Los transgénicos y la defensa de la biodiversidad biológica en el Perú

    1. Presentación
    2. Marco normativo nacional y avances en bioseguridad en el Perú
    3. Líneas estratégicas nacionales para la diversidad biológica
    4. Posibles riesgos de los transgénicos
    5. Los transgénicos afectarán a la biodiversidad biológica en el Perú
    6. Medios y posibilidades que ingresen los transgénicos al país
    7. Alimentos transgénicos y su comprobación como ayuda humanitaria
    8. Los transgénicos afectan la seguridad humana en el Perú
    9. Movimiento de los alimentos transgénicos en el mercado
    10. Las enfermedades "transgénicas"
    11. Cultivos transgénicos que amenazan a la biodiversidad
    12. Consideraciones de seguridad para alimentos OMG
    13. Debate mundial sobre los transgénicos
    14. Contaminación transgénica
    15. Países vecinos como Chile producen transgénicos
    16. La legislación en el ámbito internacional en el uso de los OMG
    17. Avances de la legislación sobre los OMG, en el Perú
    18. Preocupación por mejorar la calidad de vida
    19. Peligros de los transgénicos para el ambiente
    20. Lo positivo de los transgénicos
    21. El uso de animales transgénicos una oportunidad de corto plazo
    22. Conclusiones
    23. Bibliografía

    Monografias.com

     

    LOS TRANSGÉNICOS EN EL PERU

    El presente trabajo fue una contribución pensando en el Desarrollo Sostenible y Defensa Nacional del Perú

    - Rubén Benites Clemets.

    -Lucio Quispe Carrión

    - Marco Tulio Sánchez Calle

    Presentación

    En la actualidad se vive una etapa en la que es un deber sensibilizar a la sociedad acerca de lo que significa el medio ambiente, la contaminación de los aires y océanos, los cambios climáticos, la deforestación o el debilitamiento de la capa de ozono, considerando además la globalización y la integración de los países a través de la competitividad. Sin embargo las condiciones en las cuales se compite no son iguales para todos, haciendo imprescindible apoyar para el establecimiento de estrategias que promuevan la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación en las diversas ramas de la tecnología, no dudamos que en la actualidad, el producto de mayor valor es el capital colectivo, científico y tecnológico.

    Es la razón por lo que hoy se plantean nuevos retos en función a los diversos compartimentos de la vida, como son la salud o los , optimizando sus beneficios en armonía con la preservación del ambiente; como muy bien se señala en las Naciones Unidas: "se trata de darle una cara humana a los temas ambientales, motivar que las personas se conviertan en agentes activos del desarrollo sostenible y equitativo, promover el papel fundamental de las comunidades en el cambio de actitud hacia los temas ambientales y fomentar la cooperación, la cual garantizará que todas las naciones y personas disfruten de un futuro más próspero y seguro".

    Consideramos que en este marco, la realización de conversatorios y consultas permitirán abrir un importante debate sobre políticas públicas, que deben realizarse por parte del Estado y a su vez precisar la responsabilidad de los entes que forman parte de los sectores privados de la sociedad, compaginar ambas tendencias es lo que permitirá obtener mayores y mejores resultados, sobre todo para superar el desconocimiento en muchos campos de la tecnología que permita certificar sus aplicaciones en la agricultura, silvicultura, piscicultura, industrias alimentarías, farmacia, cuidado del ambiente, producción de energía, entre otras, ya que se trata de innovar, crear y proponer alternativas de una vida sana, a fin de mejorar la competitividad de nuestros recursos y abrir nuevas oportunidades para el desarrollo nacional, de tal manera que sea posible insertarnos adecuadamente en el mundo globalizado, evitando e implicancias de los organismos genéticamente modificados en la salud, biodiversidad, agricultura y ambiente, por lo que es necesario enriquecer las propuestas legislativas con la participación de la sociedad en relación a estos temas que muchas veces son controversiales y alejados de la agenda política del país.

    Marco normativo nacional y avances en bioseguridad en el Perú


    En nuestro país existe la necesidad que se realice mayor inversión en ciencia, tecnología y capital humano para desarrollar nuestras potencialidades en las ciencias de la vida y sus aplicaciones en el marco de la bioética, ya que en la actualidad no existe información científica actualizada y válida que nos permita conocer que insumos y cultivos transgénicos exóticos pueden afectar nuestra creciente producción orgánica y reservas naturales de toda clase; en consecuencia, se requiere regular y asegurar la excelencia y seguridad de las investigaciones que pudiera realizarse y por lo tanto, no liderar de hecho ni de derecho el comercio hacia dentro del Perú, estos elementos son indispensables en materia de legislación ambiental.

    El principio precautorio sostenido en el Protocolo de Cartagena de Seguridad de la Biotecnología Moderna del Convenio sobre la Diversidad Biológica, aprobado por Resolución Legislativa Nº 28170 del 13 de febrero del 2004 se basa en adoptar medidas preventivas ante la ausencia de evidencia científica., así mismo es necesario señalar la posesión del Perú como país centro del origen y de diversificación de especies que intervienen en la seguridad del mercado y en ese sentido, vamos a empezar nuestra presentación indicando que tenemos que pensar en lo compleja que es la biodiversidad y la importancia de las actividades del mercado, que reconozcan y evalúen el valor especial y la necesidad de hacer una adecuada gestión y un aprovechamiento sostenible de esta biodiversidad que es la red de la vida.

    En ese sentido, el gobierno peruano ha empezado a desarrollar políticas de Estado sobre el desarrollo sostenible y la gestión ambiental, habla entre otras cosas de tres temas muy importantes que consideramos pertinentes para la integración de la política nacional ambiental y su tratamiento holístico con las políticas económicas, sociales y culturales, menciona que no hay aprovechamiento sostenible sin protección ambiental adecuada y que hay que enfatizar las acciones de mejora de la calidad de la vida en la población más vulnerable del país.

    Dentro de los lineamientos de la Política Nacional Ambiental, tenemos dos elementos fundamentales como es el desarrollo humano considerado como defensa de la vida con sus componentes de equidad, sostenibilidad, potenciación, seguridad y defensa nacional en el sentido estricto de proteger la biodiversidad; y revalorar los conocimientos tradicionales y la multi culturalidad de nuestro país, con un enfoque en la realización de actividades con ética ecológica hacia el ambiente, en la cual se mantiene y dinamizan los procesos y los ciclos de esta diversidad biológica; ética ecológica en la que es indispensable actuar con solidaridad, sentido común, respeto a los conocimientos y saberes tradicionales así como también promover una competitividad, pero con equidad, promover eficiencia, racionalidad y transparencia en nuestras acciones y actividades.

    OBJETIVOS.

    • 1. Prevenir y reducir los daños a la salud de las personas humanas y a la economía nacional derivados del deterioro de los recursos naturales y del ambiente en general.

    • 2. Conservar y aprovechar en forma sostenibles los recursos naturales y la diversidad biológica en el marco de una gestión territorial y marino costera adecuada.

    • 3. Articular los negocios ambientalmente sostenibles, articulados por los nacionales e internacionales, dentro del contexto de la reforma del estado y de la política Nacional Ambiental, también está orientada dentro de este contexto al fortalecimiento de la autoridad ambiental utilizando básicamente, pero no exclusivamente, los instrumentos de Zonificación Ecológica Económica (ZEE), ordenamiento territorial y la evaluación ambiental estratégica.

    En ese sentido, también la política del CONAM sobre bioseguridad basada en la aplicación del principio de precaución, considera cinco elementos fundamentales y que también están contenidos en la Ley General del Ambiente, en la que prima el cuidado ambiental y la salud humana, es prioritaria la preservación de la biodiversidad, consideraciones prioritarias para el Perú, como centro de origen y diversificación de cultivos, tomar en consideración aspectos éticos y sociales, así como el respeto a los conocimientos tradicionales y formas de vida y cultura de nuestra población; en ese sentido, el CONAM considera que la promoción y el desarrollo de toda biotecnología necesita integrarse a la realidad del Perú, que es un país mega diverso, considerado como un centro de diversificación genética de alta agro biodiversidad.

    Cualquier decisión que se tome en relación a la promoción y desarrollo de toda biotecnología debe tener como condición esta realidad, es por eso que el Perú debe contar con un sistema ordenado y eficiente de seguridad de la biotecnología, esto es fundamental para nuestro país, si tomamos en cuenta los probables de la contaminación genética de nuestra biodiversidad nativa en las áreas que somos centro de origen y de diversificación genética, es necesario considerar cuando se quiere realizar actividades con organismos transgénicos, deben sujetarse a procedimientos claros verificables, que cuiden la diversidad biológica, la salud humana y el ambiente de los posibles impactos de la liberación al medio de estos organismos.

    El marco legal peruano, desde la Constitución Política del Perú, pasamos por la ratificación del Convenio sobre la Diversidad Biológica; Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad bajo la Resolución Legislativa Nº 28170; Ley General del Ambiente Ley 26811, Ley 26839 para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible de la Biodiversidad, Ley de Prevención de Riesgos Derivados del uso de la Biotecnología Moderna y su reglamento, Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, así como los reglamentos sectoriales de bioseguridad para la agricultura, pesquería y salud, aún pendientes de aprobación; está obligado a cumplir con los compromisos adquiridos con la ratificación de los convenios y aprobación de las leyes nacionales y demás normatividad.

    El Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología aprobado por Resolución Legislativa Nº 28170, se estableció en respuesta a las preocupaciones sobre los del comercio de productos y organismos transgénicos, los gobiernos participantes negociaron un protocolo en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica dirigido a prevenir los posibles del comercio transfronterizo y la liberación accidental de Organismos Vivos Modificados (OGM), que se adoptó en enero del año 2000 en Montreal y se conoce con el nombre de Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, porque en la ciudad de Cartagena fue donde se aprobó el texto final del protocolo, este acuerdo permite a los gobiernos tomar decisiones fundamentales cuando ellos están dispuestos a aceptar o no importaciones de transgénicos, comunicando su decisión al exportador y al resto de la comunidad mundial a través del Centro de Intercambio de Información en Bioseguridad, que es el mecanismo diseñado para facilitar el intercambio de información y experiencias con organismos vivos modificados.

    El protocolo señala que los transgénicos deben estar claramente identificados en la documentación que acompaña al cargamento, así también procedimientos estrictos sobre acuerdos fundamentados previos que deben aplicarse para semillas, peces y otros organismos vivos modificados destinados a ser introducidos intencionalmente en el medio

    Ambiente, en tales casos el exportador debe proporcionar por adelantado información detallada a cada país importador antes del embarque y el país importador debe autorizar el envío, este procedimiento en nuestro país aún esta pendiente porque todavía tenemos que aprobar los reglamentos sectoriales, como es agricultura, salud y pesquería; el objetivo de esta información que se proporciona básicamente es para que el país importador tenga la oportunidad y la capacidad de evaluar los de los cultivos transgénicos y esto forme parte del fortalecimiento del Marco de Bioseguridad en el país.

    La Ley General del Ambiente, en su Artículo 1º, contempla un aspecto fundamental que consideramos básico y esencial para las discusiones, que toda persona tiene el derecho irrenunciable a vivir en un ambiente saludable y equilibrado y adecuado para el pleno desarrollo de la vida y el deber de contribuir a una efectiva función de conservación de la biodiversidad biológica, ambiente y de la salud de las personas; hay varios lineamientos en esta ley, pero podemos anotar dos de ellos que son los mas importantes como son:

    • 1. Reconocer al Perú como centro de diversificación de recursos genéticos y biológicos, y que la promoción del uso de tecnologías debe también servir para implementar sistemas de alerta y prevención en caso de emergencia.

    • 2. El Artículo 105, habla de la promoción de la biotecnología, y dice que el estado promueve el uso de la biotecnología de modo consistente con la conservación de los recursos biológicos la protección del ambiente y la salud de las personas.

    Esto es parte de lo que contiene nuestra Ley General del Ambiente, que tiene muchos otros derechos y deberes fundamentales de las personas y otros aspectos de lineamientos en la política de bioseguridad, también tenemos dentro de este marco la Ley de Prevención de los Riesgos Derivados de la Biotecnología, lo que significa que esta ley no precisa sanciones a nuestro marco legal, no precisa sanciones en caso de incumplimiento o de daños o de alguna actividad.

    En ese sentido los objetivos de esta Ley de Prevención de los Derivados del uso de la Biotecnología Moderna, están centrados en cuatro elementos, la protección de la salud humana, el ambiente y la diversidad biológica, en la promoción de la seguridad en la investigación y en el desarrollo de la biotecnología, en la regulación, administración y control de los derivados del uso confinado y de la liberación de los OVM, la regulación del intercambio y la comercialización de OVM, en esta ley nos marca el rumbo sobre qué actividades tienen que hacerse, o desarrollarse que puedan autorizarse o no, la investigación y liberación al medio de los organismos; los cuales deben estar en el marco de estos objetivos y que nosotros tenemos que regular el intercambio, tenemos que administrar y controlar los , es decir fortalecer un sistema de bioseguridad que permita cumplir con el principio de protección de la diversidad biológica, salud humana y ambiente.

    La Estrategia Nacional de Diversidad Biológica (ENDB) es un instrumento de planificación de la diversidad biológica del país, que fue aprobado por D.S. Nº 102 en el año 2001, el Perú fue uno de los primeros países en adoptar por norma legal su Estrategia Nacional de Diversidad Biológica que es de cumplimiento obligatorio y debe cumplirse tanto a nivel nacional, como regional y local, en esta línea estratégica el tema central es la diversidad biológica como base para el desarrollo sostenible del país, siendo necesario conservar y aprovechar de manera sostenible la diversidad biológica, la distribución de los beneficios por el uso de esta diversidad biológica y contar con medidas especiales para restaurar y revertir procesos de deterioro e integrar su uso sostenible en los sectores productivos.

    Líneas estratégicas nacionales para la diversidad biológica

    Se refiere a que se debe establecer un Programa Nacional de Bioseguridad en concordancia con el Protocolo de Cartagena, éste debe contemplar beneficios y derivados de las actividades que se organizan con organismos vivos modificados (OVM). Debemos establecer también un Sistema Nacional de Biotecnología que fomente la investigación de especies nativas y establezca criterios, salvaguardas e indicadores de seguridad para revalorar e impulsar el conocimiento tradicional en torno al uso selectivo de la biodiversidad. También, tenemos que desarrollar programas adecuados de investigación y de educación para minimizar los impactos a la salud humana, el ambiente y la diversidad biológica.

    Finalmente, es necesario implementar la Ley de Bioseguridad y prestar apoyo económico, técnico y científico a las instituciones comprometidas en el control de los potenciales a fin de asegurar y mejorar los mecanismos de prevención y de control apropiados. Otro aspecto importante para revertir procesos de deterioro de la diversidad biológica, es la información, la cual debe llegar de manera periódica y actualizada a los usuarios de esta tecnología, de los riesgos y beneficios que involucran las actividades con los Organismos Vivos Modificados, de ahí el rol fundamental del Centro de Intercambio de Información, tanto para los investigadores como para los que toman decisiones y los consumidores; también se tiene que fortalecer los planes de prevención de ingreso de organismos vivos modificados que ponen en riesgo la salud humana, el ambiente y la diversidad biológica. Cuando hablamos de mecanismos preventivos, la esencia de la estrategia nos dice que hay que ejecutar de manera planificada la prevención para el ingreso al país y la producción dentro del mismo de organismos vivos modificados no autorizados. Finalmente, es importante fomentar la participación de los sectores públicos y privados en la erradicación de organismos vivos modificados que perjudiquen la salud humana, el ambiente y la diversidad biológica. Esto nos da pie para que la sociedad civil, el sector público ó sea todos en conjunto trabajemos por lograr este objetivo de erradicación de organismos vivos modificados que perjudiquen la salud humana, el ambiente y la diversidad biológica. En este sentido, es muy importante tratar sobre los sistemas de alertas en el marco de institucionalidad del país.

    En el marco de la ENDB, se ha establecido una autoridad ambiental nacional que coordina en materia de biodiversidad, es la instancia que coordina la conservación y aprovechamiento sostenible de la diversidad biológica y promueve a través del Sistema Nacional de Gestión Ambiental la coordinación entre las autoridades sectoriales, es decir los órganos sectoriales competentes que son los autorizados para cumplir lo que esta en la ley y autorizar y realizar las evaluaciones de riesgo. Asimismo, el Instituto Nacional de Investigación Agraria (INIA ), la Dirección General de Salud Ambiental (DI GESA ), y en la parte pesquera el Vise Ministerio de Pesquería establecen los procedimientos y sistemas necesarios.

    En la siguiente presentación (Figura 2), van a poder ver de manera más clara el organigrama del Sistema Nacional de Bioseguridad, que en la parte de arriba esta el Convenio sobre la Diversidad Biológica y sus decisiones, después está un mecanismo que sirve de bisagra, el intercambio de información donde está el Centro de Intercambio de Información sobre Bioseguridad, del que voy hablar posteriormente. Están ahí los órganos sectoriales competentes que tienen la responsabilidad y manejo de la seguridad como son el sector energía y pesquería, éstos a su vez tienen grupos técnicos sectoriales que apoyan a estas instituciones en el cumplimiento de sus funciones como órganos sectoriales competentes.

    Existen a sus costados órganos de asesoramiento o de apoyo, la Comisión Nacional de Diversidad Biológica que es la instancia consultiva de asesoramiento y concertación en asuntos de bioseguridad, y también apoya a la CONAM en los proyectos de directrices respecto a la ley, es decir nos indican que hay algunas directrices que tienen que hacerse con el apoyo de la Comisión Nacional de Diversidad Biológica. Hacia el lado derecho esta el Comité Técnico de Normalización de bioseguridad en organismos vivos modificados. La ley indica que se solicite al INDE COPI que se establezca un comité técnico de normalización para establecer las normas técnicas necesarias, las cuales hasta el momento son voluntarias, hasta este momento solamente se ha establecido una norma voluntaria que es sobre terminología. Se esta trabajando la norma sobre comercialización.

    Monografias.com

    Organigrama del Sistema Nacional de la bioseguridad

    Tenemos también el Grupo Técnico Nacional, que en el marco del Sistema Nacional de Gestión Ambiental esta en estos momentos elaborando la Política Nacional en Bioseguridad. Es evidente, que otros actores deben estar involucrados dentro del sistema de bioseguridad, como es el caso de Aduanas y el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA ), el Instituto Nacional de Salud y el Instituto Tecnológico Pesquero para la parte pesquera quienes están involucrados dentro de los grupos técnicos sectoriales.

