Vida y obra de José Félix Ribas

    1. ¿Qué es la Misión Ribas?
    2. Fundación de la Misión Ribas
    3. Perspectiva de la Misión Ribas
    4. Avances y logros de la Misión Ribas

    El período de las Guerras de Independencia que dio lugar a la creación de las naciones latinoamericanas, está lleno de páginas memorables, tales como Ayacucho, Carabobo, Junín o Boyacá. Fueron grandes acciones que cambiaron el rumbo de la historia y sirvieron para traer la noción de libertad a las emergentes Repúblicas del continente americano.

    Existen otras fechas, no tan conocidas, pero no por ello menos importantes. Ejemplo de ello es nuestro 12 de Febrero o "Día de la Juventud". Este día conmemoramos los venezolanos una de las acciones militares más brillantes de la emancipación americana. Una fecha para recordar la valentía y el coraje de un grupo de seminaristas y estudiantes de la Universidad de Caracas, quienes no teniendo ningún conocimiento militar, derrotaron en la población de La Victoria a un batallón realista que les superaba tanto en experiencia como en número. No imaginaban aquellos imberbes la inmortal página que su gesta inolvidable habría de escribir en los libros de la historia venezolana. El inspirador de esta hazaña, vital para detener la avanzada del ejército español, fue José Félix Ribas.

    Sin embargo, los méritos de este prócer de juventudes no se limitan a aquella célebre batalla. Desde muy joven, Ribas se apasiona por las ideas libertarias provenientes de Europa, llegando a ser uno de los organizadores del movimiento independentista que condujo al 19 de abril de 1810. Más aun, Ribas llegó a ser uno de los más cercanos colaboradores del Libertador Simón Bolívar. Sólo su temprana muerte, producto de una traición, pudo detener el impulso indoblegable de este forjador de libertad.

    Es importante mencionar que, José Félix Ribas Herrera nació en Caracas el 19 de septiembre de 1775. Su familia era de las más distinguidas en la Caracas Colonial, siendo José Félix el menor de ellos. Recibió una excelente educación, incluso fue alumno del Seminario que más tarde sería parte vital en la famosa batalla de La Victoria. Sus padres fueron Marcos Ribas y Bethencourt y Petronila Herrera Martínez. El 1 de febrero de 1796 contrajo matrimonio con María Josefa Palacios, tía de Simón Bolívar. Este hecho lo convirtió en tío político del futuro libertador de cinco naciones. Estudió en Caracas y en sus primeros años de vida sintió inclinación por ser religioso de la orden de los Franciscanos, pero pronto desistió de la idea y se dedicó al negocio de la agricultura.

    Poco tiempo después, en 1808, se forma en Caracas un grupo de valientes criollos convencidos de la idea de preparar un plan de Independencia. Como militar de carrera, Ribas era un hombre sospechoso para la corona española. Durante casi tres años no recibe cargo correspondiente a sus méritos y aptitudes. José Félix Ribas era, en efecto, apasionado partidario de la revolución y uno de los primeros en la prédica y en el ejemplo. El movimiento, sin embargo, es descubierto y muchos de aquellos jóvenes son apresados. En los interrogatorios, declaran que iba a la cuadra de los Bolívar "a divertirse". Esa era la excusa que debían dar a la férrea vigilancia de las autoridades españolas los jóvenes pardos para justificar aquellas reuniones nocturnas y sospechosas. Lo que ocurría era que la sociedad caraqueña se enteraba que las monarquías europeas estaban en crisis y que existían formas de gobierno más justas e igualitarias. La Revolución que derrocó a la monarquía francesa y proclamó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) y la Independencia de los Estados Unidos (1777) fundamentan indudablemente los antecedentes de la Sociedad Patriótica de Agricultura y Economía, fundada en Caracas en 1810. La Junta decretó la libertad de comercio, suprimió los derechos de exportación, eliminó el tributo indígena y prohibió la introducción de esclavos, la cual estuvo encabezada por Juan Germán Roscio, Miguel José Sanz, Cristóbal de Mendoza, Fernando Peñalver y José Ángel de Álamo. Al decir de uno de sus miembros, la Sociedad era "alta montaña de la santa demagogia"

    El 19 de Abril de 1810, escogido ese día para la movilización, "José Félix Ribas se multiplicó por calles y cuarteles, animando en medio de la muchedumbre incierta, venciendo resistencias tímidas, pero embarazosas, esforzando a los débiles, llenando los pechos de su osadía y entusiasmo". Su actividad y reconocido patriotismo lo llevan al Ayuntamiento. Al ser depuesto el General Emparan, fue miembro de la Junta Suprema que se organizó para gobernar a Venezuela.

