Los suelos panameños

    1. Introducción
    2. Uso de nuestros Suelos
    3. Definición de las clases de capacidad de uso
    4. Erosión de los suelos en Panamá
    5. Conclusión
    6. Referencias bibliográficas
    7. Vocabulario
    8. Tipos de suelo en Panamá

    Introducción

    Los suelos son diferentes debido a la cantidad y tipo de material que contengan.

    La fertilidad de un suelo es una condición importante para el desarrollo óptimo de una planta. Podemos agruparlos en: suelos fértiles y suelos no fértiles.

    Los suelos fértiles son los más buscados por el hombre, pues son muy productivos. Poseen una capa de humus o tierra vegetal buena para el desarrollo de la agricultura principalmente. El humus se forma de la descomposición de materias orgánicas, sobre todo de las hojas y raíces de las plantas que mueren.

    Los suelos no fértiles son aquellos cuyas capas de humus es pobre o presenta problemas para el desarrollo de la agricultura. El hombre para poder aprovecharlos utiliza abonos, sistemas de irrigación o drenajes según el obstáculo que presente.

    En este trabajo estaremos conociendo los diferentes suelos que existen en Panamá, sus características y han sido utilizados para desarrollar las diferentes actividades que se realizan en nuestro país.

    Panamá posee una importante longitud de costas, que comprenden 2,988.3 kilómetros, de los cuales 1,700.6 corresponden al litoral Pacífico y 1,287.7 al Caribe. Este último, por su proximidad a las montañas, se caracteriza por la diversidad de ambientes: franjas angostas de manglares y playas separadas por acantilados, estuarios y litoral arenoso, pantanoso o rocoso, así como pastos marinos y arrecifes coralinos.

    En el litoral del Pacífico, en cambio es menos heterogénea con manglares, playas de arena y fango, estuarios, formaciones ígneas y colonias de corales. Los sistemas fluviales conforman estuarios asociados a bancos de arena submarina y sistemas de manglares.

    En el territorio nacional predominan los suelos de tipo latosoles (tendencia ácida y baja fertilidad), en menos proporción se encuentran los azonales (alta fertilidad).

    En algunas regiones de Panamá encontramos suelos fértiles como los de Volcán, Cerro Punta y Boquete.

    Otras regiones poseen suelos no fértiles que son habilitados con nutrientes y abonos que los hacen aptos para la agricultura. Ejemplos: los de Colón, la Chorrera y santiago.

    Uso de nuestros Suelos

    Suelos de origen volcánicos: se localizan en las tierras altas de la provincia de Chiriquí. Son propios para el desarrollo de la agricultura y el cultivo de buenos pastos para la ganadería.

    Suelos aluviales: se forman del arrastre de los ríos. Se localizan en las tierras bajas y cercanas a los ríos. Son buenos para la agricultura.

    Suelo arcillo o rojo: es pobre para el cultivo pero se puede utilizar en pastos para el ganado. Este suelo se usa como material básico para la fabricación de bloques, ladrillos y tejas de arcillas, los cuales son muy solicitados para la construcción de viviendas y edificios. También sirven para confeccionar objetos de cerámicas de arcilla como los potes, tinajas, jarrones y otros adornos decorativos.

    Los estudios más completos sobre los suelos en Panamá se realizaron en la década del 60, principalmente en lo relativo a la capacidad agrológica y el uso.

    La clasificación universal sobre la capacidad agrológica de los suelos establece ocho categorías o clases (I al VIII), en base a las limitaciones que presentan para su uso, como son, la profundidad, topografía, fertilidad, a la erosión y las inundaciones, pedregosidad y salinidad, entre otras.

    Los suelos tipo I corresponden a los de mayor capacidad, en tanto los de tipo VIII, representan los suelos con mayor limitaciones, debido a una o más características adversas que presentan.