    Por ejemplo, el Instituto Nacional de Investigación Agraria, ha creado una comisión de bioseguridad para poder desarrollar de manera interna su política y poder afrontar la responsabilidad que le indica la ley. Eso por darles algún ejemplo de cómo las instancias sectoriales se preparan para implementar el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Protocolo de Cartagena.En una reunión de las partes del Convenio sobre la Biodiversidad se aprobó el desarrollo de unos proyectos para la implementación nacional del Protocolo de Cartagena, lo que permitirá implementar el Marco Estructural Nacional en Bioseguridad. Entre los productos de este proyecto están los elementos para establecer una Política Nacional en materia de Bioseguridad, las propuestas de normas sectoriales que contenían entre otros un sistema de tramitación de peticiones y de actividades de seguimiento, pero este aún falta bastante por trabajar.

    En realidad necesitamos fortalecer el sistema de bioseguridad en nuestro país, implementando mecanismos de intercambio de información sobre bioseguridad como es el Centro Peruano de Información sobre Bioseguridad, la cual se constituye en una bisagra de información sobre todo lo que ocurre en bioseguridad y biotecnología moderna en el Perú y en el mundo.

    El Centro de Intercambio de Información está todavía en construcción, pero estimamos que vamos a ponerlo a consulta del público para que todos puedan opinar y debe tener un espacio para los consumidores, un espacio para los investigadores, etc. Por último, es de necesidad para el Perú un país mega diverso tener un sistema nacional eficiente y fuerte para la mejor implementación de la bioseguridad. Existe la necesidad de desarrollar mejor las capacidades humanas, las hay en cada órgano sectorial competente, pero necesitan desarrollarse con mayor fuerza, necesitamos mejor infraestructura, necesitamos un apoyo político fuerte para poder implementar mejor nuestro sistema de bioseguridad y financiamiento. Finalmente, necesitamos trabajar mucho más en discusión de información, sobre todo los consumidores y a todos aquellos actores involucrados en este tema para que el problema no sea la falta de información, ni la información equivocada, sino que tengamos la información oportunamente.

    Monografias.com

    Posibles riesgos de los transgénicos

    Es importante mencionar que en el año de 1989, un grupo de científicos muy respetados en USA como el Dr. Tiedje, Grosman, Pimentel, Lenski y Regal publicaron un trabajo en la revista Ecology, que es una revista muy importante del mundo en el área de ecología, donde anticiparon por lo menos siete grandes riesgos:

    1. Creación de nuevas plagas y plantas dañinas.

    2. Aumento de las plagas existentes.

    3. Producción de sustancias que podrían ser tóxicas a los organismos vivos.

    4. Efecto de rompimiento de la dinámica de las poblaciones naturales.

    5. Producción de sustancias secundarias tóxicas por la descomposición incompleta de productos químicos peligrosos.

    6. Diversos efectos adversos en los procesos ecológicos.

    7. Perjuicio a los recursos biológicos que pueden ser valorados en el futuro.

    Una de las cosas que se debe tomar en cuenta es el cambio de argumentos utilizados por la industria en diferentes etapas de desarrollo de un transgénico, en Brasil, para conseguir la patente de la tecnología para obtener un transgenico, tiene que ser demostrado al Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INPI) lo referente a la importancia de lo distinto ó nuevo que pueda tener, para lo cual el investigado e inventor de la tecnología tiene que convencer a las autoridades que el producto es igual a uno convencional, recurriendo muchas veces al concepto de la equivalencia sustancial, luego se autoriza la venta y consumo del producto.

    Para vender la semilla a los agricultores, en el caso de productos agrícolas, el inventor tiene que convencer que el transgénico es diferente de lo convencional y pagar una diferencia por la tecnología, finalmente para los consumidores las hacen propaganda que el transgénico es igual al convencional, esta dicotomía causa muchos problemas internos para nosotros, porque eso no genera una confianza en la tecnología, ese discurso doble no ayuda a construir la tecnología.

    Como ejemplo podemos decir que el Brasil, tiene una ley desde 1995, diez años después el Congreso Nacional aprobó una nueva ley - Ley N°11.105, del 24 de marzo de 2005, de la cual no se puede decir si es buena ó mala, ya que tiene tres grandes directrices, una es la protección a la vida, otra es la protección animal y al y la tercera es la observación del principio precautorio, el mismo que esta incluido en el Protocolo de Cartagena sobre Bioseguridad.

    El Gobierno y el Congreso Nacional de Brasil entendieron que la sociedad civil debería participar en el Comité de Bioseguridad, por lo que conformó un Comité de seis miembros de la sociedad civil, una especialista en defensa del consumidor, un especialista en el área de salud, un especialista de medio ambiente, un especialista del área de la biotecnología, un especialista en agricultura familiar y un especialista en salud del trabajador, esto se creo inicialmente por una orientación política del gobierno de Lula, luego se modificó el plan de gestión incluyendo la toma de decisiones por parte de la sociedad civil y esto viene ocurriendo en todos los ramos de las actividades, no solamente en bioseguridad, sino también en otras actividades de gobierno.

    Cuentan con una instancia política mayor, que es el Consejo Nacional de Bioseguridad (CNBS), encargado de elaborar la política nacional y establecer los principios y directrices para los órganos encargados de este tema en el país, este consejo formado por 11 ministros de gobierno, es la instancia política máxima, está encargado de tomar las decisiones de oportunidad y de interés nacional, en particular llevando en cuenta las cuestiones económicas y sociales, además toma las decisiones en última instancia; también se cuenta con la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNB) encargada de establecer normas, emitir decisiones, analizar y evaluar riesgos, autorizar las pesquisas y de realizar el trabajo técnico.

    Un avance significativo de esta ley es que se creó un sistema de gestión de información en bioseguridad, en consonancia al principio de la transparencia, así todos los actores del comité técnico tienen acceso a la información, incluso a todos los pareceres de cada miembro de la CTNB, las actas de las reuniones, los procesos que están tramitando, en fin todo tiene que ser público, excepto lo que es considerado como sigilo comercial, lo que es un gran avance.

    En Brasil también a creado un marco reglamentario para el etiquetado (Decreto N° 4.680, de abril de 2003) pero no esta funcionando de forma plena, hay un símbolo que debería aparecer en los productos pero aún no esta; existen problemas para implementar esto, en particular la reacción de la industria; pero desde el 2003 la soya RR (soya resistente al Roundup) fue autorizada por el Congreso Nacional, el algodón Bollgard también fue autorizado el año pasado, en este caso el último ciclo del cultivo se utilizó apenas para multiplicar las semillas.

    En el caso de la soya fue liberada y autorizada en Brasil sin ningún análisis de riesgo, por lo que tuvieron problemas judiciales por 5 años hasta que el Congreso Nacional resolvió aprobar la soya RR, sin la existencia de estudios de riesgo, existiendo problemas en la actualidad, estas plantaciones que son conocidas como huachas y resistentes al glifosato se originan de las semillas que se quedan en el campo durante la cosecha, en la nueva siembra el agricultor pasa el herbicida Roundup y las plantas voluntarias no mueren; es posible que exista un cruzamiento de la soya transgénica que también es involuntario, entonces una de las primeras previsiones que puede ocurrir es la creación de nuevas plagas y plantas dañinas, experiencia que ha sido coordinada con Argentina y Paraguay, donde se concluye que existe un problema muy grave para resolver y que se desconoce el que hacer, ahora las quieren que Brasil registre otros plaguicidas para controlar la soya transgénica que se constituyó como plantación invasora.

    Monografias.com

    CENTROS DE DIVERSIDAD EN LOS CULTIVOS

    ALIMENTICIOS DE IMPORTANCIA

    Monografias.com

    Existen casos documentados de contaminación de transgénicos como es el caso de México, con el maíz en parcelas de producción y en centros de diversidad genética no han seguido procesos de asesoramiento de los riesgos, todavía faltan investigaciones importantes para concluir si hay riesgos o no en la genética de la población y modelos elaborados de flujo genético, sugieren que puede ocasionar la reducción de la diversidad agrícola local.

    La uniformidad genética de las variedades en cultivos comerciales incrementan la posibilidad de pérdida de diversidad genética y finalmente la demanda y preferencia de áreas locales pueden ser afectadas; otra dimensión importante sobre el flujo genético es conocer cuáles son los riesgos a nivel legal y en Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) que están en conflicto con prácticas de intercambios de semillas o material de propagación realizadas entre agricultores tradicionales y sistemas de producción sostenible, es importante conocer si la introducción de tecnologías transgénicas va incluir derechos de propiedad intelectual en su país, ya que la introducción de transgénicos abre la posibilidad de acciones legales por parte de los dueños de patentes en contra de agricultores locales. Hay un caso en Canadá de un campesino, Percy Schmeiser que estaba cultivando canola convencional en su propiedad y por contaminación genética se determinó que su canola tenía origen transgénico y al conocer esto la empresa Monsanto le interpuso una demanda para el pago de regalías por el uso de su tecnología, por lo que se necesita considerar antes de tomar la decisión de liberar un Organismo Genéticamente Modificado (OGM) estar seguros que será para beneficio, sin impactos negativos en ningun momento ni tiempo, para ello debemos de tener conocimiento científico, todavía falta información básica sobre la posibilidad del flujo genético caso por caso, considerando al transgénico y sus efectos a largo plazo en el medio ambiente, la salud y agricultura, también es necesario considerar los efectos potenciales en la producción de agricultura en centros de diversidad genética, hay otros aspectos que son importantes específicamente en estas regiones como los aspectos socio culturales, otro punto que se debe tomar en cuenta antes de la liberación de un OGM es el desarrollo de capacidades, la capacidad técnica y científica de realizar investigaciones en bioseguridad para conocer los efectos en el medio ambiente, salud y agricultura.

    También necesitamos métodos para monitorear y manejar los flujos genéticos no intencionales, el diseño e implementación de un sistema que regule la evaluación de los riesgos, según el principio de precaución, requiriéndose además de los medios de identificación de productos transgénicos y no transgénicos en el sistema de distribución de productos agrícolas, es el caso de los Estados Unidos donde encontramos que los sistemas no diferencian productos transgénicos y no transgénicos, es importante separarlos.

    GESTIÓN DE RIESGOS

    Monografias.com

    En cuanto a los aspectos económicos y de responsabilidad, es importante definir quién tiene la responsabilidad de demostrar que los OGM son seguros, es el gobierno, la , quién. Otra cuestión es quién debe pagar por las investigaciones y monitoreo y quién debe conducir las investigaciones, este es un punto muy controversial. Finalmente, quién va pagar por los posibles daños al medio ambiente, la salud y la agricultura. estos puntos son importantes a considerar, el analizar los beneficios y riesgos de la biotecnología, porque existen costos externos que necesitamos considerar como son los costos en la salud, costos de contaminación que usualmente no se incluyen en los análisis de beneficios y riesgos y otros aspectos relevantes.

    Como conclusión podemos decir que en la actualidad el nivel de conocimiento sobre los efectos a largo plazo de los OGM es insuficiente, por lo que no se puede concluir que son seguros. Se necesita analizar las lecciones en la historia del flujo genético y aplicarlos en las regulaciones locales. Los riesgos de la contaminación genética tiene implicancias en el

    ambiente, socio-culturales y agrícolas, con consideraciones especialmente importantes en los centros de origen ó diversidad genética. Existe la necesidad de desarrollar mayor capacitación técnica. Por último, la responsabilidad es un aspecto que debe ser analizado antes de considerar la introducción de los OGM.

    Los transgénicos afectarán a la biodiversidad biológica en el Perú

    En los últimos años se ha generado un desconcierto en los pobladores del Perú, no se puede definir que son sanos o están contaminados por los famosos transgenicos, si bien es cierto que la tecnología nos trae cosas muy buenas, también viene acompañada de muchas otras negativas para la humanidad; la presente información refleja la opinión de personas multidisciplinarias y de labor multisectorial entre los que se encuentran científicos, profesionales, comerciantes, agricultores y población en general, quienes muestran su preocupación por el futuro de nuestro país, en el tema relacionado con el ingreso de organismos modificados genéticamente (OMG), esto debido a que en el país existe muy poca información al respecto y la que se tiene presenta cierto grado de distorcionalidad por no estar validada, solo contamos con algunas referencias como es el caso de la soya y del aceite de la canela que son transgénicos y que los consumimos en la alimentación como proteína vegetal.

    La preocupación de la ciudadanía es que muchos grupos de política tienen intereses en favorecer a ciertas trasnacionales que se dedican a la venta de semillas preparadas como organismos genéticamente modificados, mientras que un reducido grupo de ambientalista de las instituciones públicas y privadas como las universidades, centros de investigación, colegios profesionales, organismos no gubernamentales entre otros, vienen tomando conciencia y luchan contra la corriente para evitar que el poder legislativo y ejecutivo aprueben leyes que favorezcan la comercialización de los OGM, sin tener en consideración nuestra riqueza en productos nativos que podrían verse afectados en un futuro muy cercano, es la razón que nos permite contribuir con el presente documento para sensibilizar a la población en general para la búsqueda de alternativas que den soluciones viables con una normativa en defensa y protección de la biodiversidad biológica de nuestro país, así mismo garantizar una alimentación sana y sostenible de la población en su conjunto.

    Monografias.com

    EL PELIGRO DE LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

    Los transgénicos son relativamente nuevos en el planeta y por tanto pocas personas, en su mayoría ni siquiera las mismas transnacionales que se encargan de crearlos, conocen claramente cómo se van a comportar en el futuro estos organismo, así mismo las posibles alteraciones y daños que se producirían en la salud humana, biológica y ambiental, presentando un carácter impredecibles en la actualidad, es la razón por lo que la población se pregunta:

    • 1. ¿Qué son los productos transgénicos y/o organismos modificados genéticamente OMG, se cultivan en nuestro país, de ser así como ingresaron?

    • 2. ¿Quiénes consumen actualmente en la alimentación humana productos transgénicos, son cancerigenos, producen alergias?

    • 3. ¿El cultivo de los productos transgénicos en cuanto afectan a la biodiversidad biológica y a la degradación del ambiente?

    • 4. ¿Ya está demostrado como los cultivos de productos transgénicos contribuirán a la solución de la extrema pobreza y conservación del ambiente?

    • 5. ¿Cómo se garantiza la seguridad alimentaría sostenida, económica, ambiental y socialmente para la población de nuestro país?

    • 6. ¿Los Peruanos solo vamos a consumir productos orgánicos y produciremos productos transgénicos para exportar con el TLC?

    La ingeniería genética es la responsable del futuro de la existencia con dignidad de la humanidad, ya que es quien manipula la biología y el código genético de los seres vivos producidos para nuestro consumo directo e indirecto, siendo en la actualidad una de las más apasionantes revoluciones de este siglo, en la que se encuentran involucrados los productos transgénicos, que viene hacer el resultado de la combinación de ingredientes como son los organismos vivos modificados con diferentes características y propiedades diferentes a las naturales.

    Los organismos modificados genéticamente (OMG), base de los alimentos transgénicos, son seres en los que se ha insertado un fragmento de ADN, portador de uno o varios genes, con el fin de que estos se expresen en el organismo modificado, el ADN es una sustancia presente en todas las células de un organismo, compuesto de millones de moléculas denominadas nucleótidos, ordenados de una manera determinada en multitud de genes.

    El ADN sirve de "patrón" para fabricar todas las proteínas del organismo que son las responsables de conferir la forma, estructura, características y propiedades de cada ser vivo, existe la posibilidad de identificar los genes que codifican la producción de proteínas que propician determinadas características positivas, extraer estos genes de un ADN de determinado ser vivo para insertarlo en el ADN de otro ser vivo en el que queremos que se produzca el cambio de las características buscadas, esto da origen a la creación de un OMG, que se hacen extensibles a todos los seres vivos desde bacterias y levaduras hasta plantas y animales, pasando por hongos y algas.

    Su uso no es nuevo, ni tampoco se ha ceñido exclusivamente a la producción de alimentos transgénicos, su aplicación viene desde la década de los setenta del siglo pasado, ya que se logró insertar el gen que codifica la producción de insulina en el ADN de bacterias, que pasaron a "vivir para producir" insulina, convirtiéndose en diminutas fábricas de esta valiosa hormona con fines médicos, así se llegó a la posibilidad de manipular genéticamente plantas y animales, a partir de entonces comenzó la producción de OMG, con una amplitud de aplicaciones insospechada en el ámbito de la alimentación, ingredientes que pueden ser incorporados en los animales o plantas producidas para el consumo humano o bien desde sustancias empleadas en la industria agroalimentaria producidas por levaduras o bacterias modificadas genéticamente.

    Los animales objeto de manipulación genética se encuentran todavía en fase de desarrollo y los objetivos fundamentales se centran en la producción de leche para consumo humano en la que se le incorpora proteínas de leche materna humana con una menor cantidad de azúcares, con alguna característica beneficiosa inducida por la inserción de determinados genes; en la actualidad existen más de 200 variedades de plantas cultivadas en desarrollo de alguna inserción genética, interviniendo en estos procesos grandes multinacionales surgidas de la fusión de empresas productoras de semillas con empresas de fabricación de plaguicidas, empresas de desarrollo biotecnológico, e incluso grandes cadenas de procesado y distribución de alimentos, la participación pública en estas investigaciones vía universidad y organismos estatales es mínima, hecho que no permite contar con una garantía confiable sobre el proceso de desarrollo y efectos de los OMG en el futuro, considerándose que en la actualidad no se mide la necesidad de la sociedad, sino que se están imponiendo los cultivos con OMG más rentables y con recuperación de la inversión inmediata.

    Monografias.com

    Medios y posibilidades que ingresen los transgénicos al país

    Krystian.- Recientemente discute que existe facilidad para introducir al Perú variedades transgénicas de diversos tipos de plantas en su ecosistema, pero que dicha acción tendría impactos negativos entre otros, sobre el medio ambiente, la preservación de las reservas agrícolas naturales, la economía de los agricultores, la dependencia a las transnacionales propietarias de las patentes de esas especies vegetales transgénicas y la salud de los consumidores de los productos transgénicos, en la actualidad ya se han desarrollado plantas y animales transgénicos, los cuales hasta este momento no han obtenido la licencia para ser puestos a disposición del público, entre lo que podemos mencionar que existe un tipo de salmón transgénico en pleno desarrollo que iría de un periodo de desarrollo normal de un tiempo de tres años a solo un año y medio.

    Los seres vivos, plantas o animales, estamos compuestos por sistemas como el digestivo, respiratorio, circulatorio, por órganos como hígado, corazón, cerebro, por tejidos como el hepático, sanguíneo, cerebral, por células como los glóbulos blancos, neuronas, células de la piel etc, cada célula tiene en su núcleo un conjunto de corpúsculos llamados cromosomas, los cuales contienen toda la información genética del ser vivo, los seres humanos tenemos 46 cromosomas, los chimpancés tienen 48, la papa tiene 12 y así por el estilo los demás plantas y animales; el cromosoma está compuesto a su vez por un conjunto de corpúsculos más pequeños llamados GENES, los cuales son las verdaderas unidades informativas, es decir son los que determinan el color de los ojos, la predisposición al cáncer o la diabetes, la susceptibilidad de la papa a cierta plaga ó enfermedad y así por el estilo.

