Los esquemas lógicos de contenido: un recurso para enseñar y aprender biología

    Resumen

    En la carrera Licenciatura en Educación: Profesor de Ciencias Naturales para la Enseñanza Media Superior, es frecuente que los estudiantes no hagan un uso sistemático de los esquemas, durante el proceso de enseñanza- aprendizaje de la Biología, lo cual guarda relación con el insuficiente empleo de dicho procedimiento por parte del profesor. En el presente estudio se propone el uso de los esquemas lógicos de contenido en el proceso de enseñanza- aprendizaje. Estos, utilizados convenientemente en el contexto del grupo- clase, facilitan la dirección del proceso por el docente y, la asimilación del contenido por el alumno. Se da primero una visión general referida a los antecedentes de los esquemas lógicos de contenido y se expresan algunos criterios relacionados con la importancia de su empleo. Se introduce el algoritmo a seguir para su modelación, con presentación de ejemplos.

    Palabras clave:

    Esquema lógico de contenido, procedimiento.

    Abstract

    In the career Bachellor in Education: Teacher of Natural Sciences for Higher Education, students do not use schemes in the teaching-learning process of Biology as a subject, and it is close related to the inadequate use of this procedure by teachers. This study proposes the use of logical scheme of content in the teaching-learning process. The proper use of this scheme in the group-class context will facilitate the direction of the process by the teacher, the assimilation of the content by the student. First, we offer a general vision related to the previous history of the logical scheme of content and we express some criteria related to the importance of its use. We introduce the algorithm to be fallowed for its modelling, with the introduction of examples.Key words:

    Logical scheme of content, procedure.

    Introducción

    El posicionamiento teórico de la biología tuvo, en sus inicios, una orientación no materialista lo cual dificultó el conocimiento de la esencia de la vida y las leyes de la naturaleza, aspectos estos que respondieron a interpretaciones filosóficas con enfoque mecanicista, neomecanicista, vitalismo como doctrina opuesta a las anteriores, entre otras. El empleo de estas últimas, para fundamentar científicamente la esencia de la biología, fue cada vez menos representativa y determinante, provocado por las necesidades de la técnica y la producción, sustentadas en la lógica del conocimiento científico.

    Actualmente, en el campo de la educación, la biología y otras materias se han visto permeadas por diferentes teorías no marxistas, tales como: el conductismo, cognitivismo, constructivismo, humanismo, que aunque han tenido aplicaciones en la teoría y la práctica de la escuela cubana actual, le conceden importancia a lo individual y lo biológico, en detrimento de lo social, no siendo relevante la cooperación social del sujeto, en un contexto histórico- cultural concreto.

    Por su parte, la teoría de orientación dialéctico- marxista que supera a las anteriores y que tuvo su origen en el Enfoque Histórico Cultural, cuyo principal representante fue Lev Semionovich Vigotsky, reconoce al sujeto como agente socializador que aprende y se retroalimenta, durante la actividad conjunta entre alumnos y profesores.

    Tanto las teorías de orientación no marxista mencionadas, como el Enfoque Histórico Cultural de Vigotsky, aportan un aparato conceptual y de accionar con relación al empleo del esquema como recurso, para estimular el aprendizaje del estudiante durante su interacción con el objeto de la actividad, cuestión que tiene aplicabilidad en la enseñanza y el aprendizaje de las diferentes disciplinas y asignaturas escolares.

     




     

    El término esquema, ha sido tratado en la literatura de diversas maneras: como esquema lógico de seriación, esquema lógico, esquema teórico, esquema de aprendizaje y, considerado un medio de enseñanza, por determinados autores, un recurso didáctico por otros, e incluso como técnica de estudio.

    En tal sentido, las autoras asumen el término esquema lógico de contenido, como un procedimiento de utilidad en el proceso de enseñanza- aprendizaje, tanto para el que enseña como para el que aprende. Desde la perspectiva de estas se define como: representaciones de carácter personal y colectivo que permiten reflejar las características esenciales y no esenciales que se interconexionan en un concepto, hecho, fenómeno, proceso, con la consiguiente socialización de los mismos para su enjuiciamiento valorativo y posterior replanteamiento o enriquecimiento. Se ha considerado además que el esquema lógico de contenido puede constituir el paso previo para la elaboración y establecimiento del mapa conceptual al contener este último, de forma sintetizada, los conceptos claves y las palabras de enlace, que han sido determinadas por el sujeto.

