última o la vida no está ligada por secuencias causales exactas, es un proceso de crecimiento en el que lo imprevisible, y por lo tanto lo no causado, acontece con gran frecuencia. En el tiempo real no ocurren repeticiones exactas, y donde no hay repetición no hay causa, ya que la causa significa que lo que antecede se reitera subordinado por la misma consecuencia.

        Localmente se han usado los criterios de Hill para establecer la relación de causalidad entre diferentes hechos; así el reunir varios de estos criterios permitiría proponer la relación de causalidad: Relación temporal entre el hecho propuesto como causa y el propuestos como efecto, la consistencia de los resultados en diferentes investigaciones, la intensidad de la relación entre dos hechos, la relación dosis respuesta, la plausibilidad teórica o científica y la reversibilidad. Aún más, en el campo de la investigación epidemiológica, la relación causal se establece cuando el análisis estadístico de los datos de observaciones, establecen ciertos valores que son llamados estándarizados, como "la fuerza de asociación estadística", "consistencia de los resultados en varias investigaciones", etc.

      4. la causalidad
      5. la objetividad, SUBJETIVIDAD E intersubjetividad
    6. Tensiones En el MÉTODO de la ciencia

    La objetividad sugiere que las cosas de la realidad tienen una esencia y que ella es susceptible de ser conocida por la razón humana, se opone la subjetividad en el conocimiento. Esta discusión sobre las posibilidades de objetividad de la ciencia y el rechazo a la subjetividad y se plantea en los siguientes términos: a) Los formalistas o idealistas afirman que el conocimiento está en el observador, en su subjetividad, b) Los objetivistas y positivistas afirman que el conocimiento reside en los objetos, por lo tanto es posible conocer la realidad tal como es, c) Los críticos asumen que ambos elementos son imprescindibles en el conocimiento, que la subjetividad no le resta verdad al conocimiento, sino que lo puede enriquecer con su historia y valores.

    La objetividad es la cualidad del objeto en sí y no al modo de sentir o de pensar del sujeto. Todo aquello que existe en la realidad, externo al individuo, es objetivo. A través de la objetividad se abstrae y prescinde de la existencia del propio individuo. La relación entre objetividad y subjetividad tendría diferente proporción según el tipo de conocimiento que se quiere enfrentar, en algunos sería más posible la objetividad o subjetividad:

    1. RELACIONES ENTRE OBJETIVIDAD Y SUBJETIVIDAD

    Considerando que actualmente en la ciencia es necesario reconocer la inevitabilidad de la subjetividad, que las ciencias es un producto social e histórico, donde el consenso tiene un rol importante para el reconocimiento de la validez científica, es que se ha planteado la necesidad de la razón dialógica o intersubjetividad. Este análisis que nos lleva a la pérdida de los análisis "objetivos", "desde afuera" por aquello de que "no hay externalidad posible en los sistemas sociales. Habermas se ha opuesto a la hegemonía de los análisis de carácter sistémico estructuralista (sin sujetos) en diferentes campos del conocimiento. Hablar de subjetividad no significa renunciar a realizar el análisis más integrado y completo posible de una situación, para lo cual apelamos a un trabajo de "reconstrucción intersubjetiva" que pasa por articular los análisis de los diferentes actores que participan en una situación concreta, pero desde su propia perspectiva, posicionamiento, sistema de valores, experiencia e intencionalidad. Por ejemplo en la planificación estratégica se hace emerger otros múltiples actores que planifican En la práctica la concepción de "yo planifico sobre un sistema que a su vez es planificado por mí", impedía la discusión del poder y la naturaleza de las dificultades que la intervención en los espacios sociales habitualmente genera, lo que no era e extrañar ya que los modelos analíticos extraídos de loa economía clásica, y que han alimentado los algoritmos de planificación, tanto los basados en el racionalismo ("conducción científica de la sociedad") como los conductistas, generaron la fantasía que era posible aplicar las metodologías de la planificación de las grandes obras de infraestructura física a la planificación social.