    El Proyecto del Genoma Humano, recientemente concluido, ha revelado que el ser humano tiene entre 20 y 25 mil genes en sus 46 cromosomas y que cada especie tiene un número diferente de genes, el GENOMA entonces se define como el conjunto de toda la información genética que se encuentra almacenada en los genes de los cromosomas de un ser vivo, el genoma humano es lo que nos hace diferente de otras especies; el genoma de un chimpancé es lo que lo hace al chimpancé; el genoma de una bacteria como el Bacilo de Koch es lo que la distingue de otras bacterias como la Salmonella typhi que causa la tifoidea.

    El genoma de la papa es lo que la distingue de un tomate o una calabaza y así por el estilo; el genoma es único para cada especie y la naturaleza ha hecho que se desarrollen barreras naturales para que los genomas de diversas especie no se mezclen entre sí, desde hace unos 40 años, la ciencia a través de sus ingenieros genéticos, ha desarrollado métodos para aislar un gen de una especie e insertarlo en el genoma de otra especie completamente diferente para "aprovechar" alguna cualidad de interés determinada por el gen aislado, por ejemplo, al insertar genes de bacterias luminiscentes en el genoma de peces ornamentales, se han logrado peces que brillen en la noche.

    Un proyecto que felizmente nunca llegó a la mesa del consumidor fue el que insertó el gen responsable de la resistencia al frío de un pez, en el genoma de la planta del tomate, el resultado fue un tomate que no necesitaba refrigeración y podía conservarse por más tiempo, de este modo se han modificado los genomas de plantas comunes como el maíz, la soya, la papa, el arroz, etc. para cambiar algunas características genéticas de esas plantas y en opinión de los que favorecen esta tecnología puedan lograrse mejores y más abundantes cosechas, las que a su vez podrían aumentar la oferta al público y a la industria de productos de alta calidad.

    Existe una bacteria llamada Bacillus thuringiensis, conocida por los científicos como Bt, que es capaz de producir en forma natural diversos tipos de toxinas que destruyen muchos insectos, si se introduce en el genoma del maíz produce una nueva planta resistente a los insectos; pero que contendrá la toxina en sus hojas y mazorcas produciendo graves consecuencias en las personas que consumen al producto como alimento así mismo en el ganado que se alimenta de las hojas y tallos de estas plantas.

    De particular interés para el Perú es muy fácil introducir genes de una bacteria llamada Agrobacterium tumefaciens en el genoma de la papa, la planta que se obtiene genéticamente modificado por el gen, tendría mayor resistencia a los insectos que destruyen su follaje, pero desconociéndose el efecto que tendría el consumo humano de esas papas transgénicas, un problema adicional es que, en uno y otro caso; por ser compañías privadas las que venden las semillas transgénicas, se crea una lógica dependencia del agricultor a las semillas de esa sola empresa que generalmente es una transnacional; además de que los cultivos normales podrían contaminarse con polen transgénico, perdiéndose poco a poco la calidad natural de las plantas afectadas.

    En cuanto a la salud humana, a pesar del universal rechazo que existe por este tipo de productos, los efectos negativos que tienen las plantas y productos transgénicos sobre la salud del ser humano y conservación de la biodiversidad y ambiente, no han podido ser documentadas; quizá el evento de más trascendencia ocurrió en el año 2000, cuando un tipo de maíz llamado Star Link, genéticamente modificado precisamente con un gen del Bt para producir la toxina contra insectos Cry9C, fue inadvertidamente introducido en el mercado y consumido por miles de personas, lo que significa que la población estaba consumiendo maíz con toxina Cry9C en sus granos sin saberlo.

    Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC), hicieron una exhaustiva investigación del problema, concluyendo que 28 personas habían probablemente desarrollado alergia por el consumo de ese tipo de maíz, el cuidadoso estudio que incluyó los análisis de anticuerpos sanguíneos en las personas afectadas, concluyó que si bien es cierto ese tipo de maíz no había causado el problema, no descartaban que futuros estudios prueben lo contrario; otro estudio que causo mucha preocupación en el publico ocurrió en 1998, cuando el científico Arpad Pusztai del Instituto de Investigación Rowett en Escocia, despedido de su trabajo por haber filtrado información a la prensa, antes de su publicación en una revista científica, los problemas ocasionados en ratas alimentadas con papas transgénicas, aparentemente esas ratas desarrollaron problemas intestinales y en su sistema de defensa, sin embargo el caso nunca fue aclarado.

    A pesar del temor del público, el 45% del maíz y el 85% de la soya que se consume en EE.UU, es transgénica millones de personas están consumiendo estos productos sin aparente impacto negativo sobre su salud, se sabe que más del 95% de las cosechas se producen en 5 países, el 75% EE.UU y el 25% entre Canadá, Argentina, Brasil y China, de lo que podemos manifestar que a pesar de los efectos negativos de las plantas y productos transgénicas sobre la salud del ser humano no han sido claramente demostrados, la preocupación y la desconfianza del público es latente y evidente, sobre todo por la falta de transparencia en el etiquetado de productos alimenticios obtenidos por el sistema transgénico, este artículo, publicado por el Dr. José Domingo del Laboratorio de Toxicología y Salud Medioambiental de la Universidad Rovira y Virgili en España (Science: 9 Junio 2000), resume en su título el estado actual de las cosas, el Riesgos sobre la Salud de los Alimentos Genéticamente Modificados: Muchas Opiniones, Pocos Datos.

    Alimentos transgénicos y su comprobación como ayuda humanitaria

    Registrada (Condiciones de uso), la ingeniería genética tras hacer los primeros alimentos transgénicos para probarlos lo hicieron en forma de ayuda humanitaria, mediante la FAO, dando estos alimentos alterados genéticamente en laboratorios a países africanos, sobre todo productos como cereales entre los que se encuentran el trigo, maíz, soya entre otros, tras dos años de investigaciones y pruebas descubren que en parte de la población que recibió estos alimentos se han producido enfermedades cancerigenas y hacen informes secretos para ocultarlo y mejorar los productos, dos años después lo vuelven a dar en forma de ayuda humanitaria con el beneplácito de la FAO, pero no queda ahí la cosa, ven que los efectos secundarios se han reducido, se producen mucho menos casos de cáncer de los que se habían producido la primera vez, pero aún así hay riesgo en la población, así que para poder vender el producto, nos dicen que los transgénicos son igual de buenos que la agricultura tradicional, es la razón por lo que acuñan el dicho que con los transgénicos podremos acabar con el hambre en el mundo y lograr un desarrollo sostenido.

    Que bien se puede acabar con el hambre en el mundo, tu crees que las empresas trabajan gratis o que van hacer producto para terminar con el hambre en el mundo y no cobrar dinero a cambio porque a ver quién me explica quién va hacer un producto para acabar con el hambre en Somalia, Congo, Etiopia, la realidad es algo que se ha puesto muy preocupante cuando nos enteramos que el 2004 y 2005 en Europa se dio luz verde a la utilización de productos transgénicos con la obligación de informar al consumidor que los producto transgénico y que en la elaboración del producto es a través del sistema de los transgénicos a base de OMG, tras la fuerte campaña de GRENNPEACE en contra hicieron nuevas leyes en las que si un producto contiene el 01 por ciento no es necesario especificar que es transgénico, la realidad está en que la mayoría de los producto contienen colorantes, antioxidantes, que a su vez han sido elaborados a través de productos transgénicos, pero que no lo informan porque un producto en sí no llega al uno por ciento, pero una cosa de colorantes, otra de antioxidantes, otra de genes entre otros ya que son muchas las formas, pero además las empresas utilizan transgénicos pero no lo dicen y tampoco los gobiernos las obligan a ponerlo porque suponen una reducción drástica en sus ventas.

    Esto hace que se cubran las espaldas la empresas, en caso de aparición de cánceres, puesto que la medicina no puede seguir el rastro de los productos alimenticios, ya que al no identificarse como transgénico no puede investigarse como tal y por tanto la aparición del cáncer es algo "natural", esto hace que las empresas no retiren sus productos del mercado como nocivos para la sociedad,. que sigan vendiendo sus productos y haciendo negocio a costa de nuestra salud y que al no ser investigado no descubran la auténtica causa de la aparición de los cánceres por lo tanto no tengan que pagar multas millonarias por ser la verdadera causa de aparición de un cáncer y en algunos casos de la muerte de la persona misma.

    Los transgénicos afectan la seguridad humana en el Perú

    La Jornada 02/Jul/06, la empresa biotecnológica norteamericana hace de dos hospitales pediátricos peruanos su laboratorio, la empresa estadounidense Ventria Biosciences patrocinó la experimentación de drogas derivadas de arroz transgénico manipulado con genes humanos en bebés y niños internados en dos instituciones pediátricas de Perú; el experimento, cuyos resultados se dieron a conocer en mayo en Estados Unidos, fue realizado en el Instituto Especializado de Salud del Niño y en el Instituto de Investigación Nutricional de Lima - Perú, el público de esa nación se enteró por las denuncias de la Asociación Pro Derechos Humanos y de la Red por una América Latina Libre de Transgénicos, Ventria, es una empresa biotecnológica especializada en producir farmacultivos, es decir los cultivos que son manipulados genéticamente para obtener sustancias de uso farmacéutico, estas son aún más controversiales que los transgénicos de uso agrícola que están en el mercado, por la posible contaminación de cultivos aledaños y los riesgos a la salud en caso de una filtración a la cadena alimentaria; ningún fármaco producido en plantas transgénicas ha sido aprobado para consumo humano en Estados Unidos ni en otras parte del mundo, Ventria comenzó sus cultivos en California, pero tuvo que trasladarse a Missouri y luego a Carolina del Norte por las demandas de asociaciones de productores, consumidores y ambientalistas, debido al largo e incierto proceso de aprobación de fármacos, en particular de este tipo, la empresa decidió experimentar sus productos con niños del Tercer Mundo, donde las regulaciones son más laxas y parece más fácil encontrar instituciones con déficit de financiamiento y ética.

    En un reciente cambio de imagen, Ventria llama ahora a sus productos "alimentos médicos", seguramente para eludir las regulaciones más estrictas en la aprobación de medicamentos, esta empresa produce experimentalmente dos proteínas recombinantes humanas, que son la lactoferrina y la lisozima, presentes en forma natural en leche materna, saliva, semen y otros fluidos humanos, la producción se hace en arroz, al que se le insertan secuencias sintetizadas de genes humanos responsables de la producción de estas proteínas, dos de éstas ya extraídas del cultivo, fueron usadas en el "estudio" con niños peruanos, el experimento afectó a 140 niños de cinco meses a 3 años que sufrían diarrea aguda y estaban hospitalizados en las instituciones mencionadas, la prueba duró 48 horas en un hospital, con dos visitas de seguimiento en los siguientes 15 días, divididos en tres grupos, al primero se le trató con un suero de rehidratación oral (SRO) de glucosa; al segundo con SRO a base de arroz y al tercero con el mismo SRO a base de arroz, adicionándole lactoferrina y lisozima recombinantes, según el breve informe de resultados publicado por la empresa, el grupo de niños que recibió el suero adicionado con proteínas recombinantes se recuperó en un promedio de 3,67 días, comparado con 5,21 en promedio en el grupo testigo. Ventria presenta esos resultados obviando el hecho de haber usado niños peruanos porque no lo podía hacer en su país, para promover la aprobación comercial de su producto, que ahora dice será fundamentalmente para el tercer mundo, sin embargo, su mercado preferido no son los niños de países subdesarrollados que sufren diarrea, sino el más lucrativo mercado de los nutracéuticos, que incluyen bebidas deportivas y suplementos alimentarios, entre otros para la empresa, el caso peruano es un recurso propagandístico.

    Según Jim Diamond, pediatra estadounidense, un aspecto sorprendente de los resultados publicados por Ventria es que se haya utilizado como testigo un grupo de niños al que se le dio solución oral con base en glucosa, cuando existe abundante literatura médica desde hace décadas que muestran la solución a base de arroz no transgénico es mucho más rápida y efectiva para tratar la diarrea aguda, eso significaría que la empresa, con la complicidad de institutos peruanos, usó intencionalmente un método menos efectivo para lograr resultados artificialmente positivos, para lo cual expuso a un grupos de niños a drogas transgénicas no aprobadas y por otro lado se retrasó la curación de los niños que presentaban mejores resultados comparativos.

    Existen artículos científicos que presentan casos en que el uso de proteínas transgénicas humanas, tales como factores anticoagulantes, de crecimiento e insulina, han provocado reacciones adversas en los pacientes, como alergias, creación de anticuerpos y otras, inclusive algunas de gravedad por tener un origen de hemorragias, lo que obligo el retiró del producto que ya se encontraba en el mercado; durante el proceso de consulta pública motivado por las solicitudes de Ventria en Estados Unidos, varias organizaciones, entre ellas la Unión de Consumidores, el Centro de Seguridad en Alimentos (Center for Food Safety) y Amigos de la Tierra de Estados Unidos, presentaron a las autoridades de ese país amplios informes, con referencias científicas, en los que describen en detalle una lista de posibles efectos dañinos a la salud de la lactoferrina y la lisozima recombinantes de Ventria, entre otros, explica que las proteínas recombinantes no son idénticas a las naturales, por lo que existe la posibilidad de provocar desórdenes inmunológicos y alergias, la lactoferrina y la lisozima pueden favorecer además el crecimiento de agentes patógenos, como la bacteria helicobacter pyloris, causante de gastritis y cáncer estomacal, de bacterias causantes de meningitis y otras enfermedades de difícil tratamiento por su resistencia a muchos antibióticos existentes, la empresa, obviamente, conocía esos informes pero decidió proceder colocando en riesgo niños del tercer mundo; si las instituciones peruanas conocían los informes, su complicidad es criminal, si no los buscaron, su negligencia es del mismo tenor.

    Movimiento de los alimentos transgénicos en el mercado

    La demanda de alimentos en el mundo ha aumentado la necesidad de cultivos mejorados, la biotecnología ofrece la tecnología necesaria para producir alimentos más nutritivos y de mejor sabor, rendimientos más altos de cosecha y plantas que se protegen naturalmente contra enfermedades, insectos y condiciones adversas, la tecnología de alimentos genéticamente modificados también llamados alimentos transgénicos, permite efectuar la selección de un rasgo genético específico de un organismo e introducir ese rasgo en el código genético del organismo fuente del alimento, por medio de técnicas de ingeniería genética, esto ha hecho posible que se desarrollen cultivos para alimentación con rasgos ventajosos específicos y otros sin rasgos indeseables, en lugar de pasar 10 o 12 años desarrollando plantas a través de métodos de hibridación tradicional, mezclando millares de genes para mejorar un cultivo determinado, la biotecnología actual permite la transferencia de solamente uno o pocos genes deseables, obteniendo cultivos con las características deseadas en tiempos muy cortos.

    Dicen que se trata de los alimentos del futuro y que dentro de unos años gran parte de la comida que consumiremos serán de este tipo, pero qué son realmente los alimentos transgénicos, pueden entrañar algún peligro, ya que se trata de un nuevo ser vivo creado en el laboratorio que se produce insertando el gen de una especie dentro de otro, esto permite por ejemplo, crear tomates con genes de araña, cerdos con genes de pescado o maíces con genes de bacterias, en un primer momento el objetivo de la creación de esta clase de alimentos buscaba la creación de propiedades en los alimentos y cultivos, por ejemplo, algunas plantaciones de maíz transgénico poseen propiedades de insecticidas, sin embargo, algunos alimentos transgénicos pueden tener consecuencias negativas si se descontrolan sus efectos, David Sánchez, responsable de agricultura y alimentación de la ONG Amigos de la Tierra, nos explica por qué "Estamos liberando al ambiente seres vivos de los que sabemos muy poco de su comportamiento e interacción en un ecosistema complejo."

    Las enfermedades "transgénicas"

    Los transgénicos no son tan inocuos como se nos quiere hacer creer es algo sabido, lo que ahora ya está demostrado, gracias a una recopilación de informes de las principales ONG, así como estudios de la Comisión Nacional de Bioseguridad en España, es que generan nuevas enfermedades y alergias, según estos informes, a través de la ingeniería genética las propiedades alergénicas de un alimento pueden ser transferidas a otro que no lo es, por otra parte la abundante utilización de bacterias y virus en la creación de los organismos modificados genéticamente (OMG) genera la creación de nuevas cepas patógenas de enfermedades ya existentes, más resistentes o incluso nuevas patologías, además en el proceso de creación de transgénicos es frecuente la introducción de genes que determinan cierta resistencia a los antibióticos; la Asociación Médica Británica afirma también que hoy por hoy no podemos saber si el cultivo de plantas transgénicas o su consumo entraña riesgos graves para la salud humana y el medio ambiente, no existente evidencias científicas que garanticen la seguridad del consumo de OMG, y sin embargo su plantación está autorizada en 23 países, entre ellos España, la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, a través de su publicación Agenda Viva, debate sobre el consumo de estos verdaderos extraterrestres y afirma que habría que mostrar cierta precaución ante el uso de los transgénicos, con esto no se trata de condenar a la ciencia,  sino de revisar en manos de quien está el conocimientos científico y de no olvidar que si hay otras opciones de agricultura, habrá que luchar por que se fomenten.

    COMO AFECTAN A TU SALUD

    LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

    El periódico ingles The Independent, alertó sobre la existencia de un informe secreto de la compañía de biotecnología MONSANTO que hacía referencia a un maíz transgénico, el Mon 863, este informe relataba como ratas que eran alimentadas con este maíz, sufrían todo tipo de problemas de salud como pérdida de peso en los riñones, necrosis en el hígado o altos niveles de azúcar en la sangre, la información fue conseguida gracias a alguien que quiso dar a conocer la noticia sobre este tema, suponemos que por despecho o por preocupación, el caso es que si esto no se hubiera publicado, nadie sabría cuales eran los efectos del consumo de este maíz.

    Otro informe que nos presenta la web Rebelión, trata sobre un guisante transgénico experimental que se desarrolló en Australia por la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organización con el objetivo de combatir determinadas plagas que afectaban al guisante, que científicos de la escuela de investigación médica John Curtin en Canberra, realizaron pruebas al nuevo guisante transgénico, las ratas que lo ingirieron, mostraron cambios significativos en sus sistemas inmunológicos y nódulos linfáticos, además se hicieron alérgicas a varios tipos de alimentos, lo curioso es que las pruebas que habían realizado los laboratorios australianos no estaban contempladas en la ley de alimentos transgénicos norteamericana, con lo cual no hubieran tenido ningún problema para su comercialización y seguramente hubiera causado estragos entre la población ya que es un tema polémico ya que afecta directamente a toda la humanidad.

