Práctica agrícola II

    1. Prólogo
    2. Introducción
    3. Agrosistema
    4. Ecosistemas Naturales y de la Agricultura Moderna
    5. Efecto de las actividades humanas sobre los ecosistemas
    6. Control de la influencia humana sobre los ecosistemas
    7. Principales ecosistemas
    8. Acción del hombre sobre el ecosistema
    9. Ecosistemas pecuarios
    10. Importancia y problemática
    11. Evitemos las quemas e incendios
    12. Biodiversidad
    13. Agricultura sostenible
    14. La agricultura sostenible en Cuba. Retos y realidades
    15. Generalidades
    16. Integración suelo/planta/animal en el agroecosistema
    17. Principios y fundamentos de la integración agrícola-ganadera
    18. Aspectos sanitarios en la relación suelo/planta/animal
    19. Conclusiones
    20. Glosario
    21. Bibliografía

    Prólogo

    El presente trabajo es una Monografía en beneficio de la enseñanza de la asignatura Práctica Agrícola II que se imparte al tercer año de la carrera de Ingeniería Agropecuaria; tema que cada día toma más importancia en los estudiantes de Educación Superior.

    Es importante señalar que en la actualidad esta asignatura no tiene texto específico, sino que se apoya en materiales complementarios y en las prácticas realizadas en el campo.

    El trabajo está bien planificado, las conclusiones son claras y lleva al estudiante conocimientos modernos, diseñados amenamente y explicados con claridad, por lo que resulta fácil entenderlo.

    Introducción

    El desarrollo de la presente Monografía titulada: "Práctica agrícola II", pretende enriquecer los conocimiento de los futuros profesionales de nuestro país el cual se enfrenta cada vez más a cambios en los alimentarios domésticos e internacionales, así como a la proliferación de normas y recomendaciones que generan crecientes dificultades para que puedan acceder a los de los países ricos, pero al tiempo representan una oportunidad de mejorar su sector agroalimentario.

    La prácticas agrícolas se utiliza hoy con frecuencia para referirse a conjuntos de normas sobre métodos de producción agrícola que deben ser implementadas a nivel de las granjas, y que son promovidas por muchos gobiernos, comerciantes, exportadores, productores, el mundo académico y otros actores en el sector agrícola en todo el mundo.

    Las prácticas agrícolas pueden ayudar a promover la agricultura sostenible y contribuir a un mejor desarrollo medioambiental y social tanto a nivel internacional como nacional, por ejemplo, las mejoras en la producción y el manejo integrado de plagas pueden conducir a mejoras sustanciales, no solamente en términos de rendimiento y eficacia en la producción, también a nivel de salud y seguridad para los trabajadores.

    Con el uso de las TIC en la educación superior y específicamente el uso de Internet consultamos interesantes artículos de investigación e información de aspectos relacionados con los temas de la asignatura Practica Agrícola II, de los que creímos conveniente recopilar muchos aspectos, ciencia que recientemente está mereciendo la atención de la humanidad, porque su propagación nos compete a todos. Todos los hombres debemos defender nuestro suelo, el agua, el aire que respiramos, nuestra propia supervivencia y la de nuestras plantas y nuestros .

    Al hacer entrega de la presente Monografía, que la verdad de los hechos nos ponga alerta ante el peligro latente de nuestro agroecosistema, porque el hombre, depende de su medio, de los , de la humedad del aire, del calor, etc. En este sentido forma parte del ecosistema y es el hombre el único animal capaz de actuar.

    DESARROLLO:

    Agrosistema

    El agroecosistema o sistema agrícola puede caracterizarse como un ecosistema que es sometido por el hombre a continuas modificaciones de sus componentes bióticos y abióticos. Estas modificaciones introducidas por el hombre, afectan prácticamente todos los procesos estudiados por la ecología, y abarcan desde el comportamiento de los individuos tanto de la




    flora como la fauna, y la dinámica de las poblaciones hasta la composición de las comunidades y los flujos de materia y energía.

    Como es un proceso generador de cambios intensos, la generación de agroecosistemas es el fenómeno más ampliamente extendido, si comparamos el resto de las acciones humanas que modifican el ambiente, el agroecosistemas es el que afecta a la mayor superficie del globo terráqueo. Según estimaciones, más de la mitad de la superficie de la corteza terrestre ha sido destinada a la práctica de la agricultura (12%), la ganadería (25%) o la plantación de bosques artificiales (15%).

    El mayor impacto de esta generalización y expansión de los agroecosistemas en el mundo ha sido la partición de los habitas naturales en un primer momento y el consecuente aislamiento por fragmentación. Las consecuencias biológicas de la fragmentación es que este nuevo proceso se comporta como islas biogeográficas que son incapaces de sostener la misma cantidad de especies que contenían originalmente cuando estaban contiguos unos con otros. A partir del proceso de fragmentación la diversidad biológica disminuye drásticamente. Con el tiempo estas islas también desaparecen por la falta de control estatal, generándose agroecosistemas puros, generalmente herbáceos, allí donde en el pasado fueron bosques o estepas.

    La ética ecológica de la agricultura reside en la destrucción del ecosistema prístino, y de la diversidad biológica en pos de sistemas agrícolas para unas pocas especies que el hombre denomina cereales útiles. Estos agroecosistemas no son sustentables energéticamente, desde el advenimiento de la era de los combustibles fósiles, el balance energético sería posiblemente nulo si se midieran las diferencias kilocalóricas, empleadas en la agricultura, y las kilocalorías obtenidas. Es factible que sin combustibles fósiles muchos serían abandonados de tener que producir en economía solar.

    Estos agroecosistemas pueden clasificarse en diversos tipos:

    • pastoriles: cuando lo que se utiliza es la biomasa vegetal para alimentación de ganado, es allí cuando hablamos de sistemas agropecuarios.

    • silvícolas: cuando se foresta con árboles, que en general son las especies que el hombre considera de interés económico. Pudiendo hablarse de Silvopastoriles cuando se asocian árboles y pastizales para el ganado.

    • cerealeros: cuando lo que se produce son cereales, maíz, sorgo, maní, soja, girasol, algodón, trigo, cebada, colza, centeno, mijo, alpiste, etc.

    De acuerdo con la definición de Soriano y Aguiar (1998), un agroecosistema puede ser entendido como un ecosistema que es sometido por el hombre a frecuentes modificaciones de sus componentes bióticos y abióticos. Estas modificaciones introducidas por el hombre en los agroecosistemas afectan prácticamente todos los procesos estudiados por los ecólogos, y abarcan desde el comportamiento de los individuos y la dinámica de las poblaciones hasta la composición de las comunidades y los flujos de materia y energía.

    Además de ser un proceso generador de cambios intensos, la implantación de agroecosistemas es un fenómeno ampliamente extendido, a tal punto que de todas las acciones humanas que modifican el ambiente, el establecimiento de agroecosistemas es por lejos el que afecta a la mayor superficie. En efecto, según estimaciones recientes, más de la mitad de la superficie de la corteza terrestre ha sido destinada a la práctica de la agricultura (12%), la ganadería (25%) o la plantación de bosques artificiales (15%).

    Una de las características más relevantes de esta generalización y expansión de los agroecosistemas en el mundo ha sido la partición de los hábitats naturales y el consecuente aislamiento de los "fragmentos" remanentes, proceso que es conocido generalmente con el nombre de fragmentación. Una de las principales consecuencias biológicas de la fragmentación es que los fragmentos de hábitat que resultan de este proceso se comportan como "islas" que son incapaces de sostener la misma cantidad de especies que contenían originalmente cuando estaban contiguos unos con otros. Es por esta razón que se ha podido establecer una clara relación entre el proceso de fragmentación y la reducción local del número de especies.

    El agroecosistema es un Sistema ecológico natural transformado en área usada para la producción agrícola o crianza de ganado, de acuerdo a diferentes tipos y niveles de manejo; en muchos casos los trabajos son monoespecíficos o monocultivos, creando muchos y variados problemas ambientales. Es un sistema agrícola y pecuario, en el cual un ecosistema se haya sensiblemente modificado y su estabilidad depende de subsidios energéticos. Pueden ser identificados a distintos niveles y escalas, por ejemplo un sistema de producción; un sistema o tipo de uso del suelo; un campo, cultivo, rebaño o estanque. Comprenden los policultivos, sistemas mixtos, incluyendo las asociaciones cultivos - cría, sistemas agroforestales, sistemas agrosilvopastoriles, acuicultura, como también praderas, tierras en barbecho, etc.

    Todo agroecosistema presenta componentes bióticos y físicos, interactuando como un sistema. Estos sistemas deben ser sostenibles (mantener la producción a través del espacio y tiempo), estables (permanentes en función del manejo de las condiciones ambientales y presiones económicas), equitativos (igualdad de condiciones entre productores).

    Determinantes del agroecosistema que influyen en la agricultura de cada región:

    A.- Factores Físicos: Radiación, temperatura, lluvia, suministro de agua,. B.- Condiciones del suelo: Declive, disponibilidad de tierra,. C.- Biológicos: Plagas de insectos y enemigos naturales, comunidades de malezas, enfermedades de plantas y , biota del suelo, entorno de vegetación natural,. C.- Modelos de cultivos: Rotación de cultivos, monocultivo, policultivo,. D.- Socioeconómicos: Densidad de población, organización social, economía, asesoría técnica, herramientas de cultivo, grado de comercialización, disponibilidad mano obra,. E.- Culturales: Conocimiento tradicional, creencias, Ideología, división sexual del trabajo, hechos históricos,.

    EL AGROECOSISTEMA ES LA UNIDAD ECOLÓGICA PRINCIPAL: Contiene componentes abióticos y bióticos que son interdependientes e interactivos, y por medio de los cuales se procesan los nutrientes y el flujo de energía.

    LOS RECURSOS DEL AGROECOSISTEMA: Podemos agrupar los recursos encontrados en un agroecosistema en cuatro categorías. . Recursos naturales: Elementos que provienen de la tierra, del agua, del clima y de la vegetación natural (topografía, profundidad del suelo, pluviosidad, vegetación,.). . Recursos humanos: Gente que vive y trabaja dentro de un predio y explota sus recursos para la producción, basándose en sus incentivos tradicionales o económicos. . Recursos de capital: Los recursos de capital son los bienes y servicios creados, comprados o prestados por las personas asociadas con el predio para facilitar la explotación de los recursos naturales para la producción agrícola. Se trata de los graneros, cercas, de tiro, herramientas, fertilizantes, abonos, semillas,. . Recursos de producción: Los recursos de producción comprenden la producción agrícola del predio como de los cultivos y el ganado. Estos se transforman en recursos de capital si se venden o son utilizados para el autoconsumo.

    Los agroecosistemas tienden hacia la maduración a través de sus procesos sucesionales. La estrategia agrícola acompaña la tendencia natural hacia la complejidad; el incremento de la biodiversidad del cultivo tanto sobre como debajo del suelo imita la sucesión natural y así se requieren menos insumos externos para mantener la comunidad del cultivo.

    Tres aspectos principales hacen posible la el control de la sucesión y la protección de los cultivos. En primer lugar, nos referimos a los policultivos que permiten un mayor aprovechamiento de nutrientes, protegen el predio contra las enfermedades y plagas e inhiben el crecimiento de malezas. En segundo lugar, es muy importante mantener cerrados los ciclos de nutrientes, agua y desechos para, principalmente, reducir al máximo todos aquellos insumos que provengan de fuera del agroecosistema. Por último se hace muy importante el tema de la conservación del agua y esto se consigue, sobre todo, a través de la existencia de una cubierta vegetal continua y estable en el tiempo.

    Ecosistemas Naturales y de la Agricultura Moderna

    Ecosistema, sistema dinámico relativamente autónomo formado por una comunidad natural y su físico. El concepto, que empezó a desarrollarse en las décadas de 1920 y 1930, tiene en cuenta las complejas interacciones entre los organismos —plantas, , bacterias, algas, protozoos y hongos, entre otros— que forman la comunidad y los flujos de energía y materiales que la atraviesan.

    Hay muchas formas de clasificar ecosistemas, y el propio término se ha utilizado en contextos distintos. Pueden describirse como ecosistemas zonas tan reducidas como los charcos de marea de las rocas y tan extensas como un bosque completo.

    Pero, en general, no es posible determinar con exactitud dónde termina un ecosistema y empieza otro. La idea de ecosistemas claramente separables es, por tanto, artificiosa.

    Los ecosistemas, como todos los sistemas, pueden clasificarse en abiertos (intercambian materia y energía con el exterior) y cerrados (no lo hacen). Como veremos todo ecosistema necesita intercambiar energía con el exterior. Sin embargo, los intercambios de materia, aunque siempre están presentes en casi todos los ecosistemas reales, pueden en principio ser tan reducidos como se quiera. La Biosfera, el ecosistema formado por todos los seres vivos sobre la Tierra más la materia inerte con la que interactúan, es un caso claro de ecosistema prácticamente cerrado en lo que respecta a los intercambios de materia con el exterior.

    A una escala más modesta, un ejemplo típico de ecosistema natural es un lago en un paisaje de clima templado. De hecho la limnología o "ciencia de los lagos" es una parte muy importan de la ecología, y una de las primeras históricamente. Es fácil de comprender por qué: los lagos suelen estar muy bien delimitados (una característica esencial de cualquier ecosistema) y además intercambian pocos materiales con el exterior, lo que hace más fácil su estudio. Los describiremos brevemente como ejemplo.

    Los lagos en un clima templado tienen un funcionamiento cíclico. Durante la primavera y el verano reciben más energía (solar) del exterior que la que ceden, mientras que durante el otoño y el invierno sucede a la inversa (el lago en promedio más caliente que el aire y, por tanto, cede energía. Durante la primavera y el verano el agua esta estratificada de modo estable, más caliente en la superficie que en el fondo, ya que el agua caliente pesa menos que la fría. En la superficie las algas realizan la fotosíntesis y crean materia orgánica a partir del CO2 y del oxígeno disuelto en el agua, más los nutrientes minerales que llegan de los ríos. Los desechos orgánicos de las algas muertas, más los seres vivos que se alimentan de ellas, caen al fondo del lago donde son descompuestos por otros microorganismos que extraen la energía para sobrevivir de la descomposición de la materia orgánica muerta. Durante el otoño y el invierno, el agua de la superficie se enfría, se hace más densa que la del fondo y "cae", mezclándose con ,esta y provocando el ascenso de los nutrientes que han ido cayendo al fondo durante el verano, así el ciclo puede volver a comenzar.

    Los lagos se clasifican en oligotróficos (oligo=poco) y eutróficos, según que la descomposición de los materiales en el fondo sea aerobia (en presencia de oxígeno) o anaerobia. El primer caso se produce cuando hay pocos nutrientes (de ahí el nombre de oligotrófico) y el segundo cuando hay demasiados nutrientes y no hay oxígeno suficiente en el fondo para efectuar la descomposición aerobia (u oxidación), con lo que la anaerobia toma su lugar, produciéndose gases malolientes como el metano, sulfhídrico, etc. y lodos negros en el fondo del lago.

    Entenderemos mejor la diferencia entre un lago oligotrófico y uno eutrófico planteando la ecuación general de la vida aerobia (que es la dominante en la Tierra):

    CO2+agua+minerales+energía (solar) materia orgánica+oxígeno

    Cuando la reacción discurre hacia la derecha se está realizando la fotosíntesis, mediante la cual los vegetales verdes sintetizan la materia orgánica a partir de la energía solar, y cuando discurre hacia la derecha se está realizando la respiración o descomposición aerobia de la materia orgánica, de la que la mayoría de los seres vivos extraen la energía para vivir. Ponemos "solar" entre paréntesis en la ecuación, para enfatizar que cuando la reacción discurre hacia la derecha, la energía que se toma del ambiente es la energía solar. En cambio, cuando la reacción discurre hacia la izquierda, la energía que aparece en la ecuación es la que los seres vivos necesitan para mantener su actividad vital. La eutrofización ocurre cuando hay demasiada materia orgánica (o demasiado poco oxígeno) en el fondo del lago, de modo que los organismos anaerobios (más primitivos y menos eficientes) toman el relevo en la descomposición de la materia orgánica, extrayendo energía por medios menos eficientes y provocando desechos desagradables o incluso venenosos para los seres aerobios (como nosotros).

    El ejemplo del lago sirve para ilustrar algunos conceptos elementales en el estudio de los ecosistemas:

    La biomasa es el conjunto de la materia viva de un ecosistema (medible en toneladas, kg., etc... de carbono o también de "peso en seco"). En los ecosistemas terrestres casi toda la biomasa es vegetal (autótrofa), siendo la biomasa animal (heterótrofa) menos de una milésima de aquella. Esto es lógico si tenemos en cuenta que la biomasa vegetal es la única que posee la propiedad de producir más biomasa a partir de la materia inorgánica.

    Los ciclos son muy importantes en ecología. Ya hemos visto como el comportamiento de los lagos templados es cíclico en el tiempo, reciclándose los productos de la descomposición de la materia orgánica en el fondo del lago de un año para otro. Una parte importante de la ecología es el estudio de los ciclos de los distintos materiales elementales (carbono, oxígeno, nitrógeno, fósforo, etc...) en cada ecosistema en particular y en toda la Biosfera.

    La sucesión de estados en un ecosistema es también muy importante. En los lagos templados hay una sucesión de estados diferentes de verano a verano, en los cuales el comportamiento y la composición del ecosistema difieren mucho de un estado a otro. Este es un tipo de sucesión cíclica que aparece en todos los climas con estaciones. Existe otro tipo de sucesión, que no es cíclica, que es el que aparece cuando un ecosistema es devastado (por ejemplo por un incendio), mediante la cual el ecosistema vuelve a su estado inicial.

    Un ejemplo de esta sucesión aparece cuando un bosque se quema. Aparecen entonces una serie de plantas que colonizan la zona quemada (jaras, etc.) y que preparan el terreno para la regeneración del bosque. Al estado final de esta sucesión se le denomina clímax (y a la sucesión climática). Durante la sucesión climática aparece una serie temporal de estados diferentes, que se caracterizan en casi todos los casos por la siguiente regla: a medida que avanza la sucesión, la productividad de biomasa permanece constante (ya que es básicamente proporcional a la superficie y a la irradiación solar), la biomasa total aumenta, la destrucción de biomasa por el metabolismo y la respiración de y plantas aumenta al mismo ritmo y, finalmente, se llega a un estado de equilibrio dinámico en el que la destrucción y la producción de biomasa se igualan. Este estado es el clímax (en climas con estaciones, el clímax hay que entenderlo como un estado de equilibrio dinámico con oscilaciones anuales). El ejemplo típico de clímax es el ecosistema de la selva húmeda tropical, un ecosistema con gran producción de biomasa, que es inmediatamente destruida por el metabolismo de los seres vivos y con ciclos casi perfectos de todos los nutrientes. Como ocurre en la selva tropical, una característica de las sucesiones climáticas es que la biodiversidad (el número de especies presentes en el ecosistema) crece a medida que nos acercamos al clímax.

    No todos los ecosistemas pueden recuperarse tras una catástrofe e iniciar la sucesión climática. Esta incapacidad la describimos con la palabra fragilidad (del ecosistema). La selva húmeda tropical, a diferencia de los bosques templados, es un ecosistema muy frágil, por lo que la actual destrucción de grandes zonas de selva es, en muchos casos, irreversible.

    Efecto de las actividades humanas sobre los ecosistemas

    Todos los medios y ecosistemas naturales se enfrentan ahora a una dificultad sin precedentes: la humanidad. El ser humano ha comprimido en unos pocos siglos cambios que en su ausencia hubiesen exigido miles o millones de años. Las consecuencias de estos cambios están todavía por ver. A continuación se describen los impactos más importantes de la actividad de los seres humanos sobre los ecosistemas (véase Impacto ambiental).

    • Destrucción y fragmentación de hábitat

    La influencia más directa del hombre sobre los ecosistemas es su destrucción o transformación. La tala a matarrata (el corte de todos los árboles de una extensión de bosque) destruye, como es lógico, el ecosistema forestal. También la explotación selectiva de madera altera el ecosistema. Lo mismo ocurre con la desecación de humedales que se ha llevado a cabo de forma sistemática (para ganar tierras de cultivo o eliminar la fuente de enfermedades) y cuyo mayor exponente es la desecación del mar de Aral por el aprovechamiento de las aguas de sus tributarios.

    La fragmentación o división en pequeñas manchas de lo que era un ecosistema continuo puede alterar fenómenos ecológicos e impedir que las parcelas supervivientes continúen funcionando como antes de la fragmentación.

    • Cambio climático

    Ahora se acepta de forma generalizada que las actividades de la humanidad están contribuyendo al calentamiento global del planeta, sobre todo por acumulación en la atmósfera de gases de efecto invernadero.

    Las repercusiones de este fenómeno probablemente se acentuarán en el futuro. Como ya se ha señalado, el cambio climático es una característica natural de la Tierra. Pero antes sus efectos se podían asimilar, porque los ecosistemas "emigraban" desplazándose en latitud o altitud a medida que cambiaba el clima.

    Como ahora el ser humano se ha apropiado de gran parte del suelo, en muchos casos los ecosistemas naturales o seminaturales no tienen ningún sitio al que emigrar.

    • Contaminación

    La contaminación del  por herbicidas, plaguicidas, fertilizantes, vertidos industriales y residuos de la actividad humana es uno de los fenómenos más perniciosos para el .

    Los contaminantes son en muchos casos invisibles, y los efectos de la contaminación atmosférica y del agua pueden no ser inmediatamente evidentes, aunque resultan devastadores a largo plazo. Las consecuencias de la lluvia ácida para los ecosistemas de agua dulce y forestales de gran parte de Europa septentrional y central es un fenómeno que ilustra este apartado.