    Definición de las clases de capacidad de uso

    Clase I Arable: Los terrenos de esta clase son aptos para los cultivos anuales. Pueden utilizarse además para la producción de cultivos permanentes, ganadería, actividades forestales y protección. Es la clase ideal, tiene muy pocas o ninguna limitación que puedan restringir su uso.

    Clase II Arable: Estos terrenos son aptos para la producción de cultivos anuales. Las tierras de esta clase presentan algunas limitaciones que solas o combinadas reducen la posibilidad de elección de cultivos, o incrementan los costos de producción debido a la necesidad de usar prácticas de manejo o de conservación de suelos. Pueden utilizarse además en actividades indicadas en la clase anterior. Requieren de una conservación moderada.




    Clase III Arable: Las tierras de esta clase son aptas para la producción de cultivos anuales. Pueden utilizarse además en las mismas actividades indicadas en la clase anterior. Los terrenos de esta clase presentan limitaciones severas que, restringen la selección de cultivos o incrementan sustancialmente los costos de producción. Requiere conservación especial.

    Clase IV Arable: Estas tierras son aptas para la producción de cultivos permanentes o semipermanentes. Los cultivos anuales sólo se pueden desarrollar en forma ocasional y con prácticas muy intensas de manejo y conservación de suelos, esto debido a las muy severas limitaciones que presentan estos suelos para ser usados en este tipo de cultivos de corto período vegetativo. También se permite utilizar los terrenos de esta clase en ganadería, producción forestal y protección. Requiere un manejo muy cuidadoso.

    Clase V No Arable: Esta clase es apta para la actividad ganadera, también se permite la actividad del manejo del bosque natural cuando hay. Las tierras de esta clase presentan limitaciones y riesgo de erosión de modo tal que los cultivos anuales o permanentes no son aptos en ésta.

    Clase VI No Arable: Los terrenos de esta clase son aptos para la actividad forestal (plantaciones forestales). También se pueden establecer plantaciones de cultivos permanentes arbóreos tales como los frutales, aunque estos últimos requieren prácticas intensivas de manejo y conservación de suelos (terrazas individuales, canales de desviación, etc.) Son aptos para pastos. Otras actividades permitidas en esta clase son el manejo del bosque natural y la protección. Presentan limitaciones severas.

    Clase VII No Arable: Esta clase es apta para el manejo del bosque natural, además de protección. Las limitaciones son tan severas que ni siquiera las plantaciones forestales son recomendables en los terrenos de esta clase. Cuando existe bosque en estos terrenos se deben proteger para provocar el reingreso de la cobertura forestal mediante la regeneración natural, En algunos casos y no como regla general es posible establecer plantaciones forestales con relativo éxito y también pastos.

    Clase VIII No Arable: Las tierras de esta clase presentan limitaciones tan severas que no son aptas para ninguna actividad económica directa del uso del suelo, de modo tal que sólo se pueden dedicar para la protección de los recursos naturales (suelos, bosques, agua, fauna, paisaje).

    Al unir las coberturas de Zonas de Vida, Pendientes y Capacidad Agrológica y se identifican cinco (5) categorías en que clasificadas las tierras del área:

    1. Agrícola

    2. Agrícola y Ganadero

    3. Ganadería

    4. Bosques y Cultivos Forestales

    5. Protección

    1. Agrícola: Las tierras que presentan un potencial agrícola, en primera instancia se clasifican agrológicamente dentro de las Clases II y III de la clasificación del Servicio de Suelos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América (Informe OEA, 1978) y del mapa del Dr. Reinmar Tejeira.

    2. Agrícola y Ganadería: Comprenden a distinta clases agrícolas II - III y IV. Estos últimos se localizan en franjas hacia San José del General, La Pintada, Sonadora, Tambo, Cirí de Los Sotos – La Encantada, Cirí Grande y El Cacao. Presentan un manejo cuidadoso debido a los peligros de la erosión. En consecuencia la ganadería a desarrollar debe caracterizarse por su baja intensidad y los cultivos serán permanentes y anuales.