    Cultivos transgénicos que amenazan a la biodiversidad

    El maíz debe estar considerado como un tema de seguridad nacional, por lo que su contaminación por transgénicos pone en peligro la diversidad genética del maíz y es una grave amenaza para la seguridad alimentaría, no solo del país sino del mundo, algunas empresas vienen promoviendo la instalación de estos cultivos entre ellas Monsanto, el año 2008, han realizado un sin numero de eventos de sensibilización a los agricultores de Piura, Chiclayo, Trujillo, Lima e Ica, donde realizan su campaña agresiva sin ninguna responsabilidad y respeto por la biodiversidad de país, siendo su argumento que no existen datos validados científicamente que demuestren que los cultivos transgénicos podrían causar en un futuro cercano muchas enfermedades y alteraciones en plantas y animales.

    Soya.

    En el caso de la Soya resistente a Glifosato, es una variedad transgénica obtenida por la compañía estadounidense Monsanto, a la que se le ha transferido un gen que produce resistencia al glifosato, componente activo del herbicida "Roundup". Esto permite la utilización del herbicida sin afectar el cultivo, permitiendo que se alcancen mayores niveles de productividad.

    Tomate.

    En el Tomate se ha obtenido una Maduración Lenta con plantas transgénicas, con genes que alargan el período de conservación y almacenamiento evitando la síntesis de la poligalacturonasa que produce el reblandecimiento del fruto, así se tienen ventajas en cuanto al manejo poscosecha de la producción, que pueden soportar períodos más largos de almacenamiento o transporte y llegar en buenas condiciones al consumidor final.

    Arroz Dorado

    Es una variedad producida por la modificación genética, para obtener betacaroteno, una pro-vitamina que en el organismo se transforma en vitamina A, esto puede significar una gran ayuda para países en vías de desarrollo en los que se sufre masivamente de deficiencia de vitamina A, condición que puede llevar a muchos casos a la ceguera, sin embargo estos países tienen al arroz como la base de su alimentación.

    Consideraciones de seguridad para alimentos OMG

    El uso de procesos biotecnológicos, particularmente de modificación genética, es extremadamente importante al idear nuevas maneras de aumentar la producción de alimentos, mejorar la calidad nutricional y proporcionar mejores características del proceso o almacenaje, cuando se desarrollan nuevos alimentos o componentes de alimentos usando biotecnología, hay requisitos legales nacionales y expectativas del consumidor para que existan sistemas y procedimientos eficaces de evaluación de la seguridad de los alimentos para el consumo, las técnicas tradicionales de evaluación de la seguridad de los alimentos, basadas en pruebas toxicológicas, según lo utilizado para los aditivos obtenidos por biotecnología estos pueden ó no aplicarse siempre, de acuerdo a una reunión de consulta conjunta de la FAO y la OMS en 1996, las consideraciones de seguridad de alimentos con respecto a los organismos producidos por las técnicas que cambian los rasgos hereditarios, como la tecnología de DNA recambinante, son básicamente las mismas que se relacionan con otras maneras de alterar el genoma de un organismo, tal como la hibridación convencional en las que incluyen:

    • Las consecuencias directas, nutricionales, tóxicas o alergenitas, de la presencia en los alimentos de nuevos productos genéticos codificados por los genes introducidos durante la modificación genética.

    • Las consecuencias de los niveles alterados de los productos genéticos, es por codificación de los genes introducidos o modificados genéticamente.

    • Las consecuencias indirectas de los efectos de cualquier nuevo producto genético, o de niveles alterados, en el metabolismo del organismo fuente del alimento, conduce a la presencia de nuevos componentes o aumento de sus niveles alterados.

    • Las consecuencias de las mutaciones causadas por el proceso de modificación genética del organismo fuente del alimento, como interrupción de secuencias de codificación o control, o la activación de genes latentes, conduciendo al reforzamiento de los niveles alterados de los componentes existentes o presencia de otros.

    • Las consecuencias de la transferencia genética a la microflora gastrointestinal desde organismos genéticamente modificados o alimentos con componentes alimenticios derivados de ellos.

    • El potencial de efectos adversos para la salud, asociados a los microorganismos genéticamente modificados en los alimento

    CONTAMINACIÓN TRANSGÉNICA

    POR EL MAÍZ MEXICANO

    Liza Covantes Torres, en diciembre de 1999, en la jornada Ecológica se abordo el tema de los organismos transgénicos y la bioseguridad, en esa ocasión el ejemplar se tituló Los transgénicos, un asunto de soberanía y de seguridad nacional, hoy a siete años es un titulo vigente, en este suplemento especial, hace una revisión breve de algunos hechos ocurridos desde entonces, en 1999, en México se cumplía una década de discusión sobre los posibles impactos de la introducción de cultivos transgénicos, entre ellos maíz, debido a que somos el cuarto país en el mundo con gran diversidad biológica, somos el centro de origen y diversidad de dicho cultivo.

    ¿Quiénes iniciaron esta discusión sobre el maíz?, fueron los especialistas en su cultivo, principalmente genetistas dedicados por varias décadas a estudiar esta especie llamada Zea mays, los citados investigadores han manifestado decenas de veces al gobierno federal, a miembros del gobierno de Estados Unidos, a legisladores y a compañías semilleras trasnacionales como Monsanto, Syngenta, DuPont, entre otras, su fundada preocupación de la afectación negativa de los maíces nativos en caso de siembra de variedades transgénicas en el país.

    Muchos de estos especialistas consideran que no debe introducirse en el campo mexicano maíz transgénico, que no es necesario; sobre todo porque existen cientos de variedades nativas con una adaptación a los diversos climas y suelos de México y con resistencias naturales a insectos, así como otros caracteres para muchos usos, sus opiniones fueron importantes para la definición de una moratoria a los experimentos en campo con maíz transgénico, decisión que tomó en 1999 la Dirección General de Sanidad Vegetal, de la ahora Sagarpa, solo quiero dejarle claro que los primeros señalamientos de posibles impactos negativos para una especie en su centro de origen provino de científicos mexicanos, personas afortunadas, porque tuvieron acceso a una educación pública profesional, que además llegó hasta los niveles de doctorado.

    Estos mexicanos se formaron en el campo de las ciencias biológicas aplicadas a la producción de alimentos y han tenido que enfrentarse en todo este tiempo a una embestida de argumentos promociónales, más no profesionales ni éticos, de otro grupo de mexicanos y algunos extranjeros, también formados en la universidad pública en el ámbito de las ciencias biológicas, pero con especialidad en biología molecular, que se basa casi exclusivamente en el conocimiento del núcleo celular de un organismo vivo, de la molécula de la herencia ahí concentrada y de herramientas tecnológicas para su manipulación, conocimiento que debe complementar al agronómico y al ecológico, más no suplirlo.

    Los biólogos moleculares probablemente conocen poco de las relaciones suelo-planta-atmósfera-seres vivos, mucho menos de relaciones culturales o del significado de la agricultura y su razón de ser, la producción de alimentos para satisfacer las necesidades de nutrimentos para mantener la vida, tal vez aún estemos a tiempo para conjuntar esfuerzos y saberes entre diversos actores de la sociedad mexicana para reconstruir la producción de alimentos soberanamente.

    Hoy, los mismos genetistas de maíz manifiestan los mismos argumentos de preocupación, más otros tantos acumulados tras casi veinte años de discusión y análisis de lo que significa introducir a un ser vivo instrucciones genéticas que no son parte de un proceso evolutivo o del mejoramiento convencional, ponerlos a convivir en el ambiente en donde van a impactar en los ecosistemas, recientemente, junto con otros científicos, han alzado de nuevo la voz, debido a la feroz insistencia y presión de las compañías semilleras sobre el gobierno mexicano para que les permitan sembrar maíz transgénico, gracias al intercambio de información entre esos científicos de diversas disciplinas, se han revisado datos sobre los efectos adversos no deseados que se presentan en plantas transgénicas, tanto en experimentos como en siembra comercial en otros países, han reflexionado en colectivo sobre múltiples implicaciones de la liberación de maíz transgénico, sobre hechos biológicos, agronómicos, socioculturales, económicos, legales, éticos, entre otras. Para muchos de ellos, si acaso, la posibilidad de experimentar con maíz transgénico, prácticamente se remite a las islas mexicanas, para evitar flujo de transgenes a maíces nativos o a sus parientes silvestres.

    Es conveniente aclarar algunos conceptos para que el lector no relacionado con la agricultura, como es el caso del centro de origen de un cultivo significa una región en donde se domesticó una especie antes silvestre, hoy cultivada, además, en este centro aún existen poblaciones de ancestros silvestres, en el caso del maíz, uno de sus ancestros considerado es el llamado Teocintle; un centro de diversidad genética es un sitio en donde existe una gran variedad de ejemplares de una misma especie, cada tipo de variedad es diferente a otra en cierta medida, pero sin dejar de ser, por ejemplo el maíz nativo en México, cuenta con más de 300 variedades, con características diferentes que pueden ser evidentes, como el color de los grano, blancos, rojos, azules o negros, o no ser tan evidentes como una adaptación especial a un suelo con más sales o un clima más caliente., cada variedad posee información genética diferente, pero no dejan de ser maíces y por lo tanto, entre plantas vecinas de maíz pueden intercambiar genes entre sí, gracias a que el viento o algún insecto mueven el polen de una planta a otra.

    En el caso de la asociada a la diversidad genética del maíz existe una diversidad ecológica y cultural, esta diversidad múltiple se refleja en los más de 300 tipos de maíces sembrados y utilizados en decenas de formas por más de 3 millones de familias campesinas y los 62 pueblos indígenas existentes a lo largo y ancho del país, por lo tanto, México es un centro de diversidad de maíz que se mantiene y multiplica continuamente gracias a la siembra año tras año y a la práctica cotidiana de intercambio de semillas entre la población rural, su domesticación fue posible a través de miles de años, gracias a la observación y selección de características de interés para las culturas prehispánicas.

    De manera similar, el trigo fue domesticado en Asia menor, en la región de los ríos Tigris y Eufrates (Siria) y en la zona del río Nilo, por su parte, el arroz se domesticó en varios sitios de Asia y de lo que ahora es el territorio de la India, el maíz, trigo y arroz, fueron la base del desarrollo de las grandes civilizaciones de la historia de la humanidad y en la actualidad siguen siendo la base del Sistema Alimentario Mundial, sobre estos tres cultivos existen grandes intereses comerciales de compañías semilleras, como Monsanto, que los han manipulado a través de ingeniería genética para crear nuevos productos, variedades transgénicas con objetivos de negocio, pueda que resuelvan parcial y temporalmente problemas de plagas, a simplemente que se trate de creaciones para generar otros negocios, como la venta de herbicidas, más del 80 por ciento de las variedades transgénicas comerciales de cinco o seis cultivos, son tolerantes a herbicidas, agroquímicos fabricados también por las compañías de semillas.

    Debate mundial sobre los transgénicos

    Exactamente el mismo debate sostenido en México por una diversidad de actores sociales que defienden a su maíz del riesgo por los obtenidos con los sistemas del transgénico, existe en Estados Unidos y Canadá para el trigo, en donde agricultores, científicos y consumidores han impedido la siembra de trigo transgénico, por su parte agricultores, científicos y consumidores han impedido la siembra de arroz transgénico en la amplia porción territorial del continente asiático y sus áreas vecinas, defienden como en América y Europa el trigo, la diversidad genética del arroz y de su cultura, por lo tanto, México no es un país de insensatos e insurrectos, en todo el planeta, en países ricos o pobres, entre gente letrada y no letrada, el debate de los transgénicos tiene para muchos un significado relevante y común, la agricultura, la alimentación y los transgénicos son asuntos de soberanía, de seguridad nacional, sólo para los que quieren controlar el mercado mundial de alimentos, la alimentación no es nada más que un gran negocio.

    OMS PIDE EVALUAR EFECTOS DE ALIMENTOS

    TRASGÉNICOS ANTES DE COMERCIALIZARSE

    La Organización Mundial de la Salud (OMS- Junio de 2005  ) manifestó que es fundamental evaluar sistemáticamente las repercusiones de los nuevos alimentos transgénicos en la salud humana antes de proceder a su cultivo y comercialización, incluso aquellos que pueden contribuir a mejorar la salud humana, en un informe sobre riesgos y beneficios potenciales de estos productos publicado por la OMS, se reconoce que estos alimentos pueden incidir en aumentos de la producción agrícola y la calidad alimentaría, no obstante, advierte que algunos de los genes utilizados para la producción de alimentos transgénicos nunca antes han estado presentes en la cadena alimentaria, por lo que temen que esta introducción cause cambios en la estructura genética actual de los cultivos, el informe indica que, en los casos que este tipo de productos se comercializan, todos los alimentos transgénicos son sometidos previamente a evaluaciones del riesgo, hasta el punto de que estos productos son examinados con mayor rigor que los alimentos normales, a fin de determinar sus posibles repercusiones en la salud y el medio ambiente, a juicio de la OMS, hasta la fecha, no se tiene conocimiento de efectos sanitarios negativos causados por el consumo de alimentos de esta naturaleza, según informó Europa Press.

    Contaminación transgénica

    A pesar de múltiples advertencias para evitar el flujo génico de maíz transgénico a maíces nativos o criollos; es decir, que el polen transgénico los contamine, ya que esto ocurrió y se descubrió en el 2001 por investigadores de la Universidad de Berkeley, en California, los investigadores como (David Quist e Ignacio Chapela) informaron a las autoridades mexicanas sus hallazgos en la sierra de Oaxaca, el gobierno federal decidió verificarlo, lo comprobó, pero lo mantuvo en secreto hasta que la organización ambientalista Greenpeace, el 17 de septiembre de 2001, lo dio a conocer al público, el anuncio motivó que el titular de turno de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Semarnat, Víctor Lichtinger, emitiera un comunicado en el cual oficialmente confirmaba el gravísimo hecho, el Instituto Nacional de Ecología, dependiente de la Semarnat y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) colectaron maíz en 18 localidades de Oaxaca y Puebla, cercanas a la zona del hallazgo por los investigadores de California, en 13 de las localidades se encontró la presencia de transgenes, información que sustentó la afirmación de la Semarnat.

    Sin embargo, luego de la publicación del citado comunicado, la Secretaría de Agricultura, Sagarpa, negó lo que era ya evidente y probado, después no le pareció que la Semarnat diera a conocer la comprobación de lo sucedido, al ser publicado el hallazgo en una revista científica por Quist y Chapela, Sagarpa se dedicó, junto con la industria semillera y científicos cercanos a esta, a atacar el artículo, aun así la Sagarpa decidió realizar una investigación mayor a la de Semarnat y convocó a varios investigadores de centros de investigación pública para ello, el estudio implicó la colecta de varios miles de muestras en más comunidades que las investigadas por Semarnat, esto se hizo en el 2002 y a fines de ese mismo año, el doctor Ariel Álvarez anunció que pronto se darían a conocer los resultados, pero nunca se hicieron públicos.

    Sorpresivamente, en febrero de 2004, a unos días de iniciar en Malasia la primera reunión de los Estados miembros del Protocolo de Cartagena sobre bioseguridad, y ante un escándalo por la firma de Sagarpa, a espaldas del Senado y de la sociedad, de un acuerdo trilateral comercial de productos transgénicos con Estados Unidos y Canadá (TLC transgénico), la Sagarpa decidió hablar sobre el estudio, lo poco que dijo se centró en afirmar que sí hubo flujo de transgenes, pero muy poco y que iba desapareciendo.

    ¿Cuáles fueron las frecuencias de transgenes encontradas?, ¿en dónde y en qué variedades?, ¿con base en qué datos y bajo qué metodología se obtuvieron? ¿Durante cuánto tiempo se investigó para decir que la contaminación disminuía?, esto es un misterio, pues no se publicó el estudio, la gran pregunta es ¿por qué se ocultó esa información?; a seis años de publicada la contaminación transgénica, varios miles de personas de la sociedad mexicana queremos y tenemos derecho a conocer el estudio, un país que se precia de ser democrático por contar con un gobierno que informa a su sociedad, que la respeta y no actúa a sus espaldas ni en su contra; La anterior administración no hizo públicos los resultados de esa investigación realizada con nuestros recursos, la actual tiene el deber de hacerlo, de informar a la sociedad, de lo contrario, las promesas de defender y garantizar la soberanía nacional, la seguridad alimentaría, quedarán en promesas; lo que sucede ahora con el maíz, a raíz del aumento del precio de la tortilla, muestra la dimensión de la dependencia que el país tiene de los grandes centros de poder, los que controlan los alimentos a nivel mundial.

    LA SOYA TRANSGÉNICA EN AMÉRICA

    Lilian Martínez Acosta, manifiesta que el hombre, desde hace miles de años, ha buscado modificar y transformar la naturaleza con la finalidad de satisfacer sus necesidades, en la actualidad, esta búsqueda ha llegado a niveles nunca imaginados, pues ahora realiza estas modificaciones desde el interior de las plantas, desde sus genes, esto lo ha logrado con el avance de la biotecnología, en general, y de la ingeniería genética, en particular, las tecnologías que se han logrado y se renuevan día tras día en las últimas décadas marcan no sólo el avance de las innovaciones y la forma de vida de los hombres, sino la línea a seguir en cuanto a transformaciones agrícolas, en la que se llevan a cabo en las plantas modificaciones genéticas, los organismos que se manipulan desde sus genes se les da el nombre de organismos transgénicos u organismos genéticamente modificados (OGM), se comenzaron a desarrollar tanto en instituciones públicas como en laboratorios privados.

    En 1982, los científicos de la multinacional Monsanto, lograron por primera vez alterar genéticamente las plantas, pero fue hasta 1996 que se comienzan a introducir comercialmente este tipo de cultivos, llamados popularmente transgénicos, para que en el 2002, dicha empresa ya hubiera vendido más del 90 por ciento de las semillas transgénicas comercializadas en el mercado mundial, entre las plantas modificadas comerciales más importantes, encontramos cuatro como es la soya, el algodón, el maíz y la colza-canola, entre las principales empresas comercializadoras de OMG o de semillas transgénicas encontramos a cuatro transnacionales como Syngenta, Aventis, Dupont y la mencionada Monsanto, pero además de controlar la cuarta parte de semillas que se venden en el planeta, dominan el 60 por ciento del mercado mundial de plaguicidas.