    • Especies introducidas

    El hombre ha sido responsable deliberado o accidental de la alteración de las áreas de distribución de un enorme número de especies y vegetales. Esto no sólo incluye los domésticos y las plantas cultivadas, sino también parásitos como ratas, ratones y numerosos insectos y hongos.

    Las especies naturalizadas pueden ejercer una influencia devastadora sobre los ecosistemas naturales por medio de sus actividades de depredación y competencia, sobre todo en islas en las que hay especies naturales que han evolucionado aisladas.

    Así, la introducción de zorros, conejos, sapos, gatos monteses y hasta búfalos han devastado muchos ecosistemas de Australia. Plantas, como el arbusto sudamericano del género Lantana, han invadido el bosque natural en muchas islas tropicales y subtropicales y han provocado alteraciones graves en estos ecosistemas; el jacinto acuático africano, género Eichhornia, también ha perturbado de forma similar los ecosistemas de agua dulce de muchos lugares cálidos del mundo.

    En el litoral mediterráneo, la introducción accidental del alga marina Caulerpa taxifolia está provocando la desaparición de las ricas y productivas comunidades de fanerógamas marinas, las praderas de Posidonia.

    • Sobreexplotación

    La captura de un número excesivo de o plantas de un ecosistema puede inducir cambios ecológicos sustanciales. El ejemplo más importante en la actualidad es la sobrepesca en los mares de todo el mundo. El agotamiento de la mayor parte de las poblaciones de peces es, sin duda, causa de cambios importantes, aunque sus repercusiones a largo plazo son difíciles de evaluar (véase Pesca comercial).

    Control de la influencia humana sobre los ecosistemas

    Controlar el cambio de los ecosistemas puede ser para la humanidad el reto más importante durante el presente milenio. Será necesario encontrar soluciones a todas las escalas, desde la local hasta la mundial, incidiendo en todos los estratos sociales, desde la clase política, hasta los niños y estudiantes, promoviendo programas de educación ambiental en escuelas y centros educativos.

    La protección de los ecosistemas naturales que quedan en parques nacionales y otras áreas protegidas es decisiva. Pero esto no evitará la influencia de factores como el cambio climático o la contaminación arrastrada por el aire y el agua.

    Además, la continua pérdida de terreno que experimentan las áreas naturales significa que probablemente exigirán una gestión más activa para mantener sus funciones ecológicas: control de especies exóticas, manipulación de los niveles de agua en los humedales, incendios periódicos controlados en hábitat forestales, entre otros.

    Esta clase de intervenciones son siempre peligrosas, pues todavía desconocemos el funcionamiento de la mayor parte de los ecosistemas.

    El control de la contaminación y de la emisión de gases de invernadero exigirá adoptar medidas a escala mundial; también requiere medidas coordinadas de este tipo la interrupción del deterioro de las pesquerías marinas por sobrepesca.

    En última instancia, la solución estriba en controlar el crecimiento de la población humana y en adoptar una postura mucho más restrictiva en cuanto al uso de recursos naturales y energía.

    Principales ecosistemas

    No obstante, el concepto de ecosistema ha demostrado su utilidad en ecología. Se aplica, por ejemplo, para describir los principales tipos de hábitat del planeta.

    Ecosistemas terrestres: árticos y alpinos, propios de regiones frías y sin árboles; bosques, que pueden subdividirse en un amplio abanico de tipos, como selva lluviosa tropical o pluviselva, bosque mediterráneo perennifolio, bosques templados, boreales y bosques templados caducifolios; praderas y sabanas; y desiertos y ecosistemas semiáridos.

    Ecosistemas de agua dulce: lagos, ríos y pantanos.

    También hay ecosistemas híbridos, terrestres y de agua dulce, como las llanuras de inundación estaciónales. La gama de ecosistemas marinos es amplísima: arrecifes de coral, manglares, lechos de algas y otros ecosistemas acuáticos litorales y de aguas someras, ecosistemas de mar abierto o los misteriosos y poco conocidos sistemas de las llanuras y fosas abismales del fondo oceánico.

    El término ecosistema puede también utilizarse para describir áreas geográficas que contienen un espectro amplio de tipos de hábitat mutuamente vinculados por fenómenos ecológicos. Así, la región del Serengeti-Seronera, en África oriental, una de las regiones salvajes más espectaculares del mundo, suele considerarse como un único ecosistema formado por distintos hábitat: llanuras herbáceas, sabana arbórea, espesuras, manchas de bosque, afloramientos rocosos (localmente denominados koppies o kopjes), ríos, arroyos y charcas estaciónales. Asimismo, las zonas más productivas de los océanos se han dividido en una serie de grandes ecosistemas marinos que contienen hábitat muy variado. Son ejemplos de grandes ecosistemas marinos de características muy distintas: el mar Negro, el sistema formado por la corriente de Benguela, frente a la costa suroccidental de África, o el golfo de México.

    Impactos ambientales de la agricultura moderna:

    La agricultura siempre ha supuesto un impacto ambiental fuerte. Hay que talar bosques para tener suelo apto para el cultivo, hacer embalses de agua para regar, canalizar ríos, etc. La agricultura moderna ha multiplicado los impactos negativos sobre el ambiente. La destrucción y salinización del suelo, la contaminación por plaguicidas y fertilizantes, la deforestación o la pérdida de biodiversidad genética, son problemas muy importantes a los que hay que hacer frente para poder seguir disfrutando de las ventajas que la revolución verde nos ha traído.

    Los principales impactos negativos son:

    a) Erosión del suelo

    La destrucción del suelo y su pérdida al ser arrastrado por las aguas o los vientos suponen la pérdida, en todo el mundo, de entre cinco y siete millones de hectáreas de tierra cultivable cada año, según datos de la FAO de 1996. El mal uso de la tierra, la tala de bosques, los cultivos en laderas muy pronunciadas, la escasa utilización de técnicas de conservación del suelo y de fertilizantes orgánicos, facilitan la erosión. En la península Ibérica la degradación de los suelos es un problema de primera importancia.

    En los lugares con clima seco el viento levanta de los suelos no cubiertos de vegetación o de los pastizales sobreexplotados, grandes cantidades de polvo que son la principal fuente de contaminación del aire por partículas en estos lugares. 

    b) Salinización y anegamiento de suelos muy irrigados

    Cuando los suelos regados no tienen un drenaje suficientemente bueno se encharcan con el agua y cuando el agua se evapora, las sales que contiene el suelo son arrastradas a la superficie. Según datos de la FAO casi la mitad de las tierras de regadío del mundo han bajado su productividad por este motivo y alrededor de 1,5 millones de hectáreas se pierden cada año.

    c) Uso excesivo de fertilizantes y plaguicidas

    Los fertilizantes y pesticidas deben ser usados en las cantidades adecuadas para que no causen problemas. En muchos lugares del mundo su excesivo uso provoca contaminación de las aguas cuando estos productos son arrastrados por la lluvia. Esta contaminación provoca eutrofización de las aguas, mortandad en los peces y otros seres vivos y daños en la salud humana.

    Especialmente difícil de solucionar es la contaminación de las aguas subterráneas con este tipo de productos. Muchos acuíferos de las zonas agrícolas se han contaminado con nitratos hasta un nivel peligroso para la salud humana, especialmente para los niños.

    Un ejemplo especialmente dramático ha sido el del mar de Aral.

    Al mismo tiempo, en otros países, el uso de cantidades demasiado pequeñas de fertilizantes disminuye los nutrientes del suelo, con lo que contribuye a su degradación.

    d) Agotamiento de acuíferos

    En las zonas secas y soleadas se obtienen excelentes rendimientos agrícolas con el riego y en muchos lugares, pro ejemplo en los conocidos invernaderos de Almería, se acude a las aguas subterráneas para regar. Pero los acuíferos han tardado en formarse decenas de años y cuando se les quita agua en mayor cantidad que la que les llega se van vaciando. Por este motivo las fuentes que surgían se secan, desaparecen humedales tradicionales en esa zona, y si están cerca del mar el agua salada va penetrando en la bolsa de agua, salinizándola, hasta hacerla inútil para sus usos agrícolas o para el consumo humano.

    e) Pérdida de diversidad genética

    En la agricultura y ganadería tradicionales había un gran aislamiento geográfico entre los agricultores y ganaderos de unas regiones y otras y por eso, a lo largo de los siglos, fueron surgiendo miles de variedades de cada planta o animal domesticado. 

    Esto supone una gran riqueza genética que aprovechaban los que hacían la selección de nuevas variedades. Su trabajo consiste, en gran parte en cruzar unas variedades con otras para obtener combinaciones genéticas que unan ventajas de todas ellas. Si se quiere conseguir una planta de trigo apta para un clima frío, que tenga el tallo corto y sea resistente a unas determinadas enfermedades, los genetistas buscaban las variedades que poseían alguna de esas características y las iban entrecruzando entre sí hasta obtener la que reunía todas.

    En la actualidad cuando una variedad es muy ventajosa, la adoptan los grandes cultivadores de todo el mundo, porque así pueden competir económicamente en el mercado mundial. El resultado es que muchas variedades tradicionales dejan de cultivarse y se pierden si no son recogidas en bancos de semillas o instituciones especiales. 

    Por otra parte, la destrucción de bosques, pantanos, etc. para dedicar esos terrenos a la agricultura provoca la desaparición de un gran número de ecosistemas. 

    También la agricultura moderna ha introducido el monocultivo, práctica en la que enormes extensiones de terreno se cultivan con una sola variedad de planta. Esto supone un empobrecimiento radical del ecosistema, con la consiguiente pérdida de habitats y de especies.

    f) Deforestación

    Alrededor de 14 millones de hectáreas de bosques tropicales se pierden cada año. Se calcula que la quema de bosques para dedicarlos a la agricultura es responsable del 80% al 85% de esta destrucción. 

    La agricultura moderna no es la principal responsable de esta deforestación, porque sus aumentos de producción se han basado mucho más en obtener mejores rendimientos por hectárea cultivada que en poner nuevas tierras en cultivo. De hecho, en España, por ejemplo, todos los años disminuye la extensión de las tierras cultivadas cuando muchas de ellas son abandonadas por su baja productividad.

    La principal causa de destrucción del bosque es la agricultura de subsistencia de muchas poblaciones pobres de los países tropicales. Estos agricultores queman los bosques y la superficie así conseguida, gracias al abono de las cenizas, les permite obtener unas pocas cosechas, hasta que el terreno se empobrece tanto en nutrientes que se hace improductivo y deben acudir a otro lugar para quemar de nuevo otra porción de selva y repetir el proceso.

    g) Consumo de combustibles fósiles y liberación de gases invernadero

    La acción del hombre sobre el planeta ha sido tan notable, especialmente en el último siglo, que se puede afirmar que no existe ecosistema que no esté afectado por su actividad. Desde hace milenios el hombre ha explotado y modificado la naturaleza para subsistir, pero en los últimos decenios además ha producido miles de sustancias nuevas que se han difundido por toda la atmósfera, la hidrosfera, los suelos y la biosfera. 

    Acción del hombre sobre el ecosistema

    Todos los organismos consumidores viven de la explotación del ecosistema y la especie humana también necesita explotarlo para asegurar su supervivencia. De la naturaleza se obtienen los y a la naturaleza se devuelven los residuos que generamos con nuestra actividad. La energía que empleamos la obtenemos, en su mayoría, de la combustión de reservas de compuestos de carbono (petróleo, carbón, gas) almacenados por el trabajo de los productores del ecosistema a lo largo de muchos millones de años.

    En la actualidad no se puede entender el funcionamiento de la mayor parte de los ecosistemas si no se la tiene en cuenta la acción humana. Dado el número de individuos y la capacidad de acción que tiene nuestra especie en estos momentos la influencia que ejercemos sobre la naturaleza es enorme. La biomasa humana es del orden de cienmilésimas (10-5) de la total de la biosfera, pero, cualitativamente, su influencia es muy fuerte. Entre las acciones humanas que más influyen en el funcionamiento de los ecosistemas tenemos:

     a) Agricultura y ganadería

    Cuando se cultivan los campos, se talan los bosques, se pesca o se cría ganado, se "explota" al resto de la naturaleza y se provoca su "regresión" en el sentido ecológico; es decir, el ecosistema se rejuvenece y deja de seguir el proceso de sucesión natural.

    Los ecosistemas tienden naturalmente al incremento de estructura y complejidad, disminuyendo su producción neta cuando están maduros. El hombre, por el contrario, intenta obtener el máximo rendimiento del ecosistema, por lo que le interesa mantenerlo en etapas juveniles en las que la productividad neta es mayor. En las actividades agrícolas y ganaderas se retira biomasa de los ecosistemas explotados y se favorece a las especies oportunistas (frecuentemente monocultivos), lo que disminuye la diversidad de especies del primitivo ecosistema.

    También se disminuye la diversidad eliminando otros competidores (roedores, lobos, aves, etc.) mediante la caza, el uso de venenos, etc.

    El trabajo agrícola afecta también al ecosistema suelo. Al arar se mezclan los horizontes del suelo y se rompe la estructura para liberar nutrientes que puedan usar las plantas. Por otra parte al recoger la cosecha no se devuelve al suelo los nutrientes y hay que abonar para obtener nuevas cosechas. La agricultura moderna es un cambio de combustibles fósiles (petróleo) por , pues hay que usar gran cantidad de energía para fabricar fertilizantes y pesticidas, trabajar la tierra, sembrarla, recoger la cosecha, etc.

    La oposición profunda entre explotación y sucesión es el punto crucial de toda la problemática de conservación de la naturaleza. El hombre necesita producción porque gran parte de lo que consume lo tiene que obtener de la naturaleza, pero también necesita muchas otras cosas como una atmósfera y clima regulados por los océanos y las masas de vegetación, agua limpia -es decir, oligotrófica -; recursos vitales, estéticos y recreativos proporcionados por el paisaje, etc. El problema es conseguir el adecuado equilibrio entre estos factores.

     b) Obtención de energía y materias primas

    La explotación del petróleo y del gas, la minería del carbón y del resto de minerales y el transporte de materias primas y productos terminados suponen también, un fuerte impacto sobre los ecosistemas. Traen consigo carreteras, grandes movimientos de tierra, sobre todo en la minería a cielo abierto, concentración y producción de sustancias tóxicas, en todos los lugares de la tierra y los océanos. 

     c) Reciclado de residuos

    El vertido de residuos es otra fuerte de impacto sobre la naturaleza. En ocasiones provocan tal concentración de productos tóxicos en un ecosistema que causa graves daños a los seres vivos. Hablamos de contaminación o polución para referirnos a estos cambios de las condiciones del ecosistema.

    El hombre siempre ha confiado en los sistemas naturales para limpiar y depurar sus residuos y los ha vertido a ríos, mares y vertederos terrestres. La capacidad de la naturaleza para reciclar los materiales, diluir los tóxicos y limpiar el aire y el agua es muy grande, pero la actividad industrial genera tan gran variedad y cantidad de contaminación que sobrepasa la capacidad equilibradora y depuradora de la atmósfera.

    Especial interés tienen los compuestos que como el DDT se va acumulando en la cadena trófica y llegan a alcanzar concentraciones muy altas en los tejidos de los consumidores secundarios o terciarios, provocando importantes alteraciones en su metabolismo. 

    También veremos con detalle como la emisión de algunos gases en grandes cantidades a la atmósfera, como el CO2 o los CFC, está produciendo alteraciones en el funcionamiento normal del clima o de la protección contra las radiaciones peligrosas.

    Los miles de nuevos productos químicos sintetizados en los últimos decenios tienen especial interés, porque al ser muchos de ellos moléculas que no existían antes son, en ocasiones, difíciles de metabolizar y reciclar por la naturaleza. Además algunos de ellos son parecidos a moléculas químicas del metabolismo e interfieren en su funcionamiento, como probablemente esté pasando con sustancias químicas similares a las hormonas esteroideas.

    d) Destrucción de ecosistemas naturales

    El uso de recursos por el hombre deja en ocasiones a los ecosistemas sin componentes que les son imprescindibles. Así sucede cuando desviamos cursos de agua para usarlos en regadío o abastecimiento de ciudades y el cauce de los ríos queda sin caudal suficiente para mantener el ecosistema. O cuando se construye en las zonas del litoral sobre marismas.

    e) Introducción de organismos ajenos al ecosistema 

    La actividad humana mueve muchas especies de unos lugares a otros. A veces conscientemente y otras sin querer, al transportar mercancías o viajar de unos sitios a otros. 

    Muchas de estas especies son beneficiosas por su aprovechamiento agrícola o ganadero, como la patata y el maíz que fueron introducidas en Europa y son un importantísimo recurso alimenticio. Otras sirven para controlar plagas. Pero algunas son muy perjudiciales, porque no tienen depredadores que las controlen y se convierten en plagas. Siempre hay que tener en cuenta que la alteración del ecosistema es muy difícil de prever y sus efectos secundarios difíciles de controlar.

    Ecosistemas pecuarios

    VEGETACION

    La vegetación natural dominante está representada por:Musgos: Entre estas especies se encuentran los musgos de la turba (Sphagnum spp) y el llantén de páramo (Plamtago rigida), característicos de zonas pantanosas. Pajonales o Gramíneas: Están representados por la paja ratón (Callamagrostis), carrizo (Cortadeiras), frailejón (Espeletia spp), chite (Hypericum), vira-vira (Gnaphalium spp), chusque (Chusque spp), romero de páramo (Senecio spp), gaque (Clusia spp), y cardo (Puyas). Arbóreas y arbustivas: Compuestas por mortiño (Hesperomeles spp), chilco (Baccharis spp), quiebra barriga (Pernettya spp), y encenillo (Weinmania spp).

    Estas especies ayudan a la regulación y captación de agua proveniente de los procesos de condensación en ésta zona. La estructura y composición del corresponden a un mosaico de formaciones arbustivas, que también cumple una función esencial de protección, mantenimiento y recarga de acuíferos.

    FAUNA

    En estos ecosistemas se pueden encuentrar anfibios (familias Leptodactylidae, Dendrobatidae e Hylidae) y pequeños reptiles como lagartijas, salamandras y especies de la familia Iguanidae, Gymnophtalmidae y Analis. También están presentes mamíferos como conejos (Sylvilagus brasilliensis), comadrejas (Caluromis dervianus), curíes (Cavia sp), guagua (Agouti taczanowskii), danta de montaña (Tapirus pinchaque), venado perro (Pudu mephistophiles), venado matacán (Mazama americana) y osos (Tremactus ornatus).Entre las aves representativas se encuentran el cóndor (Vultur gryphus), el águila (Oroaetus isidori), las alondras (Anthus bogotensis), los patos (Oxyura spp y Anas), la mirla (Turdus fuscater) y colibríes, entre otras. La flora y fauna contribuyen al equilibrio especial de la dinámica del ecosistema.

    Importancia y problemática

    Son ecosistemas estratégicos debido a su gran potencial de almacenamiento y regulación hídrica, para abastecer acueductos, ser recargada de acuíferos y nacimiento de los principales ríos. Desde el punto de vista sociocultural, estas áreas han jugado un papel relevante respecto de la relación hombre - montaña, como lugar sagrado y de gran valor en mitos y leyendas.

    Los procesos de ocupación desde la época de colonización eran temporales tanto para cacería como para agricultura. Sin embargo, la adaptación de los cultivos agrícolas extensivos y la introducción del sector pecuario se suscriben a un período reciente de 60 años.

    Por otra parte, las tecnologías utilizadas, el uso inadecuado de agroquímicos y pesticidas no han tenido en cuenta la fragilidad de los páramos y ha dejado una devastadora y aún no calculada pérdida. Entre las diferentes actividades que han causado impactos sobre el ecosistema se encuentran:

    • Prácticas económicas productivas desde la época hispánica.

    • Deterioro de suelos por cultivos extensivos y su intensificación (ampliación de la frontera agrícola).

    • Quemas reiteradas.

    • Impacto de los sistemas pecuarios extensivos sobre los suelos, vegetación y fauna natural.

    • Procesos de ocupación (colonización indígena y campesina, ubicación de sistemas de comunicación, torres eléctricas y controles militares).

    • Impacto y proyección de Macroproyectos (Embalses, explotación minera).

    • Contaminación de humedales, acuíferos, suelo y subsuelo con agroquímicos y pesticidas.

    Evitemos las quemas e incendios

    Seamos muy cuidadosos cuando estamos en el campo, cualquier imprudencia puede ocasionar una quema o incendio. Si preparamos alimentos en el campo, asegurémonos que no quedan restos de leña o carbón encendidos. No dejemos ninguna clase de desperdicios o basuras en el bosque o en el campo, como botellas de vidrio, éstas por acción del sol pueden iniciar un incendio.

    ACCIONES PARA CONSERVAR Y PROTEGER Para conservar es necesario que las autoridades ambientales, la privada y la comunidad trabajen unidos.

    CONSERVEMOS LA COBERTURA VEGETAL No retiremos la vegetación que se encuentra en las zonas de páramo, especialmente el musgo, que en época navideña se utiliza para hacer pesebres y arreglos navideños. Si esto sucede promoveremos su destrucción a través del comercio ilegal.

    NO UTILICEMOS LOS PARAMOS PARA ACTIVIDADES AGROPECUARIAS Evitemos la utilización de las zonas para convertirlas en potreros para mantener vacas, ovejas o caballos. Cuando se tienen muchos de estos en un potrero pequeño, y durante mucho tiempo esta actividad destruye la vegetación de páramo, a la cual le va ha tomar mucho tiempo en recuperarse.