    3. Ganadería: Corresponde esta actividad a los suelos de Clase V, incluyen un potencial para cultivos permanentes que pueden producir una cobertura similar a los bosques. Los suelos de clase V que si bien presentan riesgo de erosión, son apropiados principalmente para pastos y bosques. Son escasos en el área de estudio ya que sólo se localizan en pequeños sectores: en el extremo Sur de La Pintada, en La Encantada, Pajonal y en el Litoral Caribe.

    4. Bosques y Cultivos Forestales: Son tierras con limitaciones muy severas cuyo uso primordial sería el de bosques y tierras de reserva, aunque en ellos se puede desarrollar una ganadería no intensiva. Corresponden principalmente a la clase VI y VII (II-III-IV-V) los de mayor desarrollo, están al interior de la región desde el Norte hasta el Centro y del Este al Oeste. Se localizan principalmente en los corregimientos de El Cacao, Chiguirí Arriba, Cirí Grande, Río Indio, Gobea, El Harino y Coclé del Norte.

    5. Protección: Corresponden a un potencial de áreas silvestres protegidas o a proteger, necesarias para la educación ambiental, el ecoturismo, la investigación científica y el paisajismo. Las limitaciones que presentan excluyen todo uso agropecuario e incluso para la producción de plantas comerciales. Ocupan áreas que se localizan en Salud, Toabré y en

    los distritos de La Pintada y Penonomé.

    Erosión de los suelos en Panamá

    La principal amenaza a los suelos de Panamá, es el tipo de agricultura migratoria practicada por nuestros campesinos la que provoca una gran erosión. La erosión del suelo en Panamá, según un estudio del Servicio de Agricultura de los Estados Unidos de Norteamérica, nos indica que la tasa de erosión es 13 veces más grande, en comparación con lo que ocurre en países con peores condiciones ecológicas y sociales.

    La tasa de erosión en Panamá, es alarmantemente alta. Para el año 1,960 el total de suelos erosionados era 500,000 hectáreas. En 1,970 las áreas erosionadas cubrían unas 748,000 hectáreas y un total de 2,018,000 erosionadas en 1,987. Si la tasa de erosión sigue creciendo, para el año 2,010 probablemente 35% del territorio nacional estará seriamente afectado por la erosión.

    Esta alta tasa de erosión ha tenido repercusiones muy graves. Los suelos altamente erosivos de las tierras del Pacífico, en la región central, son la fuente principal de la degradación regional y el empobrecimiento. Los problemas sobre el abastecimiento y calidad del agua se han agudizado en ciertas partes del país en la última década, con serias consecuencias en el campo económicos y el de salud.

    La erosión también amenaza el Canal de Panamá. La deforestación y malas prácticas de la agricultura en al cuenca hidrográfica del Canal, contribuye a una gran tasa de sedimentación en el mismo. Esta situación, obviamente, da por resultado el gasto anual de grandes recursos en al limpieza del Canal.

    DISTRIBUCIÓN DEL USO POTENCIAL DE LA TIERRA EN EL ÁREA DE ESTUDIO SEGÚN CLASE Y ÁREA SUPERFICIE DE USO POTENCIAL

    Uso Potencial de la Tierra

    ha

    %

    1

    Agrícola

    161,541.41

    33.59

    2

    Agricultura y Ganadería

    54,525.92

    11.34

    3

    Ganadería

    35,651.88

    7.41

    4

    Bosques y Cultivos Forestales

    119,723.90

    24.89

    5

    Protección

    109,541.88

    22.77

    Total

    480,985.00

    100.00

    CLASIFICACIÓN DE LOS SUELOS POR CAPACIDAD AGROLÓGICA,

    SEGÚN CLASE Y SUPERFICIE

    CLASE

    SUPERFICIE (has.)