    No hay duda entonces que esta tecnología no responde a las necesidades de la mayoría de los productores, a pesar de que uno de los argumentos para su desarrollo sea reducir la pobreza y producir el alimento suficiente para todo el mundo, en realidad se trata de una tecnología al servicio de gigantes y poderosas compañías transnacionales que buscan obtener ganancias por la explotación de la diversidad genética del mundo, poniendo en riesgo la soberanía alimentaría y la biodiversidad de los países menos desarrollados, estas modificaciones generan riesgos para la sociedad y para el país que va a consumir estas nuevas plantas, alimentos y productos farmacéuticos o industriales, por eso, la sociedad debe plantearse estrategias que le ayuden a minimizar los riesgos.

    Si bien la investigación genética aplicada a la agricultura augura resultados prometedores, actualmente no está comprobado que el consumo humano de OMG sea inocuo para la salud de los consumidores y hay escenarios de posibles daños a la biodiversidad, la comunidad científica internacional está dividida al respecto, como lo demuestra la disputa entre la Unión Europea (UE) y las empresas de Estados Unidos, la cual ha llegado inclusive a la Organización Mundial de Comercio (OMG), se han tenido que crear leyes y normas que intenten regular y establecer mecanismos de control, seguimiento y prevención de los posibles riesgos que trae consigo la utilización de OMG, para la sociedad y el medio ambiente; a nivel internacional se han dado cambios significativos en cuanto a la producción de soya, que se acentuaron a partir de 1997, cuando por recomendaciones de Estados Unidos y de la empresa biotecnológica Monsanto, se comienza a utilizar la planta de soya modificada resistente a herbicidas Roundup Ready, con la finalidad de sembrarla y que los productores vieran las "ventajas" que esta nueva semilla les podría proporcionar.

    En 1997, en Brasil se desarrollaron las primeras pruebas en pequeña escala, las mismas que fueron solicitadas por fueron solicitadas por Monsanto, al año siguiente la empresa obtuvo la autorización para vender esta soya resistente al herbicida glifosato, fabricado por la misma Monsanto, para "liberar" la soya de Monsanto, la Ley de Bioseguridad brasileña prevé varios controles sucesivos, como el del Ministerio de Salud Pública y del Ministerio del Medio Ambiente, que habían sido obviados, por su parte el Ministerio de Agricultura consideró que las pruebas realizadas al cultivo fueron suficientes, pero no se realizaron estudios de impacto ambiental ni de las posibles consecuencias en la salud humana, esta situación desencadenó varias protestas encabezadas por organizaciones no gubernamentales, Greenpeace y agrupaciones de consumidores y agricultores, que presionaron a las autoridades para prohibir la siembra de la soya transgénica, finalmente, a mediados del año 2000, el Tribunal de Primera Instancia Federal dictaminó que no solamente la soya, sino cualquier transgénico, podría ser liberado en Brasil sólo cuando fuesen establecidos los procedimientos más adecuados para proteger al ambiente y la salud humana.

    A partir de esta situación, Brasil tuvo que repensar su decisión sobre la siembra de soya transgénica, buscar la generación de controles más estrictos y evaluar, a través de estudios rigurosos, las consecuencias que puede traer la siembra de este producto en la salud humana y el medio ambiente, a partir del 2004 y hasta el 2006, Brasil ha tenido que regular el proceso clandestino de producción de soya transgénica, el gobierno brasileño ha generado normas y leyes que permiten no sólo que los productores siembren de manera legal dicha soya, sino que además responde a las necesidades internacionales que se han desarrollado con la utilización de los productos y cultivos transgénicos.

    Argentina es otro de los países que han incursionado en la producción de cultivos transgénicos, es el segundo productor mundial de ellos, después de Estados Unidos, en este país se producen 10.3 millones de toneladas de alimentos modificados, de los cuales 7 millones son de soya modificada, durante el periodo 2002-2003 se estimó una superficie de unos 12 millones de hectáreas, de las cuales entre el 95 al 98 por ciento era transgénica, del 2003-2004 se sembraron con soya transgénica en Argentina casi 14 millones de hectáreas, desde que se comenzó a cultivar la soya modificada se logró aumentar la producción y el área cultivada en detrimento de otros cultivos, como es el caso del girasol y del maíz, se redujo la utilización de ciertos herbicidas y aumentó la utilización de un solo herbicida como fue del Roundup Ready de Monsanto, convirtiendo a los productores en dependientes de este producto.

    Los productores consideran que hay ventajas al utilizar esta semilla, ya que sus costos de producción se reducen y además no tienen que realizar algunas labores en el cultivo continuamente, en el ámbito de la comercialización de este producto, Monsanto monopoliza el mercado, tanto Chile como Costa Rica están incursionando en la producción de soya transgénica, pero fundamentalmente en la producción de semillas, los riesgos que existen en torno al cultivo de soya transgénica van desde el flujo de genes de las variedades modificadas hacia las plantas silvestres o criollas, la posibilidad de generar resistencia a los herbicidas, la de generar daños a la biodiversidad y a la salud humana, por ello es necesario realizar estudios y evaluaciones detalladas que permitan analizar los cambios que se dan al introducir tales cultivos y darlos a conocer a la sociedad, para que ésta ejerza su derecho a decidir sobre su consumo; históricamente la soya ha sido un cultivo muy importante a nivel mundial, por su múltiple uso tanto en la industria como en la alimentación humana y animal, por tal motivo, a raíz del desarrollo de variedades transgénicas dicho producto toma mayor relevancia, no sólo por las "ventajas o beneficios" que traen consigo las nuevas variedades, sino por las "desventajas o riesgos" que pudieran representar para la sociedad en todos los ámbitos.

    Países vecinos como Chile producen transgénicos

    Es una alerta roja para países megadiversos que buscan el desarrollo sostenible a largo plazo, la presión ciudadana ejercida por organizaciones ambientales y sociales pertenecientes a la Alianza por una Mejor Calidad de Vida y por algunos parlamentarios como Marco Enríquez, René Alinco y Ramón Farías, logró que el SAG actualizara la información sobre cultivos transgénicos en el país, el pedido de transparencia se fundamentó en el silencio oficial frente a la negativa de Canadá a autorizar el ingreso a su territorio de 200 toneladas de transgénicos procedentes de Chile, el SAG señaló ahora las regiones en que se encuentran las casi 13.000 hectáreas de semillas transgénicas de exportación de la temporada 2005-2006, esto representa un aumento de 4.328 hectáreas con respecto a la superficie cultivada de transgénicos en la temporada previa, sin que en Chile se haya avanzado respecto a prevenir los impactos en el medio ambiente y la salud humana que pueden derivarse de ello, del total, más de 12.000 hectáreas corresponden a maíz transgénico, seguida por 627,5 hectáreas de canola, 165,6 de soya y 11,4 hectáreas de cartamo o falso azafrán. Los cultivos restantes, con menores superficies sembradas son, en orden de importancia: arroz, zapallo, vid, Brassica juncea (mostaza negra), remolacha, tomate y lino, no se identifican en el cuadro las empresas exportadoras, pero estas son Monsanto, Agrosearch, Limagrain, Pioneer y Ventroscience, listadas como exportadoras de semillas transgénicas en el registro de la Asociación Nacional de Exportadores de Semillas.

    Las regiones más afectadas es donde hay más cultivos transgénicos son, de mayor a menor, la sexta, séptima y metropolitana, sólo en la II y XII regiones no se informa de cultivos genéticamente modificados, en todos los casos, se trata de semillas destinadas a la exportación, único uso de acuerdo a la legalidad chilena, una confusión frecuente es afirmar que en Chile se consume tomate transgénico, pero en realidad el tomate de larga vida del mercado local, corresponde a una variedad híbrida, es decir está trabajada genéticamente pero dentro de una misma especie vegetal, en las variedades transgénicas, en cambio, se traspasa la barrera de las especies, insertando en el gen original de la planta un gen de una especie animal, una secuencia que por ejemplo en el caso del maíz BT1176 corresponde a una bacteria tóxica que es insecticida, Cry1AB de bacillus thuringiensis).

    En el cuadro publicado por SAG se informa tan sólo de 11,4 hectáreas de cultivos de cártamo, en cambio, la información publicada en Canadá de la cosecha siguiente, 2006-2007 se refiere a 130 hectáreas de cártamo que produjeron 200 toneladas de semilla, retenidas en un desconocido puerto chileno, probablemente San Antonio, ya que allí se encontraba el área de mayor superficie, aunque también podría ser un puerto de la Octava Región, esa información sigue siendo retenida por la entidad estatal, Vía rápida a las trasnacionales; el gobierno chileno también se sigue justificando en la protección del secreto comercial para ocultar la ubicación exacta de los predios, imposibilitando la fiscalización ciudadana respecto de la posible contaminación de cultivos orgánicos y tradicionales.

    Corresponde al SAG aplicar las normas para la internación e introducción al medio ambiente de organismos vegetales vivos modificados de propagación OVM, decreto 1523, 6 de julio de 2001, un departamento de esa repartición estatal, encabezado por Gonzalo Pardo evalúa las solicitudes de introducción, autoriza lugares de acopio y fija franjas de seguridad caso a caso, no se conocen las medidas de seguimiento y fiscalización que la institución implementa, ni la compensación por daños por contaminación, en la información publicada se fija en diez días hábiles el plazo para autorizar el lugar de acopio, y en apenas 45 días hábiles el plazo posterior de evaluación para aceptar o rechazar cada solicitud de importación desde el momento en que este organismo recibe la información requerida, asimismo limita el plazo a 20 días hábiles si hay una resolución previa, los proponentes cancelan una suma acorde con la inspección en terreno y análisis, el SAG confía en la buena fe de los datos científicos, planes de manejo y métodos de destrucción de residuo y traslado de semillas a su destino final entregados por las trasnacionales, ya que es poco probable que las propuestas y medidas de resguardo puedan ser analizadas a fondo en un plazo muy breve; en otros países sudamericanos, como Brasil y Paraguay, Monsanto ha desdeñado toda medida de seguridad y los cultivos se han extendido a tal punto que los respectivos gobiernos, enfrentados a una situación de hecho, se vieron obligados a legalizarlos, es una táctica ya conocida, en marzo de 2007 el Ministro de Agricultura Álvaro Rojas, anunció que los cultivos de soya transgénica se extenderán desde la V hasta la VII regiones, Monsanto cuenta con una resolución previa para estos y otros cultivos transgénicos cuyos impactos en el medio ambiente, medidas de resguardo por daños y fiscalización son también desconocidos.




    El principio de precaución, el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología derivado del Convenio sobre Diversidad Biológica, ratificado por 140 países, no ha sido ratificado por Chile, la ratificación obligaría al país a respetar el principio de precaución al tomar decisiones relativas a los organismos vivos genéticamente modificados, Chile es centro de origen de varias especies como la papa, tomate, frutilla, etc, y su flora y fauna cuentan con un gran endemismo, la isla de Chiloé por ejemplo, ubicada mil 190 kilómetros al suroeste de Santiago, es reconocida como centro de origen de la papa (Solanum tuberosum) junto con Bolivia y Perú y allí existe desde 1987 un banco de especies que hoy mantiene más de 200 variedades de papa, por lo que diversas organizaciones ambientales impulsan la declaración de Chiloé como zona libre de transgénicos.

    La coexistencia de los cultivos transgénicos con la agricultura orgánica ha sido considerada imposible por productores de España, donde un estudio de casos de Cataluña y Aragón, publicado por Assemblea Pagesa, Plataforma Fuera los Transgénicos y Greenpeace, probó que siete años de cultivos transgénicos contaminaron el maíz orgánico y el convencional, otro tanto está ocurriendo en México, y en Chile. Información reservada narra experiencias similares en una localidad cercana a Santiago; en países de la Unión Europea, así como en Cuba, para abordar estos temas existen leyes específicas sobre organismos vivos modificados y seguridad biológica, que contemplan severos sistemas de Evaluación de Riesgo.

    En el caso de Noruega, por ejemplo, ello se hace incorporando el principio de precaución, así como tomando en cuenta los niveles de incertidumbre reconocidos en el campo de la Ingeniería Genética, acerca de los efectos en el medio ambiente, en la salud del ser humano y los impactos socio económicos, culturales y éticos, la participación pública y la transparencia son también aspectos relevantes en estos análisis, incluso la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), activa promotora de los transgénicos, ha planteado el uso de barreras entre cultivos convencionales y transgénicos ante la posibilidad de que pueda haber contaminación, el representante regional para América Latina y Caribe, José Graziano Da Silva, en una entrevista reciente publicada por la agencia EFE, mostró preocupación por los efectos medioambientales que puedan causar este tipo de cultivos, especialmente en productos básicos.

    En el año 2003, el gobierno del entonces Presidente Lagos había anunciado su propósito de generar una política nacional "para promover y orientar el desarrollo biotecnológico del país" y se inició el estudio de dicha política con el apoyo del fondo GEF/UNEP, en 2006, el gobierno de la presidenta Bachelet anunció como objetivo que Chile se convierta en una potencia mundial en el rubro de la alimentación, la mayor parte de las instituciones de gobierno no muestran preocupación por los aspectos relacionados con la producción limpia.

    Lo que es particularmente notorio en el INIA, Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, cuyas políticas también dejan ver su apoyo a los transgénicos y al uso de plaguicidas, el gobierno ha propuesto que los proyectos de introducción de organismos genéticamente modificados deberían ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, con los precedentes ya conocidos acerca de las aprobaciones de proyecto debido a consideraciones políticas y no técnicas como es el caso CELCO, Ralco y muchos otros, esa respuesta no ofrece ninguna garantía para quienes se preocupan del impacto de los transgénicos.

    Desde 1987, Chile multiplica y exporta semillas genéticamente modificadas, operando como estación de cultivo de productos biotecnológicos desarrollados en otros países, en la temporada previa al cuadro entregado este mes de junio por el SAG, según la información oficial citada en el Informe Final del Proyecto PNUMA-GEF-CONAMA sobre Bases para el Marco Nacional de Bioseguridad de Chile, la superficie sembrada con transgénicos alcanzó las 8600 hectáreas, lo que representa aproximadamente un 1% de la superficie nacional de cultivos anuales y un 41% de la superficie semillera, generando divisas del orden de los US$ 50 millones al año, la superficie nacional de semilleros transgénicos aumentó aproximadamente 20 veces entre los años 1999 y 2003, los mercados de destino de estas semillas son principalmente Estados Unidos y la Unión Europea, así como Canadá, en los últimos años se están extendiendo además los farmocultivos, con empresas como Ventria Bioscience, que logró la autorización que no tuvo en Estados Unidos, para sembrar en el 2005 en predios de la VI región, 2 hectáreas de arroz transgénico con proteínas lactoferrina, lisozima y albúmina de suero humano, para la producción comercial de fármacos para combatir la diarrea.

    Hasta ahora no se ha autorizado en Chile el cultivo comercial de transgénicos, pero sí hay consumo interno de alimentos derivados de OGM importados desde Argentina, Brasil, Estados Unidos y Canadá, ignorándose qué porcentaje de las importaciones alimentarías del país corresponde a transgénicos; en Chile hay cultivos transgénicos cuyas pruebas de campo han sido autorizadas en el país, con proyectos como una papa resistente a la bacteria Erwinia carotovora; también se ha obtenido uva transgénica resistente al hongo Botritis cinerea, otro proyecto relevante es el caso de los carozos, en que se busca mejorar la presentación de estos frutos para la exportación, en el ámbito de la silvicultura, existe la capacidad en el país para producir Pinus radiata transgénico resistente a ciertos insectos y se está avanzando en la producción de variedades de esta especie resistentes a herbicidas y de Eucaliptos resistente al frío, entre 1991 y 2001, se financiaron 408 proyectos en biotecnología por un monto total de US$ 73,4 millones, ejecutados mayoritariamente por institutos estatales y universidades públicas, el gasto total en investigación y desarrollo en el país es de un 0.7% del PIB, la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología (CONICYT), el Ministerio de Agricultura a través de FIA y el Ministerio de Economía a través de CORFO, están desarrollando la iniciativa "Genoma Chile", con dos programas: Genoma en Recursos Naturales Renovables y Biominería, en el año 2002 existían en Chile 31 empresas biotecnológicas, en su mayoría pequeñas, fundadas en los últimos 10 años y con ventas totales de alrededor de US$ 8 a 9 millones anuales, pero no existe legislación sobre etiquetado ni se realizan evaluaciones por el MINSAL a los alimentos.

    En noviembre del 2006 se presentó en el Senado, con la firma de legisladores de partidos de la oposición Andrés Espina, Andrés Allamand, Juan Antonio Coloma y también de la alianza de gobierno Eduardo Frei, Fernando Flores, para concertar la moción sobre "Bioseguridad de Vegetales Genéticamente Modificados" que busca legalizar los cultivos transgénicos, la iniciativa presenta antecedentes equívocos, ignora los efectos ya conocidos y hace afirmaciones sin base científica sobre aumento de la productividad y sobre la posibilidad de asegurar resguardos adecuados para evitar la contaminación de otras semillas, también desconoce el principio de precaución y no contempla estudios de riesgos independientes, las normas de etiquetado que contempla son las propuestas por las compañías productoras "equivalencia sustancial" las cuales no dan garantías al consumidor sobre su real contenido, el proyecto ha sido rechazado por organizaciones ambientales y sociales del país.

    En junio de 2006, la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa de ley sobre el etiquetado de alimentos transgénicos, que debería seguir este año su trámite en el Senado, donde el proyecto quedó empantanado, trasladándose ahora esta discusión al proyecto descrito en el párrafo siguiente, a fines de diciembre de 2007, el Senador Alejandro Navarro presentó un proyecto de ley para prohibir la fabricación, internación e importación en Chile de semillas "terminador", es decir aquellas modificadas genéticamente para no dar semillas o para crecer, desarrollarse, madurar, dar frutos o destruirse sólo mediante la aplicación de productos químicos, la percepción de la ciudadanía es que en años pasados, Greenpeace realizó una campaña nacional de alerta e información sobre los transgénicos, distribuyendo una guía, y publicando una lista de alimentos contaminados con transgénicos que tuvo gran impacto entre los consumidores, asi mismo desarrolló un muestreo y análisis de semillas de maíz y una encuesta de percepción pública, encargada a IPSOS, que reflejó un claro rechazo a los transgénicos 58,5% y exigencia de etiquetado 95,9% para los alimentos.