    Biodiversidad

    Biodiversidad (neologismo del inglés Biodiversity, a su vez del griego ß??-, vida, y del latín diversitas, -, variedad), también llamada diversidad biológica, es el término [1] por el que se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que conforma, resultado de miles de millones de años de Evolución según procesos naturales y también, de la influencia creciente de las actividades del ser humano. La biodiversidad comprende igualmente la variedad de ecosistemas y las diferencias genéticas dentro de cada especie que permiten la combinación de múltiples formas de vida, y cuyas mutuas interacciones y con el resto del entorno, fundamentan el sustento de la vida sobre el planeta.

    La Cumbre de la Tierra celebrada por Naciones Unidas en Rio de Janeiro en 1992 reconoció la necesidad mundial de conciliar la preservación futura de la biodiversidad con el progreso humano según criterios de sostenibilidad o sustentabilidad promulgados en el Convenio internacional sobre la Diversidad Biológica que fue aprobado en Nairobi el 22 de mayo de 1972, fecha posteriormente declarada por la Asamblea General de la ONU como "Día internacional de la biodiversidad".

    Origen y evolución del término

    El término biodiversidad proviene etimológicamente del griego ß??-, vida, y del latín diversitas, -, variedad). También se utiliza diversidad biológica [2] , y RAE lo define como "variedad o abundancia de varias cosas distintas"[3]

    Sin embargo el concepto, por su carácter intuitivo, ha presentado ciertas dificultades para su definición precisa, tal como señaló Fermín Martín Piera [4] al argumentar que el abuso en su empleo podría vaciarlo de contenido, ya que en sus palabras: suele suceder en la historia del pensamiento que los nuevos paradigmas conviven durante un tiempo con las viejas ideas, considerando junto a otros autores que el concepto de biodiversidad fue ya apuntado por la propia Teoría de la evolución.

    A principios del siglo XX, los ecólogos Jaccard y Gleason propusieron en distintas publicaciones los primeros índices estadísticos destinados a comparar la diversidad interna de los ecosistemas. A mediados del siglo XX, el interés científico creciente permitió el desarrollo del concepto para describir la complejidad y organización, hasta que en 1980, Thomas Lovejo y propuso la expresión diversidad biológica[5] .

    Definición

    Si en el campo de la biología la biodiversidad se refiere al número de poblaciones de organismos y especies distintas, para los ecólogos el concepto incluye la diversidad de interacciones durables entre las especies y su ambiente inmediato o biotopo, el ecosistema en que los organismos viven. En cada ecosistema, los organismos vivientes son parte de un todo actuando recíprocamente entre sí, pero también con el aire, el agua, y el suelo que los rodean.

    Se distinguen habitualmente tres niveles en la biodiversidad, al que puede añadirse un cuarto:

    • Genética o diversidad intraespecífica, consistente en la diversidad de versiones de los genes (hálelos) y de su distribución, que a su vez es la base de las variaciones interindividuales (la variedad de los genotipos).

    • Específica, entendida como diversidad sistemática, consistente en la pluralidad de los sistemas genéticos o genomas que distinguen a las especies.

    • Ecosistémica, la diversidad de las comunidades biológicas (biocenosis) cuya suma integrada constituye la Biosfera.

    Hay que incluir también la diversidad interna de los ecosistemas, a la que se refiere tradicionalmente la expresión diversidad ecológica.

    Importancia de la biodiversidad

    El valor esencial de la biodiversidad reside en que es resultado de un proceso histórico natural de gran antigüedad. Por esta sola razón, la diversidad biológica tiene el inalienable derecho de continuar su existencia. El hombre y su cultura, como producto y parte de esta diversidad, debe velar por protegerla y respetarla.

    Además la biodiversidad es garante de bienestar y equilibrio en la biosfera. Los elementos diversos que componen la biodiversidad conforman verdaderas unidades funcionales, que aportan y aseguran muchos de los "servicios" básicos para nuestra supervivencia.

    Finalmente desde nuestra condición humana, la diversidad también representa un capital natural [7] . El uso y beneficio de la biodiversidad ha contribuido de muchas maneras al desarrollo de la cultura humana, y representa una fuente potencial para subvenir a necesidades futuras.

    Considerando que la diversidad biológica desde el punto de vista de sus usos presentes y potenciales y sus beneficios, es posible agrupar los argumentos en tres categorías principales.

    El papel ecológico

    Hace referencia al papel de la diversidad biológica desde el punto de vista sistémico y funcional (ecosistemas). Al ser indispensables a nuestra propia supervivencia, muchas de estas funciones suelen ser llamadas "servicios":

    Los elementos que constituyen la diversidad biológica de un área son los reguladores naturales de los flujos de energía y de materia. Cumplen una función importante en la regulación y estabilización de las tierras y zonas litorales. Por ejemplo, en las laderas montañosas, la diversidad de especies en la capa vegetal conforma verdaderos tejidos que protegen las capas inertes subyacentes de la acción mecánica de los elementos como el viento y las aguas de escorrentía. La biodiversidad juega un papel determinante en procesos atmosféricos y climáticos. Muchos intercambios y efectos de las masas continentales y los océanos con la atmósfera son producto de los elementos vivos (efecto albedo, evapotranspiración, ciclo del carbono, etc). La diversidad biótica de un sistema natural es uno de los factores determinantes en los procesos de recuperación y reconversión de desechos y nutrientes. Además algunos ecosistemas presentan organismos o comunidades capaces de degradar de toxinas, o de fijar y estabilizar compuestos peligrosos de manera natural.

    Aun con el desarrollo de la agricultura y la domesticación de animales, la diversidad biológica es indispensable para mantener un buen funcionamiento de los agroecosistemas [8] . La regulación trofo-dinámica de las poblaciones biológicas solo es posible respetando las delicadas redes que se establecen en la naturaleza. El desequilibrio en estas relaciones ya ha demostrado tener consecuencias negativas importantes. Esto es aún más evidente con los recursos marinos, donde la mayoría de las fuentes alimenticias consumidas en el mundo son capturadas directamente en el medio. La respuesta a las perturbaciones (naturales o antrópicas) tiene lugar a nivel sistémico, mediante vías de respuesta que tienden a volver a la situación de equilibrio inicial. Sin embargo, las actividades humanas han aumentado dramáticamente en cuanto a la intensidad y afectando irremediablemente la diversidad biológica de algunos ecosistemas, vulnerando en muchos casos esta capacidad de respuesta con resultados catastróficos.

    La investigación sugiere que un ecosistema más diverso puede resistir mejor a la tensión medioambiental y por consiguiente es más productivo. Es probable que la pérdida de una especie disminuya la habilidad del sistema para mantenerse o recuperarse de daño o perturbación. Simplemente como una especie con la diversidad genética alta, un ecosistema con la biodiversidad alta puede tener una oportunidad mayor de adaptar al cambio medioambiental. En otros términos: cuantas más especies comprenden un ecosistema, más probable es que el ecosistema sea más estable. Los mecanismos que están debajo de estos efectos son complejos y calurosamente disputados. Sin embargo, en los recientes años, se ha dejado claro que realmente hay efectos ecológicos de biodiversidad.

    Una elevada disponibilidad de recursos en el ambiente favorece una mayor biomasa, pero también la dominancia ecológica, y frecuentemente ecosistemas relativamente pobres en nutrientes presentan una mayor diversidad, algo que es cierto sistemáticamente en los ecosistemas acuáticos. Una mayor biodiversidad permite a un ecosistema resistir mejor a los cambios ambientales mayores, haciéndolo menos vulnerable, más resiliente por cuanto el estado del sistema depende de las interrelaciones entre especies, y la desaparición de cualquiera de ellas es menos crucial para la estabilidad del conjunto que en ecosistemas menos diversos y más marcados por la dominancia.

    El papel económico

    Para todos los humanos, la biodiversidad es el primer recurso para la vida diaria. Un aspecto importante es la diversidad de la cosecha que también se llama la agrobiodiversidad.

    La mayoría de las personas vé la biodiversidad como un depósito de recursos útil para la fabricación de , productos farmacéuticos y cosméticos. Este concepto sobre los recursos biológicos explica la mayoría de los temores de desaparición de los recursos. Sin embargo, también es el origen de nuevos conflictos que tratan con las reglas de división y apropiación de recursos naturales.

    Algunos de los artículos económicos importantes que la biodiversidad proporciona a la humanidad son:

    • Alimentos: cosechas, ganado, silvicultura, piscicultura, medicinas. Se han usado las especies de plantas silvestres subsecuentemente para propósitos medicinales en la prehistoria. Por ejemplo, la quinina viene del árbol de la quina (trata la malaria), el digital de la planta Digitalia (problemas de arritmias crónicas), y la morfina de la planta de amapola (anestesia). Los animales también pueden jugar un papel, en particular en la investigación. Se estima que de las 250.000 especies de plantas conocidas, se han investigado sólo 5.000 para posibles aplicaciones médicas.

    • Industria: por ejemplo, fibras textiles, madera para coberturas y calor. La biodiversidad puede ser una fuente de energía (como la biomasa). La diversidad biológica encierra además la mayor reserva de compuestos bioquímicos imaginable, debido a la variedad de adaptaciones metabólicas de los organismos. Otros productos industriales que obtenemos actualmente son los aceites, lubricantes, perfumes, tintes, papel, ceras, caucho, látex, resinas, venenos, corcho.

    • Los suministros de origen animal incluyen lana, seda, piel, cuero, lubricante y ceras. También pueden usarse los animales como transporte.

    • Turismo y recreación: la biodiversidad es una fuente de riqueza barata para muchas áreas, como parques y bosques donde la naturaleza salvaje y los animales son una fuente de belleza y alegría para muchas personas. El ecoturismo, en particular, está en crecimiento en la actividad recreativa al aire libre. Así mismo, una gran parte de nuestra herencia cultural en diversos ámbitos (gastronómico, educativo, espiritual) está íntimamente ligada a la diversidad local o regional y seguramente lo seguirá estando.

    Los ecólogos y activistas ecológicos fueron los primeros en insistir en el aspecto económico de la protección de la diversidad biológica. Así, E. O. Wilson escribió en 1992: "La biodiversidad es una de las riquezas más grandes del planeta, y no obstante la menos reconocida como tal...".

    La estimación de valor de la biodiversidad es una condición previa necesaria a cualquier discusión en la distribución de sus riquezas. Este valor puede ser discriminado entre valor de uso (directo como el turismo o indirecto como la polinización) y valor intrínseco.

    Si los recursos biológicos representan un interés ecológico para la comunidad, su valor económico también es creciente. Se desarrollan nuevos productos debido a las biotecnologías y los nuevos mercados. Para la sociedad, la biodiversidad es también un campo de actividad y ganancia. Exige un arreglo de dirección apropiado para determinar cómo estos recursos serán usados.

    La mayoría de las especies tiene que ser evaluada aún por la importancia económica actual y futura. Sin embargo, debemos ser conscientes de que aún nos falta mucho para saber valorar, no sólo lo económico, si no más aún el valor que tiene para los ecosistemas, y ese valor o precio no lo podemos ni siquiera imaginar.

    Se considera generalmente que la expansión demográfica y económica de la especie humana está poniendo en marcha una extinción masiva, de dimensiones incomparablemente mayores que las de cualquier extinción anterior. Las causas concretas están en la desaparición indiscriminada de ecosistemas, por la tala de bosques, la degradación de los suelos, la contaminación ambiental, la caza y la pesca excesivas, ...etc. La comunidad científica juzga, en general, que tal extinción representa una amenaza para la capacidad de la biosfera para sustentar la vida humana a través de diversos servicios naturales y recursos renovables. Por ello la compresión de la biodiversidad cultural en su relación con los ecosistemas es clave, siempre que no se disocie los recursos naturales de su contexto cultural, histórico y geográfico.

    El papel científico

    La biodiversidad es importante porque cada especie puede dar una pista a los científicos sobre la evolución de la vida. Además, la biodiversidad ayuda a la ciencia a entender cómo funciona el proceso vital y el papel que cada especie tiene en el ecosistema.

    La evaluación de la biodiversidad

    Parámetros

    La diversidad es una propiedad fenomenológica que pretende expresar la variedad de elementos distintos. Como cualidad fundamental de nuestra percepción, sentimos la necesidad de cuantificarla. El desarrollo de una medida que permita expresar de manera clara y comparable la diversidad biológica presenta dificultades y limitaciones. No se trata simplemente de medir una variación de uno o varios elementos comunes, sino de cuantificar y ponderar cuantos elementos o grupos de elementos diferentes existen. Las medidas de diversidad existentes pues, no son más que modelos cuantitativos o semi-cuantitativos de una realidad cualitativa con límites muy claros en cuanto a sus aplicaciones y alcances. El desarrollo de un concepto matemático lógico y coherente para la modelación de la diversidad biológica a nivel específico y genético ha sido bastante º explorado y presenta un cuerpo sintético y robusto. La modelación de la diversidad a nivel de ecosistemas es más reciente, y se ha visto beneficiada por los adelantos tecnológicos (como los SIG [9] . Las medidas de diversidad más sencillas consisten en índices matemáticos que expresan la cantidad de información y el grado de organización de la misma. Básicamente las expresiones métricas de diversidad tienen en cuenta tres aspectos:

    • Riqueza: Es el número de elementos. Según el nivel, se trata del número de hálelos o heterocigosis (nivel genético), número de especies (nivel específico), o del número de habitats o unidades ambientales diferentes (nivel ecosistémico).

    • Abundancia relativa: Es la incidencia relativa de cada uno de los elementos en relación a los demás.

    • Diferenciación: Es el grado de diferenciación genética, taxonómica o funcional de los elementos.

    Cada una de estos índices de la diversidad es unidimensional y de lectura limitada. Las comparaciones y valoraciones de la diversidad biológica son forzosamente incompletas en estos términos. Se usan por su carácter práctico y sintético, pero insuficiente frente a modelos analíticos alternativos multiescalares y multidimensionales que responden mejor a las necesidades específicas de conservación y manejo. Así, la modelación bidimensional (riqueza y abundancia relativa) puede considerarse como el estándar "clásico" de medida y expresión de la diversidad. De acuerdo a la escala espacial en la que se mide la diversidad biológica, se habla de diversidad alpha (diversidad puntual, representada por a), beta (diversidad entre habitas, representada por β) y gamma (diversidad a escala regional, representada por ?). Estos términos fueron acuñados por Robert Whittaker en 1960 y gozan en general de una gran aceptación.

    Dinámica

    La biodiversidad no es estática: es un sistema en la evolución constante, tanto en cada especie, así como en cada organismo individual. Una especie actual puede haberse iniciado hace uno a cuatro millones de años, y el 99% de las especies que alguna vez han existido en la Tierra se han extinguido.

    La biodiversidad no se distribuye uniformemente en la tierra. Es más rica en los trópicos, y conforme uno se acerca a las regiones polares se encuentran poblaciones más grandes y menos especies. La flora y fauna varían, dependiendo del clima, altitud, suelo y la presencia de otras especies.

    Unidades espaciales y biodiversidad

    La distribución de la diversidad biológica actual es el resultado de los procesos evolutivos, biogeográficos y ecológicos a lo largo del tiempo desde la aparición de la vida en la tierra. Su existencia, conservación y evolución depende de los factores ambientales que la hacen posible. Cada especie presenta requerimientos ambientales específicos sin los cuales no le es posible sobrevivir. Aunque los cambios orográficos y oceanográficos, altitudinales y latitudinales permiten definir unidades de paisaje con bastante aproximación, la componente específica de las especies presentes es la que finalmente permite identificar áreas relativamente homogéneas en cuanto a las características que presenta u ofrece para las poblaciones biológicas.

    Estas unidades de biosfera, pueden ser identificadas como unidades de biodiversidad según diferentes criterios de valoración: por ejemplo, el número de endemismos, riqueza específica, ecosistémica o filogenética. Aunque es común argumentar que tal o cual país presentan determinados índices de biodiversidad, las unidades espaciales de la diversidad biológica son por definición independientes de los límites o barreras geopoliticas.

    Dos de las unidades espaciales vigentes de la biosfera, donde el factor de la biodiversidad precede en importancia, son las ecorregiones de Global 200 [10] identificadas por la WWF y los "puntos calientes de biodiversidad" [11] de CI.

    Global 200 identifica las ecorregiones más importantes del planeta, tanto marinas como continentales -cuerpos de agua dulce y terrestres- de acuerdo a la riqueza específica, el número de endemismos y los estados de conservación [12] .

    El término "punto caliente de biodiversidad" fue acuñado por el Dr. Norman Myers en 1998 e identifica regiones biogeográficas terrestres importantes según el número de endemismos y el grado de amenaza sobre la biodiversidad [13] .

    Amenazas

    Durante el siglo XX se ha venido observando la erosión cada vez más acelerada de la biodiversidad. Las estimaciones sobre las proporciones de la extinción son variadas, entre muy pocas y hasta 200 especies extinguidas por día, pero todos los científicos reconocen que la proporción de pérdida de especies es mayor que en cualquier época de la historia humana.

    En el reino vegetal se estima que se encuentran amenazadas aproximadamente un 12,5 % de las especies conocidas. Todos están de acuerdo en que las pérdidas se deben a la actividad humana, incluyendo la destrucción directa de plantas y su hábitat.

    Existe también una creciente preocupación por la introducción humana de especies exóticas en hábitats determinados, alterando la cadena trófica.

    Actividades humanas dirigidas al desarrollo que pueden afectar la biodiversidad

    Algunos ejemplos de actividades de desarrollo que pueden tener las más significativas consecuencias negativas para la diversidad biológica son:

    • Proyectos agrícolas y ganaderos que impliquen el desmonte de tierras, la eliminación de tierras húmedas, la inundación para reservorios para riego, el desplazamiento de la vida silvestre mediante cercos o ganado doméstico, el uso intensivo de pesticidas, la introducción del monocultivo de productos comerciales en lugares que antes dependieron de un gran surtido de cultivos locales para la agricultura de subsistencia.

    • Proyectos de piscicultura que comprendan la conversión, para la acuicultura o maricultura, de importantes sitios naturales de reproducción o crianza, la pesca excesiva, la introducción de especies exóticas en ecosistemas acuáticos naturales.

    • Proyectos forestales que incluyan la construcción de caminos de acceso, explotación forestal intensiva, establecimiento de industrias para productos forestales que generan más desarrollo cerca del sitio del proyecto.

    • Proyectos de transporte que abarquen la construcción de caminos principales, puentes, caminos rurales, ferrocarriles o canales, los cuales podrían facilitar el acceso a áreas naturales y a la población de las mismas.

    • Canalización de los ríos.

    • Actividades de dragado y relleno en tierras húmedas costeras o del interior.

    • Proyectos hidroeléctricos que impliquen grandes desviaciones del agua, inundaciones u otras importantes transformaciones de áreas naturales acuáticas o terrestres, produciendo la reducción o modificación del hábitat y el consecuente traslado necesario hacia nuevas áreas y la probable violación de la capacidad de mantenimiento.

    • Riego y otros proyectos de agua potable que puedan vaciar el agua, drenar los hábitat en tierras húmedas o eliminar fuentes vitales de agua.

    • Proyectos industriales que produzcan la contaminación del aire, agua o suelo.

    • Pérdida en gran escala del hábitat, debido a la minería y exploración mineral.

    • Conversión de los recursos biológicos para combustibles o alimentos a escala industrial.

    Aspectos socioculturales

    A los anteriores puede añadirse con sentido la biodiversidad cultural. Los trabajos sobre biodiversidad biológica están incorporando el estudio el fomento y la protección de la biodiversidad cultural, además de la biodiversidad específica, de ecosistemas y de la genética.

    Eugenio Reyes Naranjo[14] define la Biodiversidad Cultural como diversidad de saberes que los seres humanos han desarrollado a través de la historia en su relación con la biodiversidad

    Esto incluye creencias, mitos, sueños leyendas, lenguaje, conocimientos científicos, actitudes psicológicas en el sentido más amplio posible, manejos aprovechamientos, disfrute y compresión de entorno natural.

    Se trata de comprender la evolución biológica teniendo en cuenta todos los aspectos de la intervención humana.

    Agricultura sostenible

    En la agricultura orgánica, sostenible y de bajos insumos, se labora el suelo lo menos posible, no se aplican productos fitosanitarios para no contaminar el ambiente y bajar los índices de toxicidad del organismo humano; en su lugar se emplean los controles biológicos, se produce y aplica el compost y no los fertilizantes químicos, se realizan prácticas agrícolas tendientes a conservar el suelo, mantener e incrementar la biodiversidad, etc.

    Agricultura sostenible se refiere a todas aquellas prácticas agropecuarias con énfasis en el medio ambiente, prácticas que garantizar la sostenibilidad de la explotación de las tierras para todas las generaciones.

    En relación a la revolución en la agricultura a través de su sostenibilidad existe una ley a nivel mundial, impulsada por el Partido de la Ley natural, que es un organismo internacional encargado de promover y elevar la conciencia individual y colectiva del ser humano, en relación a su prosperidad económica, tratando estabilizar y aumentar la productividad y asegurar el apoyo de todos los factores-suelo-semillas-tiempo, en donde se conjuga el éxito de las cosechas y mantener el equilibrio ecológico, a fin de mejorar dicha conciencia no solo a agricultores, sino a consumidores y ayudar a la transición de una agricultura orgánica y natural. Es en este enfoque que la agricultura sostenible trae las siguientes características a favor del aumento de la producción, productividad de los agricultores y el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, las fincas, la agremiación de este sector para las actividades de pre-mejoramiento y la expresión del potencial genético:

    • La diversificación de las cosechas y la rotación de cultivos.