    PORCENTAJE

    I

    --------------

    -----------------

    II

    190, 700

    2.6

    III

    682, 600

    9.4

    IV

    857,200

    11.8

    V

    34,100

    0.5

    VI

    1,033,700

    14.3

    VII

    3,622,600

    50.0

    VII

    825,700

    11.4

    TOTAL

    7,246,600 (a)

    100

    Nomenclatura de los suelos en Panamá

    Epípedo

    Endópedo

    Clases de Drenaje

    Categoría de

    Textura

    Profundidad

    del Suelo

    Vegetal

    Material de Origen

    del Suelo

    Pendientes superficiales

    Erosión

    Pedegrosi-dad

    Capacidad del uso de la tierra

    O Ocrico

    U Umbrico

    C Cámbico

    T Argílico

    C Cambico

    X Oxico

    P Pan (identificado como no endopedos)

    E Drenaje excesivo

    W Bien drenado

    M Moderadamente bien drenado

    N Drenaje imperfecto

    G Drenaje pobre

    V Drenaje muy pobre

    F Textura fragmentada

    Ks Textura de esqueleto arenoso

    Kl Textura de esqueleto francoso

    Kc textura de esqueleto arcilloso

    S Textura arenosa

    Lc Textura francosa gruesa

    Lf Textura francosa fina

    Sc Textura de sedimento tosco

    Sf Textura de sedimento fino

    Cf Textura arcillosa fina

    Cv Textura arcillosa muy fina

    1. Muy profundo

    2 Profundo

    3 Moderadamente profundo

    4 Poco profundo

    5 Muy poco profundo

    L Roca de origen igneo (sin diferenciar)

    Le Rocas ígneas extructivas

    Li Rocas igneas instructivas

    E Rocas volcanicas-origen sólico

    Ec Cenizas volcánicas

    S Rocas de origen sedimentario

    Sl lutita

    Sa Piedra sedimentaria

    Sc Piedra caliza

    F Material de origen fluvial

    Fa Llanos fluviales

    Ft Terrazas fluvial

    Fl Flujos de lodos

    M Material de origen marino

    Mc Llanos costeros marinos

    Mn Ciénagas y pantanos marinos

    A 0% - 3%

    B 3% - 8%

    C 8% - 20%

    D 20% - 45%

    E 45% - 75%

    F 75% y más

    1 Pequeña a moderada

    2 Severa a muy severa

    0 Sin piedra o moderada

    1 Pedregosidad severa

    3 Pedregosidad muy severa

    I Arables, pocas limitaciones que restringen su uso

    II Arables, algunas limitaciones en la selección de las plantas

    III Arables, severas limitaciones en la selección de las plantas

    IV Arables, muy severas limitaciones en la selección de las plantas

    V No arable, poco riesgo de erosión, pero con otras

    limitaciones; con cualidades para pastos y bosques.

    VI No arable, con limitaciones severas; con cualidades

    para pastos, bosques, tierras de reserva.

    VII No arable, con limitaciones muy severas; con cualidades para pastos, bosques, tierras de reserva.

    VIII No arable, con limitaciones que excluyen su uso para

    agua, apreciación estética.

    Conclusión

    Luego de haber terminado este trabajo hemos llegado a concluir que:

    • El suelo es un recurso natural renovable, pero su recuperación amerita períodos de tiempo prolongados, lo que implica que se debe hacer uso adecuado de los mismos con el fin de protegerlos.

    • El suelo es un material superficial natural, que sostiene la vida vegetal. Cada suelo posee ciertas propiedades que son determinadas por el clima y los organismos vivientes que operan por períodos de tiempo sobre los materiales de la tierra y sobre el paisaje de relieve variable.

    • En Panamá existen diferentes tipos de suelos, cada uno con características diferentes que nos proporcionan y nos brindan la oportunidad de desarrollar diferentes clases de actividades. Si bien nuestro país es una nación muy pequeña, hemos aprendido a sacarle provecho a lo poco que tenemos, y hemos aprendido a desarrollar diferentes clases de actividades de acuerdo al lugar en que nos encontremos.

    • La agricultura y la ganadería son las actividades que más se han desarrollado, tendiendo en cuenta que nuestros suelos son propicios y cuentan con las características apropiadas para estas actividades.