    Los mapas conceptuales y los esquemas lógicos tienen sus antecedentes en los estudios realizados por autores extranjeros y cubanos.

    En nuestro país, el Doctor Diego González en su obra titulada Didáctica o dirección del aprendizaje (1939), refiere la importancia que tiene para el maestro tener un plan o esquema susceptible de ser modificado, como resultado de intercambios en el proceso de trabajo y agrega que dicho plan será más eficaz si los alumnos ayudan al maestro a crearlo y a elaborarlo. Lo anterior tiene su base en la clasificación referida a los tipos de esquemas de aprendizaje ya sea norteamericano o alemán y hace énfasis en las características de los esquemas de tipo alemán al mencionar a algunos de sus partidarios (Sheibner, Rude, Burger). Considera además que los esquemas estimulan la apetencia de conocer, investigar, actuar y posibilitan al alumno la comprensión de sus necesidades de autosuperación y el sano afán por el trabajo.

    Por su parte, Emilio Mira y López en su libro Cómo estudiar y cómo aprender (1958), expresa que la formación y el mejoramiento profesional del profesorado se logra dando una base motriz activa a todos los contenidos que lo propician, mediante el empleo de esquemas, gráficos o diagramas utilizando, según sea el caso, el mayor número posible de vías sensoriales y planos de enfoque o percepción.

    Años más tarde, en 1984, Gustavo Torroella González publicó el libro Cómo estudiar con eficiencia, en el que nos ofrece diferentes métodos para la realización de la actividad de estudio. Dicho autor le concede singular importancia al empleo de esquemas, al considerarlos ventajosos, adecuados, satisfactorios para estudiar con mayor aprovechamiento y eficacia, al esquematizar o bosquejar las unidades de estudio y, sintetizar su contenido para facilitar la captación de manera integral. Reconoce que esquematizar es difícil, constituyendo un arte literario muy poco común y una magnífica prueba de un pensamiento claro, lógico y definido.

    Justo A, Chávez y Horacio Díaz Pendás (1988) han emitido juicios favorables con relación al uso de esquemas lógicos durante la enseñanza de la Historia, para apoyar la explicación del profesor durante la clase, propiciar el estudio individual del alumno y apoyar la explicación de este en clase.

    Cecilia Arenas Vega y Pilar García Zapico en el artículo: EL COGNITIVISMO Y EL CONSTRUCTIVISMO, retoman la Teoría de la Epistemología Genética de Jean Piaget y enuncian que, en el aspecto social, el niño se convierte en un ser verdaderamente social, siendo en la etapa de las operaciones concretas, período de siete a once años, que aparecen los esquemas lógicos de seriación, ordenamiento mental de conjuntos y la clasificación de conceptos de casualidad, espacio, tiempo, velocidad.

    Es necesario destacar el escrito sobre LOS GRANDES ESQUEMAS LÓGICOS en el que se reconoce la utilidad de los mismos en la actividad de estudio, con relación a la lectura y análisis de un texto, existiendo posibilidades para la estimulación y entrenamiento del pensamiento hipotético- deductivo.

    La otra herramienta importante está relacionada con los mapas conceptuales, creados por Joseph Novak (psicólogo constructivista) que sustentó su propuesta en las ideas claves de la teoría de la asimilación de David Ausubel.

    Influidos por autores de la talla de Ausubel, Novak y otros, cobra auge en España el empleo de los mapas conceptuales, siendo reconocidos en esta línea temática, Ontoria y su libro Los mapas conceptuales. Una técnica para aprender (1993). Dicho autor considera que el mapa conceptual facilita el aprendizaje, al constituir un buen medio para compartir significados y para trabajar en grupo, al saber cuál es su estructura o los elementos fundamentales que lo constituyen.

    Luis Segovia Véliz, profesor chileno de Historia y Geografía en, Estrategias para iniciar la elaboración de mapas conceptuales en el aula (2002), desglosa los pasos a tener presente para introducir los mapas conceptuales desde la enseñanza básica hasta el nivel universitario, y aporta el tipo de actividad previa para la elaboración de estos, en cada nivel.