    • La conservación del suelo y del agua

    • La investigación y el uso de herbicidas, pesticidas y fertilizantes no químicos, que no dañen el equilibrio del suelo y permitan altos niveles de rendimiento.

    • Las técnicas que permiten reducir o eliminar el uso de combustibles fósiles.

    • El uso de residuos y desechos dentro del sistema de producción alimentaria para reciclar los nutrientes minerales, para evitar los fertilizantes químicos.

    • La investigación y aplicación de técnicas agrícolas sostenibles, ecológicas y de bajo coste.

    • La recuperación de aquellas prácticas agrícolas tradicionales que cumplan las condiciones anteriores.

    • Métodos de producción y comercialización que tengan por objeto ofrecer alimentos frescos y de alta calidad.

    • El tratamiento mas humano de los animales

    • Programas educativos para informar y educar a los consumidores sobre los beneficios de los alimentos producidos orgánicamente.

    • Medidas para lograr una mayor diversificación y flexibilidad en las decisiones sobre las explotaciones agrícolas y ganaderas.

    • Mercados locales para que los agricultores puedan vender sus propios productos producidos en la región.

    Bajo la perspectiva económica la agricultura merece importancia, debido a la implicación social que emerge, a través de ella el gobierno establece la seguridad alimentaria, de un país como medio para aumentar la producción de alimentos y mantener los niveles de nutrición en la población, si su crecimiento no es muy considerable, las perspectivas de los habitantes es sombrías.

    Las consideraciones medioambientales desempeñan un papel fundamental en la política agrícola común al tratar ésta de integrar en sus normas los problemas medioambientales y lograr prácticas agrícolas que protejan el medio ambiente y el espacio rural.

    En consecuencia, las políticas se orientan cada vez más a prevenir la degradación del medio ambiente, contribuyendo, por una parte, a que los agricultores sigan desempeñando un papel positivo en el mantenimiento de los espacios naturales y el medio ambiente a través de medidas específicas de desarrollo rural y, por otra, a la rentabilidad de las actividades agrarias en las distintas regiones.

    De acuerdo a la definición propuesta por la Comisión del Codex Alimentarius (FAO), la agricultura orgánica que es una agricultura estrechamente ligada al logro de la sostenibilidad en el sector agrícola "es un sistema global de gestión de la producción que fomenta y realza la salud de los agro ecosistemas, inclusive la diversidad biológica, los ciclos biológicos y la actividad biológica del suelo". Esto se consigue aplicando, siempre que es posible, métodos agronómicos, biológicos y mecánicos, en contraposición a la utilización de materiales sintéticos, para desempeñar cualquier función específica dentro del sistema.

    Otra definición, la aporta IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica), que define como agricultura orgánica o ecológica a "todos los sistemas agrícolas que promueven la producción sana y segura de alimentos y fibras textiles desde el punto de vista ambiental, social y económico. Estos sistemas parten de la fertilidad del suelo como base para una buena producción. Respetando las exigencias y capacidades naturales de las plantas, los animales y el paisaje, busca optimizar la calidad de la agricultura y el medio ambiente en todos sus aspectos. La agricultura orgánica reduce considerablemente las necesidades de aportes externos al no utilizar abonos químicos ni plaguicidas u otros productos de síntesis. En su lugar permite que sean las poderosas leyes de la naturaleza las que incrementen tanto los rendimientos como la resistencia de los cultivos".

    "No obstante, Martí, en su "Manual de veguero venezolano" advertía que cada tierra y cada cultivo necesita de un abono adecuado, que es un peligro usar abonos desconocidos, sin probarlos antes. En "Abano" enfatizó que no hay que cree que todo abono que se recomienda es bueno, porque cada tierra tiene su constitución propia. Y como de abonar la tierra con ciertas sustancias suelen venir males irreparables, no debe el agricultor, sin probarlo bien antes en pequeño espacio de terreno, decidirse a usar un abono desconocido en sus cultivos.

    La Comunidad se ha puesto como objetivo alcanzar un justo equilibrio entre la producción agrícola competitiva y el respeto de la naturaleza y el medio ambiente. El proceso de integración se basa en la introducción de medidas para la protección del medio ambiente en los diferentes campos de actuación comunitaria y lleva consigo la firme resolución de alcanzar la coherencia entre la política ambiental y la agrícola.

    "Una arquitectura sostenible para la producción orgánica, consecuentemente, demanda que las ganancias y el crecimiento futuro de lo orgánico sean logrados por medios que están en armonía con los principios biológicos y culturales, los cuales aseguren integridad ecológica y responsabilidad social. Un sistema que carece de integridad económica, ecológica y social no es sostenible".

    Los "agricultores orgánicos" se ven a si mismos como protectores de la naturaleza. Los agricultores orgánicos también creen en vivir en armonía con la gente - cooperando con otros agricultores en lugar de competir. Ellos ven sus clientes como gente, con los cuales ellos pueden mantener positivas relaciones personales, no como mercados para ser explotados por ganancias. Ellos ven "la calidad de vida" como algo mas que "un estándar de vida". Alimentos saludables, un ambiente saludable, buenas comunidades, y una sociedad fuerte son vistos como los productos naturales de una filosofía orgánica.




    La arquitectura de la sostenibilidad esta actualmente compitiendo con la arquitectura de la industrialización por el futuro de la agricultura orgánica, así como también por el futuro de la agricultura en general. En esencia, una agricultura sostenible es aquella capaz de llenar las necesidades del presente, mientras deja igual o mejores oportunidades para el futuro. Consecuentemente, todos los sistemas sostenibles deben ser ecológicamente sanos, económicamente viables y socialmente responsables. Estos principios definen la arquitectura de la sostenibilidad.

    Debido a que la sostenibilidad no puede ser estandarizada o especializada, ella no puede ser centralizada para su control y consolidación. Así, la agricultura sostenible no puede ser industrializada.

    De esta forma, la agricultura industrial simplemente no es sostenible, a pesar de que ella podría ser definida como "orgánica".

    Los problemas económicos crónicos de los agricultores convencionales es un reflejo directo de la especialización y estandarización de los métodos agrícolas, los cuales demandan que las fincas lleguen a ser más grandes y por ende menos cantidad, sacando a otros agricultores del negocio.

    Los agricultores orgánicos sostenibles deben de rechazar la arquitectura industrial.

    La asunción básica del mercado del paradigma industrial es que "el consumidor siempre tiene la razón". La economía industrial es "manejada por el consumidor" y en ella los productores exitosos deben llenar las necesidades y deseos de los consumidores. En realidad, los consumidores se consideran tener la razón solamente si sus elecciones se ajustan a las necesidades de la economía industrial. La asunción básica del mercado del paradigma de la sostenibilidad es que "las necesidades y deseos de ambos, los consumidores y productores deben de contemplar la sostenibilidad ecológica, económica y social en el largo plazo".

    Ningún elemento del sistema se considera supremo, no el consumidor y tampoco el productor. La gente debe proteger y sostener la base de recursos, pero la base de recursos debe respaldar y sostener la sociedad. El sistema económico debe proveer los incentivos y medios para sostener a ambos, los recursos y la gente.

    La llave para la agricultura sostenible orgánica será administrar más "intensamente" – aplicar más imaginación, innovación, creatividad, y pensamiento por acre cultivado o dólar invertido.

    Los agricultores sostenibles deben juntar sus talentos y habilidades únicas con su tierra, sus comunidades, y sus mercados. Esto requiere un mayor entendimiento de si mismos, sus capacidades, sus valores y su propósito en la vida. La agricultura sostenible es una agricultura pensante. Ella requiere la habilidad de traducir la observación en información, la información en conocimiento, conocimiento en entendimiento, y entendimiento en sabiduría. La agricultura sostenible no es fácil, pero el premio es una más amplia y superior calidad de vida.

    En el mundo actual ha de crearse una agricultura que se ajuste a la diversidad de la naturaleza y la humanidad, en vez de doblar y retorcer la naturaleza y la humanidad para que se ajuste a la arquitectura industrial. Pero primero, el ser humano ha de moverse mas allá de pensar sobre lo orgánico como un medio de producción de alimentos, para ver lo orgánico como una filosofía para sostener la vida humana sobre la tierra y una filosofía por calidad de vida.

    "Los agricultores orgánicos crean tierras sanas al nutrir el componente viviente de la tierra, los microbios que liberan, transforman y transportan nutrientes. La materia orgánica de la tierra contribuye a una buena estructura terrestre y a su capacidad de retención de agua. Los granjeros orgánicos mezclan materia orgánica terrestre con cultivos de sombra, abono y agregados biológicos para la tierra.

    Estos producen plantas sanas con mayor capacidad de resistencia a las enfermedades y depredación de insectos. La primera estrategia de los agricultores orgánicos para controlar las plagas y las enfermedades es la prevención, por medio de la buena nutrición de las plantas y su administración. Los agricultores orgánicos usan cultivos de sombra y sofisticadas rotaciones de cultivos para cambiar la ecología del campo, eficazmente perturbando el hábitat de las malezas, los insectos y organismos que causan enfermedades.

    Las malezas son controladas por medio de la rotación de cultivos, labrado mecánico y el desyerbado, así como cultivos de sombra, mantillos, desmalezado a llama, y otros métodos de gestión. Los agricultores orgánicos dependen de una diversa población de organismos terrestres, insectos benéficos y aves para controlar las plagas".

    La producción y productividad no podrán ser alcanzadas a costa del deterioro del medio ambiente y de los recursos naturales y que nuestra región ha sido privilegiada con una gran riqueza de recursos naturales, principalmente en biodiversidad y recursos genéticos. Esto implica no solo recuperar los recursos naturales deteriorados sino la necesidad de un nuevo patrón tecnológico más amigable ambientalmente y conducente a aumentar la producción y productividad de la agricultura.

    La agricultura alternativa es un enfoque sistémico de la agricultura, que es más sensible a los ciclos naturales y a las interacciones biológicas que los métodos agrícolas convencionales. Por ejemplo, los sistemas alternativos de agricultura tratan de integrar los aspectos positivos de la interacción biológica entre cultivos, plagas y predadores. La agricultura orgánica se basa en diversos principios científicos reconocidos y en una gran riqueza de experiencias empíricas. Sin embargo, los mecanismos específicos de muchos de estos fenómenos e interacciones necesitan mayor estudio. En general, se sabe mucho en relación a algunos de los componentes de los sistemas alternativos, pero se sabe muy poco en relación a cómo funcionan estos sistemas como un todo.

    Algunas de las prácticas o componentes de sistemas alternativos y de las cuales ya son parte de manejos agrícolas convencionales, incluyen:

    • Rotaciones culturales que disminuyen los problemas de malezas, insectos y enfermedades; aumentan los niveles de nitrógeno disponible de fertilizantes sintéticos y, junto con prácticas de labranza conservadoras de suelo, reducen la erosión edáfica.

    • Manejo integrado de plagas (MIP), que reduce la necesidad de pesticidas mediante la rotación de cultivos, muestreos periódicos, registros meteorológicos, uso de variedades resistentes, sincronización de las plantaciones o siembras y control biológico de plagas.

    • Sistemas de manejo para mejorar la salud vegetal y la capacidad de los cultivos para resistir plagas y enfermedades.

    • Técnicas conservacionistas de labranza de suelo.

    • Sistemas de producción animal que enfatizan el manejo preventivo de las enfermedades, reducen el uso de confinamiento de grandes masas ganaderas, bajan los costos debido a enfermedades y disminuyen la necesidad del uso de niveles subterapéuticos de antibióticos.

    • Mejoramiento genético de cultivos para que resistan plagas y enfermedades y para que logren un mejor uso de los nutrientes.

    En sus escritos de 1875 sobre México; llama la atención la alerta que hace Martí acerca de que no se consuma más de lo que la tierra produce y denuncia que los estados no hacen nada por compensar el desequilibrio en tal sentido. "Esto sin duda alguna, debía ser un punto de partida ético para proyectar el desarrollo de la agricultura, teniendo en consideración la necesidad de someter a reanálisis los actuales estilos de consumo y el mercado que, como muy bien se sabe, pueden ejercer presiones desfavorables obre la producción agropecuaria".

    Antes del último medio siglo, la agricultura había sido para trabajar con otra gente – en familias, comunidades, y naciones. En una finca familiar, la finca y la familia eran partes inseparables de un todo. Las operaciones agrícolas eran diseñadas para construir el carácter y la autoestima en los niños mientras ellos crecían. El trabajo agrícola mantenía la familia junta, no simplemente porque empleando a toda la familia se mejoraba la situación económica, pero también porque construir una familia fuerte era un propósito y un valor de la agricultura.

    Las familias agrícolas valoraban compartir el equipo agrícola y el trabajo con sus vecinos más allá de simplemente lograr hacer el trabajo más rápido y menos costoso. Los agricultores también conocían la gente que compraban sus productos y la gente que les proveían los insumos. Había un valor de ser un miembro de la comunidad agrícola. Los estados y las naciones también tenían identidades agrícolas fuertes. La gente entendía que cambiando de ocupaciones y cambiando la producción entre regiones y naciones no ocurre sin grandes costos en términos de bienestar social. Históricamente, la agricultura le ha asignado un alto valor a las relaciones humanas. Este tipo de agricultura tenia sentido, porque esta era la forma "correcta" de producir.

    En la medida que los agricultores sacaron la cultura de la agricultura, ellos transformaron la agricultura en agronegocios. Ellos deben escoger tecnologías y métodos que respeten los principios fundamentales de la agricultura, la cultura de la agricultura, sin importar si ellos son viejos o nuevos.

    Una agricultura sostenible debe llenar las necesidades de la gente en el presente, mientras deja igual o mejores oportunidades para aquellos en el futuro. Para llenar las necesidades del presente y del futuro, una agricultura sostenible debe ser ecológicamente sana, económicamente viable, y socialmente responsable.

    Sostenibilidad ve la tierra como un sistema vivo que debe ser atendido y cuidado, no explotado, si ella va a sostener la vida humana. La sostenibilidad reconoce que los humanos deben de limitar sus demandas hacia los recursos de la tierra, y reconocer que estos recursos son limitados y deben ser conservados, renovados y restaurados continuamente.

    Andréu Roe es un agricultor y empresario muy conocido en Dominica Su filosofía es "cultiva lo que comes, come lo que cultives y lleva el resto al mercado"

    Las relaciones positivas que resultan de las preocupaciones mutuas son valuables, aun más esenciales, para una deseable calidad de vida. Para producir, trabajar, o vivir sosteniblemente, se debe reconocer que el cuidado de la naturaleza para el beneficio de las futuras generaciones, no es un sacrificio, y en su lugar, es un privilegio.

    El cuidado de la tierra aumenta nuestra calidad de vida porque esto agrega propósito y sentido. Para producir, trabajar, o vivir sosteniblemente, se debe perseguir un auto-interés mas civilizado, el cual reconoce y valora las dimensiones individuales, interpersonales y espirituales de nuestras vidas. La sostenibilidad, últimamente, se centra en mantener una calidad de vida deseable.

    El propósito fundamental de la agricultura es respaldar una calidad de vida más deseable para la gente – agricultores, residentes rurales y la sociedad como un todo. La explotación de los recursos naturales y humanos para maximizar las ganancias produciendo alimentos rápidos, baratos y convenientes no ha aumentado la calidad de vida de los agricultores, residentes rurales o la sociedad, y esto no es sostenible. Los principios fundamentales de la sostenibilidad en el largo plazo son aquellos de integridad ecológica, viabilidad económica y responsabilidad social. Hasta que los agricultores redescubran la cultura de la agricultura.

    La agricultura industrial claramente viola todos, los tres. La agricultura sostenible, una agricultura real, debe cuidar la tierra, ser un buen vecino, y ganarse una vida decente produciendo buenos alimentos.

    Pero ¿Cómo andará la cuestión de la agricultura sostenible en Cuba? ¿Se estarán llevando a cabo acciones concretas en ese sentido? Justamente acerca de esto girará el tema del siguiente epígrafe.

    La agricultura sostenible en Cuba. Retos y realidades

    Uno de los elementos claves dentro del modelo agrícola alternativo que actualmente se esta implementando en Cuba es el desarrollo y aplicación de técnicas de manejo de plagas y malezas, que tienen como fundamento la reducción o eliminación del uso de los plaguicidas sintéticos.

    En los cultivos de caña de azúcar, cafeto, pastos, boniato y yuca no se aplican insecticidas sintéticos, en el cultivo de la col las aplicaciones son de baja a nulas y en los cultivos de cítricos, tabaco, plátano y banano son bajos.

    En el establecimiento del nuevo modelo agrícola en que Cuba está empeñada, una de las tareas más urgentes es encontrar las vías para continuar reduciendo el uso de plaguicidas sintéticos para el manejo de plagas en general; el control biológico es una de estas vías, de hecho constituye actualmente la alternativa principal al decir de los entendidos en la materia. El uso de organismos biorreguladores en el país data de principios de siglo, pero no es hasta los años 60 que se establecen programas más completos para el estudio y aplicación de estos, alcanzando su mayor desarrollo en la década de los 80.

    En las últimas décadas, el desarrollo de la protección de plantas en Cuba ha pasado por cuatro etapas o fases decisivas, con una tendencia agroecológica.

    • La diversificación de la tenencia y uso de la tierra o diversificación de la agricultura en los primeros años de la década de los sesenta.

    • La creación del servicio estatal de protección de plantas a mediados de los setenta.

    • La implementación del programa nacional de lucha biológica al final de los ochenta.

    • El impulso de los programas de manejo integrado de plagas con un enfoque de manejo del cultivo en los años noventa.

    Esta tendencia agroecológica se ha favorecido con las decisiones más recientes en torno a la tenencia de la tierra, que ha conllevado a una menor escala productiva y amplio uso cooperativo, lo que ha convertido a los campos del país en verdaderos mosaicos de cultivos.

    Esta nueva forma de organización cambió nuevamente la estructura de explotación de la tierra por formas de propiedad donde las no estatales eran mayoría, y hoy explotan las dos terceras partes de la superficie agrícola del país. Por tanto, es fácil comprender la importancia que para el sector agropecuario cubano tiene la forma cooperativa de producción y la atención priorizada que el Estado le ha dado a estas organizaciones, por el peso que tienen fundamentalmente en la producción de tabaco, café, leche y hortalizas.

    Las políticas agrarias que se van diseñando están encaminadas a potenciar estas formas, para ir recuperando paulatinamente la producción agropecuaria, sobre bases eficientes y competitivas, teniendo en cuenta las transformaciones tecnológicas que suceden en el mundo y la protección del medio ambiente.

    En este sentido, y en base a limitados recursos, se procura la adopción de cambios en las prácticas convencionales de los pequeños productores a fin de fortalecer el rendimiento de la tierra y la protección del medio ambiente.

    Para lograrlo, la Cooperativa impulsa actividades de capacitación, acompañamiento y asistencia técnica que permita una fuerte reflexión sobre nuestro entorno e ir adquiriendo una mentalidad medio ambientalista.

    Se trabaja actualmente en el Movimiento de la Agricultura Urbana y la Agricultura Orgánica Sostenible.

    Hoy se aplican soluciones tecnológicas de punta para las distintas producciones en forma de paquetes integrales, se reordenan las siembras, se usan semillas de alta calidad, se ha fortalecido el sistema de innovación y desarrollo agropecuario apoyado en un fuerte sistema extensionista que lidera la red de institutos y centros de investigación creados por la Revolución. Estos son pasos que se han dado, apremiados por las circunstancias y que deberán dar frutos en los años venideros.

    Como consecuencia de las entregas de la tierra aparecen nuevos productores, por lo que se debe fortalecer e incrementar el movimiento cooperativo de base obrera. En este marco de relaciones el mercado puede ocupar un lugar importante, y se tiende a producir una redefinición gradual del peso del Estado en la gestión agropecuaria, pasando de productor directo a fiscalizador de las producciones, y manteniendo una participación indirecta a través de la definición de las líneas estratégicas como son: la definición de las políticas financieras, presupuestaria, inversionistas, infraestructura, y mediante la aplicación de los mecanismos financieros para lograr el crecimiento de las producciones.

    Existen algunas condiciones favorables en la pequeña agricultura para la implantación de la agricultura ecológica. Que se listan a continuación:

    • Los agricultores pequeños dependen de su cosecha para su propio sustento y lo limitado de su extensión de tierra los obliga a aprovecharla óptimamente.

    • Los pequeños agricultores producen más por área que los más grandes, mayormente aportan el abastecimiento local con los alimentos básicos, pero también contribuyen a la exportación, mientras la agricultura comercial en gran escala tiende a orientarse al mercado externo y de alta capacidad adquisitiva.

    • Las tecnologías que dependen del uso de insumo y bienes de capital e y bienes de capital externos, que implican altos costos y muchas veces endeudamiento, no son aceptados en la actualidad, más bien son hoy cuestionadas y rechazadas donde antes fueron masivamente difundidos.

    • La existencia de algunas prácticas tradicionales afines, pero en especial el conocimiento de un manejo diversificado, así como una mayor cercanía a los procesos biológicos.

    • Necesidad y costumbre de cooperaciones mutuas, trabajo comunitario y mayor disposición a intercambio de conocimientos y tecnologías aprendidas, por ello, existe la posibilidad de una mayor difusión y socialización de la agricultura ecológica.

    En la agricultura como en ningún otro sector de la economía, se dan las condiciones propicias para encauzar una estrategia de desarrollo más ligada al medio ambiente y, por tanto, más sustentable en el tiempo, debido a sus peculiaridades.