    Entre las amenazas que percibe Greenpeace, es que se puede agravar la situación actual de los productores de maíz, que compiten en precios con maíz argentino, siendo necesaria la autorización en el país para la siembra de maíz transgénico para consumo animal, además están los proyectos de desarrollo del etanol (biocombustibles) a partir de maíz transgénico, la Alianza por una mejor calidad de vida (RAP-Chile), integrada por ANAMURI (Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas), la Corporación de Investigación en Agricultura Alternativa (CIAL) y el Observatorio de Conflictos Ambientales también incorpora en su trabajo la denuncia de los efectos de los transgénicos y el prontuario ambiental de las multinacionales que promueven su uso en Chile y en el mundo, quienes fundamentan y promueve el derecho de los campesinos a resguardar su semilla; asimismo existe una Red Chile Libre de Transgénicos que agrupa a organizaciones como Fundación Sociedades Sustentables e IEP y que desarrolla investigación, campañas informativas y lobby ante las autoridades, siendo necesario revisar el desarrollo biotecnológico en Chile, Informa al Presidente de la República y a la Comisión Nacional para el Desarrollo de la Biotecnología (CNDB, 2003), "Diagnóstico Nacional y Caracterización de la Investigación Biotecnológica y de sus Aplicaciones Industriales o Comerciales" (Gil et al., 2004). "Diagnóstico sobre la Presencia y Estado de la Flora Chilena emparentada con cultivos genéticamente modificados, con énfasis en el riesgo de flujo génico" INIA-MNHN, 2004, Campañas de Greenpeace, Revista ENLACE/RAP-AL, 2006-Sitio del SAG http://www.sag.gob.cl/-Boletín Transgénicos al día.

    La legislación en el ámbito internacional en el uso de los OMG

    La comunidad científica internacional está dividida al respecto, como lo demuestra la disputa entre la Unión Europea (UE) y las empresas de Estados Unidos, la cual ha llegado inclusive a la Organización Mundial de Comercio (OMC), se han tenido que crear leyes y normas que intenten regular y establecer mecanismos de control, seguimiento y prevención de los posibles riesgos que trae consigo la utilización de OGM para la sociedad y el medio ambiente, a nivel internacional se han dado cambios significativos en cuanto a la producción de soya, que se acentuaron a partir de 1997, cuando por recomendaciones de Estados Unidos y de la empresa biotecnológica Monsanto, se comienza a utilizar la planta de soya modificada resistente a herbicidas Roundup, con la finalidad de sembrarla y que los productores vieran las "ventajas" que esta nueva semilla les podría proporcionar.

    EL ETIQUETADO DE LOS TRASGÉNICOS

    Existe una tendencia en la Legislación Europea a regular la comercialización de los OGM, con una creciente intención de exigir el etiquetado de OGM para diferenciarlos de los cultivos orgánicos y de los cultivos convencionales, suministrando información detallada a los consumidores, esto significaría un costo extra que hasta el momento no queda bien definido como habría de ser soportado entre los sujetos que participan desde la etapa su producción, distribución y la de exportación e importación, entre 1994 y 2000 la superficie sembrada de soja pasó de 6 millones a 8,8 millones de hectáreas, registrando un crecimiento del 46,7%, del cual el 32% se produjo desde 1996, coincidiendo con la introducción del cultivo transgénico, antes de avanzar en el planteo del posible impacto que tendría sobre las exportaciones por las regulaciones sobre etiquetado de los países importadores de la producción de transgénicos, es necesario destacar que la demanda de los mismos se encuentra centrada al presente casi exclusivamente en soja.

      La soja transgénica argentina se exporta en forma de haba cerca del 15% de la cosecha, esencialmente a China y la Unión Europea, en cuanto a la exportación de subproductos, como aceites se dirigen para el Asia y Medio Oriente, la producción de harina de soja hacia la Unión Europea, la producción alcanza el 15% de las exportaciones totales, lo cual lo convierte en el principal producto de exportación del país, al implementar el etiquetado obligatorio es necesario analizar la significatividad de las exportaciones de soja a los destinos más propensos a establecer esta normativa, es importante tener en cuenta que las exportaciones dirigidas a UE representan el 35,71%, con lo cual, el impacto de tal medida puede generar problemas de comercialización con los países europeos.

     Por otro lado en Argentina existen varios proyectos de leyes sobre el etiquetado de OGM, pero hasta el momento el tema no ha sido resuelto, uno de los principales argumentos de quienes se oponen al etiquetado es que el mismo afectaría la percepción del consumidor respecto a los transgénicos y generaría desconfianza impactando negativamente en la comercialización de los mismos, además el etiquetado importaría costos adicionales significativos que el sector involucrado no está dispuesto a afrontar, en este orden de ideas, una manera de ganar la confianza de los consumidores sería mediante la implementación de un sistema que permitiese la producción en forma conjunta de OGM y no OGM, para lograr este objetivo sería menester separar la materia prima y los productos a través de toda la cadena productiva y comercial, dicha separación puede ser llevada a cabo a través de dos métodos, la segregación y la identidad preservada.

    SITUACIÓN DE LOS CULTIVOS TRANSGÉNICOS EN AMÉRICA

    USA

    42.8 M Has

    Soya, Maíz, Algodón, Colza

    Argentina

    13.9 M Has

    Soya, Maíz, Algodón

    Canadá

    4.4. M Has

    Colza, Maíz, Soya

    Brazil

    3 M Has

    Soya

    10°

    Uruguay

    >0.05 M Has

    Soya, Maíz

    12°

    México

    <0.05 M Has

    Algodón, Soya

    14°

    Colombia

    <0.05 M Has

    Algodón

    16°

    Honduras

    <0.05 M Has

    Maíz

    NORMATIVIDAD SOBRE LOS OMG EN ECUADOR

    La nueva Constitución ecuatoriana aprobada en noviembre de 1997, establece que las leyes del país deben regular la entrada de productos transgénicos, la norma constitucional sólo puede ponerse en práctica mediante la aprobación de una ley complementaria en el Congreso o la emisión de un decreto ejecutivo, los grupos ecologistas temen que la Constitución pueda ser malinterpretada y al permitirse el ingreso de alimentos mejorados genéticamente, pero no transgénicos, se posibilite indirectamente la entrada de éstos, el problema es que Ecuador no tiene capacidad técnica para determinar cuáles son los alimentos transgénicos y cuáles no, puede ocurrir que les envíen gato por liebre', enfatizó Elizabeth Bravo, para la bióloga, es mejor que intervenga el Congreso antes que el Ejecutivo, porque si el tema se trata en el Parlamento puede abrirse un debate nacional y las organizaciones ecologistas pueden dar argumento validos, en cambio mediante decreto no habría discusión.

    Avances de la legislación sobre los OMG, en el Perú

    Carlos Leyton Muñoz, abrir el mercado al ingreso de los transgénicos de una manera indiscriminada podría hacernos perder una de las fortalezas más importantes que tiene el país, como es la biodiversidad aseveró el ministro de Agricultura, la declaración del funcionario contrasta con la de su antecesor Ismael Benavides quien en su momento, afirmó que estos productos eran la solución a la crisis alimentaria, Benavides estuvo enfrentado así con el ministro del Ambiente, Antonio Brack, este último pidió que se declare al Perú como un país libre de transgénicos.

    Leyton, ha optado por el consenso y se reunirá con Brack la próxima semana, "Haremos un balance de los pro y de los contra", manifestó que también dialogará con gremios empresariales para evaluar en cuánto tiempo trasladarían la reducción de precios internacionales de algunos commodities al mercado local, de otro lado opinó, que Sierra Exportadora debe ser una estrategia integral y que debe permanecer en el sector Agricultura.

    Norma Sobre Transgénicos

    El Ministro de Agricultura, Ismael Benavides(2007), informó que su despacho mantiene en estudio el proyecto de reglamento de bioseguridad y que no hay fecha para que sea, prepublicado, tal como solicitó el presidente Alan García, para abrir un debate nacional, el ministro apuntó que no hay apuro para tal publicación y que actualmente se hace una labor de revisión de similares legislaciones en el resto del mundo, "Estamos a la espera de los informes de otros países, pues la idea es que el documento esté sujeto a la legislación comparada", reveló, yo no quisiera comprometerme a ninguna fecha, pero a lo mejor se pueda dar la publicación en lo que resta del año", este reglamento como se ha informado anteriormente, abrirá en la práctica el mercado para el ingreso al Perú de cultivos transgénicos, la posición inicial del Ministerio de Agricultura era apurar la aprobación de dicha norma, sin embargo esta cambió luego de que el presidente García convocara un debate nacional; Benavides ratificó en conferencia de prensa, su oposición al proyecto de ley que plantea el etiquetado de los transgénicos.

    Los Transgénicos en el Perú y los Decretos Legislativos 1059, 1060 y 1080

    Los recientes decretos legislativos abren de par en par la puerta para el ingreso sin control de los transgénicos, así manifestó Isabel Lapeña (2008), ha elaborado un documento que analiza de qué manera los decretos legislativos 1059, 1060 y 1080 permitirían el libre ingreso de transgénicos al país sin los debidos controles, las normas expedidas por el gobierno en el marco de la adecuación al TLC suscrito con Estados Unidos, en materia de agricultura ponen en serio riesgo la bioseguridad y los cultivos orgánicos del país, Isabel Lapeña es codirectora del Programa de Asuntos Internacionales y Biodiversidad de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) y autora de numerosos trabajos de investigación donde se tratan tres temas a tratar como resultado de los decretos legislativos emitidos por el gobierno en cumplimiento del TLC en materia de agricultura, Decretos Legislativos 1059, 1060 y 1080.

    Primer tema

    Estos Decretos Legislativos analizados conjuntamente dejan la puerta abierta a la entrada de transgénicos sin ningún tipo de control y ello lo hacen apoyándose en dos objetivos distintos:

    • 1. Otorgando todas las competencias que tienen que ver con la comercialización de semillas en el país a una institución tradicionalmente de investigación, pero que paulatinamente se ha visto debilitada en su función investigadora y al mismo tiempo politizada.

    • 2. Debilitando la institucionalidad técnica existente en semillas como es SENASA, el Servicio Nacional de Investigación Agraria.

    En relación con el primer Objetivo:

    En principio, cualquier sistema que busque asegurar que las semillas que se comercialicen en un país cumplan con los requisitos de calidad y de sanidad adecuados, se asegurará de que el control y la certificación de los mismos estarán en manos de entidades imparciales e independientes, libres del control de las personas o entidades que las producen, cuando se actúa como juez y parte se presenta el conflicto de intereses, así el INIA apunta a convertirse en la autoridad que promueve la biotecnología, la autoridad de semillas, la autoridad sanitaria y fitosanitaria y la autoridad en bioseguridad de las semillas transgénicas que esta misma institución produce/importa y comercializa"; la Autoridad Nacional de Semillas es la competente para normar, promover, supervisar y sancionar las actividades relativas a la producción, certificación y comercialización de semillas de buena calidad, esta necesaria autonomía técnica y jurídica necesaria para asegurar la disponibilidad de semillas de calidad es sin embargo, socavada cuando todas las competencias de certificación de la pureza, identidad de las semillas, de la vigilancia de las medidas sanitarias se sitúan en una institución publica que también importa, produce, y comercializa semillas, este sería el caso del INIA fruto de los Decretos Legislativos recientemente promulgados; si bien no se especifica claramente que sea el INIA la Autoridad Nacional de Semillas y se deja su definición a la vía reglamentaria, sin embargo se le otorgan todas las competencias respectivas, extrayéndolas de SENASA, la autoridad técnica que venía desarrollando dicho cometido, a ello se suma el hecho de que al INIA, de una u otra manera, se le otorgan competencias como productor de semillas transgénicas y que él mismo es el que se encarga de las evaluaciones de bioseguridad y aprueba las autorizaciones de las semillas transgénicas que son puestas en el mercado, si además de lo mencionado, la misma norma le exime a la Autoridad en Semillas, de cumplir con los requisitos que se exigen a los particulares para el registro de semillas, entonces las consecuencias son previsibles.

    El resultado viene dado en que el INIA puede producir e importar semillas, y ponerlas en el mercado sin cumplir con los requisitos para su certificación y comercialización que se exigen a los particulares, y esto sin realizar las pruebas necesarias de calidad y cumpliendo con las pruebas de sanidad que ella misma determine y la evaluación de bioseguridad si son transgénicos que ella misma considere, juez y parte, absoluto conflicto de intereses, así el INIA apunta a convertirse en la autoridad que promueve la biotecnología, la autoridad de semillas, la autoridad sanitaria y fitosanitaria y la autoridad en bioseguridad de las semillas transgénicas que esta misma institución produce / importa y comercializa, en esta situación los Decretos legislativos 1080, 1059 y 1060 la aseguran en los siguientes pasos:

    • 1. Se nombra al INIA secretario de la Comisión Nacional para la Innovación y Capacitación en el Agro que tiene como principal objetivo el "promover la biotecnología en todos sus aspectos", esta Comisión Nacional para la Innovación y Capacitación en el Agro se compone de 10 miembros de los cuales 5 son nombrados por el Ministerio de Agricultura, 1 por el Ministerio de la Producción, 2 personas del área científica y 3 representantes de los productores agrarios.

    • 2. Los representantes de las universidades y de la cooperación económica internacional o nacional son nombrados por el propio Ministerio de Agricultura, en esta Comisión no están representados ni el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), ni el Ministerio del Ambiente, ni asociaciones de consumidores, ni se asegura la presencia de asociaciones de pequeños productores, asea que la representación de la sociedad civil es nula.

    • 3. Al INIA se le otorgan facultades para dictar normas y establece los procedimientos para promover el desarrollo de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación.

    • 4. También se le otorgan potestades sancionadoras a fin de que pueda imponer multas, cancelación de permisos, certificados o autorizaciones correspondientes, destrucción de productos finales etc, que son las propias de una institución que tiene competencias como Autoridad de Semillas y Autoridad Nacional de Sanidad Agraria.

    • 5. La producción de semillas que antes estaba reservada al sector privado ahora ya no lo esta tanto, la nueva Ley de Semillas (DL 1080) manifiesta que se establecerá mediante Reglamento los casos en que los organismos del sector público pueden producir semillas y se le otorga competencias al INIA en "la producción de semillas, plantones y reproductores de alto valor genético", se le permite poner en venta los predios rústicos que son propiedad del INIA.

    • 6. La nueva ley de semillas, simultáneamente establece que "quedan exceptuados de los registros establecidos en la presente ley, la adquisición importación o uso de semillas por la Autoridad de Semillas", disposición Complementaria Final Cuarta y añade esta misma Disposición que:

    • "Esta excepción no alcanza a los aspectos fitosanitarios, sujetándose las semillas y cualquier material de propagación de los vegetales a las medidas fitosanitarias que dicte la Autoridad Nacional en Sanidad Agraria".

    • El Decreto Legislativo 1059 Ley General de Sanidad Agraria quita la competencia a SENASA en relación con el control sanitario y fitosanitario de semillas; ¿Para quien queda esta competencia entonces?, por vía reglamentaria se espera que también recaiga en el INIA.

    En relación con el segundo Objetivo.

    El debilitamiento de una institución técnica como es SENASA, en relación con las semillas transgénicas:

    • 1. Se eliminan las referencias a sus competencias de importancia en este tema.

    • 2. Se elimina su competencia en "Establecer medidas fito y zoosanitarias para la importación, uso y otras actividades que se realicen con OVMs." (Antiguo Art. 6 r).

    • 3. Se elimina una competencia con relevancia para el tema de transgénicos e importación de semilla en general y es el que SENASA o "La Autoridad Nacional en Sanidad Agraria integrará y participará en el Comité de Recepción de embarcaciones marítimas, fluviales y lacustre, que transporten plantas, productos vegetales, animales o productos y subproductos de origen animal." (Antiguo Art. 23.3).

    En relación con el Ámbito de su competencia.

    • 1. Se elimina del ámbito de su competencia las semillas y los organismos genéticamente modificados, así se elimina de la definición de Insumo Agrario, y por lo tanto se extrae de la competencia de SENASA las medidas sanitarias y fitosanitarias de semillas y OGMs.

    • 2. Se elimina las semillas y cualquier material de propagación de los vegetales se sujetaran a las medidas fitosanitarias que la ANSA determine" (Art. 26 antiguo).

    • 3. Se eliminan los Organismos Vivos Modificados y sus productos, la introducción, investigación, manipulación, producción, transporte, almacenamiento, liberación, conservación, comercialización, uso y manejo de Organismos Vivos Modificados y sus productos, de uso agropecuario, se sujetarán a las medidas fito y zoosanitarias adoptadas por la Autoridad Nacional en Sanidad Agraria, de conformidad con el Reglamento de la presente Ley, normas concordantes y complementarias sobre la materia". (antiguo Art. 30).

    En relación con la Bioseguridad.

    • 1. Desaparecen las referencias de las competencias de la Autoridad Nacional de Sanidad Agraria para realizar la evaluación y gestión de riesgos de actividades desarrolladas con OVM, la nueva Ley de Sanidad Agraria favorece la entrada y uso de Plaguicidas Químicos de Uso Agrario mediante la adopción de las siguientes medidas:

    • Se permite la entrada de plaguicidas extremadamente peligrosos de tipo 1A y 1B al decir que se restringirá o prohibirá su uso bajo la condición de que se cuenten con alternativas técnicas o económicas, cuando estos plaguicidas deberían estar prohibidos sin condiciones.

    • Se limitan una vez aprobados los plaguicidas, las llamadas Actividades Posregistro y que se refieren al monitoreo de los mismos, la realización de estudios de toxicidad para la salud como intoxicación por plaguicidas, vigilancia de los niveles de residuos por plaguicidas en los alimentos y de estudios medioambientales, esto implica contradicciones con la legislación andina: Decisión 436 de la CAN.

    ¿Y cómo se hace?

    Mediante la derogación de distintos artículos de la Ley No. 28217, Ley para reforzar las acciones de control post registro de plaguicidas químicos de uso agrícola (publicada el 1.05.2004), con fatales implicancias, se va en contra de la tendencia mundial en la gestión de los plaguicidas, mediante la cual se exige que la industria de plaguicidas asuma su responsabilidad en la gestión de los envases usados y de los plaguicidas obsoletos o caducos, así como en la capacitación a los usuarios de los plaguicidas en los riesgo derivados de los plaguicidas y en el adecuado uso de los mismos.

    De esta manera, quedarían derogados los siguientes artículos de la Ley No. 28217, "Artículo 4, Promoción de insumos alternativos; encargase al Ministerio de Agricultura para que promueva y aplique políticas, estrategias, métodos y prácticas alternativas al uso de plaguicidas químicos para el control de plagas que afecten la agricultura, para dicha labor se dará prioridad a la producción orgánica, el manejo integrado de plagas y el uso de otro tipo de insumos de menor riesgo para la salud y el ambiente, quedando excluidos de los programas de promoción del Ministerio de Agricultura y de los beneficios de reducción arancelaria que adopte el país, los plaguicidas clasificados como 1a y 1b por la OMS, en fomento del uso de otros métodos alternativos.