    En sitio INDEXNET Santillana se presenta el trabajo: El mapa de conceptos y los esquemas en el aula (2002) dirigido a los profesores, los cuales mediante esta propuesta tienen la posibilidad de realizar el Elaboración y utilización de mapas de conceptos, para aprovechar todas las posibilidades que el instrumento referido ofrece.

    En Monografías.com aparece el escrito ¿Qué son los mapas conceptuales? (2001) de Norka Arellano de Loginow. Su vigencia radica en la introducción de una metodología para hacer un mapa conceptual, que vaya de la técnica de estudio hasta la herramienta para el aprendizaje. Comparte con Castillo y Olivares Barberán la idea de que la práctica de estos fomenta la reflexión, el análisis y la creatividad.

    Con respecto al empleo de los mapas, en el contexto cubano, se destaca el estudio hecho por Ana María González Soca (2002) acerca de: Los mapas conceptuales como estrategia del proceso de enseñanza- aprendizaje, dirigido a promover un proceso desarrollador en el contexto educativo.

    Silvia Bravo Romero y Gonzalo Vidal Castaño (2006) comprenden el mapa conceptual como estrategia de enseñanza y aprendizaje en la resolución de problemas.

    Aunque son disímiles las conceptualizaciones con relación a los esquemas lógicos y los mapas conceptuales, las consultadas tienen como puntos de encuentro los siguientes:

    • La práctica de los mismos facilita el estudio de cualquier contenido.
    • Pueden ser empleados en el contexto del grupo- clase, por sus protagonistas.
    • Ponen en función principios de la dinámica grupal.
    • Posibilitan la evaluación del aprendizaje, con detección de los aciertos y equivocaciones que emerjan durante el proceso.
    • Permiten dirigir la atención hacia los conceptos esenciales.
    • Propician el desarrollo de las potencialidades creativas de los sujetos, donde la propuesta presentada es única en su tipo.
    • Favorecen el desarrollo de habilidades comunicativas orales y escritas.

    Desarrollo

    En consecuencia a esto, el objetivo de este trabajo es proponer un algoritmo a seguir para la modelación de esquemas lógicos de contenido, con la consiguiente ejemplificación, tomando como referente la disciplina Biología de Preuniversitario y su Metodología, que se estudia en el primer año de la carrera Licenciatura en Educación: Profesor de Ciencias Naturales para el Preuniversitario.

    Se proponen, a continuación, los pasos que comprende el algoritmo:

    1. Fase inicial

    Comprende la familiarización con los elementos del esquema lógico de contenido (conceptos, recuadros u otra figura, palabras de enlace, flechas, líneas).

    Presentación: se explica a los alumnos en qué consiste el procedimiento y los elementos que la forman, haciendo énfasis en los conceptos y en las palabras de enlace, así como la manera en que deben consignarse en el esquema.

    Se les presenta un ejemplo elaborado por el profesor, a partir de la revisión y el estudio de un epígrafe correspondiente a una unidad temática, lo que presupone:

    • La identificación y selección de los conceptos aparecidos en la parte de la literatura docente que fue revisada y estudiada.
    • La identificación de los conceptos esenciales que pudieran ocupar los primeros puestos en el esquema.
    • La determinación de las palabras de enlace.

    2. Fase de socialización de aprendizajes

    Una vez cumplida esta parte, se está en condiciones de proceder a la elaboración de esquemas, en acción dual (profesor- estudiantes).

    Se solicita a los alumnos que elaboren propuestas de esquemas, utilizando para ello la misma unidad temática, pudiendo hacerlo individualmente, en parejas, en equipos. Esto posibilita, al asumir la tarea, analizarla, debatirla, determinar la importancia de unos y otros conceptos y los posibles nexos que existen entre estos.

    Seguidamente, los equipos, parejas o estudiantes de forma individual, exponen su esquema al resto del grupo- clase y al consignarlo en pizarra lo explican, según pasos y aspectos en interconexión. En tal sentido, es indispensable lograr el debate o discusión en el grupo, con el propósito de precisar los errores cometidos en cada caso.