    Por lo anterior no se trata solo de cambiar tecnologías, sino de cambiar conciencias. Es por ello que la Educación Ambiental en el sector agrícola es de inestimable valor.

    Indiscutiblemente, Cuba marcha hacia la transformación de su modelo agrícola, las medidas tomadas por el Ministerio de la Agricultura así lo demuestran. Se ha iniciado un proceso de asimilación de resultados científico-técnicos para sistemas de bajos insumos obtenidos por los centros de investigaciones y de prácticas campesinas exitosas olvidadas, que pueden formar parte de sistemas orgánicos de producción. Sin embargo, aún se utilizan fundamentalmente con fines productivos y no con un enfoque orgánico.

    Cuba cuenta con condiciones favorables para demostrar las posibilidades de la agricultura orgánica en el desarrollo de sistemas agrícolas sostenibles. Entre otros pueden citarse:

    . Suficiente personal calificado

    . Experiencia en el trabajo comunitario

    . Los medios de difusión que propician campañas masivas favorables

    . Resultados experimentales que se pueden adaptar al nuevo modelo.

    No obstante, aún muchos trabajadores del sector ven esas transformaciones como una táctica coyuntural y no permanente. Por tanto, es preocupación de personas identificadas con la lucha a favor del medio ambiente, si dicha transformación continuará su marcha cuando las condiciones económicas cambien.

    Aquí los autores les gustarían recalcar, nuevamente, la importancia del tema que se está tratando, ya que los cambios productivos pueden ocurrir más rápidamente que los de conciencia y destruir los esfuerzos que se realizan para desarrollar una agricultura más acorde con nuestras condiciones socioeconómicas y del ambiente. Es decir, en la medida que se incremente la labor educacional se puede lograr la conversión de la agricultura hacia un modelo agro ecológico.

    El Grupo de Agricultura Orgánica de la ACTAF (Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales), está realizando esfuerzos por lograr la certificación de los productos orgánicos en el país, como otra vía no formal de educación ambiental en el agro. Además de apoyar otros aspectos que consideran deben continuar desarrollándose:

    • Perfeccionamiento de la educación ambiental por la vía formal en los diferentes niveles de educación agrícola

    • En la enseñanza primaria, desarrollar sentimientos de agradecimiento por quienes producen los alimentos

    • Rescate de la cultura campesina

    • Participación de la prensa plana, radial y televisiva en temas relacionadas con el desarrollo de una agricultura sana, productiva, independiente y en armonía con la naturaleza haciendo énfasis en:

    • Daños que ocasionan los agro tóxicos(

    • Importancia del trabajo agrícola(

    • Resultados productivos nacionales e internacionales sin la utilización de altos insumos(

    • Unir esfuerzos de organizaciones interesadas en el tema

    • Motivación a niños y jóvenes en la satisfacción del trabajo agrícola, logrando su creatividad e

    • Independencia en el trabajo.

    • Desarrollo de la certificación orgánica, buscando incentivos que no sean solamente, el precio de los productos

    • Desarrollo del turismo rural, apoyándose en las fincas y proyectos agros ecológicos.

    El desarrollo alcanzado hasta el presente por la Agricultura Urbana en Cuba ha demostrado que la misma tiene sus propias características que la diferencian sustancialmente de la agricultura convencional de grandes extensiones, una de ellas está dada por la diversidad y cantidad de actores sociales que participan en su desarrollo.

    Estos modestos logros no hubieran sido posibles si paralelamente no se desarrolla una intensa actividad de capacitación de todo el personal involucrado a este movimiento popular de producción de alimentos urbano del país, y su estrecha vinculación con los centros de investigación.

    Esto solo se puede lograr si se perfecciona cada día más la labor de capacitación, haciéndola más ágil, directa y efectiva con vistas a que los agricultores posean los suficientes conocimientos para enfrentar sus propias interrogantes.

    No es casual que la ANAP haya percibido que la Agricultura Ecológica constituye unos de los paradigmas actuales que va ganando espacio, abriendo un nuevo camino para enfrentar el problema agroalimentario y ambiental contemporáneo. Como protagonista de la transformación agraria, ha demostrado permanentemente su disposición para favorecer y apoyar aquellas formas de producción y de vida que beneficien a la población campesina. Esta organización se convierte en un puntal para enfrentar y contribuir al resto de la seguridad Alimentaria del pueblo de Cuba. En la actualidad con el apoyo del programa de" Campesino a Campesino", las provincias centrales impulsan una transformación agroalimentaria. Reluce Villa Clara que de los inicios a dado muestras de su capacidad renovadora con la aplicación de numerosas experiencias innovativas que permiten accionar una real solución de problema.

    Este proyecto nombrado de" Campesino a Campesino" tiene entre sus objetivos:

    • Rescatar las prácticas campesinas(

    • Intercambiar ejemplos de agricultura sostenible(

    • Promover, mediante metodologías participativas, los( procesos horizontales de validación, discusión y adaptación de tecnologías que se consideren apropiadas para introducir en la agricultura campesina

    • Obtener elementos básicos para la elaboración de una( propuesta de divulgación, extensión y transferencia de tecnologías apropiadas dentro de los sistemas de producción.

    "El trabajo de extensión agrícola suele consistir en la difusión de "paquetes tecnológicos, es decir, los centros de investigación, estaciones experimentales y las universidades, se fijan una meta productiva, tratando de resolver los problemas determinados por los técnicos de campo y arman una propuesta pretendidamente completa. Luego corresponde a los extensionistas llevar las "propuestas-paquetes" a los campesinos.

    Así progresivamente, se corre el riesgo de que la tecnología adecuada deje de ser endógena, es decir generada desde dentro, controlada y controlable por los productores, por ser, exclusivamente, producida por los centros especializados en tecnologías y luego difundida por los extensionistas.

    Se pretende con esta propuesta es dejar a un lado el modelo tradicional del especialista que transfiere "paquetes tecnológicos" a un productor que lo recibe pasivamente, y comenzar a poner en práctica un enfoque centrado en la participación interactiva de los campesinos que se puede resumir en los siguientes pasos":

    • El técnico parte de los conocimientos o sabiduría de( los que quieren comenzar a experimentar y lo hace en reuniones comunitarias periódicas.

    • Se enriquecen esos conocimientos, discutiendo y debatiendo los fundamentos racionales entre los actores.(

    • Se pasa, permanentemente, de la práctica a la( teoría y de ésta a una práctica enriquecida y mejorada (aprender-haciendo).

    • En el proceso se elaboran materiales escritos y( gráficos, con el fin de sistematizar los conocimientos adquiridos y la práctica desarrollada.

    El resultado es un grupo de productores que se sienten responsables y partícipes de un proceso educativo en el que tienen voz y voto, y en el que además la figura del extensionista deja de ser la de "aquel que todo lo sabe" para ser el dinamizador de conocimientos que todos van construyendo diariamente, deforma colectiva.

    Pues bien, como se ha podido observar, Martí le atribuía al problema agrario de los pueblos de América Latina, gran importancia. Entendía que el desarrollo latinoamericano debía basarse en la agricultura, sin desdeñar el desarrollo de la industria. Abogaba por una agricultura realizada con procedimientos científicos y métodos modernos, por campesinos preparados convenientemente, de forma que amen y respeten su trabajo. Sin embargo, valoró de positivo el saber campesino e indígena.

    Para eso es necesario de acuerdo a su criterio:

    • Comenzar en pequeño, paso a paso, buscando un éxito rápido para convencer y motivar a otros

    • productores, incorporando cada vez un número limitado de innovaciones.

    • Usar tecnologías dosificadas para cambiar sólo unas pocas prácticas, preferentemente, una o dos en el sistema agrícola vigente.

    • Experimentar en parcelas pequeñas en las fincas de los agricultores promotores.(

    • Que los métodos empleados sean participativos, elevando la auto confianza que tenga un efecto(

    • multiplicador mediante la extensión horizontal de los conocimientos entre los productores.

    La comunicación horizontal entre los productores se propicia mediante la realización de eventos educativos, mini tálleres, encuentros de conocimientos, intercambios de experiencias, días de campo, demostraciones de métodos y de resultados en las fincas de los propios agricultores

    Este es un aspecto importante de la capacitación. Al conocer pequeñas experiencias y extenderlas, a través de los propios agricultores, estos quedan convencidos de ponerlas en práctica en sus propias parcelas.

    La promoción de la agricultura ecológica o sostenible, comienza y tiene como base principal, la experimentación en pequeña escala que el agricultor realiza en su finca. El éxito en la finca es lo que motiva al resto de los agricultores interesados en buscar solución a sus problemas productivos. Sin éxitos y avances en las fincas de producción no podrá haber promoción.

    Aunque resulta prematuro por los pocos años de haberse iniciado esta propuesta, ya se comienzan a apreciar algunos resultados. En primer lugar se está generalizando una experiencia positiva para el desarrollo agrícola, tanto en áreas rurales como urbanas, se está demostrando en la práctica que el método de extensión "De campesino a campesino es más eficaz y económico que la de los extensionistas profesionales; que se puede lograr un protagonismo de los productores en su propio desarrollo; se ha incrementado la autoestima, la ayuda mutua, la solidaridad y la cooperación entre los productores; se está gestando un movimiento de agricultores experimentadores que validan y adaptan las tecnologías y, una vez obtenidos los resultados, se deciden a difundir al resto de los agricultores y lo hacen ellos mismos.

    No hay nadie más entusiasta que un agricultor que ha logrado aumentar su producción con el uso de una innovación tecnológica. Nadie estará tan capacitado como él para estimular al vecino a seguir su ejemplo.

    No caben dudas que la agricultura sostenible, ha de lograrse comenzando por una agricultura orgánica y esto auspiciado por un movimiento cooperativo agrícola fuerte. Sería esa una vía loable de lograr sostenibilidad en un país cualquiera. Es por ello que Cuba ya se está alistando en este sentido.

    Generalidades

    AVES:

        En el mundo existen más de 9000 especies de aves siendo el grupo de vertebrados más numeroso con excepción de los peces. Se encuentran en ecosistemas terrestres y acuáticos y presentan todo tipo de adaptaciones, estructurales y conductuales. Además, presentan una gran diversidad de formas, colores y cantos, haciendo por demás interesante su observación. Algunas aves viven en cuevas, donde la luz es totalmente escasa (guácharo) orientándose mediante la ecolocación, mientras que otras bucean hasta 45 metros para capturar animales acuáticos. En este grupo se incluyen especies tan pequeñas como el colibrí abeja que se distribuye en Cuba y alcanza únicamente los 1,8 g ( 6 cm de longitud, de los cuales sólo 1.25 cm corresponden al cuerpo), hasta especies de gran tamaño como el avestruz que llega a pesar hasta 136 kg y alcanza de 2 a 2,5 m de altura. 

    A pesar de su gran diversidad, las aves presentan una similitud sorprendente en cuanto a la estructura básica de su cuerpo y su aspecto biológico:  

    1.      Cuerpo normalmente fusiforme, con cuatro regiones: cabeza, cuello, tronco y cola; cuello largo que sirve para mantener el equilibrio y ayudar en la recolección de alimento. 

    2.      Dos pares de extremidades, las anteriores (alas) normalmente adaptadas para el vuelo; las posteriores (patas) modificadas para posarse, andar o nadar. Presentan pies con dos, tres o cuatro dedos. 

    3.      Epidermis formada por plumas y escamas en las patas; carecen de glándulas sudoríparas; poseen una glándula aceitosa sobre la base de la cola, en la rabadilla.

    4.      Esqueleto modificado para el vuelo, huesos huecos; huesos del cráneo fusionados con un cóndilo occipital; mandíbula cubierta por picos córneos sin dientes; cola corta; esternón bien desarrollado, con quilla, o reducido sin quillas (son aves que no vuelan).  

    5.      Sistema nervioso bien desarrollado, con un encéfalo y doce pares de nervios craneales. 

    6.      Endotérmicos. 

    7.      Respiración a través de pulmones ligeramente expansibles, con sacos aéreos entre los órganos viscerales y el esqueleto.

     La clasificación jerárquica de las aves es la siguiente:   

    Reino Animalia

    Phylum Chordata (animales con espina dorsal)

    Subphylum Vertebrata (animales con columna vertebral)

    Clase Aves

                Subclase Arqueornites (G. archaios; antiguo + ornis, ave). Incluye a las aves extintas del Jurásico tardío y principios del Cretácico, incluye a Archaeopteryx.

                    Subclase Neornites (G. neos, nuevo + ornis, ave). Aves extintas y actuales con esternón bien desarrollado y generalmente con quilla; presentan una cola reducida; metacarpianos y carpianos fusionados. Incluye a las aves del Cretácico a la actualidad.

                Subclase Paleognados (G. palaios, antiguo + gnathos, mandíbula). Incluye aves con esternón sin quilla (Ratites) y con esternón aquillado (tinamúes).

    Orden

    La clase "Aves" está formada por 27 ordenes vivientes y algunos fósiles.  

    Importancia:

    Las aves tienen relevancia por diversos aspectos, resaltando la constante relación (interacción) que mantienen con otros animales y plantas que las rodean. Por esto son importantes desde el punto de vista ecológico pues actúan como dispersoras de semillas, polinizadoras, reguladoras de algunas poblaciones de insectos, gasterópodos y artrópodos. Si las aves desaparecieran de la tierra el "equilibrio" de las áreas naturales se alteraría y muchas especies de animales y plantas tenderían a desaparecer.

        Las aves, sus cantos y maravillosos colores nos han inspirado desde épocas remotas a realizar esculturas y pinturas incluso a escribir poemas y no se diga de las hermosas leyendas que existen a su alrededor como la de "Las Cinco Águilas Blancas" de Don Tulio Febres Cordero. 

        Es muy importante no olvidar que nosotros utilizamos muchos productos derivados de ellas, como las plumas, los huevos y la carne, aspectos que nos resaltan la importancia alimenticia del grupo para los seres humanos.

    Las aves son buenos indicadores biológicos, monitorearlas continuamente nos pueden ayudar a detectar cambios en sus poblaciones las que se deberían a cambios en su medio. Las perturbaciones en el medio ocasionan la ausencia o muerte de aves silvestres que son especialistas de hábitat.

    Las aves tienen la ventaja de ser animales relativamente fáciles y atractivos para monitorear, por lo que es posible contar en ciertos lugares con bases de datos de largo plazo.

    BOVINO:

    Es relativamente poco lo que se sabe con certeza acerca de los ancestros de los bovinos.  El bovino desciende directamente de los animales que llegaron en el. segundo viaje de Colón en 1493.  Estos animales, así como posteriores envíos, llegaron a la isla denominada La Española, hoy asiento de la República Dominicana y Haití.  En la opinión de Rouse (1977) descendían directamente del Bos primigenius, domesticado probablemente en la zona pirenaica a partir del paleolítico. Sevilla era la ciudad que tenía la exclusividad para organizar los embarques oficiales a América.  Hay autores que afirman que también salieron barcos para América desde Galicia en el norte de España.  Sin embargo, no se conoce con seguridad si todo el ganado provenía de las regiones cercanas a Sevilla o si algunos embarques se hicieron en las Islas Canarias, ruta y escala habitual en los viajes a América.

    CARACTERÍSTICAS COMUNES EN LAS RAZAS BOVINAS EN AMÉRICA LATINA

    ?        Mansedumbre natural, excepto la raza Casanare de Colombia.

    ?        Predominio de una sola capa de pelo de color entre amarillo claro y rojo cereza, excepto la raza BON en Colombia, las criollas de Argentina, Uruguay y la Crioula Lageana en Brasil.

    ?        Cabeza con cuernos, excepto la raza Romosinuano en Colombia, el Mocho Nacional y el Caracú, variedad mocha en Brasil.

    ?        Sobresalientes en fertilidad, habilidad materna y longevidad.

    ?        Piel bien pigmentada y ombligo corto.

    ?        Desprendimiento alto de la cola.

    ?        Dorso de apariencia ensillada, excepto la raza Casanare de Colombia.

    ?        Partos normales y terneros fuertes al nacimiento.

    ?        Toros sexualmente activos.

    ?        Alto vigor híbrido en cruces con Cebú.

    OVINOS:

    Las ovejas y las cabras son pequeños herbivoros rumiantes, una sus cualidades más relevantes es la conformación del sistema digestivo: Su estomago se encuentra dividido en cuatro compartimentos y una vez que han tragado suficiente alimento lo devuelven para practicar la rumia.

    La conformación anatómica de las cabras y las ovejas es muy similar a la de las vacas pero en pequeña escala, es muy importante que el productor conozca muy bien a los animales que esta criando, no solo externamente sino internamente. De aquí parte el éxito o fracaso de una explotación.

    La anatomía es una ciencia íntimamente ligada a la fisiología, es decir, si un productor desea conocer como funciona la digestión de un animal debe conocer primero como esta constituido su sistema digestivo.

    Los orígenes de la domesticación de la oveja, que pertenece al género Ovis, se pierden en la noche de los tiempos. Como fuente de carne, piel y lana, la oveja debió ser un animal muy apreciado por el hombre primitivo, que la domesticó después que al perro, unos 10.000 años antes de Cristo.

    Se cree que los ovinos domésticos descienden principalmente de dos razas salvajes: Los Muflones (Ovis musimon y Ovis orientalis) y el Urial de Asia (Ovis vignei) no obstante, muchos datos indican que los ovinos salvajes de grandes cuernos del Asia pueden ser por lo menos uno de los progenitores de las ovejas de grupa gorda del Asia central. Además, tal vez algunas razas modernas provienen de otros ovinos salvajes aparte de los indicados.

    Pertenecen al Orden artidáctilos, que son mamíferos provistos de pezuñas con dos dedos pares; Familia bóvidos, que tienen placenta policotiledónea, cuernos huecos, no caducos, sin ramificaciones y la presencia casi constante de vesícula biliar; Género Ovis, que comprende los ovinos salvajes, los cuernos forman una espiral lateral; Especie Ovis Aries, que es ovino doméstico.

    En el segundo viaje hecho por Cristóbal Colón a América en 1493 se introdujeron varias especies de animales domésticos entre las que se incluían los ovinos. Las primeras ovejas llegadas al nuevo continente se introdujeron en las Antillas y correspondieron a las razas españolas andaluzas.

    Cabeza: Debe ser una vez y media más larga que ancha, nuca plana, sin cuernos, sin lana, nariz de color oscuro, preferiblemente negro, cubierta de pelo blanco y fino. Puede tener algunas manchas negras o pardas en sus orejas y párpados. Estas no pueden superar la superficie del pulpejo de un dedo ni comprometer la lana; ojos mansos pero vivos, fuertes y correctas mandíbulas sin prognatismos ni otras taras.

    Cuerpo: Compacto, sin que en su conjunto tenga aspecto débil o pequeño. Lomo fuerte, ancho y largo, con cruz cuadrada y plana; cuartos bien desarrollados, redondos y anchos. La ubre en la hembra y el escroto en el macho deben estar cubiertos de pelo fino o lana corta. El vellón debe extenderse hasta la garganta. Piel sin arrugas.

    Patas: De hueso fino pero fuerte, suficientemente robustas y proporcionadas a su cuerpo, libres de taras (chuecas, estevadas, cuartillas largas, etc.) Los miembros delanteros cubiertos de lana, al menos hasta el centro del brazo. Las partes inferiores no llevan lana, sino pelo blanco y fino. Pezuñas fuertes y negras.

    Cola: Ancha, cubierta de lana y corta; puede llegar al talón como máximo.

    2.5.5- Lana: Color blanco o amarillo (gran cantidad de suarda), fibra fina con vellón cerrado, buen rizo, gran resistencia. La longitud de la mecha debe ser de 16 cm. o más.

    Características productivas de la raza Texel.

    Prolificidad: El 75% de los partos son múltiples y un 25% simples, un 68% de los partos son dobles y 7% son triples y cuádruples. El 170 a 190% de parición en ovejas y 120% de parición en borregas (ACTA, 2002). Los partos de la raza son los mas prolíficos con una variación entre 1,65 y 2,1 por hembra. La prolificidad promedio es de 1,7.

    Precocidad: Ganancias superiores a los 300 gr. /día, 30 Kg. de peso al destete (70 días), terminación temprana de corderos (ACTA, 2002). La ganancia media diaria de peso entre los 10 a 39 días es de 275 gr./día y desde los 30 a 70 días es de 321 gr./día. La ganancia media diaria entre los 10 a 30 días de los machos nacidos dobles es de 275 gr. y en los machos simples entre los 30 a 70 días es de 321 gr.

    Carne: 50 a 60% rinde de la canal, carne tierna y magra, carcasas pesadas excelente sabor y sin excesos de grasa.

    Lana: 27 a 30 µm fino de mecha, 16 cm. de largo de mecha, con un 70% de rinde al lavado. Todo es vellón, no tiene barriga; el peso promedio del vellón es de 6 Kg. en machos y de 5 Kg. en hembras. Se clasifica como una raza de lana larga y gruesa, con una finura muy variable de 46´ s a 56´ s; 50-52´ s, diámetro de fibra entre 30 y 36 µm; 28 y 35 µm y largo de fibra de 16 cm. La producción de lana varia entre 5 y 6 Kg; 3, 5 y 5,5 Kg; 4 y 5 Kg, con un rendimiento del 60% a 70%.

    Características de la alimentación y crecimiento de los corderos.

    El cordero es el principal producto de la oveja, su desarrollo comienza desde la concepción y prosigue de forma continua pasando por períodos tan importantes como el nacimiento y la pubertad.

    El proceso de producción de carne ovina tiene como elemento central al cordero en desarrollo al pie de la oveja, ambos sometidos al proceso de pastoreo extensivo, cuya eficiencia depende del desempeño reproductivo de las ovejas, velocidad de crecimiento de los corderos y disponibilidad de nutrientes para la oveja y el cordero.