    Artículo 5. Capacitación y Asistencia Técnica

    Es obligación de la industria de plaguicidas realizar actividades en forma conjunta con las autoridades competentes para brindar la asistencia técnica y capacitación a los diferentes niveles de usuarios de sus productos, con ello se debe asegurar la reducción de riesgos de intoxicación humana así como la disminución sustantiva de la contaminación por plaguicidas.

    El INRENA coordinará con los Gobiernos Regionales y la Oficina de Participación Ciudadana de cada Región del país lo pertinente a la capacitación en temas de conservación y uso sostenible de los recursos naturales renovables y la protección ambiental.

    Los Gobiernos Regionales, de conformidad con la Ley Nº 27867, artículos 51 y 53, desarrollarán acciones de vigilancia y control para garantizar el uso sostenible de los recursos naturales bajo su jurisdicción, y promoverán la educación e investigación ambiental. Para tales efectos coordinarán dichas acciones con el Ministerio de Agricultura, con la finalidad de armonizar las actividades de asistencia y capacitación.

    Artículo 6. De las Acciones Post registro

    SENASA, en coordinación con las autoridades responsables del registro de plaguicidas agrícolas en el país, asegurará lo siguiente:

    • 1. Los titulares del registro de plaguicidas deberán contar con un programa de destino final de los envases de plaguicidas usados en la comercialización de éstos, siendo los principales responsables por la eliminación de los mismos, para lo cual deberán coordinar sus acciones con las autoridades competentes.

    • 2. Los titulares del registro de los plaguicidas deberán contar con un programa de disposición final de los plaguicidas vencidos, obsoletos y en desuso.

    • 3. Los titulares de registro de plaguicidas deben efectuar el control interno de la calidad de sus productos, directamente o a través del servicio analítico de terceros, reportando sus resultados en el momento en que se lo requiera la autoridad competente, SENASA implementará obligatoriamente el programa de vigilancia de la calidad de plaguicidas, para lo cual los titulares de registro aportarán económicamente para su implementación.

    • 4. La DIGESA en coordinación con el SENASA, implementarán programas de monitoreo de residuos de plaguicidas y otros contaminantes químicos en alimentos frescos y procesados, DIGESA tendrá a cargo el programa de monitoreo para la protección del consumidor nacional y SENASA atenderá los requerimientos para el comercio internacional de dichos productos.

    • 5. El Ministerio de Salud es responsable de la conducción de un Programa de Vigilancia Epidemiológica de los plaguicidas, para tal efecto deberá gestionar su revisión y aplicación a nivel nacional, utilizando sus propios recursos y estableciendo los mecanismos de cooperación necesarios con otros organismos públicos o privados para asegurar el registro de los incidentes de intoxicación, entre otras actividades importantes.

    Artículo 7. De la Responsabilidad Compartida

    Las orientaciones para promover la responsabilidad compartida de los sectores de la sociedad para evitar los efectos adversos a la salud humana y al ambiente de los plaguicidas químicos y los demás alcances de la presente Ley están dadas por el Código Internacional de Conducta para la Distribución y Utilización de Plaguicidas de la FAO, la decisión 436, Norma Andina para el Registro y Control de Plaguicidas Químicos de Uso Agrícola, y Resolución 630, que aprueba el Manual Técnico Andino; las orientaciones y disposiciones antes descritas servirán de base para que las autoridades determinen los niveles de coordinación y apoyo que requieren de los entes involucrados, quienes bajo responsabilidad, deberán cooperar para el logro de los objetivos de la legislación en plaguicidas en el país.

    Tercer Tema:

    En relación con el segundo objetivo de la Ley de Sanidad Agraria, la promoción de las condiciones sanitarias favorables para el desarrollo sostenido de la agroexportación, a fin de facilitar el acceso a los mercados de los productos agrarios nacionales, preocupa el cumplimiento de las condiciones sanitarias con miras hacia la Agroexportación en perjuicio o frente al poco tratamiento dado a la sanidad de la producción agrícola para el mercado interno, así en relación con las condiciones sanitarias relativas a la importación:

    • 1. Abandono del control de la sanidad agraria de la producción agrícola para el mercado interno motivado además por la derogación de la ley 28217, Ley para reforzar las acciones de control post registro de plaguicidas químicos de uso agrícola.

    • 2. Se permite la celebración de convenios con otros países con el fin de dar reconocimiento a los plaguicidas químicos permitidos por éstos hasta extremos absolutamente permisivos, así se permite la equivalencia teniendo en cuenta únicamente los criterios de ingrediente activo y concentración y olvidando otros criterios de formulación y el proceso de elaboración.

    • 3. Se establece la responsabilidad del sector privado únicamente para la exportación, pero no para la importación o uso a nivel nacional, así la Disposición Complementaria Final Octava del D.L. 1059, no menciona la responsabilidad de la condición de agricultor - importador - usuario de plaguicidas químicos que tienen los productores nacionales; tampoco la responsabilidad por riesgos a la salud y el ambiente que representan estos insumos, más aun al estar autorizada su importación y uso sin evaluación de riesgos toxicológicos humanos ni ambientales.

    • 4. El rol del sector privado, los productores y exportadores son responsables de velar por el cumplimiento de los requisitos fito y zoosanitarios de sus productos destinados a la exportación y de la implementación de un sistema de trazabilidad que permita accionar a la Autoridad Nacional en Sanidad Agraria, ante la notificación pro parte de la autoridad competente del país importador de la detección de una plaga o incumplimiento de las condiciones de ingreso u otras acciones vinculantes.

    • 5. Con esta misma intención, el artículo 6 del mencionado D.L. desregulariza la movilización de plantas y animales por el territorio nacional, expresando que será libre salvo que constituya riesgo, en cuyo caso será regulada, para lo cual la Autoridad Nacional de Sanidad Agraria establecerá medidas fito y zoosanitarias.

    Otros Temas:

    Incremento de la discrecionalidad de las autoridades públicas:

    Se elimina el Sistema de Acreditación Oficial, se elimina el Art. 12. "delegar funciones a personas naturales o jurídicas de los sectores publico y privado, interesadas y debidamente calificadas, para la prestación de servicios en los aspectos de sanidad agraria que ella determine" para ello el SENASA tenía que adoptar procedimientos técnicos para acreditación, establecer requisitos para acceder a la delegación, calificar y autorizar y supervisar a las personas que accedan a la delegación.

    Se sustituye por delegar o autorizar el ejercicio de sus funciones a personas naturales o jurídicas, de los sectores publico y privado, para la prestación de servicios en los aspectos de sanidad agraria que ella determine, a fin de asegurar el cumplimiento de la presente ley.

    Se exceptúa al mismo SENASA de los procedimientos para la adquisición, importación y uso de productos, pero la Autoridad Nacional de Sanidad Agraria es usuaria de plaguicidas y somete a procesos de litigación, estos deben ser transparentes y dirigidos a la adquisición de insumos que estén registrados y reúnan las condiciones de calidad y seguridad.

    De la misma manera que se incorpora una Cuarta Disposición Complementaria Final en la Ley General de Semillas (DL 1080) en la que se establece que "quedan exceptuados de los registros y procedimientos establecidos en la presente Ley, la adquisición, importación o uso de semillas por la Autoridad en Semillas".

    PERÚ, 24 DE JUNIO DEL 2008

    El gobierno peruano estaría por aprobar una norma de bioseguridad para la liberación de cultivos transgénicos, la cual podría ocasionar la contaminación genética de los cultivos locales, la red de Acción en Agricultura Alternativa (RAAA) efectuó un llamado de alerta a propósito de una reciente declaración del doctor Juan Risi, jefe del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), sobre el reglamento de bioseguridad para la agricultura como parte del paquete de normas que el Ejecutivo aprobaría en los próximos días. La RAAA denunció que este reglamento "es un instrumento que pondría en riesgo la biodiversidad". El INIA es la autoridad competente para la regulación de cultivos transgénicos en el sector agrícola de Perú.

    Según la RAAA, "Esta decisión de INIA con la aprobación de la norma podría generar serias implicancias para la biodiversidad, ya que en las condiciones de diversidad geográfica, la presencia de cultivos originarios y considerando los aspectos socioculturales de los agricultores que manejarían los cultivos transgénicos en nuestro país, el aplicar medidas para "controlarlos" una vez liberados en los campos de cultivo sería muy complicado y de difícil cumplimiento y fiscalización por parte de las autoridades competentes.

    Se sabe que los cultivos transgénicos una vez liberados en el ambiente pueden contaminar cultivos locales de la misma especie a través del cruzamiento por medio del desplazamiento del polen de plantas transgénicas a plantas locales, produciendo una pérdida de la biodiversidad genética, especialmente si hablamos de los cultivos de papa, maíz y algodón donde contamos con especies originarias y endémicas, la contaminación genética es un hecho que se está produciendo en muchos países del mundo donde ya se han autorizado las liberaciones de cultivos transgénicos, en México, en el año 2001 una investigación científica alertó la introgresión de genes transgénicos en cultivos de maíz locales, lo cual provocó un alerta en el país y a nivel mundial, dado que México al igual que el Perú es centro de diversificación del cultivo del maíz.

    Asimismo, las medidas de control y contención que pudieran plantearse en la norma para la liberación de cultivos transgénicos serían complejas y muy difíciles de implementar en el campo, dado que al contar con áreas especiales y aisladas para el cultivo de transgénicos no se podría controlar y menos si esta tecnología pasa a manos de los agricultores que por sus limitaciones en infraestructura y capacitación para manejar esta nueva tecnología no podría garantizar su aislamiento y control, por lo que el riesgo de contaminación genética sería inminente, el cual es un proceso irreversible una vez ocurrido en el ambiente. Por otro lado, las medidas para el control y comercialización de semillas convencionales y transgénicas serían poco aplicables, dado que la comercialización de semillas en el interior del país es informal y es tradición de los agricultores, especialmente en las comunidades campesinas, el intercambio de semillas, especialmente en las ferias locales, lo cual haría imposible evitar el intercambio y contaminación de semillas convencionales con transgénicas.

    En ese sentido la decisión de normar la liberación de cultivos transgénicos no es únicamente del sector agricultura, sino del Ministerio del Ambiente y del Ministerio de Salud, los que tendrían que dar opinión técnica de las medidas y la aplicación que propone esta norma de bioseguridad.

    En ese sentido, la RAAA pide a la Presidencia del Consejo de Ministros y al Ministerio de Agricultura solicite las opiniones de otros sectores implicados, así como de organizaciones de agricultores, consumidores y ambientalistas para evaluar la consistencia y nivel de aplicación de las medidas de control que se propone antes de su aprobación.

    PERÚ: PRIMER BORRADOR DEL REGLAMENTO

    SOBRE BIOSEGURIDAD

    El ministro de Agricultura, Carlos Leyton, informó hoy que su portafolio tendrá listo a finales de la próxima semana el primer borrador del reglamento de bioseguridad que regirá la producción y uso de los organismos genéticamente modificados (OGM) o alimentos transgénicos.

    Un alimento transgénico se define como aquél cuyos ingredientes incluyen un organismo genéticamente modificado, el cual a su vez es cualquier vegetal, animal u organismo cuyo material genético ha sido modificado por el hombre de manera intencional, sin mediar ningún método natural de intercambio de genes.

    "Nos encontramos trabajando en el reglamento de bioseguridad pues necesitamos de un documento que junte las propuestas respecto al tema para discutirlo con el Ministerio del Ambiente (Minam)", manifestó.

    En ese sentido, recordó que el Ministerio de Agricultura (Minag) encuentra varios puntos en consenso con la política del Minam, sobre todo en que el tema de transgénicos no debe tener una ley general para su uso y desarrollo sino que debe aplicarse una norma específica por producto.

    "Es necesario que se evalúe si existe necesidad en el país para el ingreso de este tipo de semillas", dijo tras participar en el foro "Invest in Peru" en el marco de la semana del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) que se realiza en Lima.

    Comentó que la regulación en la producción de este tipo de productos es relevante para no afectar la biodiversidad de Perú, ni sus pisos ecológicos y las zonas de intervención de programas ambientales y desarrollo sostenible.

    El etiquetado de los transgénicos no se incluye porque es un tema que va más allá y es de un orden más comercial, por ello se plantea también una norma especial que regule el aspecto de la comercialización de los transgénicos", subrayó.

    Cabe recordar que hace dos semanas la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec) sostuvo que los consumidores exigían el etiquetado de los alimentos transgénicos para que se garantice su derecho a la información.

    Normas internacionales sobre transgénicos OGM deben ser vinculantes

    Tras el reciente debate sobre la introducción de transgénicos y la necesidad de regular bajo normas internacionales obligatorias las actividades que operan por encima de las fronteras, respondemos diciendo que es indispensable adoptar medidas sobre responsabilidad administrativa ambiental que obliguen a los Estados frente a la comunidad internacional a responsabilizarse y compensar por los daños al ambiente, la salud humana y la biodiversidad.

    Esto es importante en el caso del Perú, uno de los mayores bancos genéticos del mundo y origen de la agricultura y la ganadería en nuestro continente, con al menos 8,000 años de experiencia biotecnológica, esta reserva genética, muchas veces no estudiada a profundidad, coloca a nuestro país en un lugar de privilegio en seguridad alimentaria, por el potencial de aprovechamiento de alternativas alimenticias en su territorio.

    En el Perú se han domesticado cerca de 182 especies de plantas y 5 de animales, cuyo legado es una enorme reserva de recursos genéticos propios, con más de 3,000 mil variedades de papa, 55 tipos de maíz, diversidad de tubérculos y granos andinos, y centenares de frutales, por eso tenemos muy altos valores de agro biodiversidad y somos centro de origen y de diversificación genética de cultivos, con dos grandes centros de domesticación, en los Andes 83 especies domesticadas de plantas y 4 de animales; en la Amazonía, 85 especies de plantas domesticadas, conservadas in situ por comunidades rurales.

    Las posibilidades para superar la pobreza, adaptarnos al cambio climático y asegurar la seguridad alimentaria de nuestra población son altísimas y son un capital de oportunidad en el mediano y largo plazo. Así, argumentos que la introducción de recursos genéticos de afuera, contribuirá a superar la pobreza y la adaptación al cambio climático, no tienen mayor sustento.

    Bajo el mandato del Protocolo de Cartagena de Bioseguridad, existe obligación de establecer medidas jurídicas y administrativas para evitar o reparar los posibles daños causados por organismos vivos modificados a la conservación de la diversidad biológica, por lo que se exhorta a los países a asumir su responsabilidad por los daños que resulten del movimiento transfronterizo de transgénicos, mediante arreglos justos entre Estados.

    Es deber de cada país tomar medidas para proteger este capital natural de primera condición para la seguridad alimentaria que es la biodiversidad, ¿El Perú es un país megadiverso? Sí, y mucho ¿Su biodiversidad es un potencial para garantizar la seguridad alimentaria de su población? Sí, aprovechándola sosteniblemente y dándole valor agregado, ¿Debe entonces permitir el Estado su erosión o desaparición? es indudable para todos que esto no debe ser admitido bajo ningún concepto.

    Y al ser legado a las futuras generaciones y la oportunidad para el desarrollo social y económico de las actuales, es lícito que el que produce un daño a estos recursos, a la salud humana y al ambiente, deba asumirlo y repararlo. ¿Debemos renunciar a esto? NO.

    No podemos renunciar a normas del Derecho Internacional sobre responsabilidad y reparación por los daños al ambiente cuando se opera por encima de las fronteras, ni al principio, contaminador - pagador, inscrito en nuestro marco legal nacional.

    Hacerlo significa someterse a distintas reglas y marcos jurídicos de los países, que generarán costos y dificultarán un tratamiento justo en medidas de compensación a nuestros reclamos por daños causados a nuestros recursos genéticos, la salud humana y el ambiente, por eso, el futuro régimen sobre responsabilidad y reparación por daños del movimiento transfronterizo de transgénicos, debe ser vinculante.

    Preocupación por mejorar la calidad de vida

    Sin embargo, hay otros expertos en genética de América Latina que defienden el uso de semillas transgénicas como vía para asegurar el aumento en la producción de alimentos, pese a las implicancias éticas y sanitarias que podría representar el mal uso de esa tecnología.

    El argentino Oscar Grau, reconoció que cuando se iniciaron las investigaciones en genética vegetal los expertos no tenían la menor idea de lo que estaban haciendo, todo lo que hacían con una planta, modificándole genes que ''podían ser hasta dañinos'', pero no lo sabían, asegura que en la actualidad los investigadores saben lo que hacen con la ingeniería genética; ''Sabemos qué genes introducimos, cuántos estamos metiendo en la planta, qué codifica ese gen, en qué ambiente está ubicada la planta y qué producto produce'', dijo el científico, que acepta la tecnología ''puede producir problemas'', pero afirma que los investigadores están trabajando cuidadosamente, para el experto ''el punto clave'' no es el uso o no de la tecnología, sino ''las cuestiones éticas que la sociedad va a tener que definir'' sobre las mismas, asegura que las modificaciones genéticas que se están haciendo ''pueden ser buenas o malas, pueden ser usadas con fines bélicos o con fines de control, por eso importa que la sociedad participe en las decisiones para que estas cosas no se utilicen con fines dañinos'', comentó.

    Consumidores, ecologistas y la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación (UITA), cuestionan la comercialización de plantas y semillas transgénicas por el peligro que las mismas pueden ocasionar a la salud humana y el ambiente; el agrónomo brasileño Sebastián Pinheiro, asesor de salud y ambiente de la UITA, dijo que aún no se ha determinado la influencia que pueden tener las plantas genéticamente modificadas sobre la cadena evolutiva. ''Cuando una bacteria o un polen genéticamente manipulados escapan, nunca más se podrán recuperar, el ambiente nunca más volverá a ser el mismo, no es petróleo, que se ve, esto no se ve y sus efectos son absolutamente incontrolables'', argumentó.

    Peligros de los transgénicos para el ambiente

    • 1. Transferencia de la propiedad transgénica a cultivos nativos, criollos o plantas silvestres emparentadas, a través de la polinización cruzada por el viento o los insectos polinizadores, cruzándose entre sí y convirtiendo a cultivos convencionales en transgénicos, este fenómeno ya ocurre con las variedades no transgénicas hoy en día.

    • 2. Transferencia horizontal, es el intercambio de información genética entre especies no relacionadas entre sí. Este es un fenómeno que se da en vegetales de forma natural. Se ha detectado que también se produce entre especies transgénicas y especies no transgénicas, incluso bacterias y virus del suelo.

    • 3. Muerte de insectos no objeto, para explicar este punto, usaremos el siguiente ejemplo; los cultivos transgénicos BT fueron modificados con los genes de la toxina de la bacteria Bacillus Thuringiensis, para provocar en ellos resistencia a los lepidópteros, el polen de estos cultivos como el maíz, reducen la abundancia de heterópteros, abejas, aves y carabidos depredadores.