    En octubre de ese año, como líder de los pardos caraqueños, organizó una protesta pública por el asesinato cometido en Quito (Ecuador), el 2 de agosto de 1810, de 28 patriotas por parte de las autoridades realistas. En esta segunda movilización importante del año, Ribas conducía la masa de la casa del Ayuntamiento a la plaza pública. La marcha la presiden José Félix Ribas y sus hermanos. El Dr. Francisco José Ribas tomó la palabra y a nombre del pueblo exigió de los miembros del gobierno una política decisiva, la expulsión de los "españoles equívocos" y medidas enérgicas de seguridad. La Junta Suprema prometió en adelante más celo y vigilancia para con los intereses públicos, y ofreció acordar honores fúnebres a las víctimas del trágico incidente. Ribas siguió organizando a la gente, poseedor de un ascendiente sobre la población, se convierte en uno de los primeros defensores de la clase de "pardos". En sus discursos condenaba la indecisión del gobierno. Por esas razones, la Junta Suprema decide expulsar de Venezuela con destino a Jamaica, a los hermanos Ribas y a otros revolucionarios, por espacio de cinco meses.




    A su regreso en abril de 1811, se le encomienda su primera tarea militar: la creación del batallón de Milicias Regladas de Blancos de Barlovento, con el grado de coronel. En 1812, durante la campaña contra Domingo de Monteverde, Ribas se encontraba bajo las órdenes del general Francisco de Miranda. Es enviado con su batallón en refuerzo del coronel Juan Pablo Ayala, quien defendía el Portachuelo de Guaica. De allí pasó a Caracas en calidad de comandante militar de la ciudad, en sustitución de Juan Nepomuceno Quero. Después de la caída de la Primera República, escapa con Bolívar a Curazao, en su segundo exilio en menos de dos años. De allí, partieron a Nueva Granada. En esas tierras, Bolívar organiza la famosa Campaña Admirable, que culminará exitosamente con la conquista de la ciudad de Caracas.

    Una de las victorias más contundentes de Ribas se presentó en la Batalla de Vigirima, contra el general español Salomón, el 25 de noviembre de 1813. Dos d ías antes llega Ribas a Guacara, obedeciendo al llamado de Bolívar, con 500 soldados de infantería, muchos de ellos estudiantes y 200 jinetes al mando del excéntrico Coto Paúl. Junto con la gente de D'Elhuyar y las tropas de Gogorza y Villapol, sumarían 2.000 infantes y 300 caballos. D'Elhuyar empieza el combate sobre la izquierda mientras Ribas ataca el centro; la pelea se generaliza pero sin resultados efectivos. Salomón no se mueve de su posición. El 25, D'Elhuyar consigue forzar la izquierda realista, mientras que Ribas y Bolívar atacaron el centro. En la tarde habían desalojado a Salomón quien se retiró hacia Puerto Cabello.

    La tropa convocada por Ribas estaba compuesta por estudiantes, agricultores, gentes de toda condición, animadas por el heroísmo de Ribas, quien en persona, con gravísimos para su vida los guió al combate, suben los riscos, soportan el fuego y llegan a las posiciones de Salomón, haciéndole huir. El Libertador encargó del Ejército a Ribas, con la orden de estrechar el sitio de Puerto Cabello. El 8 de enero de 1814, pudo apoderarse de algunas obras exteriores. Puente de Afuera y las baterías de San Luis y el Trincharen. Sin más recursos, Ribas vuelve a Caracas de donde sale con 800 hombres a disputar los Valles de Aragua al tirano Boves. Caracas amenazada desde el Tuy por Rosete y desde La Victoria por Boves, quedó al mando de Arismendi, quien con drásticas medidas trató de limitar los efectos del avance realista.