    En las primeras etapas de vida, el cordero se alimenta exclusivamente de leche materna, siendo su ritmo de crecimiento una medida indirecta para evaluar la producción lechera de la madre. Por su parte, la ganancia de peso entre los días 30 y 90 es un indicador de la aptitud del cordero para transformar en carne los alimentos complementarios de la leche. El peso al nacer y la tasa de crecimiento, definen el tiempo necesario para obtener un animal con el peso vivo de faena.

    El crecimiento de los animales no solo se define como aumento del vivo o de la talla de los animales sino también comprende los cambios en los intensos a edades tempranas, los que pueden durar toda la vida como los referentes al tejido adiposo. Distintas regiones del cuerpo no presentan la misma intensidad de crecimiento.

    Se plantea que las medidas de crecimiento predestete en corderos están afectadas principalmente por el tipo de parto, sexo del cordero, mes y año de nacimiento y numero de partos de la madre.

    La edad de la oveja influye igualmente sobre la velocidad de crecimiento de sus corderos. Así, los nacidos de ovejas de menos de dos años crecen algo más lentamente que aquellos que proceden de ovejas adultas.

    Después del nacimiento la influencia materna sobre el crecimiento se manifiesta de forma intensa durante los dos primeros meses de lactancia, posteriormente el cordero se torna cada vez menos dependiente de la madre y más de las condiciones del medio ambiente.

    Los efectos principales de edad, tipo de parto, mes de nacimiento y sexo son los de mayor importancia en las medidas corporales.

    Entre las medidas corporales determinadas entre el nacimiento y los 75 días de la vida de los corderos, las más variables son: Ancho posterior de la grupa, ancho de tórax y ancho anterior de la grupa, las menos variables fueron: Ancho de la cabeza, Perímetro de la caña y altura de la cruz.

    Las correlaciones mas altas con el peso vivo correspondieron al perímetro torácico (0,94). Se concluye que es factible elaborar una tabla para determinar el peso vivo predestete en los corderos basado en el perímetro toráxico.

    A fines del siglo pasado, la producción de lana registra disminuciones del precio en el mercado internacional por sobrestocks y una menor demanda, lo que sumado a los actuales tratados de libre comercio que adquirió Chile con la Comunidad Económica Europea, que amplia la cuota de carne ovina de exportación, ha llevado a incrementar los esfuerzos para especializarse hacia la producción de carne ovina. Este nuevo orden comercial ha estimulado el uso de razas cárnicas como Suffolk, Texel, Dorset Down y otras.

    EQUINOS:

    Existen muchas razas de caballos a lo largo del mundo, algunas de orígenes muy antiguos como el caballo Arabe y otras con historias más recientes como en el caso del caballo mexicano denominado Azteca. 

    Sus características Físicas

    Pesados: Son aquellos que pesan más de 650 kg, generalmente son de lineas fuertes y algo toscas. Dentro de esta características se encuentran los caballos de tiro (en inglés Draft Horses), que son caballos grandes y fuertes que comúnmente se emplean para jalar carretas y para labores en el campo.

    Ligeros: Son caballos de menos de 650 kg, de líneas largas y bien proporcionadas. Son generalmente caballos que se emplean para montar (salto, carreras, paseo, etc.)

    Miniatura: Son los caballos conocidos comúnmente como ponies. Son de lineas cortas. Entre los más pequeños se encuentran el Shetland y el Falabela.

    Su temperamento

    Caballos de Sangre Fria: Son aquellos de temperamento muy tranquilo, por lo general este tipo de caballos son de razas pesadas como el Percherón, Clydesdale, etc.

    Caballos de Sangre Tibia: Son conocidos comúnmente como "Warmblood", son razas obtenidas del resultado de la cruza de caballos de sangre fría con caballos de sangre caliente. Obteniendo de los primeros su tranquilidad y docilidad y de los segundos su agilidad y ligereza. Los más conocidos son los de origen alemán (Hanoveriano, Westfaliano, Trakener, etc.), pero existen warmbloods de otros paises (como Holanda e incluso Mexico).

    Caballos de Sangre Caliente: Son caballos de temperamento alerta y nervioso. Dos de las razas caracteristicas de este tipo de caballo son el Arabe y el Pura Sangre Inglés.

    El árabe

    De esta raza desciende el pura sangre inglés. Es de las razas más deseables por su gracia, espíritu y vitalidad. Hoy en día es criado y exportado por todo el mundo. Esta raza es oriunda de Arabia y data de los tiempos de Mahoma. Junto con el islamismo, esta raza llegó a Egipto, al Norte de África, España, Francia, y después de las cruzadas al Norte de Europa y Gran Bretaña. El caballo árabe tiene una alzada de 14.2 a 15.1 manos. Su pelaje es fino y sedoso. El pelaje más común de los árabes es el zaino (de negro a blanco puro) junto con el bayo y castaño. La característica física principal del árabe es su cabeza altivamente sostenida y un cuello con perfil cóncavo. Tiene ojos grandes y apartados; las orejas son pequeñas y las narices son grandes y abiertas.

    Es un caballo con temperamento, enorme fuerza, velocidad, robustez e inteligencia.

    El Andaluz

    Este caballo fue reconocido como raza, hasta 1571, y es considerado el caballo más aristocrático. La raza es el resultado de la cruza entre caballos oriundos españoles con berberiscos y árabes orientales que trajeron los moros en el siglo VIII. Los responsables de la crianza de este caballo fueron monjes españoles y en la época de Napoleón, la raza alcanzó muy alto valor. En la actualidad este caballo es muy socorrido para las corridas de toros y espectáculos ecuestres. Cabe mencionar que es muy recordado por dos situaciones; la primera porque durante el siglo XVII y XVIII las cortes de Europa lo consideraban un caballo propio de la aristocracia, y la segunda porque su sangre formó la base para la reintroducción del caballo al continente americano (realizada por Cortés).

    Su acción alta de rodilla al andar aunado a la elegancia y alto temperamento, le dán cierto grado de magnetismo. Tiene una alzada de 15 a 15.2 manos. Sus pelajes son generalmente zainos.

    El Azteca

    En 1969 la Casa Domecq México, a través de Don Antonio Ariza, organizó una visita de 300 charros mexicanos a España, en donde se adquirió para México un lote de caballos y yeguas de raza española, que promovió el desarrollo del caballo de esta raza en México.

    Considerando la gran afición al caballo que existe en México, se inició de inmediato, por un grupo de criadores apoyados por La Casa Domecq, la cruza de esos caballos españoles con yeguas Cuarto de Milla de la Ganadería Mexicana. Las primeras crías obtenidas de esta cruza fueron denominadas por los charros Caballos de Raza Azteca, iniciándose el programa por el Sr. Manuel Herrera, Director de Escuela de Jinetes Domecq en Texcoco,Edo. de México, que ha continuado el programa hasta la fecha.

    Al conocerse las buenas características de estos caballos, se constituyó en 1974 la primera Asociación de Criadores de Caballos de Raza Azteca.

    La Raza Azteca, es el resultado de cruzas selectivas entre caballos de pura raza Andaluza y yeguas Cuarto de Milla. La Raza Azteca hereda del caballo Andaluz, nobleza y arrogancia, crines y colas bien pobladas, elementos que le dan gran belleza. Y de la raza Cuarto de Milla, dulzura, fortaleza y velocidad, conformando una armonía de perfecto equilibrio. Las sangres que corren por el caballo Raza Azteca, lo hacen magnífico para la charrería, también para rejoneo y para trabajos de campo y paseo. Son caballos de gran nobleza y de gran belleza.

    El Cuarto de Milla

    Es de las razas americanas más antiguas, existen en la actualidad más de 1.5 millones de ejemplares. Su ascendencia proviene principalmente de caballos árabes, berberiscos y turcos que trajeron los españoles al continente en el siglo XVI, que después fueron cruzados con caballos ingleses, de los colonos blancos. Esta raza es propicia para las carreras de un cuarto de milla (de ahí su nombre). Tiene una alzada que varía entre 15.2 y 16.1 manos. Su pelaje es de cualquier color entero predominando los colorados.

    Es un caballo popular entre los ganaderos, quienes lo aprecian por su velocidad e inteligencia. Hoy en día es el caballo más popular en el mundo.

    Es usado para la charrería, excursiones, exposiciones, la alta escuela, el rodeo, etc.

    El Hannoveriano

    Es uno de los caballos de silla más populares en el mundo. Es excelente para competiciones de alta escuela, saltos hípicos y para la caza. Se han criado desde el siglo XVI, y su raza se estableció en 1735. Alrededor de 200 años tuvo mucha demanda como caballo de carruaje y cabalgadura militar. Después de la Segunda guerra Mundial y por la división territorial de Alemania, caballos Trakehner alcanzaron Alemania Occidental y fueron cruzados con los Hannoverianos, produciendo un mejor caballo de silla. Poseen mucha sangre mixta ya que se han cruzado con andaluces y pura sangre. La alzada varía entre 15.3 y 17 manos y pueden ser de cualquier color entero.

    Se paga un precio elevado por estos caballos por su energía, temperamento y robustez combinados con la elegancia.

    El Pura Sangre

    A diferencia de los árabes, esta raza fue criada exclusívamente para las carreras. Es menos veloz que el árabe en distancia largas, y más rápido en las cortas. A los pura sangre se les conoce con el sinónimo de caballos de carreras. La raza pura sangre se desarrolló en Inglaterra a principios del siglo XVII. En ese tiempo existía gran popularidad por las carreras de caballos y creciente demanda por caballos más veloces que los existentes caballos británicos. Para la segunda mitad el siglo XVIII el pura sangre se criaba principalmente para carreras de una a dos millas, en las cuales resultaba invencible.

    La crianza del pura sangre abarca cuatro tipos principales: corredores de carrreras de valla, carreras cortas, de caza y de silla. Es actualmente una industria internacional encabezada por Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y Polonia. En Estados Unidos se crían los jóvenes pura sangre de mayor éxito.

    La alzada del pura sangre en promedio es de 16 manos. Tiene un pelaje fino y sedoso con colores en negro, alazán, colorado o bayo. Tiene grandes ojos inteligentes con una cabeza aristocrática, soportada por un cuello arqueado, espaldas fuertes y pecho amplio. Su extrema velocidad se debe a un dorso corto, poderosa grupa y magníficas piernas. Su largo y fácil andar lo hacen uno de los caballos más valiosos en el mundo. 

    El Appaloosa

    Existen pinturas rupestres de hace 20,000 años que demuestran la existencia de caballos moteados. El pelaje moteado siempre ha llamado la atención del hombre. Los españoles reintrodujeron el caballo a América durante la conquista (siglo XVI). Los caballos pronto llegaron a los indios (norteamericanos) y para 1730 la población nativa del noroeste Americano dependía totalmente del caballo.

    Las tribus Nez Perce y Palouse de Washington, Idaho y Oregon, se convirtieron en sofisticados caballistas. Las cabalgaduras de estas tribus eran en su mayoría de pelaje moteado provocando la envidia del resto de las tribus. Los historiadores creen que estas tribus fueron las primeras en criar caballos con características específicas; en especial la inteligencia, la velocidad y la resistencia.

    Cuando llegaron los colonos blancos a la región noroeste, veían cerca del río Palouse caballos moteados montados por la tribu Palouse. De ahí proviene el nombre de caballo Palouse. Con el tiempo el nombre se degeneró en caballo Palousey o Apalousey.

    Durante la guerra de Nez Perce en 1877, las tribus evadieron a la caballería de los Estados Unidos por meses gracias a los caballos Apppaloosa. Las tribus se replegaron 1,300 millas sobre terreno rugoso y difícil. Finalmente se rindieron en Montana y los caballos sobrevivientes fueron repartidos entre los soldados y algunos otros fueron a parar a manos de colonos.

    No se hizo nada para preservar la especie hasta 1938, cuando un grupo de dedicados caballistas formó el Club del Caballo Appaloosa. Se creó un registro internacional de cría para la preservación y mejoramiento de esta raza. El nombre oficial de la raza se convirtió en Appaloosa.

    El caballo Appaloosa es distinguido por su pelaje único. El pelaje puede ser de cualquier color siempre y cuando tenga una capa total o parcial de motas.

    Es un caballo estético y con muchas habilidades. Sus características principales son la inteligencia, resistencia y velocidad. 

    Sus orígenes se pueden encontrar en América del Norte, donde se extinguieron y fueron reintegrados por los españoles; habitó hace 55 millones de años el Hyracotherium (o Eohippus), del cual descienden todos los miembros del género Equus. El Eohippus tenía un tamaño que oscilaba entre los 2 y los 4 dm de altura, con cuatro dedos en las extremidades anteriores y tres en las posteriores. A simple vista era similar a un perro. También se han encontrado restos fósiles de esta especie en Europa.

    La evolución del eohippus le hizo aumentar su altura hasta los 115 cm y perder sus dedos hasta hacerse monodáctilo, es decir, con un solo dedo. Poco a poco, su único dedo se endurecería hasta desarrollar pezuñas para poder huir de los depredadores.

    El Eohippus evolucionaría posteriormente a una especie denominada Mesohippus, de mayor tamaño y que ya presentaba pies con forma de pezuña. Luego éste evolucionaría al Merychippus, después a la especie del Pliohippus, para luego evolucionar al equus y, finalmente, al que conoce hoy en día, los equinos.

    Pronto sus mandíbulas evolucionarían hasta llegar al género denominado 'Equus', de ahí el nombre de 'equinos', del que procede toda la familia de los caballos. En realidad esta teoría no está aceptada por la totalidad de la comunidad científica, aunque sí es la más extendida.

    La evolución del caballo puede seguirse a través del registro fósil hasta llegar al Hyracotherium (también llamado Eohippus), un pequeño mamífero herbívoro que vivió durante el Eoceno. El Hyracotherium era un animal con tamaño similar al de un zorro, y tenía cuatro dedos en las patas delanteras y tres en las traseras, terminando cada uno en una uña. En esa época aparecieron a la vez en Norteamérica y Eurasia diversas especies y géneros relacionados. Parece ser que las especies euroasiáticas desaparecieron; sin embargo, las especies americanas dieron lugar durante el Oligoceno al género Mesohippus del tamaño de una gacela, que tenía sólo 3 dedos en las patas delanteras.

    Algo más tarde, en el Mioceno, a Mesohippus le sucedió Hypohippus y Anchitherium; se cree que ambas especies colonizaron después Eurasia desde América del Norte. Otros descendientes de Mesohippus fueron Miohippus y Merychippus; este último género desarrolló dientes con coronas muy altas, lo que le permitió, a diferencia de Hyrachotherium, que pastaba hierba, ramonear las hojas y brotes de árboles y arbustos. Entre los descendientes de Merychippus estaba Hipparion, que durante el Plioceno se desplazó y expandió desde Norteamérica hasta Eurasia, y Pliohippus (primer antepasado de un solo dedo), antecesor de Pleshippus y de su sucesor, el caballo moderno, es decir, el género Equus. El paso entre América del Norte y Eurasia se realizaba a través del estrecho de Bering cuando ambos continentes estaban unidos.

    Se cree que durante el pleistoceno el género Equus extendió su área de distribución desde Norteamérica a Eurasia, África y Sudamérica. Algún tiempo después los caballos americanos se extinguieron, quizá por alguna enfermedad. Diversos hallazgos en cuevas de Europa indican que el caballo era un animal muy abundante durante la edad de piedra en dicho continente; se han encontrado suficientes restos de esqueletos de caballos dentro y en los alrededores de estas cuevas como para afirmar que eran consumidos por el ser humano. El número de caballos disminuyó en el neolítico, cuando Europa estaba cubierta por bosques en su mayor parte. Se han encontrado restos de la edad del bronce, bocados y piezas de arneses, que demuestran que el caballo ya estaba domesticado en esta época.

    Estructura ósea

    La evolución ha hecho que sufra unas modificaciones óseas importantes como un aumento de su tamaño y en especial de sus extremidades, que reduzca los dedos de las extremidades a uno solo rodeado de un material córneo llamado casco o vaso. En las extremidades delanteras el cúbito y radio se han fusionado dando lugar a un único hueso, al igual que ha sucedido con la tibia y el peroné lo que impide que pueda girar lateralmente las manos y pies (desde antiguo se llaman así debido al parecido óseo con el ser humano).Los huesos de la cabeza del caballo son largos, y los de la cara tienen el doble de longitud que los del cráneo. La mandíbula también es larga y posee una superficie ancha y aplanada en la parte inferior de la zona posterior. La columna vertebral está compuesta por 51 vértebras.

    Reproducción

    Alcanza la madurez sexual a los 4 años. La gestación dura unos 11 meses, y la hembra da a luz una sola cría (el nacimiento de gemelos es algo raro como los partos de 3 o más potrillos). Los caballos domésticos tienen dificultades en el acoplamiento sexual, por lo que en ciertas ocasiones se hace necesario que un hombre dirija el miembro del caballo a la hora de fecundar a la hembra; estos hombres se denominan mamporreros.

    Aires

    Se llaman aires a las diferentes formas de desplazarse que tiene el caballo. El caballo tiene tres aires:

    • Paso: aire muy lento. Muy cómodo de cabalgar.

    • Trote: aire intermedio en el que el caballo avanza más rápido cansándose menos que al galope. Es el aire ideal para viajar a caballo ya sean cortas o largas distancias. El trote, al igual que el galope, se divide en dos:

    • Trote sentado: en el cual, mientras el caballo va trotando, el jinete está sentado sobre él, y debe seguir su movimiento con la cadera.

    • Trote levantado: mientras el caballo trota, el jinete se va levantando al mismo tiempo que él. Para hacer bien el trote levantado siempre siempre debe fijarse en que, cuando el hombre se eleve, coincida con el momento en que la pierna exterior del caballo se levante también.

    • Galope: es el aire más rápido, pero el caballo se agota antes, no tiene independencia respiratoria. Al apoyar las manos en el piso, está obligado a expulsar el aire y por ello no puede acelerar su frecuencia respiratoria a voluntad. Es el único aire asimétrico (utiliza tres tiempos para caminar, durante el cuarto tiempo se encuentra en el aire). Se diferencian dos tipos:

    • Galope izquierdo: apoya por último la mano izquierda. Le resulta más fácil girar a la izquierda que a la derecha.

    • Galope derecho: apoya por último la mano derecha. Le resulta más fácil girar a la derecha que a la izquierda.

    Se denomina tranco al ciclo de pisadas, desde que apoya un pie hasta que lo vuelve a apoyar. Cada secuencia nos marca un tranco del caballo en cada aire. En la siguiente imagen, se muestran las secuencias de cada aire.

    Secuencias del caballo

    La razón por la que a los caballos se les ponen herraduras es debido a que en cautividad desgastan más rápidamente los cascos por la dureza del pavimento o un entrenamiento más prolongado que en libertad desplazándose por la tierra. Los cascos a los que se les han colocado herraduras deben ser cortados cada 30 días (45 como máximo) ya que estos continúan creciendo normalmente. El herraje lo debe hacer siempre un experto.

    Razas

    Artículo principal: Razas de caballos

    Diferenciar a un caballo

    La forma de identificar a un caballo puede darse por los siguientes factores:

    Edad

    Tienen una vida media de 35/40 años en cautividad y en libertad viven en torno a los 30 años. Es normal que en cualquiera de los casos vivan algo más. La madurez no la alcanzan hasta los 4 años cuando dejan de ser potros (potrancas en el caso de que sean hembras), a esta edad se les comienza a domar y a montar. Es a partir de los 5 años cuando son considerados caballos adultos, y tienden a tranquilizarse. A los 18 años, los caballos dejan de competir.

    Porte

    • Pesados: son aquellos que pesan arriba de 650 kg, generalmente son de líneas fuertes y algo toscas. Dentro de esta característica se encuentran los caballos de tiro (en inglés Draft Horses), que son caballos grandes y fuertes que comúnmente se emplean para jalar carretas y para labores en el campo.

    • Ligeros: son caballos de menos de 650 kg, de líneas largas y bien proporcionadas. Son generalmente caballos que se emplean para montar (salto, carreras, paseo, etc.)

    • Miniatura: son los caballos conocidos comúnmente como ponies. Son de líneas cortas. Entre los más pequeños se encuentran el Shetland y el Falabela.

    Temperamento

    • Caballos de Sangre Fría: son aquellos de temperamento muy tranquilo, por lo general este tipo de caballos son de razas pesadas como el Percherón, Clydesdale, etc.

    • Caballos de Sangre Tibia: son conocidos comúnmente como "Warmblood", son razas obtenidas del resultado de la cruza de caballos de sangre fría con caballos de sangre caliente. Obteniendo de los primeros su tranquilidad y docilidad y de los segundos su agilidad y ligereza. Los más conocidos son los de origen alemán (Hanoveriano, Westfaliano, Trakener, etc.), pero existen warmbloods de otros paises.

    • Caballos de Sangre Caliente: son caballos de temperamento alerta y nervioso. Dos de las razas características de este tipo de caballo son el Árabe y el Pura Sangre Inglés.

    Relieve de marfil, siglo XIV, Museo del Louvre (París, Francia)

    Capas

    Podríamos decir que la capa de un caballo es lo que el pelaje es a otros animales como felinos. Cuando hablamos de capa a veces hay que diferenciar los colores de la crin y la cola, y si le cambia el color cuando es joven. Los tipos de capas son los siguientes:

    • Tordo o Tordillo: en la madurez es blanco, pero nace negro u oscuro y va "deslavándose" con el tiempo. Debajo del pelo blanco se puede apreciar que la piel es negra.