    Una vez que los alumnos incorporen el procedimiento propuesto, se está en condiciones de sistematizar su puesta en práctica en el proceso de enseñanza- aprendizaje, planteándolo en los siguientes términos:

    • Como enlazador: Cuando el profesor dirige la atención del alumno hacia conceptos ya tratados y logra establecer la relación entre estos y a su vez con el nuevo contenido, cuyo estudio se introduce.
    • Como consolidación de un tema: Cuando los alumnos seleccionan, entre los conceptos principales, secundarios, antecedentes, que guardan relación con el tema a consolidar, los que le son esenciales para realizar el esquema. En ocasiones, se requiere la ayuda del docente o de otro(a) compañero(a) aventajado(a), porque no siempre al concretar este paso se tiene facilidad.
    • Para socializar lo aprendido: Cuando al tener en cuenta el resultado del trabajo realizado por los estudiantes, con respecto a la elaboración de esquemas sobre un contenido, se logra modelar uno en pizarra, a partir del análisis, la discusión y el diseño de diversidad de esquemas.
    • Para enriquecer la concepción actual de la clase- encuentro y sus fases, en las condiciones de la Universalización de la Educación Superior Pedagógica en Cuba.

    3. Fase de control y evaluación del aprendizaje

    • Como procedimiento para controlar y evaluar el aprendizaje: Al establecer controles sistemáticos, se puede solicitar al alumno que demuestre, de forma gráfica, el conocimiento que posee sobre temas determinados. Pueden tomarse como criterios los siguientes:

    Entender por Insuficiente los esquemas lógicos de contenido que muestren imprecisiones, ya sea por la no inclusión de los conceptos esenciales en el rectángulo u otra figura que se seleccione, la inclusión de palabras de enlace dentro del rectángulo o fallas al establecer las posibles relaciones entre los conceptos empleados.

    Entender por Bien aquellos esquemas lógicos de contenido que aún presentan algún error o selecciones insuficientes de conceptos.

    La función de control debe estar enfocada a las fases de la clase- encuentro, con particular énfasis en la de control, también hacia los trabajos extraclases u otras formas orientadas por el docente, resultando esencial la labor del tutor en la microuniversidad, como prolongación del proceso de enseñanza- aprendizaje que transcurre en la SEDE PEDAGÓGICA MUNICIPAL.

    El asumir este procedimiento exige que el docente sea flexible al hacer valoraciones sobre la forma en que el alumno presenta su esquema, debiendo respetar la individualidad y potenciar el tránsito del estudiante por los diferentes niveles de asimilación del contenido y de desempeño cognitivo.

    APLICACIÓN DEL ALGORITMO PARA LA UTILIZACIÓN DE LOS ESQUEMAS LÓGICOS DE CONTENIDO EN LA DISCIPLINA BIOLOGÍA DE PREUNIVERSITARIO Y SU METODOLOGÍA:

    El contenido de agua en un organismo está relacionado con la edad:

    En el embrión este es mayor, entre el 90 y el 95%.

    En el recién nacido cerca del 75%.

    En el adulto disminuye progresivamente (entre el 70 y el 80%).

    Es suficiente un litro por cada 1000 calorías ingeridas.

    Proteínas

    Constituyen reservas energéticas y los materiales en que se edifica la célula.

    • Armazón molecular alrededor de la cual se organizan y distribuyen las grasas, los carbohidratos, sustancias inorgánicas y demás componentes celulares.

    Estructurales: Elastina y conexina; Defensa: Trombina; Reguladoras: p53, MDM2.

    Conclusiones

    El estudio teórico realizado y la implementación práctica del algoritmo propuesto han permitido:

    • Utilizar los esquemas lógicos de contenido como procedimiento, dado su carácter secuencial y gradual en la comprensión de diferentes textos.
    • Comprender su empleo en el desarrollo de habilidades y hábitos de estudio.
    • Aplicarlo como procedimiento para el docente y el alumno, en tanto se produce un proceso de análisis, discusión, reflexión y toma de decisiones ante determinadas situaciones de aprendizaje.
    • La comprensión del paralelismo existente entre los niveles de desempeño profesional y los cognitivos.