    Al aceptar la naturaleza subjetiva de nuestro análisis y la imposibilidad concreta de objetivar el mismo, resulta necesario hacer un ejercicio adicional para tratar de reconstruir una visión más amplia de carácter dinámico de las situaciones sociales; para ellos hacemos el ejercicio que llamamos análisis intersubjetivo, que incluye en la práctica el intento de ponerse en el lugar del otro. Es necesario reconstruir todo el cálculo situacional a través del "código operacional", es decir, la decodificación de suposición, su sistema de valores, su experiencia y su intencionalidad.

    1. "contra el método"

    El método de la ciencia es inherente a la misma, sin método no hay ciencia, por ello la crítica de muchos autores, entre ellos Paul Feyerabend, ponen en cuestión a ¿qué es la ciencia? Por esta ruta podría terminar siendo sólo cualquier tipo de conocimiento consensual. Algunas cuestiones críticas del método se refieren a:

    • Se ha hecho rígido o procedimiento técnico, especialmente cuando se privilegia el uso y concreción en diseños, los cuales estructuran todo el proceso de investigación a las condiciones técnicas del diseño. Para algunos el método es algo ya definido, que habría que aplicar para garantizar la verdad de las conclusiones.
    • En otros casos se ha reducido simplemente a un esquema de etapas.
    • El reduccionismo metodológico por el cual se quiere investigar con un solo método todos los aspectos de la realidad, especialmente con el que busca la verificabilidad empírica o el experimento objetivable.
    • En el método clásico se verifican los datos objetivos (hechos o fenómenos); pero los datos son toda la realidad?, ¿Cuánto reflejan la realidad los datos?, ¿Existe algo más, detrás de los datos?
    • ¿Qué es la "rigurosidad científica"?: Aquí hay varios conceptos que se han hecho comunes como los de: exactitud, confiabilidad y validez; todos ellos se han definido en términos estadísticos y de allí surgen sus limitaciones; además son características centradas en el método; pero no en los resultados.
    • ¿Es posible la objetividad?: Al parecer la idea central de objetividad se ha reducido a un mecanismo matemático o formal para "medir" la realidad, ayudados de un instrumento. Otro concepto de objetividad se asocia al consenso absoluto; pero el sentido más sustantivo de objetividad consiste en definir si es posible conocer la realidad al margen de la subjetividad del investigador.

    El método, así como los caminos, es sólo es eso: "un método", que uno elige críticamente de entre varias opciones, si no es satisfactorio, en el sentido de lo que buscamos, podemos abandonarlo y explorar otros. El método, siguiendo nuestra propuesta, no está dado, no es único y menos es rígido. Entre sus principales características podemos enumerar: Buscar nuevos conocimientos verdaderos, comunicación entre diferentes cualidades de la realidad y entre diferentes ciencias (sentido de totalidad e interdisciplinaridad), integrar diversas motivaciones y experiencias humanas, además de la razón: el conocimiento, los sentimientos, la protección de la naturaleza, la vida, la belleza; permitir ingresar a asuntos de la realidad no explicados aún, es abierto a la revisión, creativo y libre.

    1. EL MÉTODO DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

    Investigación se define como un procedimiento normatizado para producir conocimientos. Según nuestra revisión es en el siglo XX donde se empiezan a elaborar ordenadamente lo que se conoce como método de investigación científica. Actualmente circulan muchos libros sobre metodología de investigación, en casi todas las ciencias, profesiones o actividades académicas, superiores o tecnológicas. Lo que caracteriza generalmente a estos libros es que son manuales con gran desarrollo o donde presentan exclusivamente las técnicas de investigación. Es cada vez más difícil encontrar por ejemplo la distinción entre ciencia y no ciencia, el sustento del método, porqué se procede de una u otra forma. Muchos de estos manuales son reproducciones o adaptaciones de otros anteriores. Nosotros encontramos que uno de los autores más importantes es Mario Bunge de quien se han nutrido muchos. La virtud de Bunge no sólo es haber sido pionero en nuestro continente de cierto método que ha sido ampliamente difundido, sino también por haber sustentado el método científico.