    De igual manera, por instrucciones del Libertador, Ribas tenía la misión de defender la entrada a Caracas, y ante el estado desastroso de sus tropas, organizó como soldados lo único que tenía disponible, como eran los 800 estudiantes de la Universidad de Caracas, jóvenes inexpertos en el uso del fusil, y con ellos unidos a los soldados, todos en total no pasaban de mil 500, marchó a La Victoria para enfrentarse a las tropas realistas, que tenían aproximadamente 2 mil 500 hombres. El nerviosismo y el miedo se habían apoderado de los jóvenes que por vez primera empuñaban una lanza, un rifle o una espada, cuando en el horizonte ven la nube de polvo que viajaba junto con las tropas de Boves. La carga enemiga se aproxima, mientras los jóvenes estudiantes invocan sus oraciones al cielo ante la muerte inminente. Ribas se dirige a los muchachos con palabras efervescentes de patriotismo:

    "Soldados: lo que tanto hemos deseado va a realizarse hoy: he ahí a Boves... Cinco veces mayor es el ejército que trae a combatirnos; pero aún me parece escaso para disputarnos la victoria. Defendéis del furor de los tiranos la vida de vuestros hijos, el honor de vuestras esposas, el suelo patrio; mostradles vuestra omnipotencia. En esta jornada que ha de ser memorable, ni aún podemos optar entre vencer o morir: necesario es vencer… Viva la República"

    Ribas llegó el 10 de febrero de 1814 a La Victoria, espantando a los realistas que la ocupaban. La población en su mayoría, temerosa de las crueldades de Boves y de la inminente lucha, había abandonado sus casas y marchado hacia Caracas. El 12, a las 7 a.m. se presentaron las tropas realistas y a las 8 a.m. se generalizó el combate. Morales ejercía el mando realista por estar Boves herido; tenía unos 4.000 hombres, 1.800 eran fusileros y el resto, lanceros. Su artillería, cuatro piezas. Encarnizada por ambos bandos, la caballería cargo 9 veces contra las defensas patriotas siendo igual número de veces rechazada con enormes pérdidas en defensores y atacantes.

    Tras 9 horas de agobiante lucha, extenuados y a punto de rendir armas ante una nueva arremetida realista, los heroicos jóvenes recibieron un aliento inesperado. Desde lo alto del campanario de la iglesia alguien divisa un contingente de jinetes acercándose por el camino de San Mateo. 220 hombres al mando de Campo Elías se lanzan sobre las líneas realistas rompiendo el cerco, Ribas y los suyos abandonan las defensas y cargan con furia inaudita sobre los destacamentos de Morales. Y así una jornada que parecía ser aciaga para las armas republicanas se trocó en victoria inmortal. Más de un centenar de jóvenes perdieron su vida en esta memorable acción.

    Si algún Jefe ha estado a la altura de su misión, ninguno como Ribas en La Victoria; sobreponiéndose a todos los peligros, oponiéndose con el fuego o el arma blanca a los ataques enemigos, atacándolo a su vez, sin reposo ni cuartel inutilizó la superioridad numérica enemiga con un sabio uso de la defensiva. En la tarde, a las 4:30, una polvareda por el camino de San Mateo y la vacilación del enemigo, le anunciaron el arribo de refuerzos.

    Dispuso Ribas una salida al mando de Mariano Montilla para ayudar a la entrada del destacamento auxiliar. Los gritos de "Campo Elías, Campo Elías!" en las filas españolas identificaron al Comandante de las tropas auxiliares y esparcieron en aquéllas, desasosiego, transformado por el choque en temor. A las 5:30 p.m., los realistas levantaron el cerco y en desorden se retiraron no sin antes abandonar algunas tropas cercadas por los independientes en las calles adyacentes a la plaza. Ribas ordenó a Montilla y a Campo Elías perseguir a los desmoralizados realistas. El 13 de febrero, algunas tropas de Boves y de Morales amenazaron un retorno, pero fueron batidas en Pantanemo por el incomparable Campo Elías.

    Al día siguiente, como estímulo a la juventud que se inmoló en La Victoria, el Libertador otorgó al hijo de José Félix Ribas, de apenas tres años de edad, el título de "Capitán vivo y efectivo de Infantería de Línea, con el goce de sueldo de tal desde hoy, y con la antigüedad del día en que empezare a hacer el servicio". El capitán Ribas Palacios apenas tenía tres años de edad, ya que nació el 14 de febrero de 1811. Ese mismo día, el Libertador, que estaba en Valencia, tituló a José Félix Ribas "El Vencedor de los Tiranos en La Victoria".

    Defendiendo su ciudad natal de la invasión de Rosete prosiguió su marcha con unos mil hombres y sin ánimos para atacar Caracas, quedó en Charallave. Ribas dejó en La Victoria una pequeña guarnición y luego de enviar auxilios a Bolívar, marchó a Caracas para seguir sobre Rosete; llevaba unos 700 hombres.