    • Castaño, Zaino o Mulato: negro o casi negro, o marrón oscuro. Crin y cola negra.

    • Bayo: es marrón (tipo café con leche) desde que nace. Crines, cola y extremos de manos y pies de color negro.

    • Palomino: marrón muy claro, cola y/o crin clara o blanca.

    • Alazán: crin y cuerpo de tono rojizo, "pelirrojo".

    • Ruano: crin blanca y pelos generalmente alazanes.

    • Appaloosa: nace blanco con manchas negras (parecido a un dálmata). También llamado apalousa o apalossa.

    • Pía: capa de dos colores (raramente tres) en forma de manchas. Blanco y negro (pío castaño); blanco y rojo (pío alazán), etc.

    • Albino: no es capa sino un defecto genético transmisible a la descendencia. Carece de un gen encargado de metabolizar el aminoácido tirosina, cuya cascada de reacciones químicas debe culminar produciendo el pigmento melanina. La falta de melanina produce caballos blancos y de ojos rojos, albinos, que son hipersensibles a la luz. Los caballos con albinismo parcial o total ("Tobianos parcialmente albinos") no se utilizan como reproductores y se consideran defectuosos.

    Manchas

    Grandes diferencias de color. Destacan en la cabeza y en las extremidades. Los tipos de manchas son los siguientes:

    Cabeza

    • Lucero: mancha en la frente de contorno regular.

    • Estrella: un punto en la frente.

    • Careto: ancha y desde la nariz que cubre 1 ó 2 orificios.

    • Bridón: la parte de metal que esta en la boca.

    • Quijera: la parte que aguanta el bridón

    Extremidades

    Cuando una extremidad es blanca se denomina albo, estos pueden ser:

    • Calzado alto: mancha que cubre gran parte de la extremidad.

    • Calzado bajo: mancha corta desde el casco hasta la muñeca.

    • Calcetín: fina línea junto al casco.

    En cualquier caso se dirá entonces que el caballo está calzado de una u otra extremidad.

    Remolinos

    Variación de la dirección del crecimiento del pelo en zonas concretas del cuerpo.

    Espejuelos

    Zonas de córnea blanda en la parte interna de las extremidades, se los supone vestigios del meñique ( quinto dedo ) a la altura de las rodillas y los corvejones.

    Reseña

    Es la identificación del propietario, conocida también como hierro.

    Uso deportivo

    Salto ecuestre

    En la actualidad la mayoría de los caballos son utilizados para prácticas deportivas gracias a sus condiciones. Es utilizado para practicar deportes ecuestres como la equitación, el polo, la hípica, la charrería, el rodeo, el pato, entre otros.

    • Encuentra el caballo que va a su medida y muchas informaciones

    Sueño

    Un caballo adulto duerme unas cuatro horas diarias. Sin embargo, no lo hacen de forma continuada, sino en bloques de media hora. Después de haber comido tiene un sueño ligero donde se relajan sólo algunos músculos por lo que duerme de pie. Es por la noche cuando tiene un sueño profundo y duerme tumbado.

    CERDOS:

    La genética en un plantel porcino es compleja y de gran importancia ya que las razas de cerdos son muy específicas. Para lograr un alto número de cerditos por camada y que estos tengan una carne de buena calidad y en el menor tiempo posible, es necesario realizar diferentes cruzas entre aquellos animales seleccionados de distintas razas.

    Las razas de carne poseen: - Alta ganancia de peso. - Buena conformación (jamón y lomo bien desarrollado). - Alta eficiencia de conversión de alimento. - Mala habilidad materna.

    Hampshire

    Duroc

    Pietrain

    Las razas maternas: - Alta prolificidad. - Alto números de cerditos nacidos. - Buena habilidad materna. - Fácil de detectar celos. - Alta producción láctea. - Bajas características para producción de carne.

    Landrace

    Large White

    La cruza entre dos razas de carne daría cerditos de buena calidad y listos para matadero en poco tiempo, pero se obtendría un reducido número de cerditos al parto y una disminución de estos al destete por las malas características maternales de la hembra y su baja prolificidad. Por otro lado una cruza entre dos razas maternas daría cerditos de baja calidad y en un período de tiempo mayor.

    Hoy en día el productor de cerdos compra la hembra que posee 75% de las características materna y 25% de las de carne. Este tipo de cerdos se denominan Camborough 22. De esta forma se realiza finalmente la cruza con un macho 100% carne (ejemplo:Duroc) para así obtener los cerdos comerciales (Gordos).

    El gordo es un cerdo de excelentes características de carne pero menores que uno 100% carne, ya que al incluir una madre con características maternales para tener un buen número de gordos en la camada, una buena lactancia y cuidado de ellos se pierde un porcentaje para carne.

    Integración suelo/planta/animal en el agroecosistema

    La agroecología nos proporciona guías para desarrollar agroecosistemas diversificados que aprovechen la integración de la biodiversidad animal y vegetal. La integración exitosa de plantas y animales puede fortalecer interacciones positivas y optimizar las funciones y los procesos del agroecosistema, tales como la regulación de los organismos dañinos, el reciclaje de nutrientes, la producción de biomasa y la formación de materia orgánica. De esta manera los agroecosistemas se vuelven más resilientes. Para los agricultores es necesario identificar y apoyar procesos que fortalecen el funcionamiento del agroecosistema, entre los que se incluyen:

    . control natural de plagas;. disminución de la toxicidad evitando el uso de agroquímicos;. descomposición optimizada de la materia orgánica y del reciclaje de nutrientes;. equilibrio de los sistemas reguladores como: ciclos de nutrientes, balance hídrico, flujo de energía y poblaciones de plantas y animales;. mejor conservación y regeneración de recursos del suelo y el agua, así como de la biodiversidad, y. mayor productividad, sostenible a largo plazo.

    En la actualidad existe una gran cantidad de prácticas y tecnologías para mejorar el funcionamiento de los agroecosistemas. Cuando los agroecosistemas son desarrollados para estar en sintonía con las condiciones ambientales y socioeconómicas existentes, el resultado final es una mayor sostenibilidad ecológica. Al adoptar prácticas de manejo ecológico el agricultor puede incrementar la estabilidad y la resiliencia del agroecosistema. Estas prácticas deberían contribuir a:

    . incrementar las especies de plantas y la diversidad genética en el tiempo y el espacio;. reforzar la biodiversidad funcional (por ejemplo, los enemigos naturales);. reforzar la materia orgánica del suelo y la actividad biológica;. incrementar la habilidad competitiva de la capa vegetal del suelo y los cultivos, y. eliminar los insumos y residuos tóxicos.

    Esta evolución permitió que los técnicos y agricultores de la Isla tuvieran mayor conocimiento de la ciencia de la agroecología, que es definida como la aplicación de los conceptos y principios ecológicos para diseñar agroecosistemas sustentables, y provee una base para evaluar la complejidad de los agroecosistemas. La idea de la agroecología es ir más allá del uso de prácticas alternativas y desarrollar agroecosistemas con una dependencia mínima de agroquímicos y subsidios de energía, haciendo énfasis en los sistemas agrícolas complejos, en los cuales las interacciones ecológicas y los sinergismos entre sus componentes biológicos proveen los mecanismos para que los sistemas subsidien la fertilidad de su propio suelo, la productividad y la protección de los cultivos.

    Hoy en día en Cuba existen muchas fincas diseñadas y manejadas con principios agroecológicos. El éxito de tales propiedades está basado en la aplicación de los siguientes principios ecológicos:

    1.Aumentar el reciclaje de biomasa y optimizar la disponibilidad y el flujo balanceado de nutrientes.

    2.Asegurar condiciones de suelo favorables para el crecimiento de las plantas, particularmente a través del manejo de la materia orgánica y aumentando la actividad biótica del suelo.

    3.Minimizar las pérdidas debidas a flujos de radiación solar, aire y agua mediante el manejo del microclima, la cosecha de agua y el manejo de suelo a través del aumento en la cobertura.

    4.Diversificar específica y genéticamente el agroecosistema en tiempo y espacio.

    5.Aumentar las interacciones biológicas y los sinergismos entre los componentes de la biodiversidad, promoviendo procesos y servicios ecológicos fundamentales.

    El objetivo final del diseño agroecológico es integrar los componentes de manera tal que aumente la eficiencia biológica general y se mantenga la capacidad productiva y autosuficiente del agroecosistema. Para esto la diversificación del agroecosistema es una estrategia clave. Existen varias estrategias para restaurar la diversidad agrícola en tiempo y espacio incluyendo rotaciones de cultivos, cultivos de cobertura, poli-cultivos, integración ganadería-agricultura y otras estrategias similares. Los agroecólogos están reconociendo actualmente que los policultivos, la agroforestería y otros métodos de diversificación imitan los procesos ecológicos naturales y que la sustentabilidad de los agroecosistemas complejos se basa en los modelos ecológicos que ellos siguen. Mediante el diseño de sistemas de cultivo que imiten la naturaleza puede hacerse un uso óptimo de la luz solar, de los nutrientes del suelo y de la lluvia. El manejo agroecológico trata de optimizar el reciclado de nutrientes y de materia orgánica, cerrar los flujos de energía, conservar el agua y el suelo y balancear las poblaciones de plagas y enemigos naturales. La estrategia explota las complementariedades y sinergismos que resultan de varias combinaciones de cultivos, árboles y animales, en diversos arreglos espaciales y temporales.

    Lo que se ha logrado en Cuba hasta el momento, y que aparece reflejado en este libro, contiene muchas lecciones para las miles de personas que en el mundo están relacionadas con la promoción de la agricultura sustentable. Al hojear los diversos capítulos de esta obra es posible extraer varios principios importantes: Optimizar el uso de insumos localmente disponibles combinando los diferentes componentes del sistema de la finca, por ejemplo, plantas, animales, suelo, agua, clima y personas de manera tal que se complementen los unos a los otros y tengan los mayores efectos sinergéticos posibles. Reducir el uso de insumos externos a la finca y los no renovables con gran potencial de daño al ambiente y a la salud de los productores y consumidores, y un uso más restringido y localizado de los insumos remanentes, con la visión de minimizar los costos variables.




    Basarse principalmente en los recursos del agroecosistema reemplazando los insumos externos por el reciclaje de nutrientes, una mejor conservación y uso eficiente de los insumos locales.

    Mejorar la relación entre los diseños de cultivo, el potencial productivo y las limitantes ambientales del clima y el paisaje, para asegurar la sustentabilidad a largo plazo de los niveles actuales de producción.

    Trabajar para valorar y conservar la biodiversidad, tanto en zonas silvestres como domesticadas, haciendo un uso óptimo del potencial biológico y genético de las especies de plantas y animales presentes dentro y alrededor del agroecosistema.

    Aprovechar el conocimiento y las prácticas locales, incluidas las aproxima-ciones innovativas no siempre comprendidas del todo por los científicos, aunque ampliamente adoptadas por los agricultores. No hay dudas, y así lo demuestra el trabajo en Cuba, de que la Agroecología ofrece una guía para desarrollar agroecosistemas que saquen provecho de los efectos de la integración de la biodiversidad de plantas y animales. Tal integración aumenta las complejas interacciones y sinergismos y optimiza las funciones y procesos del agroecosistema, tales como la regulación biótica de organismos perjudiciales, reci-claje de nutrientes, así como la producción y acumulación de biomasa, permitiendo al agroecosistema solventar su propio funcionamiento. El resultado final del diseño agroecológico es mejorar la sustentabilidad económica y ecológica del agroecosistema, con un sistema de manejo propuesto a tono con la base local de recursos y con una estructura operacional acorde con las condiciones ambientales y socioeconómicas existentes. En una estrategia agroecológica los componentes de manejo son dirigidos con el propósito de resaltar la conservación y mejoramiento de los recursos locales (germoplasma, suelo, fauna benéfica, diversi-dad vegetal, etc.) enfatizando el desarrollo de una metodología que valore la parti-cipación de los agricultores, el uso del conocimiento tradicional y la adaptación de las explotaciones agrícolas a las necesidades locales y las condiciones socioeco-nómicas y biofísicas.

    Principios y fundamentos de la integración agrícola-ganadera E. Muñoz - Instituto de Ciencia Animal

    Extraído de: «Agricultura Orgánica» Año 3 No. 1 abril 1997

    Aún cuando en la cultura agraria se arraigó el concepto de la especialización de agricultores y ganaderos; en diversos medios geográficos y con culturas diferentes, perdura el modelo de uso integrado de la tierra con cultivo y animales, en particular con ganado bovino.

    La crianza animal como componente del agroecosistema cumple roles especiales dentro del conjunto de procesos biológicos y económicos que le imprimen a la agricultura créditos de sostenibilidad, difiriendo muchos de aquellos ecosistemas de pastoreo a los cuales se les adjudica una alta responsabilidad en la degradación ecológica de extensas áreas en el mundo o de los sistemas de agricultura intensiva de monocultivos, a los cuales se les acusa de ser fuentes potenciales de contaminación ambiental a causa de su alto nivel de insumos químicos sintéticos y energía fósil.

    Los modelos de producción integrada de cultivos y ganado presentan una perspectiva de importancia pues ellos se pueden conducir con una máxima aplicación de principios y prácticas agroecológicas y esperarse un comportamiento apropiado de atributos tales como productividad, eficiencia y estabilidad económica.

    Como concepto de integración de la producción agrícola y ganadera está la racionalidad en el uso de los recursos, la autosuficiencia, la

    seguridad, la máxima productividad con alta eficiencia. Se sustenta en los flujos de intercambio e interacciones que se establecen y en la importancia del todo más que en las partes (figura 1).

    En la práctica de la producción integrada están presentes los fundamentos para el manejo agroecológico de los sistemas y pueden ser ejecutados si se busca obtener:

    · Alta tasa de reciclado de nutrientes · Elevado intercambio de energía y materiales · Máxima tasa de fotosíntesis · Optimo uso y manejo del agua

    Los principios de modelo de agricultura donde se integran la producción vegetal con ganado bovino son:

    · Alcanzar máxima autosuficiencia en alimentos · Máxima compatibilidad entre cantidad de fitomasa alimentaria para los bovinos, tamaño y requerimientos del rebaño. · Rotación de los cultivos con los pastos.

    En la medida que el agricultor busca máxima suficiencia en alimentos dentro del agroecosistema evalúa y pone en práctica alternativas tecnológicas con una base más diversificada, que le permita estabilizar en cantidad y calidad, la oferta de alimentos y tener el número de animales adecuados.

    De esta forma, toma decisiones acorde con la estacionalidad climática en el medio geográfico donde actúa y plantea estrategias para aprovechar al máximo la capacidad de fotosíntesis de las comunidades vegetales.

    Las alternativas prácticas son diversas y no siempre de aplicación universal, cada agroecosistema funciona en un óptimo con alternativas apropiadas donde están comprendidas las metas, aspiraciones, cultura y conocimientos del hombre que lo manipula a través de las decisiones y acciones específicas.

    Por lo general, las prácticas se corresponden con:

    Fomentar, manejar y mantener la diversidad vegetal

    · Asociando gramíneas y leguminosas como componentes fundamentales de pastizales forrajeros · Intercalando siembras en áreas de pastizales con plantas de rápido crecimiento en el inicio y durante la época de máxima capacidad de fotosíntesis. · Incluyendo y manteniendo el elemento arbóreo en los diseños de campos de cultivos, pastos y forrajeras.

    Equilibrar y estabilizar el agroecosistema con acciones tales como:

    · Compensar la etapa de baja capacidad de fotosíntesis con los productos acumulados como reservas (proteínas, almidones, grasa, azúcar, fibra) · Aprovechar el producto de la época de máxima capacidad de fotosíntesis para estimular el crecimiento de animales jóvenes, la finalización y momento de máxima productividad en la curva de lactancia de las vacas.

    Mantener e incrementar la fertilidad con óptimo uso de la tierra, practicando:

    · Rotaciones de las áreas debidamente lotificadas de pastos y cultivos de ciclo corto, alternando leguminosas y otras especies · Producir fitomasa no comprometida con la alimentación de los bovinos y destinada a mantener y proteger el agroecosistema (producción arbórea, abonos verdes, residuos de cosecha, etc.) · Pastoreo rotacional en forma racional en pastos permanentes, pastoreo de los rastrojos en vez de recogerlos y suministrarlos a los animales fuera del campo, pastoreo dirigido en plantas de doble propósito.

    Para lograr sistemas equilibrados, los bovinos no podrán tener acceso al total de fitomasa producida, ni que las necesidades del rebaño estén por encima de la fitomasa disponible. Algunos indicadores son aconsejables para utilizar la fitomasa producida con racionalidad (tabla 1).

    Cuando el balance forrajero o de alimentos indica que ocurrirá un déficit, el agricultor podrá tomar varias decisiones, pero si desea mantener el equilibrio y la estabilidad procederá a eliminar los animales sin respaldo alimentario, si los mantiene será en contra de la vida en el suelo, de las reservas de las plantas y a favor de la infertilidad, la reducción de la capacidad de fotosíntesis y la improductividad del agroecosistema.

    Los agroecosistemas integrados de cultivos y ganado bovino pueden ser de tamaño y diseño muy variado atendiendo a múltiples factores donde se incluyen: la forma de tenencia de la tierra, los recursos naturales de producción y financieros, las metas y aspiraciones del agricultor y la localidad, entre otros.

    Sin embargo, es común a todo agroecosistema de este tipo que su diseño se fundamente en una delimitación precisa de sus límites externos o linderos, una parcelación interna rigurosas con límites firmes y una estructura de composición botánica diversa y flexible que permita alcanzar las más elevadas tasas de fotosíntesis y autosuficiencia en alimentos.

    Los diseños de campo son básicos para poder realizar las prácticas y manejos en función de los principios y bases conceptuales de este modelo de agricultura.

    Los componentes botánicos pueden estar representados por las áreas de: Pastos, cultivos de ciclo corto y forrajeras perennes (figura 2).

    El diseño de los campos de cada área tendrá entre otros los atributos siguientes:

    · Seguridad para las comunidades de plantas · La comunidad de plantas podrá utilizar diferentes intensidades de luz y explorar varios estratos del perfil del suelo · La comunidad de plantas pueda estabilizar la producción de alimentos todo el año acorde con las metas y aspiraciones · Que esté la presencia de los árboles y contribuyan con el cumplimiento de los atributos precedentes · Parte importante de las áreas pueda rotarse (figura 3) · Los animales puedan pastar áreas con rastrojos de cosechas, abonos verdes y cultivos de cobertura sin dañar el resto de los campos

    La rotación de pastizales con cultivos de ciclo corto, imprime una dinámica importante a los agroecosistemas integrados, tanto en la fertilidad y uso de la tierra como en la producción de alimentos y los ingresos en dinero al sistema (figura 3). En la etapa de pastoreo pueden intensificarse las tasas de reciclado de nutrientes, la fijación de nitrógeno, solubilización de nutrientes y acumulación de materia orgánica.

    Etapa de acumulación de fertilidad. Los pastizales mantienen el suelo cubierto, lo que propicia una mejora en la estructura del suelo. El resultado de esta etapa en incremento de la fertilidad es mayor si en la composición botánica de los pastizales están representadas especies de gramíneas y leguminosas y el pastoreo se realiza en forma rotacional.

    El tiempo dedicado a pastizales es variable según las condiciones específicas pero en línea general es recomendable aumentar este período en aquellas áreas con mayor degradación por erosión y en aquellas con mayor cantidad de semillas de malezas en los cultivos precedentes.

    Etapa de descarga de fertilidad. La etapa de los cultivos de ciclo o cultivos perennes con cosecha de su fitomasa, como son las forrajeras de king grass y caña de azúcar, se considera de descarga de fertilidad; esta descarga puede ser más o menos rápida en dependencia de las especies cultivadas, los ciclos de las cosechas si se hacen policultivos o monocultivos, si se intercalan ciclos con plantas abonos verdes y de como se manejan los rastrojos.

    Las prácticas que aceleran la descarga de la fertilidad son:

    · Quemar los residuos de pastos y cosechas · Preparar el suelo con inversión del prisma y mullisión con grada de discos · Dejar el suelo desnudo por largo período de tiempo · Hacer monocultivos de gramíneas

    Las prácticas que contribuyen a reducir la velocidad de descarga de la fertilidad son:

    · No quemar los rastrojos de pastos y cosechas · Realizar labranza mínima · Mantener el suelo cubierto · Hacer policultivos procurando participación de leguminosas · Hacer sucesiones de cultivos incluyendo abonos verdes · Hacer pastar al ganado los rastrojos de cosechas y abonos verdes así como propiciar que deposite sus excreciones en las áreas de cultivos.

    Mientras el suelo gana en fertilidad, la producción animal obtenida permite mantener niveles de ingresos nada despreciables. Una hectárea de suelo, en una rotación a seis años, puede rendir alimentos para mantener una vaca con una producción total de más de 10000 litros de leche y cinco (5) terneros destetados con 70 Kg de peso vivo (unos 350 Kg de peso vivo total). A estos valores es preciso agregar unas 60 t de estiércol con un aporte equivalente a 756Kg de N, 108 Kg de P2O5 y 540 de K2O.

    Aspectos sanitarios en la relación suelo/planta/animal

    La reutilización de aguas residuales en riego implica cierto riesgo sanitario debido a los agentes biológicos que contienen. Los tratamientos de depuración reducen la concentración inicial de organismos patógenos, pero asegurar una eliminación eficaz e incluso la eliminación continua de éstos, es difícil. Por ello es necesario conocer en detalle la presencia, concentración y supervivencia en distintos medios –suelo, agua, cultivo– de los diferentes microorganismos.