    Método se asocia al proceso de investigar, definido como un procedimiento regular, explícito y repetible. También puede definirse como un conjunto de pautas para plantear problemas y probar posibles respuestas (hipótesis). Se inicia en conocimientos previstos, un problema y una solución o respuesta al problema. La calidad de un trabajo de investigación reside definitivamente en su método y en el contenido del problema que enfrenta. La clasificación de un reporte (particularmente la usada por Bailor) no establece una jerarquía de calidad o dificultad en el diseño, pues habría que revisar cada trabajo concretamente apara establecer algún juicio de valor. Según Bunge, algunas de sus reglas del método de investigación serían: Formular el problema con precisión, y al principio, específicamente, Proponer conjeturas bien definidas y fundadas de algún modo, y no suposiciones que no comprometan en concreto, ni tampoco ocurrencias sin fundamento visible, Someter las hipótesis a contrastaciones duras, No declarar verdadera una hipótesis satisfactoriamente confirmada: considerarla en el mejor de los casos, como parcialmente verdadera, Preguntarse por qué la respuesta es como es, y no de otra manera. Explicarlas a base de leyes más fuertes.

    A pesar de la sensación de rigurosidad que asumen estas reglas, ellas no deben reemplazar la imaginación e inteligencia del investigador. Bunge recomienda audacia en el conjeturar y rigurosa prudencia en el someter a contrastación las conjeturas. La aplicación de método a problemas concretos, requiere de operaciones particulares, que dependen del tema en estudio, a ésta llama Bunge, tácticas, métodos especiales o técnicas. Ellas cambian y se crean frecuentemente, no pueden generalmente trasladarse a otras ciencias. Diferencia dos tipos de tácticas: las conceptuales que permitan enunciar de un modo preciso problemas y conjeturas de cierto tipo (la matemática proporciona muchas de estas tácticas). Las técnicas empíricas sirven para arbitrar experimentos, para hacer mediciones y la construcción de instrumentos para registrar y elaborar datos.

    El conocimiento científico se alcanza por aproximaciones sucesivas, de perfeccionamiento, corrigiendo así mismo sus procedimientos y conceptos. Estos métodos especiales de la ciencia están fundados de un modo u otro en teorías científicas, las cuales se someten a su vez a contrastación con la ayuda de dichas técnicas. Las técnicas de investigación al ser muy flexibles, dinámicas y creativas, se innovan y perfeccionan constantemente, dando la sensación en medios académicos, que el método de investigación es está superando; pero al observar conceptualmente estos cambios percibimos que solamente son en sus técnicas e instrumentos de recojo de datos y análisis. Otros creen que el perfeccionamiento de la investigación lo proporciona la estadística. La modelización matemática es una aspiración permanente y se llega en algunos tipos de problemas o asuntos de la realidad, después de un intensivo y extenso conocimiento.

    Debemos rescatar el concepto que la relación fundamental en la investigación es un encuentro de sujetos u objetos (que suelen ser otros sujetos), para mutuamente conocerse y transformarse, con creatividad y libertad: donde los métodos actuarían a manera de una caja de herramientas, adecuadas o no para cada circunstancia concreta y que den la posibilidad de inventarse otras.

    Un vicio pernicioso a la investigación es aquél donde al investigador principiante que esbozaba un problema, del cual aún tenía una idea aproximada, se le interrogaba sobre cómo lo iba a medir. Esta pregunta sólo conducía a dos reducciones: a) Posponer y menospreciar la relación con la realidad, pues para investigar se requiere quedarse, compenetrarse aún más con los problemas, b) Pretender investigar sólo aquello que es medible o que se adapta al método vigente o hegemónico.

    Mucho más crítico es la ausencia de explicación o fundamentación del método (llamado por algunos: filosofía), a lo que denominaremos como discurso. Entonces la investigación consistiría en encontrar hechos objetivos, que se pueden verificar en la práctica. Un conocimiento sería verdadero si se puede comprobar experimentalmente e incluso repetir. La verificación según Bunge es el requisito de validez del conocimiento (contra los argumentos del gusto, los sentimientos, la autoridad, de lo evidente, la correspondencia con "verdades vitales’, el pragmatismo). Pero la verificación no es sinónimo de verdad, aunque es su meta. Debemos ser capaces de enumerar las operaciones (empíricas o racionales) por las cuales es verificable (confirmable o disconfirmable) de una manera objetiva, al menos al principio. Un científico no puede renunciar a la contrastación de sus ideas. Bunge propone algunas etapas del método de investigación:

    • Planteo del Problema: Reconocimiento de los hechos, Descubrimiento del problema, Formulación Problema
    • Construcción del un Modelo Teórico: Selección de los factores pertinentes, Invención de las hipótesis, Traducción matemática
    • Deducciones de las consecuencias particulares: Búsqueda de soportes racionales, Búsqueda de soportes empíricos
    • Prueba de Hipótesis: Diseño de la prueba, Ejecución de la prueba, Elaboración de datos, Inferencia de la conclusión
    • Introducción de las Conclusiones en la teoría: Comparación de las conclusiones con las predicciones, Reajuste del modelo, Sugerencias para el trabajo ulterior

    En los ámbitos académicos se tiene el siguiente esquema básico de etapas del proceso de investigación, que se puede agrupar o ampliar, según los usos de cada institución: Definición del problema de investigación, Elección de las variables, Definición de objetivos o hipótesis, Elección de la unidad de estudio, Elección de las técnicas e instrumentos, Recolección de datos, Elaboración de resultados y conclusiones, Elaboración del Informe final y comunicación.

    Todas estas versiones son legítimas, lo importante es que tienen un sustento racional y lógico para plantear problemas de investigación y probar hipótesis o encontrar respuesta al problema planteado. Los autores pretenden esquematizar estas pautas o etapas; pero podemos observar que esencialmente son semejantes. Otros ponen énfasis en alguna de las etapas, en consideración del campo específico donde se proponen. Por ello, no deberíamos hacernos inflexibles en una sola forma de organizar la investigación, pues las técnicas son diversas así como los instrumentos.

    A veces se pierde de vista este núcleo, confundido por "el rigor" de las técnicas o porque entregamos la solidez del método, de sus productos, al uso de algunas técnicas, como la estadística. En otras propuestas y experiencias reales de investigación, el método está abierto y se va construyendo conforme se avanza en el conocimiento del problema. Los dos elementos que dan validez a las conclusiones de la investigación serían:

    • El método seguido, el cual se sustenta por la relación racional y objetiva con la misma realidad.
    • La consistencia y coherencia empírica y teórica, donde los conceptos alcanzados se integran con algún marco teórico que nos explique la realidad racionalmente.

    Otros autores como Paul Feyerabend, proponen que el método siempre debe estar abierto, que en cada nueva investigación, el investigador debe volver a sustentar su método o la pertinencia del que va a usar; sugiere que se ha hecho un dogma o camisa de fuerza al método, el cual debería "aplicarse rigurosamente", Feyerabend dice que "todo vale" o que en la ciencia sobretodo se crea método antes que aplicarlo. Así afirma: "la idea de un método que contenga principios científicos, inalterables y absolutamente obligatorios que rijan los asuntos científicos entra en dificultades al ser confrontada con los resultados de la investigación histórica... no hay una sola regla, por plausible que sea, ni por firmemente basada en la epistemología que venga, que nos sea infringida en una ocasión o en otra. Llega a ser evidente que tales infracciones no ocurren accidentalmente, que no son el resultado de un conocimiento insuficiente o de una falta de atención que pudieran haberse evitado. Por el contrario, vemos que son necesarias para el progreso... (el desarrollo de las revoluciones en la ciencia) ocurrieron, bien porque algunos pensadores decidieron no ligarse a ciertas reglas metodológicas "obvias", bien porque las violaron involuntariamente".

    En base a las consideraciones anteriores, proponemos que el núcleo del método es la relación entre un investigador y su realidad; pero una relación mediada por la racionalidad. Esta relación es la que caracteriza a los auténticos investigadores y científicos; es la fuente, en última instancia de cualquier decisión, e cualquier garantía de validez o de recurso metodológico o técnico.