    Cocuizas una avanzada realista y detiene su marcha de reconocimiento, permanece a la expectativa y regresa a Caracas de orden de Bolívar. El 6 de julio, Bolívar y Ribas derrotan en Antímano a una columna realista. En la noche en una Junta de Guerra, sus amigos querían hacerlo nombrar Jefe Supremo… Moción que fue descartada y Bolívar de nuevo recibió el encargo de "salvar la Patria". Decide la emigración y más de 20.000 personas marcharon a Oriente en la esperanza de salvarse de Boves -7 de julio de 1814-. Ribas parece haberse opuesto al abandono de la capital y dicen que gritó a Bolívar: "Simón, Simón, deja reparar los males que has hecho!".

    Derrotados los patriotas en Aragua de Barcelona, pierden la cohesión, la disciplina y hasta el principio del objetivo. ! Cada uno o quiere mandar o ver por su vida! En Cumaná, Mariño convocó a reunión y se dispuso a partir por Güiria; las tropas que quedaban, al mando de Ribas salieron para Cariaco. Mariño había perdido el primer puesto de Oriente. ¡Y a Bolívar lo suplantaba su fogoso tío!. De nuevo repitieron (ahora aumentado por la reunión realista) el error de lanzarse al combate sin unidad de mando, sin unidad de criterio, con una oficialidad desorientada por aquel continuo discutir y disminuidos en número.

    Por último, Ribas fue capturado por los realistas en compañía de un sobrino y de un criado. Los había delatado un esclavo de nombre Concepción González. El Justicia Mayor de Tucupido ordenó su muerte el 31 de Enero de 1815, luego de grandes vejaciones. La cabeza frita en aceite fue enviada a Caracas, fue colocada en la Puerta de Caracas (donde aún se conserva) dentro de una jaula. El hombre que delató al Mariscal de Campo José Félix Ribas y "vencedor de los tiranos de La Victoria", Concepción González sobrevivió, huido en los montes, hasta comienzos de la Guerra Federal, cuando una guerrilla del General Zamora lo tropezó. El Jefe al reconocerlo dijo: ¡"ah caráa… Concepción… vamos a arreglar el asunto del General Ribas…! Y lo hizo ahorcar.

    ¿Qué es la Misión Ribas?

    Es un programa social implementado por el Gobierno Nacional cuyo objetivo es reinsertar dentro de un sistema educativo y productivo a todas aquellas personas que no culminaron sus estudios de la tercera etapa de educación media y diversificada, para que obtengan su título de bachiller integral avalado por el Ministerio de Educación y Deportes.

    Las clases se imparten de lunes a viernes con una duración total de tres horas académicas (45 minutos cada una). Dos niveles comprenden este programa educativo: el nivel básico, desde el séptimo hasta el noveno grado; y el nivel medio diversificado, que abarca el cuarto y quinto año de bachillerato. Cada nivel tiene una duración de dos semestres, en cuatro semestres, dos años, se obtiene el título de bachiller.

    La formación de la ciudadanía en el marco de la refundación de la República se cristaliza en las discusiones y reflexiones que hacen los vencedores y vencedoras esto permite la participación y formación sobre procesos políticos, sociales, culturales, económicos y ambientales.

    Fundación de la Misión Ribas

    En Octubre del año 2003, se crea la Comisión Presidencial de participación comunitaria para el Plan Extraordinario Misión José Félix Ribas coordinada por el Ministerio de Energía y Minas (decreto 2656) y el 17 de Noviembre del año 2003 se inicia este plan el cual es reconocido legalmente por El Estado venezolano el cual incorpora a la educación el Plan Extraordinario "Misión Ribas" con carácter obligatorio, los principios del ideario bolivariano; la economía social solidaria; el valor del trabajo; la convivencia; la interculturalidad; la integración latinoamericana; el idioma castellano; el idioma propio de cada pueblo indígena en la educación intercultural bilingüe; la historia y geografía local, regional y nacional; la educación ambiental; la educación en valores; la participación ciudadana y la práctica de los derechos y deberes constitucionales; así como el conocimiento del espacio local y regional a través de la indagación de los contextos social, cultural, ambiental, político, geográfico, histórico, territorial y económico, con el fin de contribuir a la construcción de propuestas y proyectos comunitarios y socio- laborales para el desarrollo endógeno local y regional con visión nacional.