    Los principales agentes infecciosos son bacterias, virus y parásitos intestinales (protozoos y helmintos). La supervivencia de estos organismos en las aguas, suelos y cultivos es variable ya que depende de varios factores. Tiene relación directa con la temperatura y presencia de una flora competitiva.

    En el caso de las bacterias, su periodo de vida en el agua es de 20 días, y para los virus es de dos meses, los protozoos viven difícilmente, los huevos de helminto tienen un rango de vida de hasta más de un año.

    Las bacterias sobreviven en el suelo durante largos espacios de tiempo (meses) si las condiciones son adecuadas, por ejemplo, el género Salmonella, logra vivir más de un año si el suelo es frío, húmedo y rico en materia orgánica.

    La mayoría de los virus sobreviven a los tratamientos que incluyen la cloración, por lo que cuando un agua residual es aplicada sobre suelo, los virus pueden vivir largos periodos –30 días para polivirus y entre 25 y 170 días para enterovirus–, en función de la temperatura, suelo, pH, humedad del suelo.

    La información sobre la supervivencia de helmintos y protozoos en suelos es escasa. Los primeros pueden sobrevivir hasta siete años y aparecer en fangos y aguas tratadas. A los segundos se les atribuye su supervivencia y persistencia en aguas residuales y suelos, a su capacidad de formar quistes, estado metabólico inactivo que le permite al patógeno soportar condiciones ambientales extremas.

    La presencia de patógenos en las partes húmedas o mayor protegidas de las plantas es frecuente, mientras que en las partes externas su aparición es mínima por efecto de la luz solar y la desecación.

    La supervivencia en cultivos es menor que en agua y suelos, pero suficiente para que estos organismos estén presentes durante la cosecha y comercialización, de aquí los riesgos potenciales a trabajadores y consumidores.

    Énfasis en Fitoprotección

    El énfasis en fitoprotección basa sus fortalezas en el conocimiento y entendimiento profundo de la dinámica de los sistemas biológicos multitróficos. Sistemas en los que sus componentes principales cultivos, plagas y enemigos naturales interactúan mediante el flujo e intercambio continuo de materia, energía e información entre sus diferentes niveles tróficos. Desarrolla habilidades y destrezas en la identificación, diagnóstico y solución de problemas fitosanitarios.

    El énfasis esta orientado a las estrategias de control biológico de las plagas y enfermedades que afectan los sistemas de producción agrícola, con el propósito de que los estudiantes adquieran fortalezas en la formulación de programas de manejo de plagas en una de agricultura moderna limpia y sostenible, con las exigencias y retos del nuevo contexto global que se abre para el país. Y particularmente para atender las necesidades inmediatas y futuras de profesionales expertos en el tema fitosanitario que requiere el Tratado de Libre Comercio -TLC-.

    Por su parte la agenda interna plantea la necesidad urgente de fortalecer toda la estructura del sistema Medidas Sanitarias y Fitosanitarias -MSF- del país, tanto en los aspectos de infraestructura física como de capacidad humana técnica y científica. Se requiere una modernización y fortalecimiento institucional del Sistema MSF que proporcione la estructura adecuada para atender los asuntos sanitarios del país frente a los retos del comercio internacional y las necesidades internas propias. En este contexto, el objetivo de la maestría es el de contribuir de manera sustancial en la capacitación del recurso humano para atender dichas necesidades.

    Conclusiones

    • Podemos decir que la tierra ha recorrido un gran trecho hasta la aparición del hombre, durante el cual han aparecido y desaparecido muchas formas de vida.

    • El hombre un tanto animal, depende de su medio, de los alimentos, de la humedad, del aire, del calor, del agua, etc. O sea que forma parte de los ecosistemas.

    • El hombre es el único animal capaz de actuar. Ejemplo: drenar un ecosistema demasiado húmedo o irrigar otro demasiado seco, por ello el hombre es un factor superorgánico que introduce un orden suplementario.

    • Antiguamente pensábamos que los animales y las plantas sólo eran considerados dentro de un ecosistema, pero últimamente se sabe que el hombre, como todos los demás seres, depende también del medio y por tanto de la ecología.

    • Los depósitos de residuos humanos no son infinitos y presentan alarmantes signos de contaminación.

    • La solución de los problemas ambientales no solo depende del poder, sino de una estrategia que involucra al Estado, las instituciones y los ciudadanos.

    • Sólo en muy pocos países, digamos 8 a 10, de 60 participantes, la mayoría está de acuerdo que sus gobernantes han realizado una gestión satisfactoria en la protección del medio ambiente.

    • Debemos alcanzar la ecología y la economía de una nueva manera y este reto debe ser la última de nuestro siglo y el inicio del nuevo milenio.

    • Casi todos nuestros malestares sociales, el hambre, las diferencias entre las comunidades ricas y pobres, la desertificación, el decrecimiento de la biodiversidad y hasta el calentamiento de nuestro planeta, se originan en la explosión demográfica.

    • Y la explosión se debe al hecho a que nuestro nuevo conjunto de valores antinaturales-la generosidad, la solidaridad, el orgullo de nuestras primeras victorias médicas sobre los males tradicionales- se aplicaron entusiastamente mucho antes de que desarrollaran el control de la natalidad.

    • Solo uno de cada cinco seres humanos en la tierra tiene acceso al agua potable. Hay gente que toman agua de río, aguas negras y aguas lodosas, aún a sabiendas que sean portadoras de enfermedades. Debemos afrontar el problema del agua.

    • El descenso general de la producción biológica y la contaminación de las aguas de alta mar hacen necesarias mediciones continuas, estudios y sobre todo concientización. Es bueno que la policía ecológica tome cartas en el asunto.

    • Los contaminantes químicos que penetran las aguas del mar, son dispersados, lo que es funesto para la vida oceánica.

    • El mercurio, el yodo radiactivo y el estroncio se acumulan en las algas, el plomo en las capas superiores y así en el infinito.

    • Un incremento de las radiaciones UV-B puede aumentar la incidencia de melanomas, el tipo más grave de cáncer a la piel.

    • La tecnología moderna y la industrialización permiten que el hombre viva más cómodamente que en tiempos pasados; los rendimientos de las cosechas han aumentado y estamos comiendo alimentos muy variados y de preparación sofisticada. Actualmente vemos que existe un divorció entre la tecnología y la responsabilidad observando que nuestro medio ambiente se deteriora y aceptamos en nuestra mesa alimentos contaminados que nos pueden causar efectos dañinos, en forma inmediata o a largo plazo.

    • Para detener la contaminación en el planeta, es necesario modificar los patrones tecnológicos en cada uno de los países. Especialmente en los países en vías de desarrollo, donde existe mucha potencialidad biológica para desarrollarse técnicamente y encontrar sistemas de producción duraderos y equitativos.

    • La industria agroquímica, como uno de los responsables directos del deterioro de los ecosistemas, deben asumir una responsabilidad ética y moral en lo referente al comercio de estas sustancias peligrosas. No podemos permitir en países como el Perú se vendan libremente productos prohibidos en otros países de origen.

    • La emigración de las gentes del campo a las ciudades y del interior a la costa ha originado que muchas sustancias procedentes de ecosistemas distantes, que tendrían que completar sus ciclos en las zonas de origen, se concentren en las ciudades y se acumulen en sus alrededores en forma de vertidos humanos.

    • La sobreexplotación y las descargas tóxicas que se vierten en el mar, dañan los ecosistemas costeros, amenazando a muchas especies vivientes.

    • El objetivo primordial del manejo de tierras debe ser una producción mejorada, pero sostenible, a través de una labor atinada en la tierra.

    • El hombre se alimenta del aire más que del agua y de los nutrientes. El aire, que necesitamos para subsistir, se halla cada vez más viciado.

    • La variedad y complejidad climática y geográfica del Perú han determinado una enorme riqueza biológica. En nuestro País, el descubrimiento no termina.

    • Habitamos un solo planeta, pero muchos mundos. Hay uno de la abundancia, donde el exceso trae contaminación. Otro de la indigencia, donde las privaciones degradan la vida. Un planeta que se encuentra dividido de esta manera no puede sobrevivir en armonía con la naturaleza y el ambiente, ni tampoco consigo mismo.

    Glosario

    ACLIMATACIÓN.- Capacidad de los seres vivos para acostumbrarse a diversas condiciones climáticas.

    ADAPTACIÓN.- Proceso evolutivo por el cual un organismo adquiere las características necesarias para vivir y reproducirse en un ambiente determinado.

    AGUAS SERVIDAS.- Aguas contaminadas por uso doméstico, industrial o agrícola.

    AREA PROTEGIDA.- Zona consagrada a la protección y disfrute del patrimonio natural o cultural, al mantenimiento de la biodiversidad y/o al mantenimiento de los sistemas sustentadores de vida.

    ATMÓSFERA.- Capa de gases que rodea un planeta.

    BIODIVERSIDAD O DIVERSIDAD BIOLÓGICA.- Variedad de la vida en todas sus formas, niveles y combinaciones. Incluye diversidad genética de especies y de ecosistemas.

    BIOSFERA.- Conjunto de todos los ecosistemas de la tierra. Delgada envoltura de la tierra en que coexisten los seres vivos.

    BOSQUE.- Comunidad vegetal compuesta de árboles y a veces de arbustos.

    CLIMA.- Conjunto de las condiciones metereológicas a lo largo del tiempo.

    CLOROFLUORCARBONOS (CFO).- Compuestos altamente estables usados en productos pulvorizantes, impelentes de aerosoles, refrigeración, limpiadores a base de espuma, disolventes industriales, etc. Según los científicos el uso de esto puede agregar cloro a la estratosfera y, a través de reacciones químicas complejas reducir la cantidad de ozono estratosférico, permitiendo que la radiación ultra violeta sea más dañina al alcanzar la superficie terrestre.

    COMUNIDAD.- Conjunto de plantas y/o animales de un ecosistema.

    CONTAMINACIÓN O POLUCIÓN.- Presencia de impurezas o radioactividad en el ambiente de un lugar (aire, agua o suelo) o en ciertos productos (especialmente alimentos) modifican el medio ambiente por la introducción de sustancias nocivas.

    DESARROLLO.-Incremento de la capacidad para satisfacer las necesidades humanas y mejorar la calidad de la vida y de los seres humanos.

    DESARROLLO SOSTENIBLE.- Mejoramiento de la calidad de la vida humana dentro de la capacidad de carga de los sistemas sustentadores de vida.

    ECOLOGÍA.- Ciencia que estudia la relación entre los seres vivos y su medio ambiente.

    ECOSISTEMA.- Estudia a los seres vivos y el medio ambiente que les es propio.

    EFECTO INVERNADERO.- Es el calentamiento de la tierra por acumulación de gases que retienen el calor de la superficie terrestre.

    LLUVIA ACIDA.- Es la forma de contaminación atmosférica por emisión de anhídrido sulfuroso (SO2) que se diluye en el agua de lluvia, formando ácido sulfúrico.

    MEDIO AMBIENTE.- Conjunto de factores bióticos y abióticos que son importantes para un ser vivo.

    OZONO.- Molécula compuesta por tres átomos de oxigeno (o3). En la tierra se presenta en una capa entre 15 y 30 km. De altitud y filtra los rayos ultravioletas del sol.

    PH.- Medida química de la acidez o alcalinidad de una solución o sustancia. Si es inferior a 7, corresponde a una solución ácida y si es mayor (hasta 14) corresponde a una solución alcalina.

    PLANIFICACIÓN.- Proceso de diagnóstico y análisis de una situación determinada, y la definición de objetivos y acciones tendientes a mejorar la situación o resolver el problema identificado.

    REGULACIÓN DE POBLACIONES.- Medida para restringir el crecimiento o reducir el número de individuos de una población.

    RENDIMIENTO SOSTENIDO.- Cantidad de un producto que puede extraerse en un lugar a intervalos específicos, durante un período indefinido, sin afectar la capacidad del recurso de continuar produciendo en determinado rendimiento.

    TASA DE CRECIMIENTO.- Es la diferencia entre tasa de natalidad y de mortalidad más la migración neta del exterior.

    Bibliografía

    Tema I:

    • ? Bilenca, DN y FO Kravetz 1995a. Daños a maíz por roedores en la Región Pampeana (Argentina), y un plan para su control. Vida Silvestre Neotropical 4: 51-57.

    • ? Bilenca, DN y FO Kravetz 1995b Bilenca, D.N. & Kravetz, F.O. 1995. Patrones de abundancia relativa en ensambles de pequeños roedores de la Región Pampeana. Ecología Austral (Argentina), 5: 21-30.

    • ? Bolger, DT, AC Alberts, RM Sauvajot, P Potenza, C McCalvin, D Tran, S Mazzoni y ME Soulé. 1997. Response of rodents to habitat fragmentation in coastal Southern California. Ecological Applications 7: 552-563.

    • ? Burkart R 1999. Conservación de la biodiversidad en bosques naturales productivos del subtrópico argentino. Páginas 131-174 En: Mateucci, SD, OT Solbrig, J Morello y G Halffter (editores). Biodiversidad y uso de la tierra. Conceptos y ejemplos de Latinoamérica. Eudeba, Buenos Aires.

    • ? Crespo, JA 1966. Ecología de una comunidad de roedores silvestres en el Partido de Rojas, Provincia de Buenos Aires. Rev. Mus. Cs. Nat. " Bernardino Rivadavia ", Ecol., 1: 79-134.

    • ? Delattre p, JM Duplantier, E Fichet-Calvet y P Giraudoux 1998. Environmental modifications and rodent ooutbreaks: impact on agriculture and public health. Cahiers Agricultures, 7: 285-298.

    • ? de Villafañe, G, FO Kravetz, O Donadío, RE Percich, L Knecher, M Torres y N. Fernández 1977. Dinámica de las comunidades de roedores en agroecosistemas pampásicos. Medicina 37: 128-140.

    • ? de Villafañe, G., S Bonaventura, M Bellocq, y R Percich 1988. Habitat selection, social strusture, density and predation in populations of Cricetine rodents in the pampa region of Argentina and the effects of agricultural practices on them. Mammalia, 52: 339-359.

    • ? Fitzgibbon CD 1997. Small mammals in farm woodlands: the effects of habitat, isolation and surrounding land-use patterns. J. Applied Ecology 34: 530-539.

    • ? Ghersa CM y MA Martínez-Ghersa 1991. Cambios ecológicos en los agroecosistemas de la Pampa Ondulada. Efectos de la introducción de la Soja. Ciencia e Investigación 5: 182-188.

    • ? Gómez Villafañe IE, DN Bilenca, R Cavia, MH Miño; EA Cittadino & M Busch. 2000. Environmental factors associated with rodent infestions in poultry farms of Buenos Aires province, Argentina. Manuscrito enviado a British Poultry Science.

    • ? Hald AB 1999. The impact of changing the season in which cereals are sown on the diversity of the weed flora in rotational fields in Denmark. J. of Applied Ecology 36: 24-32.

    • ? Kravetz, FO. 1977. Ecología y control de reservorios. Ciencia e Investigacion (Argentina) 33 (7-10): 235-242.

    • ? La Polla, VN y GW Barret 1993. Effects of corridor width and presence on the population dynamics of the meadow vole (Microtus pennsylvanicus) Landscape Ecology, 8: 25-37

    • ? McCracken DI y EM Bignal 1998. Applying the results of ecological studies to land-use policies and practices. J. Applied Ecol. 35:961-967.

    Tema II:

    • Abreu, O., & Labbe and N. Perozo. 1977. El Ganado Criollo Venezolano Puro y Mestizado en la Producción de Leche y Came. Fonaiap-Ciarzu. Boletín Técnico nº 1 pp 77.

    • Abreu, 0. 1988.  Programas de Mejoramiento Genético Ejecutados por el Fondo Nacional de Investigaciones Agropecuarias en la Cuenca del Lago Maracaibo.  Cien.  Tecno.  Venez. 5; 31-41

    • Azara, F. de. 1850.  Viajes por la América del Sur (1789-180l).  Montevideo.

    • Bauer, A Improving native cattle by crossing with zebu. 1973.  In: Crossbreeding Bcef Cattle, Series 2, (Edited by M. Koger, T.J. Cunha & A. C. Wamick).  University of Florida Press, pp. 395-401.

    • Martínez Balboa, A 1980. La ganadería en Baja California Sur.  Vol. 1. Editorial J,B., La Paz, BCS, México, 229 p.

    • Plasse, D. 1981. El uso del ganado criollo en programas de iento para la prodxición de came en América Latina.  In: Recursos Genétícos Animales en América Latina.  Estudio.  FAO, producción y SanidadAnímal, 22:77-107.

    • Plasse, D. 1983.  Crossbreeding results from beef catde in the Latin Amerícan tropics.  Animal Breeding Abstracts, 51: 779-797.

    • Rabasa, C., A. Sal Paz, F. Sal Paz, F. Bergmann and S.L Rabasa.1976. Genética de pelajes en bovinos Criollos.  Mendeliana, 1: 81-90.

    • Ríos, C. E., V. Bodisco and F. Morillo. 1959.  Selección del ganado criollo lechero en Venezuela, Centro de Investigaciones Agronómicas.  Maracay. 35p. (Mimeo).

    • Rouse, J.F. 1977. The Criollo, Spanish Cattle in the Americas.  Universíty of Oklahoma Press, Norman, p. 303.

    • Sal Paz, A., F. Sal Paz, F. Bergmann and S.L Rabasa. 1976. Associación de la fertilidad femenina con genes mendelíanos mayores en bovinos críollos.  Mendeliana 1:91-96.

    • Sal Paz  F. 1977.  Experiencia con ganado bovino criollo.  Ciencía e Investigación. 33:157-161.

    • Trovo, J.B.F. and A. T Primo. 1984. Medidas morfológicas en bovinos Caracú.  In: Reunión Anual da Socíedade Brasileira de Zootecnia, 21, Anaís... Belo Horizonte, Minas Gerais, Sociedade Brasileira de Zootecnia.

    • Wilkins, J. V, F. Rojas y I. Martínez. 1984.  The Criollo Cattle Project of Santa Cruz, Bolivia. Animal Genetic Resou

    Tema III:

    • BLUM, D., FEACHEM, R. (1985). Health aspects of nightsoil and sludge use in agriculture and aquaculture: An epidemiological perspective (Aspectos sanitarios de la utilización de los excrementos humanos y lodos en la agricultura y acuicultura; Una perspectiva epidemiológica), Centro Internacional de Referencia para la gestión de Desechos, Duebendorf, Suisa

    • CROSS, P., STRAUSS, M. (1985). Utilization of escreta in agriculture and aquaculture. Part I: Existing practices and beliefs. Part II: Pathogen survival (Utilización de las excretas en la agricultura y acuicultura. Parte I: Prácticas y creencias existentes. Parte II;: Supervivencia de patógenos),Centro Internacional de Referencia para la Gestión de Desechos, Duebendorf, Suiza

    • SHUVAL, H.I., ADIN, A., FATTAL, B., RAWITZ, E. & YEKUTIEL, P.(1985). Health effects of wastewater reuse in agriculture (Efectos para la salud por el reuso de aguas residuales en la agricultura). Estudios del Banco Mundial en el Abastecimiento de Agua y Saneamiento, Banco Mundial, Washington, D.C.

    • WORLD HEALTH ORGANITIZATION Technical Report Series Nº. 517 (1973). Reuse of effluents: Methods of wastewater treatment and health safeguards (Reutilización de efluentes: Métodos de tratamiento de las aguas residuales y medidas de protección para la salud). Informe de una reunión de expertos patrocinada por la OMS, Ginebra.

    • Cadenas, A., 1995. Agricultura y desarrollo sostenible. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Madrid.

    • Fundación La Caixa, 1993. Resíduos ganaderos. Ed. Aedos. Barcelona.

    • Gómez Orea, D., 1994. Evaluación de impacto ambiental. Ed. Agrícola Española, S.A. Madrid.

    • Gómez Orea, D. (Coordinador), 1996. Manual de prácticas y actuaciones agroambientales.

    • Eds. Agrícola Española, S.A. y Mundi-Prensa. Madrid.

    • Rodríguez Castañón, A., 1997. Aprovechamiento agroambiental de pastos comunales. Ed. ASEAVA y ASEAMO. Oviedo.

    • Altieri, M. A. y C. I. Nicholls, 2004. Biodiversity and pest management in agroecosystems. Food Products Press, Binghamton, Nueva York, EEUU.

    • Altieri, M. A., L. Ponti y C. I. Nicholls, 2005. Manipulating vineyard biodiversity for improved insect pest management: case studies from northern California. Journal of Biodiversity Science and Management, 1: 19 1-203.

    • Landis, D. A., S. D. Wratten, y G. M. Gurr, 2000. Habitat management to conserve natural enemies of arthropod pests in agriculture. Annual Review of Entomology, 45, 175-201.

    • Nicholls, C. I., M. Parrilla y M. A. Altieri, 2001. The effects of a vegetational corridor on the abundance and dispersal of insect biodiversity within a northern California organic vineyard. Landscape Ecology, 16, 133-146.

    • Nicholls, C. I., M. Parrella y M. A. Altieri, 2000. Reducing the abundance of leafhoppers and thrips in a northern California organic vineyard through maintenance of full season floral diversity with summer cover crops.

    • Agricultural and Forest Entomology, 2, 107-113.

     

     

     

     

    Autor:

    Ing. Arnaldo Javier Leiva Suárez

    aleiva[arroba]uclv.edu.cu

    Facultad: Ciencias Agropecuarias.

    SUM: Abel Santamaría.

    Municipio: Encrucijada.

    2007-2008



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Práctica agrícola II

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    3 + 3 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.