    1. CONCLUSIONES
    2. Entre las conclusiones más importantes que proponemos están las siguientes:

      1. El conocimiento científico y su método son inseparables y dialécticamente dinámicos.
      2. El método de la ciencia no está definitivamente establecido y tiene permanentemente muchas observaciones y tensiones, que expresan diferentes paradigmas.
      3. La historia del método científico moderno se asocia a la historia de los momentos ideológicos, políticos y culturales de cada época.
      4. Lo sustancial del método no es el proceso o las etapas, en última instancia es el sustento de ese proceso y esas etapas en la racionalidad, la objetividad y la lógica; lo cual que traduce en la verificabilidad y refutabilidad de las afirmaciones científicas.
      5. El método de la ciencia moderna, tiene sus orígenes con la aparición del pensamiento del hombre, desde las primeras actitudes por conocer la naturaleza por medios empíricos. Dentro de ellos se identifica a Aristóteles quien propuso partir de la observación de la naturaleza y no aceptó la existencia de cosas ideales.
      6. Los aportes más importantes para la forma del método de la ciencia actual provienen de los autores de inicios de la era moderna como David Hume, John Locke, René Descartes, Galileo, Newton, entre otros. Aportaron de manera significativa, los diversos científicos en campos específicos, con sus investigaciones y teorías, en cuya experiencia se puede identificar la lógica del método de la ciencia actual.
      7. El método de la ciencia, tiene una expresión normatizada e incluso académica, en el llamado método de investigación. Habiendo muchas formas de investigación y cada una con productos de diferente nivel en el conocimiento.
      8. Actualmente, en algunas ciencias, el método de investigación ha adquirido ciertas expresiones profundamente formalizadas y estructuradas, especialmente por la introducción de la estadística, las cuales son presentadas como garantía de investigación válida y legítima
      9. Especialmente desde el movimiento postmoderno, se ha cuestionado a la ciencia en la validez de su contenido, el sentido ético de sus productos, se ha relativizado su método por la imposibilidad de verificar la verdad de las hipótesis, pero si la falsedad (K. Popper), la existencia de paradigmas en la ciencia, que generan espacios de ciencia normal o vigente; aunque no verdadera absolutamente (T. S. Kuhn), las limitaciones de la razón para conocer otras dimensiones de la realidad, la inevitabilidad de la subjetividad en el conocimiento, entre otras críticas.

    BIBLIOGRAFÍA

    1. ARISTOTELES, Obras Competas, Últimos Analíticos, T. IV, Editorial Anaconda. BB. AA. 1947.
    2. BACON, Francis: Novum Organum. SARPE, España 1984.
    3. BALLON, José Carlos: Un Cambio en Nustro Paradigma de Ciencia. CONCYTEC, Lima 1999.
    4. BUNGE, Mario: La Investigación Científica, su Historia y Filosofía, Editorial Ariel, Barcelona, 1969.
    5. CASSIRER, Ernst: Antropología Filosófica. Fondo de Cultura Económica, México 1999.
    6. COMTE, Auguste: Curso de Filosofía Política, Discurso sobre el espíritu Positivo. Biblioteca de Filosofía, España 2002.
    7. DESCARTES, René: Discurso del Método, Grupo Editorial Normas, Colombia, 1998.
    8. DESCARTES, René: Reglas para la Dirección del Espíritu. Ediciones Ercilla, Santiago de Chile, 1936.
    9. DARWIN, Charles: El Origen de las especies. Editorial Brugüera, España 1973.
    10. DE GORTARI, Eli: El Método de las Ciencias, Nociones Preliminares. Editorial Grijalbo, México 1979.
    11. FEYERABEND, Paul: Contra el Método, esquema de una teoría anarquista del conocimiento. Ediciones Orbis S. A. Hyspamérica, Argentina 1984.
    12. HOTTOIS, Gilbert: Historia de la Filosofía del Renacimiento a la Posmodernidad. Ediciones Cátedra, España 1999.
    13. KUHN, Tomas S.: Las Estructuras de las Revoluciones Científicas. Fondo de Cultura Económica, México 2002.
    14. POPPER, Kart: La Lógica de la Investigación Científica. Editorial Iberoamericana, México 1996.
    15. PEREZ TAMAYO, Ruy: ¿Existe, el Método Científico? Historia y Realidad.
    16. RUIZ, Rosaura, AYALA, Francisco: El Método en las Ciencias, Epistemología y Darwinismo, Fondo de Cultura Económica, México 2000.

     

     

     

    Autor:

    Alejandro Vela Quico

    arcanoale[arroba]terra.com

    Médico cirujano, Licenciado en Antropología, Doctor en Medicina, Magíster en Salud Pública, Magíster en Filosofía; profesor principal de la Facultad de Medicina – UNSA.

    Arequipa - Perú

    Diciembre 2007



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Historia del método científico moderno

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    12 + 3 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.