    • 4. Generación de resistencia, el uso masivo de la toxina BT del glifosato, genera resistencia en las plagas de insectos y malezas que se propone combatir, ya se han encontrado poblaciones de orugas resistentes al BT y "supermalezas": tal es el caso del ryegrass, Lolium rigidum y del ballico anual, una de las malezas más comunes en Australia.

    • 5. Mayor contaminación química; por ser genéticamente resistentes a los pesticidas, los cultivos transgénicos como la soja resistente al herbicida glifosato pueden ser fumigados con cantidades hasta tres veces mayores de estos, comparados con los cultivos convencionales, además, al crear resistencia en plagas, obligan a los agricultores a utilizar agroquímicos mucho más tóxicos simultáneamente.

    Por su parte, las empresas de agro-biotecnología, los científicos especializados en el campo y algunos ecologistas progresistas argumentan que los beneficios de los transgénicos tienen más peso que sus posibles riesgos.

    Lo positivo de los transgénicos

    Si bien es cierto que existe mucho por descubrir e investigar por el momento podemos asegurar que los tansgenicos a corto plazo solucionaran muchísimos problemas relacionados con seguridad alimentaria.

    Pero si deseamos ser consecuentes y hacer un desarrollo sostenible debemos pensar que pasara mañana. Fuente inspiración propia .

    Las ventajas ofrecidas por la biotecnología por la modificación genética, fundamentalmente en el mejoramiento de cultivos agrícolas son las siguientes características:

    • Resistencia a plagas y enfermedades

    • Resistencia a sequías y temperaturas extremas

    • Aumentos en la fijación de nitrógeno, permitiendo reducir el uso de fertilizantes.

    • Resistencia a suelos ácidos y/o salinos

    • Resistencia a herbicidas, permitiendo eliminar malezas sin afectar el cultivo

    • Mejoramientos en la calidad nutricional.

    • Modificaciones para obtener cosechas más tempranas.

    • Mejor manejo de poscosecha

    • Otras características de valor agregado

    Las ventajas de los alimentos GM se resumirse en los siguientes aspectos principales:

    • 1. Mejoras nutricionales, se pueden efectuar modificaciones genéticas para obtener alimentos enriquecidos en aminoácidos esenciales, alimentos con contenido modificado de ácidos grasos, alimentos con alto contenido de sólidos o alimentos enriquecidos en contenido de determinadas vitaminas o minerales, entre otras características de calidad nutricional.

    • 2. Mayor productividad de cosechas, se pueden obtener cultivos para alimentación genéticamente modificados que presenten resistencia natural a enfermedades o plagas, condiciones climáticas adversas o suelos ácidos o salinos, aumento en la fijación de nitrógeno de las plantas, resistencia a herbicidas, todo esto permite reducir notablemente el daño a los cultivos y aumentar la productividad agrícola en cifras cercanas al 25%.

    • 3. Protección del medioambiente, los cultivos biotecnológicos que son resistentes a enfermedades e insectos reducen la necesidad del uso de pesticidas agroquímicos, lo que se traduce en una menor exposición de agua subterránea, persona y ambiente en general a residuos químicos.

    • 4. Alimentos más frescos, cultivos a los cuales se ha modificado los genes que regulan la velocidad de maduración de frutos permiten obtener variedades de maduración lenta, de modo de permitir manejos de poscosecha o transportes de más larga duración sin que los alimentos lleguen al consumidor en estados avanzados de madurez.

    LOS ARGUMENTOS DE UN AMPLIO SECTOR DE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA: 

    Los científicos, artífices de la bioingeniería, defienden las virtudes de los alimentos transgénicos sosteniendo que entre los principales objetivos buscados a través de la transgenía de plantas se incluyen el combate de diversas pestes, un menor requerimiento de agua o herbicidas, la posibilidad del crecimiento en suelos salinos, el embellecimiento de plantas ornamentales, una mejora en la calidad de los alimentos tales como el aumento de su valor nutritivo, la producción de vacunas orales y las modificaciones organolépticas.

      En un sentido optimista se ha pronunciado el grupo de científicos convocados por la Consulta de Expertos FAO/OMS, la cual tuvo lugar en Ginebra en mayo/junio del 2000, elaborándose un documento sobre seguridad de los alimentos derivados de los vegetales genéticamente modificados, los expertos concluyeron que el análisis de la seguridad de los alimentos GMs requiere un estudio integrado y específico para cada caso, concentrándose en determinar las diferencias y similitudes entre alimentos GMs y convencionales, asimismo destacaron que es muy poco probable, que a largo plazo surjan efectos nocivos atribuibles exclusivamente a alimentos genéticamente modificados

    SEGURAMENTE ESTOS PRODUCTOS LLEGARON A SU MESA Y UD.

    YA SE PREGUNTO DE DONDE ES SU PROCEDENCIA?

    Los principales cultivos genéticamente modificados para alimentación que se utilizan hoy en día son soya, maíz, canola, tomate, papas y calabaza; considerándose los tres principales soya, canola y maíz, por su repercusión en Europa, los casos de la soya y el maíz transgénicos resultan de especial relevancia, la soya se utiliza en un 40 - 60% de los alimentos procesados, como aceite, margarina, alimentos dietéticos e infantiles, cerveza, etc. el 2% de la soya producida en estados unidos es transgénica, de la que un 40% se exporta a Europa.

    La utilización de plantas transgénicas en programas de mejora se va incrementando día a día, algunos expertos han llegado incluso a predecir que hacia el año 2005 el 25% de la producción agrícola en Europa lo será de plantas transgénicas.

    La canola fue desarrollada por cultivadores canadienses con técnicas tradicionales de cultivo, específicamente por sus cualidades nutricionales, las semillas se prensan, obteniéndose el aceite de canola para consumo humano y el resto se procesa para obtener alimento para ganado, reconocida ya por sus beneficios para la salud, la investigación ahora se está llevando a cabo para mejorar aun más el perfil nutricional de la canola.

    El uso de animales transgénicos una oportunidad de corto plazo

    La Biotecnología ha aplicado estas técnicas experimentales de transgénicos y ya se están estableciendo las primeras granjas farmacéuticas en las que se crían ovejas, cabras, vacas o cerdos transgénicos que producen en su leche proteínas terapéuticas humanas, la manipulación genética de un mamífero doméstico transgénico consiste, en primer lugar en preparar el fragmento de ADN que contiene el gen humano, uniéndolo a otro fragmento de ADN correspondiente a un elemento regulador (promotor) procedente de un gen que promueve la síntesis de una proteína de la leche (por ejemplo, la b - lacto globulina, la caseína, etc.), de esta manera se asegura que el gen humano sólo se expresará en las células de las glándulas mamarias del animal transgénico (oveja, cabra, vaca, cerdo) obtenido tras la inyección del ADN manipulado en el pro núcleo masculino de un cigoto producido por fecundación in vitro, sin embargo actualmente, la utilización de la técnica de clonación por transferencia de núcleos de células genéticamente modificadas resulta más ventajosa, con esta última técnica, los investigadores del Roslin Institute de Edinburgo obtuvieron por vez primera en 1997 ovejas transgénicas procedentes de núcleos de fibroblastos fetales a los que se les había introducido el gen humano que codifica para el factor IX de coagulación de la sangre (Schnieke et al, 1997), los resultados de estos autores demostraron además que la utilización de la técnica de clonación de los núcleos modificados genéticamente es mucho más eficaz que la técnica original de microinyección de ADN en los pro núcleos de los cigotos.

    Posteriormente, con estas técnicas se ha conseguido que la leche de las hembras transgénicas contenga también otras proteínas terapéuticas humanas (a-1-antitripsina, proteína C, factor VIII de coagulación, antitrombina III, etc.), que pueden luego ser fácilmente separadas de las restantes proteínas propias del animal, además es importante señalar que el animal transgénico no se ve perjudicado en su desarrollo porque el gen humano sólo se expresa en las células de las glándulas mamarias debido al regulador específico al que se le ha asociado y por tanto, en las restantes células del animal no se sintetiza la proteína humana al estar silenciado el gen humano, en consecuencia el animal doméstico ha sido convertido en un gran biorreactor sin perjuicio aparente para él.

    Las primeras granjas farmacéuticas fue establecida por las compañías biotecnológicas como Pharmaceutical Proteins Ltd (PPL) en Escocia (1500 ovejas), Genzyme Transgenics en Estados Unidos (1000 cabras), Gene Pharming Europe en Holanda (vacas), etc, otros grupos de investigación utilización las granjas de cerdos transgénicos dado su corto tiempo de gestación (cuatro meses), el intervalo generacional (un año) y el mayor tamaño de las camadas (10 a 12 lechones), teniendo en cuenta que una cerda lactante produce unos 300 litros de leche al año; las cifras económicas demuestran la importancia futura de las granjas farmacéuticas, el mercado de proteínas terapéuticas, que actualmente se obtienen principalmente mediante fermentación o cultivo celulares, se estima en unos 7.600 millones de dólares anuales y se calcula que podrá llegar a ser de 18.500 millones de dólares el año 2000 (ver Postel-Vinay y Millet, 1997 para una versión divulgadora de los experimentos de clonación y de animales transgénicos), las cifras expresadas parecerían justificar las enormes inversiones que es necesario hacer para obtener animales transgénicos.

    Ovejas Transgénicas

    Los pacientes de enfisema hereditario necesitan ingerir grandes dosis de a -1- antitripsina para suplir su deficiencia en plasma, donde la concentración es de 2 mg/ml, en el Roslin Institute de Edinburgo, en colaboración con la empresa PPL, se han obtenido por diversos procedimientos ovejas transgénicas portadoras del gen humano que codifica para la a -1-antitripsina (unido al promotor de la b - lactoglobulina para que se exprese exclusivamente en las células de la glándula mamaria, así el grupo que dirige el Dr. Ian Wilmut microinyectaron 549 cigotos con el ADN del gen humano unido al promotor del gen de la b - lactoglobulina de oveja, obteniendo 113 individuos de los que cinco (un cordero y cuatro ovejas) eran transgénicos, las ovejas producían más de 1 mg/ml de a -1- antitripsina en la leche e incluso, una de ellas, que presentaba un mayor número de copias del transgén integradas en el genoma, llegó a producir hasta 63 mg/ml durante la primera semana, pero luego se estabilizó en 35 mg/ml (Wright et al., 1991), el mismo grupo de investigación ha obtenido también ovejas transgénicas portadoras del gen humano que codifica para el factor IX de coagulación de la sangre (antihemofílico), primero mediante la técnica de microinyección en el pro núcleo del cigoto del correspondiente gen humano (ADNc) unido al promotor del gen de la b - lactoglobulina de la oveja (Clark et al., 1989) y más tarde mediante la técnica de clonación: transferencia de núcleos de fibroblastos fetales genéticamente modificados (Schnieke et al., 1997).

    Cabras Transgénicas

    Las cabras también pueden constituir unos buenos biorreactores de proteínas humanas puesto que producen 4 litros/día de leche y sus períodos de gestación y de desarrollo son cortos (5 y 8 meses, respectivamente), así Ebert et al. (1991) obtuvieron cabras transgénicas portadoras del gen humano que codifica para el activador tisular de plasminógeno (AtPH) que, al estar unido al promotor del gen de la b -caseína de la cabra, producía hasta 2-3 mg/ml de AtPH en la leche del animal. La proteína podía ser aislada con una pureza del 98% y una actividad específica de 610.000 U/mg (Denman et al., 1991).

    Vacas Transgénicas

    La gran producción lechera de las vacas (10.000 litros/año, 35 g proteína/litro de leche) las convierte en poderosos biorreactores de proteínas humanas. En 1991, tres grupos de investigación de Holanda (la Universidad de Leiden, la empresa Gene Pharming Europe y el Instituto de Producción Animal de Zeist) obtuvieron vacas transgénicas portadoras del gen humano de la lactoferrina que se sintetizaba en la leche del animal por estar unido al promotor de la a -S1-caseína bovina. Así, Krimpenfort et al. (1991) inyectaron 1.154 pronúcleos de otros tantos cigotos obtenidos por fecundación in vitro, de los cuales sobrevivieron 981. A los 9 días transfirieron 129 embriones a vacas estimuladas hormonalmente (pseudopreñez), quedando 21 de ellas preñadas y sólo 16 llevaron a término la gestación. Se obtuvo un macho y una hembra (que era un mosaico). El macho dio positivo para la presencia del gen humano en todos los tejidos analizados (placenta, oreja y sangre), estimándose que era portador de 5 a 10 copias del gen humano, más tarde otro grupo de investigación (Cibelli et al., 1998) obtuvo tres terneros clónicos transgénicos que llevaban el transgén híbrido b – gal - neo que se expresaba con un promotor muy potente del citomegalovirus, en el caso de las vacas, otros objetivos pueden ser la aplicación de la técnica conocida como "modelo de la glándula mamaria" para reducir la lactosa (para los casos de intolerancia) o fabricar "in vivo" leche maternizada, suprimiendo mediante la técnica de "knockout" del gen de la b -lactoglobulina de la leche de vaca para imitar a la leche humana que no la tiene.

    Conclusiones

    • 1. Algunos de los peligros para el medio ambiente y agricultura que originan los cultivos Transgénicos, es el incremento del uso de productos tóxicos para el control de plagas y enfermedades que originarían la contaminación ambiental, degradación del suelo, pérdida de la genética y biodiversidad, desarrollo de resistencias en insectos y "malas hierbas" o los efectos no deseados en otros organismos sobre los ecosistemas con consecuencias irreversibles e imprevisibles.

    • 2. Los riesgos sanitarios a largo plazo de los OMG presentes en nuestra alimentación o en la de los animales cuyos productos consumimos no se están evaluando correctamente y su alcance sigue siendo desconocido, nuevas alergias aparición de nuevos tóxicas y efectos inesperados son algunos de los riesgos.

    • 3. Los OMG refuerzan el control de la alimentación mundial por parte de unas pocas empresas multinacionales, son una de las armas predilectas de estos dictadores de la alimentación y lejos de constituir un medio para luchar contra el hambre, aumentan los problemas alimentarios, los países que han adoptado masivamente el uso de cultivos transgénicos son claros ejemplos de una agricultura no sostenible, en Argentina, por ejemplo, la entrada masiva de soja transgénica exacerbó la crisis de la agricultura con un alarmante incremento de la destrucción de sus bosques primarios, el desplazamiento de campesinos y trabajadores rurales, un aumento del uso de herbicidas y una grave sustitución de la producción de alimentos para consumo local.

    • 4. La solución al hambre y la desnutrición pasa por el desarrollo de tecnologías sostenibles y justas, el acceso a los alimentos y el empleo de técnicas como la agricultura y la ganadería ecológicas, la industria de los transgénicos utiliza su poder comercial e influencia política para desviar los recursos financieros que requieren las verdaderas soluciones.

    • 5. Defender la aplicación del principio de precaución y nos oponemos por lo tanto a cualquier liberación de OMG al medio ambiente, los ensayos en campo, incluso a pequeña escala, presentan igualmente riesgos de contaminación genética, por lo que también deben prohibirse. Greenpeace no se opone a la biotecnología siempre que se haga en ambientes confinados, controlados sin interacción con el medio, apesar del gran potencial que tiene la biología molecular para entender la naturaleza y desarrollar la investigación médica, esto no puede ser utilizado como justificación para convertir el medio ambiente en un gigantesco experimento con intereses comerciales. 

    • 6. A España llegan unos 6 millones de toneladas de soja, de las cuales aproximadamente el 66% es transgénico y un millón y medio de toneladas de maíz que han sido cultivados en países que han optado por el uso masivo de transgénicos.

    • 7. España es el único país de la Unión Europea que cultiva transgénicos a gran escala y que en 2008 se cultivaron unas 80.000 hectáreas de maíz modificado con genes de bacterias.

    • 8. En los cultivos transgénicos se emplean muchos productos tóxicos, al contrario de lo que dicen las empresas que los promueven, con el consiguiente daño para el medio ambiente y la salud humana y biodiversidad; las dos terceras partes de los alimentos que ingerimos contienen derivados de soja y de maíz.

    • 9. Se está experimentando con genes de vaca en plantas de soja, con genes de polilla en manzana e incluso con genes de rata en lechuga.

    Bibliografía

    • 1. Hilda Irene Cota, Investigadora del Claustro de Sor Juana, Doctorante en sociología, UAM-Azcapotzalco, mexico, 2007.

    • 2. Ruiz Piracés, Roberto, "El Protocolo de Bioseguridad en el comercio de transgénicos", informe interno de la Cancillería de Chile, Santiago, 2002, pag.2

    • 3. Valls, Mario, "La seguridad Biológica Internacional ante la modificación genética", Sección Doctrina, Rev. J.A., T°II, año 2000, pag.1083.

    • 4. Ablin, Eduardo R., y otro, Productos transgénicos y exportaciones agrícolas: Reflexiones en torno de un dilema argentino, publicado por Cancillería Argentina, Dirección Nacional de Negociaciones Económicas y Cooperación Internacional, Bs. As., 2000, pag 7. Pérez Salom, José Roberto, Recursos Genéticos, Biotecnología y Derecho internacional, Ed. Aranzandi, Navarra, 2002, pag.293 a297.

    • 5. Ruiz Piracés, Roberto, "El Protocolo de Cartagena sobre Seguridad Biológica y el Comercio Internacional", en Revista Diplomacia, N°90, enero-marzo2002, Santiago de Chile, pag.52.

    • 6. Artículo 30 (3) de la Convención de Viena sobre la Ley de los Tratados. Ver Safrin, Sabrina, "The relationship with other agreements: much ado about a savings clause ", The Cartagena Protocol of Biosafety , The Royal Institute of International Affairs, Ed. Earthscan Publications Ltd, London, 2002, pag 439.

    • 7. Giodanino, Stella y otros, "Cultivos transgénicos: un debate sobre el futuro del comercio agroexportador argentino", Investigación publicada por Instituto de Comercio Exterior y el Banco Ciudad de Buenos Aires, Bs. As., 2002, pag.8.

    Paginas web. Consultadas.

    http://www.bioenlaces.com/alimentos.asp

    http://www.bioenlaces.com/alimentos/enzimatica.asp

    http://www.bioenlaces.com/alimentos/agmod.asp

    Monografias.com http://www. diarioperú21.com.pe

    DEDICADO.

    Con todo aprecio dedicamos este trabajo de investigación a nuestros profesores y colegas del Doctorado Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible por haber compartido amistad, enseñanzas e información invalorables.

     

     

     

    Autor:

    Marco Tulio Sánchez Calle

    marco77pe[arroba]hotmail.com



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Los transgénicos y la defensa de la biodiversidad biológica en el Perú

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    9 + 8 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.