    Bibliografía

    • Arellano de Loginow, Norka. ¿Qué son los mapas conceptuales? www.monografías.com/trabajos10/mema/mema.shtml-47k.
    • Arenas Vega, Cecilia/ García Zapico, Pilar. EL COGNITIVISMO Y EL CONSTRUCTIVISMO. http://www.monografías.com/TRABAJOS14/cognitivismo/cognitivismo.shtml.
    • Biología 4: 10mo grado/Juan Rolando Portela Falgueras…/et.al./._ _La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 2002._ _ 113p.
    • Biología 5: 12mo grado/José Zilberstein Toruncha…/et.al./._ _La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 2002._ _ 152p.
    • Bravo Moreno, Silvia/ Vidal Castaño, Gonzalo. El Mapa Conceptual como estrategia de enseñanza y aprendizaje en la resolución de problemas. www.educar.org/artículos/usodemapas.asp-116k.
    • Chávez Rodríguez, Justo A. Cómo enseñar a confeccionar esquemas lógicos./ Justo A.
    • Chávez Rodríguez, Horacio Díaz Pendás. _ _ La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1988._ _ 20 p.
    • Díaz Pendás, Horacio. Esquemas lógicos como medios de enseñanza de la Historia. Educación La Habana, No. 87, enero- abril 1996, p.2-6.
    • González Soca, Ana María. Nociones de sociología, psicología y pedagogía./ Ana María González Soca, Carmen Reinoso Cápiro._ _ La Habana: Editorial Pueblo y
    • Educación, 2002._ _ 315p.
    • El mapa de conceptos y los esquemas en el aula. www.indexnet.santillana.es/mapasConceptos.htm-19k.
    • Mira y López, Emilio. Cómo estudiar y cómo aprender,/ Emilio Mira y López._ _ Buenos Aires: Editorial Kapelusz, 1958._ _ 104p.
    • Novak, J.D. 1991. Ayudar a los alumnos a aprender cómo aprender. La opinión de un profesor- investigador. Investigación y experiencias didácticas (Barcelona) 9(3):
    • 215-228.
    • Ontoria, A. 1993. Mapas conceptuales. Una técnica para aprender. Madrid: Narcea de ediciones._ _ 207 p.
    • Plan de estudio. Carrera Licenciatura en Educación: Profesor de Ciencias Naturales para la Enseñanza Media Superior CRD._ _ /s.l./: MINED, 2003- 2004._ _ /s.p./.
    • Programa de la asignatura Biología de Preuniversitario y su Metodología._ _ /s.l./: MINED, /s.a./._ _14p.
    • Segovia Véliz, Luis. Estrategias para iniciar la elaboración de mapas conceptuales en el aula. http://www.geocities.com/Athens/Olympus/3232.
    • Segura Suárez, María Elena. Teorías psicológicas y su influencia en la educación./
    • María Segura Suárez, Diego González Serra, María Elena González González, María Isabel Álvarez Echeverría._ _ La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 2005._ _ 212p.
    • Tendencias Pedagógicas Contemporáneas CEPES. U.H._ _ Colombia: Fondo editorial corporación universitaria de Ibagué./s.a./._ _ 145p.
    • Torroella González, Gustavo. Cómo estudiar con eficiencia./ Gustavo Torroella
    • González._ _ La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1984._ _ 127p.

     

    Autoras:

    Esmeralda Riquelme Garabito

    esme[arroba]cfg.rimed.cu

    Profesora asistente. Master en Educación.

    Luz Esther López Jiménez

    luly[arroba]cfg.rimed.cu

    Profesora asistente. Master en Educación.

    Elizabeth Betancourt Cabrera

    eli[arroba]cfg.rimed.cu

    Profesora asistente. Lic. En Educación.

    Instituto Superior Pedagógico "Conrado Benítez García" de Cienfuegos. Cuba.



    Artículo original: Monografías.com

    Mantente al día de todas las novedades

    Los esquemas lógicos de contenido: un recurso para enseñar y aprender biología

    Indica tu email.
    Indica tu Provincia.
    Al presionar "Enviar" aceptas las políticas de protección de datos y privacidad de Plusformación.

    Escribir un comentario

    Deja tu comentario/valoración:

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    Si especificas la url de tu página o perfil de Google+, aparecerá el avatar que tengas en Google+
    Deja tu comentario y nosotros te informaremos
    CAPTCHA
    Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
    2 + 10 =
    Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.