    A pesar de que hoy podemos realizar varias actividades en nuestro país, aun existen campesinos que no han tomado conciencia y no han dejado de la mala práctica de la quema y la tala de los árboles, las cuales realizan para sembrar sus cultivos. Esta practica ha ido deteriorando nuestros suelos de manera muy alarmante y si la misma no es controlada se espera que para los próximos años nuestros suelos solo sean un montón de tierra que no podrán ser utilizadas para nada productivo, ya que la erosión causada por la falta de árboles convertirá nuestra tierra en suelos no fértiles

    Referencias bibliográficas

    http://74.125.113.132/search?q=cache:Eh6ZLhFci1YJ:ar.answers.yahoo.com/question/index%3Fqid%...

    http://www.pancanal.com/esp/cuenca/socio-economico/4-2.pdf

    http://www.contraloria.gob.pa/dec/Publicaciones/21-01/7.pdf

    http://www.contraloria.gob.pa/dec/Publicaciones/21-02/7.pdf

    http://www.contraloria.gob.pa/dec/Publicaciones/21-01/9.pdf

    http://www.monografias.com/trabajos/contaminacion2/contaminacion2.shtml

    Vocabulario

    1. Deforestación: La deforestación es un proceso provocado generalmente por la acción humana, en la que se destruye la superficie forestal. Está directamente causada por la acción del hombre sobre la naturaleza, principalmente debido a las talas realizadas por la industria maderera, así como para la obtención de suelo para la agricultura.

    2. Degradación del suelo: La degradación del suelo o de las tierras es un proceso inducido antrópico, o natural que afecta negativamente la capacidad de una tierra para funcionar efectivamente dentro de un ecosistema para aceptar, almacenar y reciclar agua, energía y nutrientes.

    3. Erosión: Se denomina erosión al proceso de sustracción o desgaste de la roca del suelo intacto (roca madre), por acción de procesos geológicos exógenos como las corrientes superficiales de agua o hielo glaciar, el viento o la acción de los seres vivos.

    4. Fango: Lodo blando y viscoso que se forma en el fondo de un río o lago o en un lugar en que hay agua estancada.

    5. Heterogéneo: Compuesto de componentes o partes de distinta naturaleza.

    6. Ígneo: De fuego o que tiene alguna de sus cualidades. Roca volcánica procedente de la masa en fusión existente en el interior de la Tierra.

    7. Litoral: Litoral son las grietas y fisuras que crea el oleaje del mar al golpear un acantilado. La fuerza de la erosión del mar puede provocar viseras en las rocas. Finalmente cuando la base de las rocas está desgastada la superficie se desploma y quedan agujeros por los que, cuando hay marea alta, sale el agua.

    8. Sedimentación: La sedimentación es el proceso por el cual el material sólido, transportado por una corriente de agua, se deposita en el fondo del río, embalse, canal artificial, o dispositivo construido especialmente para tal fin.

    9. Tierra arable: Tierra arable (del latín arare, "arar") o tierra de cultivo es el término que sirve para designar la tierra que puede ser usada para la agricultura, sea de hecho cultivada o no.

    10. Topografía: La topografía es la ciencia que estudia el conjunto de principios y procedimientos que tienen por objeto la representación gráfica de la superficie de la Tierra, con sus formas y detalles, tanto naturales como artificiales (ver planimetría y altimetría).

    Tipos de suelo en Panamá

    Monografias.com

    LA PROVINCIA DE CHIRIQUÍ ES UNA REGION DE SUELOS MUY FÉRTIL

    Monografias.com

    EL PARQUE NACIONAL SARIGUA, EN EL DISTRITO DE PARITA, PROVINCIA DE HERRERA, ES UN EJEMPLO DEL MAL USO DE LOS SUELOS.

    Monografias.com

     

     

     

     

     

     

    Autor:

    José Reyes

    jose2476[arroba]hotmail.es



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Los suelos panameños

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    9 + 7 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.