    De modo pues que el propósito fundamental de esta misión es que a partir del logro de las competencias exigidas en el Plan Extraordinario José Félix Ribas, denominado "Misión Ribas", dará lugar al otorgamiento de título de Bachiller, que garantizará al participante la prosecución de estudios a nivel superior

    Perspectiva de la Misión Ribas

    La Misión "José Félix Ribas" es una misión educativa dirigida a jóvenes y adultos(as) para su formación en el nivel de secundaria para egresar como bachilleres(as) de la República con el siguiente perfil: Nuevo Republicano Bolivariano y Nueva Republicana Bolivariana, ciudadanos y ciudadanas capaces de valorarse a sí mismos(as) y a su comunidad para vivir en democracia, de manera participativa, protagónica y corresponsable en el marco del ideario bolivariano, con visión holística y en armonía con el ambiente, para la construcción de una sociedad de convivencia, cooperación, solidaria, de justicia y, por ende, de paz.

    De igual modo, la Misión José Félix Ribas asume a la Educación y al Trabajo como procesos fundamentales para el logro de dichos fines integrándose como un todo a la Educación Bolivariana para el Desarrollo Endógeno soberano la cual emerge de las experiencias transformadoras que se impulsan en el proceso revolucionario de Refundación de la República: misiones educativas Robinson, Ribas, Sucre; Simoncito, Escuelas Bolivarianas, Liceo Bolivariano, Escuelas Técnicas Robinsonianas, Universidad Bolivariana, en el marco de los fines

    Avances y logros de la Misión Ribas

    La política educativa de la Misión Ribas, contempla la estrategia metodológica de los video-clases con un facilitador o facilitadora, lo cual permite la integración de áreas del conocimiento con una visión integral. Esta política se rige bajo las líneas y principios de inclusión, permanencia, cooperación y solidaridad.

    En el desarrollo del componente comunitario socio-laboral, se materializa el proceso educativo con una lógica distinta a la capitalista. Es la proyección del potencial creativo de vencedores y vencedoras sobre el entorno, impactando y transformando la realidad, organizándose bajo valores de convivencia, autodeterminación y soberanía popular, formulando proyectos comunitarios integrales en función de las necesidades, potencialidades y vocaciones de la comunidad, realizando obras sociales y productivas en el marco de la formación e incorporación al sistema de economía social solidaria en construcción. La formación de la ciudadanía en el marco de la refundación de la República se cristaliza en las discusiones y reflexiones que hacen los vencedores y vencedoras, esto permite la participación y formación sobre procesos políticos, sociales, culturales, económicos y ambientales que implican la calidad de vida para presentes y futuras generaciones.

    El sistema de evaluación de la Misión Ribas es otro ejemplo innovador en la construcción de la Educación Bolivariana, porque supera la evaluación tradicional centrada en exámenes, la cultura de la nota, el fomento de la competencia, egoísmo, miedo y sumisión.

    En lo territorial, la Misión Ribas ha llegado a diferentes zonas del país, de difícil acceso como páramos, cerros, caños y llanuras, lugares donde no se había ofrecido el bachillerato, por lo tanto existía un gran contingente de venezolanos con muchos años sin estudiar y otros muy jóvenes sin posibilidades de prosecución.

    Monografias.com

    Con respecto a los avances en el aspecto internacional, el apoyo del pueblo cubano, en lo humano y material (video-clases, TV y VHS), fortalece e impulsa la integración latinoamericana.

    • La Misión Ribas ha aperturado varios ambientes en los diferentes centros penitenciarios del país, para que las personas recluidas logren obtener su título de bachiller integral.

    • Se han habilitado ambientes en las comunidades indígenas lo que ha permitido incorporar a las comunidades indígenas a la educación en todo el país

    • Se han conformado un número importante de cooperativas.

    • un grupo relevante de egresados fueron incorporados al Programa del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Capacitación de Tecnologías de Negocios en la web.

    • Se han aperturado ambientes pilotos diferentes en los estados con personas discapacitadas (sordos e invidentes)

    • Una representación nutrida de nuestro país, asistió al I Congreso Internacional de Alfabetización "Pedagogía 2005", en Cuba, con 33 ponencias con un impacto importante del avance en la constitución del sistema educativo bolivariano

    • Se logró la inclusión a vencedores y vencedoras en zonas de difícil acceso: caños, páramos, llanos, cerros, selvas, barrios, atendiendo la diversidad geográfica

    • Se constituyó el Movimiento Estudiantil de la Misión Ribas

     

     

     

     

     

     

    Autor:

    Ramón Morles

    ramorles_124[arroba]hotmail.com

    REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

    MISIÒN RIBAS

    TURÈN ESTADO PORTUGUESA



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Vida y obra de José Félix Ribas

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    13 + 2 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.